ADRENALINA. Es lo que siento, así en mayúsculas, horas antes de viajar a España por primera vez.

Estoy acelerada, algo raro en mí. Aceleradísima y a la vez tranquila. Pero con nervios. Y ganas, muchas ganas de conocer parte de mis raíces, de conocer a mi familia que vive allá, de reencontrarme con amigos que se fueron, de seguir conociendo el mundo. Los posts ya se escriben en mi cabeza, ya me veo en algún tren o colectivo mirando por la ventana, me veo también muerta de frío en el invierno europeo. Pero feliz. Con esa felicidad plena que siento cada vez que viajo, cada vez que avanzo por una ruta, cada vez que conozco a una persona nueva (local o viajera), cada vez que descubro que somos muchos los que buscamos dedicar nuestra vida a los viajes.

Algunas cositas que me voy a llevar conmigo: 1. Un cuaderno artesanal (ya conocerán su procedencia más abajo), 2. Un cuaderno que me regaló Julia (ya sabrán de ella más abajo también), 3. Una llamita que compré en mi primer viaje por Bolivia, 4. Una foto (contaré la historia cuando sea el momento), 5. Un barquito chino para la buena suerte (me lo dieron en un templo de Malasia durante el Año Nuevo Chino), 6. Un paquete de Skittles que me regaló mi amiga Flor (y que claramente viajará vacío porque me lo estoy comiendo mientras escribo este post).

***

ALERTA: MOMENTO CURSI EN VIAJANDO POR AHÍ

Cuando empecé este blog no sabía cuánta gente iba a leerlo, no sabía si iba a tener alcance, si iba a hacer feliz a alguien con mis historias. Hoy, más de un año y medio después, me doy cuenta de que sí, de que se generó algo entre ustedes (lectores, viajeros, potenciales viajeros, soñadores, personitas) y yo (la que escribe), aunque sea mínimo. Me doy cuenta por los mails que recibo, por los comentarios, por las propuestas. Son ustedes los que me dicen cosas como estas y me dan aliento para seguir haciendo lo que más me gusta:

Conocí tu blog hace un tiempo y quiero que sepas que sos una nueva fuente de inspiración para mi, ayudaste a convencerme una vez mas que se puede VIVIR viajando! asi que por eso y mucho mas, gracias! dale para adelante con lo que estás haciendo que a la distancia y sin siquiera conocerte le haces bien a mucha gente!

Primero que nada te felicito por tu blog. Para definirlo en una palabra: INSPIRADOR.

Qué emoción haber encontrado tu blog. Me gusta muchísimo lo que escribis, tus viajes, como disfrutas la vida. Sos un gran ejemplo para mi. Ojala algún dia logre cumplir con mis sueños de viajar y conocer el mundo como vos lo haces.

Como te puedo explicar ??? Primero te aplaudo de pie. Tu blog me VUELVE COMPLETAMENTE LOCA. Me agarran escalofrios desde los pies hasta la nuca, y es LITERAL. Me rio, se me ponen los ojos llorosos, y tengo ganas de gritar tambien. Todo eso me hiciste pasar. Me encanta que como profesión te incluyas escritora, fotografa y tambien VIAJERA. Claro, si es una filosofia de vida; VIAJAR.

Aniko, sos una grosa!! tu blog me llevó a lugares mágicos!! También siempre quise hacer de mis viajes mi forma de vida y te felicito de corazón…porque en la vida hay que jugarse por los sueños, que dejan de ser solo sueños para convertirse en “mi forma de vivir la vida”! Leyendo tu blog sentí que se plasmaban en palabras todos esos sentimientos que me mantienen día a día.

Interesante forma de asumir la vida en pleno viaje, aniko. y lo más hermoso, compartir tu travesía con sedentarios, viajeros o nómadas inmóviles, como yo. 

Soy una fan que te escribió hace un tiempo. En el mensaje te puse que mi sueño era conocer Brasil pero me daba miedo y encima no tenía el apoyo de una buena parte de mi gente. Tú, que ni me conoces ni sabes nada de mí, me diste ánimos. Tus increíbles post, sumados a mis crecientes ganas de volar… hicieron el resto. YA ME VOY!

Auténtico lo que estás transmitiendo en tu blog, sobre todo porque desde lo más profundo de tu ser y el sentir que tienes viajando por el mundo.

Hace unos días me llegó un regalito lindísimo por correo: un cuaderno artesanal. Me lo mandó Celeste desde Santa Cruz (Argentina) porque sabe que me gustan los cuadernos. Ella no me conoce ni yo a ella, pero me leyó a través del blog y me mandó el regalo perfecto, como si me conociera de toda la vida. Y cuando me doy cuenta de que todo esto pasa porque escribí un blog acerca de lo que más me gusta, no puedo creerlo.

El cuadernito que me regaló Celeste. Pueden ver más en su página: http://cuadernosa.blogspot.com

Hace unas semanas me pasó algo que no puedo definir de otra manera que “muy loco”. Estaba en la despedida de un amigo que se fue a vivir a Hawai (Mamo, uno de los creadores de Proyecto Calco) y mientras esperaba para saludarlo, él y una chica que yo no conocía se dieron vuelta, me miraron y me dijeron: “¡¡no sabés lo que acaba de pasar!!”. Yo no entendía nada. Pero reconstruyeron la charla y fue algo así (Mamo y Juli, corríjanme si me equivoco):

Estaban hablando acerca de cómo se sentían en Buenos Aires.

Juli: “Estoy bien en Buenos Aires, me estoy amigando… estoy como Aniko Villalba”. Mamo: “Pará, pero ¿vos sabés quién es Aniko Villalba?” Juli: “Sí, la chica que escribe el blog de viajes…”. Mamo: “Es la que está parada ahí al lado tuyo”.

Y ahí fue el “NOOOO qué locooo”. Unos días después, Juli y un amigo de ella vinieron a casa a entrevistarme para su tesis (estudian Comunicación también). Y ella me trajo… un cuadernito. :)

Para mí es realmente MUY LOCO que pasen estas cosas. Por un lado me llenan de alegría y por otro pienso “yo solamente escribo un blog, ¿cómo puede ser que se generen estas cosas?”. Pero me di cuenta de algo: cuando uno hace lo que verdaderamente le gusta, todos, de alguna manera u otra, se van sumando y ponen su granito de arena para que el proyecto siga avanzando. Así que gracias a todos por leerme, por estar del otro lado, por compartir lo que les pasa, por escribirme, por darme consejos, por ayudarme en este camino que elegí.

Les escribo desde España en breve.