Cartas desde Sudáfrica

safari-sudafrica-4

22 de marzo de 2013
Johannesburgo, Sudáfrica

Querido Blog:

¡Sorpresa! Casi un año después de mi última carta, vuelvo a escribirte desde un lugar impensado, aunque esta vez no me fui tan al norte del mundo ni estoy rodeada de auroras boreales. Te escribo desde el sur de un continente que ya pisé dos veces pero que no puedo decir que conozca. La primera vez fue cuando hice escala en Ciudad del Cabo y vi la ciudad desde el cielo. No conocí más que su aeropuerto, pero el paisaje que entró por mi ventana me pareció sublime. La segunda vez fue cuando viajé por Marruecos, aunque siento que Marruecos pertenece más a Medio Oriente, al mundo árabe, que a África. Por lo menos la imagen mental que tengo de África es otra y no tiene nada que ver con Marruecos. Muchas veces me pasa que la gente me pregunta si conozco África y mi primera reacción es decir que no, aunque dos segundos después, agrego: “Bah, en realidad sí, fui a Marruecos, pero siento que es una África distinta”.

Este es un continente al que no pensé que vendría tan rápido. Si existiese algo así como un videojuego del viajero, África sería el nivel avanzado. Al menos para mí. Si bien quiero conocer todo el mundo, tengo un orden secreto que nunca le dije a nadie: primero me encantaría recorrer toda Asia en colectivo, después navegar por Oceanía y cruzar en barco a América, de ahí bajar de Alaska a Antártida en motorhome, después recorrer Europa en tren y por último atravesar África por tierra. El día que me embarque en una gran vuelta al mundo quiero que ese sea mi recorrido. Y África no está al final porque no me tiente. Al contrario, creo que es un nivel avanzado de viaje. Siento que “hay que saber viajar” para recorrer África (no hablo de la África turística, sino de la África profunda). Siento que es una realidad más… real. Siento que es un continente atravesado por algo muy humano, por un sentimiento comunitario muy fuerte. Acá se vive de otra forma, la organización es otra, las personas se relacionan de otra manera. Nuestras raíces humanas están acá, el primer ser humano apareció en África. Un viaje por África es como un regreso a los orígenes y por eso quiero dejarlo para lo último, porque necesito estar preparada. Siento que este continente es un lugar que nos marca para siempre.

safari-sudafrica-6

Bueno, en conclusión, estoy en Sudáfrica. Vine por nueve días a un viaje de prensa junto a tres periodistas argentinos, invitados por la Embajada de Sudáfrica. Estoy en la punta del iceberg (invertido, si mirás el mapa) del continente africano. Esta vez vine para ver el trailer, la próxima (seguramente en unos años) volveré por mi cuenta y exploraré con mucho más tiempo y de otra manera. Salimos de Buenos Aires el miércoles; el vuelo duró nueve horas y nos depositó en Johannesburgo, la ciudad más grande del país. No sé qué me pasa, me parece que me estoy poniendo vieja, pero cada vez me pone más nerviosa subirme a un avión. No la paso bien durante el vuelo, cualquier turbulencia mínima me despierta y me da algo que parecen ser palpitaciones. Esto es algo nuevo y me pasa cuando hago vuelos intercontinentales, no tanto cuando hago vuelos cortos. Lo que me da miedo no es volar sino caer. Me da miedo pensar que si caigo desde ahí arriba no me salvo ni de casualidad. Ya sé que el avión es el medio de transporte más seguro (hay muchísimos menos accidentes y muertes por año que viajando por tierra), pero no puedo evitarlo. Es como la lotería. Lo más probable es que no me la gane, ¿pero y si tengo suerte? Así que la próxima vez que cruce el océano tengo dos opciones: o me tomo alguna pastilla para dormir (nunca en mi vida tomé una, temo no poder despertarme) o me voy en barco. Con lo que me gusta navegar… Soy mucho más feliz en el agua que en el aire.

