Marruecos

fes-marruecos-aniko-villalba-633

Por las calles de Fez (Marruecos)

Hace unas semanas inauguré la sección “Callejeando por ahí” con un relato fotográfico de las calles de Barcelona. Cuando pregunté qué otro lugar querían conocer a través de fotos, alguien dijo Marruecos. Ya escribí acerca de Fez (no sé si recuerdan el Post Interactivo al estilo “Elige tu propia aventura viajera” que les hice con tanto amor) (les recomiendo que lo jueguen antes o después de ver estas fotos, así pueden comprender un poco más la ciudad), pero nunca compartí todas las fotos que tengo de esta medina tan alocada como encantadora. Así que con ustedes: Fez a través de imágenes. […]

Leer el post completo
guia-marruecos-aniko-villalba-1

Datos y consejos para viajar por Marruecos

“Bienvenidos” Junto con “Inshallah” (Si Dios, o en este caso Alá, quiere), “Bienvenidos” será una de las palabras que más escucharán durante su viaje por Marruecos. Marruecos es uno de esos países que te sacuden, que te golpean, que no te dejan indiferente. Por momentos es África pura, por momentos parece Asia (por sus colores, sus aromas, su vida callejera), por momentos se asemeja al imaginario colectivo que tenemos de “Arabia” y sus mil y una noches… Es un país repleto de estímulos, de colores y de “micromundos”: hay medinas blancas frente al mar que se parecen (según me contaron) […]

Leer el post completo
assilah-marruecos-aniko-villalba-54

Final del juego (El Jadida – Assilah – Marrakech – Barcelona)

“Cuando el fin se acerca, todo se acelera”, me escribo en la palma de la mano izquierda mientras me tomo mi último té a la menta en una casa de patisserie de Assilah. No tengo mi cuaderno a mano ya que salí por unos minutos en busca de comida y no quiero olvidarme de esa frase que se me cruzó por la cabeza de repente. Me quedan dos días en Marruecos y sí, definitivamente, cuando el fin se acerca, todo empieza a pasar más rápido.  La medina de Assilah La antigua ciudad portuguesa de El Jadida Y Marrakech, mis últimas […]

Leer el post completo
essaouira-marruecos-aniko-villalba-111

Por fin, el mar

I. La cura para todo mal A veces, en la velocidad de nuestras vidas, damos todo por sentado y nos olvidamos de hacernos las preguntas fundamentales para nuestra felicidad. Una de ellas —aprendí— es: “¿En qué paisaje me gustaría vivir? ¿Dónde me siento mejor, más productiva/o? ¿Qué me gustaría ver por la ventana todos los días?”. Cualquier respuesta es válida. Yo creo que mientras mejor nos haga sentir nuestro entorno (y en este caso me refiero al natural y no al humano), más felices seremos y, por ende, más productivos. Sino a mí, por ejemplo, no me pasaría eso de […]

Leer el post completo
marrakesh-marruecos-aniko-villalba-422

Marrakech: la lucha constante

Apenas bajamos del bus y quedamos solos en la estación con nuestras mochilas y nuestras almas sentí como si un árbitro invisible hubiese tocado el silbato para anunciar que empezaba el partido. Equipos: Andi y Aniko (y todos los viajeros que están por acá) vs. Marrakech Estadio: Djemaa el-Fna (la plaza principal de la medina) y los souqs (mercados) Disciplina: lucha libre Reglas: vale todo  El estadio Nosotros (las sombras) vs. Ellos Después de pasar varios días en la lentitud del desierto, en los paisajes irreales del Todra y en la tranquilidad de Ait Benhaddou, me olvidé de que había […]

Leer el post completo
ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-211

Nada

(Advertencia: Este es un post acerca de nada) —Andi… ¿qué hicimos en Ait Benhaddou? Le pregunto a Andi varios días después de haber visitado aquel pueblito del centro de Marruecos. —Nada. —Ah, me parecía. Es que estoy preparando el post para el blog y no me acordaba.

Leer el post completo
taxi-1

Lo de siempre: rutas, regateo, sandwiches y cabras en el baúl

Fue lo de siempre. Una mañana decidimos dejar el desierto y partir rumbo al Valle del Todra (en el Atlas Central, la zona montañosa de