Volviendo al vuelo, cuando llegamos a Johannesburgo eran las 9 de la mañana, hora local, pero para mi cuerpo seguían siendo las 5 de la mañana, hora argentina. Es decir que, como me pasa cada vez que duermo poco y cambio brúscamente de horario y de escenario, empecé a sentirme como dentro de un sueño. Todo lo que ocurría a mi alrededor parecía suceder en otro plano, como si estuviese en una especie de limbo y alguien estuviese poniendo y sacando escenografías rápidamente. Esto de cambiar de realidad en tan pocas horas es algo muy difícil de asimilar, al menos para mí. Mi cabeza empieza a funcionar raro: por un lado pienso “ah, sí, estoy en África”, pero por otro me cuesta mucho caer. Ayer, por ejemplo, nos fuimos directamente a la Reserva Pilanesberg para hacer un safari esa misma tarde. ¡Un safari! ¿Sabías que la palabra safari viene del Swahili y significa “viaje largo”? Ja… Aunque en el pasado se usaba para denominar a los viajes de caza; hoy, por suerte, en un safari se disparan cámaras y no armas, aunque los cazadores furtivos siguen siendo una gran y triste amenaza.

safari-sudafrica-30

Cuando llegamos al hotel, horas antes de hacer al safari, entré a mi cuarto y me encontré cara a cara con un IVNI (Insecto Volador No Identificado) que parecía una avispa pero tenía el tamaño de una llave. No sé por qué se me ocurre comparar un insecto desconocido con un objeto que no vuela, pero la verdad es que era tan alto como una llave de esas largas, de casa antigua. Estaba en el baño y no se quería ir. La chica del hotel que me había acompañado lo vio y pegó un grito, pero finalmente lo sacó. Welcome to Africa, donde todo probablemente es más salvaje que en cualquier otro lugar del mundo. Me fui a dormir una siesta para estar un poco más despierta para el safari y apenas apoyé la cabeza en la almohada empecé a soñar. Soñé que tenía dos arañas del tamaño de un plato caminando por las paredes. Primero veía a una y enseguida pensaba: Cierto que donde hay una araña, hay dos. Se iban. Al rato aparecía en el safari, que era sobre el agua, y mi cámara no funcionaba. No había forma de que enfocara o disparara, así que no podía sacar ninguna foto y nadie quería esperarme. Me desperté sobresaltada.

A las 4 y media de la tarde, por fin, nos fuimos de safari. Compartimos el vehículo con unas 20 personas de Estados Unidos y Europa. Nuestro guía, Henrick, era un guardaparques de la reserva muy apasionado por su trabajo. Nos contó —en inglés, uno de los 11 idiomas oficiales de Sudáfrica— que salíamos a esa hora porque era la hora en que muchos animales se despertaban y se dejaban ver. Nos dijo que teníamos grandes chances de ver a los Big Five de África —el león, el rinoceronte, el búfalo, el leopardo y el elefante— ya que todos convivían en los 572 km2 de la reserva, junto con otros animales como hipopotamos, jirafas, zebras, hienas, cocodrilos, antílopes, jabalíes y 360 especies de aves. Aunque todo dependía, obviamente, de ellos. Yo solamente pensaba: “¡Preparen a los leones que ya llegué!”. Amo a los gatos y si son grandes, más. Me encantan los animales y nunca había tenido la experiencia de verlos tan de cerca en su hábitat natural, así que estaba muy ansiosa y no me creía del todo lo que estaba pasando.

safari-sudafrica-8

El paseo por la reserva duró cuatro horas y fue irreal. Me sentí como dentro de un documental de vida salvaje. Vimos a cuatro de los Big Five (nos faltaron los leones). El primero que apareció fue el búfalo, que estaba pastando tranquilamente al costado de la ruta. Se acercó, nos miró un poco y ni se inmutó. Luego veríamos a varios en manada, descansando a lo lejos. En el camino vimos pasar a varios jabalíes, todos corriendo con la cola en alto. El guía nos explicó que “los Pumba” corren así para que el resto de la familia los vea cuando se escapan entre la maleza: la cola funciona de guía. Ellos parecían ser más tímidos, porque nos veían y salían corriendo. Seguimos camino y nos cruzamos antílopes, varias especies de aves y de zorros hasta que por fin las vimos: las cebras. Qué lindas que son las rayas de las cebras. La naturaleza no puede ser más perfecta… Un rato después vimos a uno escondido entre los árboles: ¡rinoceronte! Henrick nos contó que durante la noche se dedica a cuidar a los rinocerontes para protegerlos de los cazadores furtivos, quienes los matan solamente por sus cuernos. El cuerno del rinoceronte se vende en el mercado negro ya que se usa para fabricar adornos y para medicinas alternativas (se cree que tiene propiedades afrodisíacas). Hay comportamientos del ser humano que me indignan demasiado, y este sentimiento de bronca, tristeza e indignación ya me apareció varias veces durante estos pocos días de viaje, y no sólo relacionado a los animales, pero te iré contando de a poco.

safari-sudafrica-13

safari-sudafrica-10

safari-sudafrica-28

safari-sudafrica-3

safari-sudafrica-2

safari-sudafrica-9

safari-sudafrica-5

safari-sudafrica-11

safari-sudafrica-12

safari-sudafrica-15

Se hizo de noche temprano, pero lo último de la luz nos permitió ver a dos leopardos caminando a lo lejos. Primero vimos a uno solo, pero al ratito el segundo asomó la cabeza desde atrás de un arbusto. Avanzamos un poco más y, en una curva, la naturaleza nos regaló una imagen inolvidable: búfalos, zebras y rinocerontes se reunieron a tomar agua en el mismo charco. Aparecieron en fila, de la nada, compartieron el agua durante unos diez minutos y se fueron con sus respectivas manadas cada cual por su lado. El guía nos explicó que después de eso iban a refugiarse porque sabían que sus predadores se estaban despertando. Se hizo de noche, pero Henrick decidió extender el safari para que pudiéramos ver a dos de los animales más impactantes y, en mi opinión, bellos: los elefantes y las jirafas. Tuvimos suerte: pasaron por al lado de nuestro vehículo y se quedaron comiendo a pocos metros. Nunca había visto correr a una jirafa y me pareció uno de los animales con más gracia para moverse… Ya no había nada de luz, excepto la linterna de Hendrick, así que no pudimos apreciarlos tanto. Henrick nos pidió que no usáramos flash estando cerca de los elefantes porque podíamos hacerlos enojar, y si un elefante se enoja, no se salva nadie.

safari-sudafrica-17  Había muy poca luz así que las fotos no me salieron muy bien.

safari-sudafrica-18 ¿Lo ves asomando la cabecita?

safari-sudafrica-20

safari-sudafrica-22

safari-sudafrica-24 En estas ocasiones me gustaría tener una cámara mucho mejor…

safari-sudafrica-25 La jirafa misteriosa. La luz es de la linterna del guía.

Volvimos al hotel a las 9.30 pm. Cuatro horas de safari no fueron suficientes, yo por mí lo haría todos los días durante varios meses más. Es una experiencia que espero poder repetir. La naturaleza es algo que me gusta cada día más. No puedo parar de imaginar, después de haber visto a los animales tan de cerca, a ellos (los animales) haciendo safari para mirarnos a nosotros. Me los imagino con binoculares mirándonos desayunar, trabajar y descansar, así como nosotros los miramos a ellos… ¿Por qué no?

Bueno, me despido por hoy. Tengo mucho que contarte pero no me salen las palabras. Tengo emociones muy mezcladas, así que espero poder ponerlas en orden durante estos días.

Saludos por allá,

A.

safari-sudafrica-26 Este amiguito me miró de cerca mientras desayunaba en el hotel… Al final ellos también hacen safari, eh…

, , , ,

Comentarios acerca de Cartas desde Sudáfrica

  1. marie 23/03/2013 at 19:51 #

    Te super felicito! me encanta lo que hacés y no dejo de alentarte para que lo sigas haciendo! Yo tuve mi epoca de viajera, guia de turismo, fotgógrafa y escritora…. Hoy en otra etapa, muy disfrutable también. Exitos!

  2. Lali 23/03/2013 at 19:56 #

    Que hermosura de post!! La foto de la jirafa iluminada por la linterna se llevó TODOS los premios.

  3. Susy 23/03/2013 at 20:05 #

    Hola Anikito!!!! apasionante tu aventura en Sudáfrica!!! me encanta leerte. No hay ninguna objeción en la escritura, todo perfecto!!! salvo que cebra en castellano va con c y en inglés con Z!! jajaj se te mezclan los idiomas!!! jajaj Un abrazo, alumnita perfecta!!! te quiero!!!

    • Aniko Villalba 23/03/2013 at 20:16 #

      Gracias Susy! Ahora lo cambio!!! jaja

      • Leila 27/03/2013 at 15:11 #

        Hola Aniko ! Es increíble lo que transmitís con tus palabras y mas aún con tus fotos!! Hoy leei una revista en la que aparecía una nota tuya de tu viaje a marruecos , me encanto y decidí leer mas por ello entre a tus blog!! ahora no puedo dejar de leer tus hermosas experiencias y mas aún leer la de tu viaje a sudáfrica que es mi gran y tan preciado sueño !! Lástima que no pudiste ver al animal que mas amo y mas respeto tengo el leon, tal vez la próxima! mis mejores deseos para vos , saludos en donde te encuentres!

  4. Jaquelina 23/03/2013 at 20:05 #

    Aniko, sos admirable!!!! Mis mejores deseos para vos!!!!!

  5. Melu Biondi 23/03/2013 at 20:10 #

    Me encantó Aniko! Si hay un lugar que sueño despierta conocer, es el sagrado continente africano, son sus infinitos matices y su aroma salvaje. Bendiciones!!!!

  6. irene 23/03/2013 at 20:13 #

    Hermosa tu experiencia!! me encantan tus relato, sobre el miedo a volar dale para adelante si no podes consulta con un psicólogo…besos aniko

  7. ramm 23/03/2013 at 20:13 #

    Mucho sin saber de este blog, me parece genial que el regreso lo hayas hecho desde un lugar tan extraño para mi, ojala algún día pueda recorrelo. Divierte mucho! (me ENCANTO la foto de la girafa)

  8. Qk 23/03/2013 at 20:22 #

    Aniko! que excelente que te pasen todas estas cosas!!! me encanta como escribis y tus fotos.
    Felicidades y que sigan los exitos!

  9. Andrea 23/03/2013 at 20:33 #

    África… la vida salvaje en estado puro… y como bien dices, nuestras raíces… ¡qué bonito!

  10. Anitz 23/03/2013 at 20:46 #

    Aniko, lo mejor para esta increíble experiencia, y gracias por compartirla. Besos

  11. Sil 23/03/2013 at 21:37 #

    Aniko, te re felicito, te has ido lejos ésta vez, me encantan tus fotos, y siento una envidia sana, con tus viajes, yo también amo viajar. Mujer disfrutá mucho- mucho, un beso grande desde Bariloche.

  12. Patricia 23/03/2013 at 22:05 #

    No suelo dejar muchos comentarios pero te sigo desde hace un tiempo y admiro mucho lo que hacés. Tus post siempre me dan alegría. Son un aire fresco que me permite soñar, abstraerme de la rutina y volver a mi esencia de viajera, que en estos días ha estado misteriosa y tristemente dormida.
    Comparto tu sentimiento hacia la naturaleza y la crueldad del hombre para con ella. Ojalá algún día aprendamos más de los animales, sin duda alguna ellos tienen mucho para enseñarnos….
    Disfrutá mucho de lo que viene!! El comienzo ha sido fabuloso!
    Abrazos desde Montevideo!

  13. Julián 24/03/2013 at 11:52 #

    Hola Ani! Me alegro que hayas cruzado el charco y que te des una vuelta por estas lindas tierras. Muy lindo el post y las fotos. Solo una corrección, los animales que estan en las fotos de animales tomando agua en la lagunita, son Ñues, o Wildebeest, no son bufalos, los bufalos son mas grandes. Toda la mejor para el tiempo que te quede en Sudáfrica! Un beso grande!

  14. Ol 24/03/2013 at 12:21 #

    Qué hermoso todo lo que escribes, amiga. Me imagino yo viendo a los animales y me vuelvo loca. Me quedaría por ahí a riesgo de ser comida por un león!
    Tantas veces te dije “África para cuándo?” Y ahora entiendo por qué para el final y cómo este cachito de África es más que suficiente para darse cuenta que para conocer este continente hace falta experiencia, vida y espíritu.
    Felicitaciones por todo, como siempre te digo, eres una de mis mejores amigas y también una persona a quien admiro.
    Nos vemos por ahí.

  15. mirta 24/03/2013 at 12:28 #

    hola, tus relatos me hacen sentir como si estubiera alli, tu blog lo conoci el dia 20.03.2013 cuando un jovencito llamado ariel caravaggio me lo hizo conocer, soy la mama de uno de tus compañeros de viaje, te felicito!!!!!!! mirta

  16. Sandra 24/03/2013 at 17:38 #

    Qué experiencia tan fascinante!!! Me encanta!!!! y cuantos animales. La verdad es que verlos en su hábitat natural tiene que ser increible. En ningun momento tuviste miedo de que se pusieran agresivos con vosotros? con lo grandes y fuertes que son, a mí me daría un poco de cosa……
    Muy chulas las fotos!!!!!!!
    Un abrazo!

    Sandra

    • Aniko Villalba 25/03/2013 at 20:51 #

      Hola Sandra! No, no tuve miedo, creo que estaba demasiado hipnotizada mirándolos como para sentir miedo.

      Saludos!

  17. K.T. 24/03/2013 at 19:55 #

    Bueno, esto es increíble. Soy una de las que calculo que serán centenas de personas que leen tu blog y dicen “esta chica es yo en otra vida”, así que siempre me dio vergüenza escribirte, pero…desde hace unos días estoy pensando que visitar África sería genial. Y ahora viene este post a sorprenderme diciendo más o menos lo mismo, pero no como un supuesto.

    Me imagino que andando por allá te encontrarás con ciertas cosas que dan bronca, pero no dudo que vas a saber verle el otro costado a todo. Que Sudáfrica no va a ser para vos uno de esos lugares mal llamados “exóticos”, sino un país con problemas y con maravillas particulares como lo son todos.

    ¡Saludos, Aniko!

    • Aniko Villalba 25/03/2013 at 20:50 #

      ¿vergüenza por qué? jaja! no muerdo eh :D

      Sí, África (o por lo menos Sudáfrica) me está generando tantos sentimientos opuestos que la verdad no sé cómo voy a hacer para poner todo esto que siento en palabras: bronca, indignación, emoción, tristeza, alegría, impotencia. Todo junto.

  18. Nair 25/03/2013 at 02:36 #

    Me quedé con la frase: “¿Sabías que la palabra safari viene del Swahili y significa “viaje largo”?”. Esto lo dijo Paul Theroux, si no me equivoco? Saludos!

    • Aniko Villalba 25/03/2013 at 20:48 #

      ¿Lo dijo? ja! qué lindo! ¿en qué libro? Yo descubrí el significado leyendo info en internet!

  19. Lau Favot 25/03/2013 at 09:52 #

    Hermoso post! Amo a los animales tambien (me dan miedo los bichos, y mas si son IVNI jaja)…
    Me encanta leerte, espero mas historias de Sudafrica!!! Besos! LAU

  20. Pelusa 25/03/2013 at 15:09 #

    Buen Post y excelentes fotos! Comparto con otra lectora que la foto de la jirafa se llevó el premio! Respecto a lo que te pasa con los vuelos, te cuento que a mi me pasaba algo parecido, no podía descansar nada en los vuelos y el primer día del viaje estaba tan pasada que no lo podía disfrutar… hace un tiempo me animé con pastillas… y ahora no viajo sin ellas. Te la tomas después que te dan la cena y te despertas para el desayuno… son milagrosas!!!
    Por último, también me gusta la fotografía y la practico bastante en mis viajes, por curiosidad que lente usaste para tus fotos? o sos de las que lleva mil lentes y los va cambiando según la ocasión?
    Saludos!

    • Aniko Villalba 25/03/2013 at 20:43 #

      jaja! ¿qué pastillas tomás? yo nunca tomé nada, ni una pastilla para dormir, así que tengo miedo de quedar k.o.

      llevo tres lentes y los voy cambiando: 18-200, 50 mm y 35 mm

  21. sofii 26/03/2013 at 15:29 #

    que lindo!!viajaste alguna vez a liverpool al lugar natal de mis queridisimos beatles?yo tengo ganas de ir cuando sea grande!!

  22. Paco Piniella 27/03/2013 at 18:18 #

    Me gusta mucho tu blog no lo conocía.
    Te invito a conocer el mio, gracias,
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

  23. Mariana 28/03/2013 at 02:26 #

    Encontré tu blog de casualidad esta tarde y me puse a leer todos los posts anteriores… ahora no puedo dejar de leerlo! Me encantó y también cómo describís cada lugar y situación porque permiten transportarse con vos a cada rincón del mundo que visitás. Hace un rato leí el post en el que contabas el robo en Indonesia y no pude parar de reirme con las fotos. Excelente!!! Por supuesto voy a seguir leyéndote! Saludos!

  24. De Ilusión a Recuerdo 28/03/2013 at 09:59 #

    Qué suerte tuviste Aniko!!! Nosotros estuvimos tres semanas por cuenta propia con un 4×4 con tienda en el techo de safaris por Namibia y Botswana y vimos muchísimos animales pero ni rastro de leones o leopardos en libertad. Llegué a creer que no existen…. je,je… Y tú a la primera ya viste leopardos. Qué ilusión!! Disfruta de África porque es un lugar especial, muy especial. Tengo algún recuerdo del viaje en mi blog

    Saludos viajeros
    Patricia

  25. Kouji 28/03/2013 at 15:37 #

    Aniko:

    Comencé a leer tu blog hace apenas medio año. He leído casi todos tus posts, en embargo nunca me atreví a publicar un comentario. No por vergüenza, sino por que tus escritos provocan una promiscuidad de emociones contradictorias en mi persona; por un lado, tus palabras perforan, penetran, y me otorgan una ventana a través de la cual me asombro de lo maravillosa que es África; por el otro, me recuerda que no estoy ahí, sino en México. Ahora que me he decidido publicarte no pararé de hacerlo. Y, para calmar mi decepción saldré de mochilero unos días a recorrer las ciudades cercanas.

    Por cierto, estoy a veinte páginas de terminar “Hotel Nómada” de Cees Noteeboom. (Conocí el título gracias a tu blog) Hasta el momento he disfrutado cada una de sus páginas, verdaderamente recorres paisajes con cada enunciado. Ahora entiendo el porque escribias maravillas de ese libro en uno de tus posts.

    P.d. Si alguna vez vienes a Guadalajara, México me ofrezco para mostrarte los mejores lugares no turísticos que ofrece mi ciudad así como la comida tradicional.

    Nos vemos pronto.

  26. Maru 29/03/2013 at 15:39 #

    Hola Aniko!
    Te leo siempre que puedo y nunca dejan de sorprenderme tanto tus relatos como tus fotos!!
    Increible todo!!!
    Cuál es el parque donde hiciste el safari? Kruger? Muchas gracias por la info!

  27. Gastón Gordon (guanderlast) 01/04/2013 at 08:58 #

    Me gusta tu itinerario de vuelta al mundo, yo también muero de ganas de llegar a África pero siento que tengo que subir de nivel como viajero primero :) y eso que vos tenés mucha más experiencia!

    Gran post como siempre para viajar un poquitito con palabras…

    Me pareció genial la foto de la jirafa misteriosa! En foto, las limitaciones muchas veces sacan lo mejor de uno :)

  28. juanma 03/04/2013 at 17:27 #

    Aniko, me encantó este post. Me hizo mucha gracia tu descripción de tu vuelta al mundo, yo escribi un post en mi blog obre mi propia vuelta y se parecia, supongo que las grandes mentes piensan igual jaajajajjaj un saludo,y espero poder comprar tu libro en cuanto lo publiques.

  29. Anahi 05/04/2013 at 09:12 #

    Que hermoso lugar! Genial aventura por Africa, realmente tu relato me transportado allí! Te felicito y espero algún día poder compartir tus pasos, quisiera viajar por todo el mundo y conocer la mayor cantidad de lugares posibles!

  30. Demián 08/04/2013 at 16:50 #

    hola Aniko, me gusto mucho tu viaje por áfrica, fue genial!
    ay algo que me quede pensando que escribiste “Siento que es un continente atravesado por algo muy humano” “Un viaje por África es como un regreso a los orígenes” y ahora que lo pienso mejor en verdad recorrer este continente a fondo como un ultimo destino de viaje debe ser una aventura que no es tan fácil de olvidar, ademas teniendo en mente que ESE fue el continente donde empezó la historia del hombre es algo extraordinario!
    te mando mi apoyo para cuando creas que estés lista para volver a áfrica.
    un saludo y un abrazo de mi parte

    P.D: estoy ansioso por tu primer libro, ya quiero leerlo!

  31. Marko @ Travel Photo Blogging 11/04/2013 at 11:45 #

    Lovely photos Aniko – the first one is my favorite! I’d love to visit South Africa one day but the travel list is soooo long. Argentina however is right there at the top of my list. I hope to go there soon.

    Anyway, I really love your photos (I am not all that good with Spanish, so I have been mostly looking at your photos).

    I found out about your blog form Big Blog Exchange competition and have already voted for you. You are welcome to check out my blog and also vote for it if you like it (http://www.bigblogexchange.org/blog/389001) – you will probably like it, since we obviously share our passions (travel and photography).

    Oh, and if you ever find yourself in Slovenia and need some local advice, you are welcome to drop me a line at my blog. ;)

    Have fun, keep travelling and don’t stop blogging about it!

  32. rossi valentina 10/06/2013 at 17:27 #

    hola aniko, soy valen del colegio xul solar de 6to A soy la prima del que te pregunto si en africa habia colectivos y yo te pregunte si alguna vez comiste sushi. con mis compañeros queriamos saber cuando subiras nuestra foto que nos sacamos en el playon del cole.nos visitaste el miercoles 5/6
    besos valen y 6to

  33. Andrea Suarez Rey 18/06/2013 at 07:02 #

    Hola Aniko, hace poco empecé a seguir tu blog porque también soy una apasionada de los viajes. Estoy organizando con mi pareja un viaje a Johannesburgo justamente y estamos viendo opciones desde contratar un tour a través de una agencia de viajes hasta armarlo nosotros mismos. Vos que me recomendarías? Estamos viendo opciones de todos los precios a través de sitios como couchsurfing.org, airbnb.com y comparadores de precios de hoteles como trivago. También me metí en la página oficial de la ciudad pero no sé si por cuestiones de seguridad me convendría ir con un paquete cerrado desde Buenos Aires o aventurarnos por nuestra cuenta. Gracias!

Dejá tu comentario

¿Seguimos en contacto?

¿Querés recibir los próximos posts y otras novedades en tu email?

Suscribite a mi newsletter semanal:

(No te olvides de confirmar tu suscripción haciendo click en el mail que llegará a tu casilla)
×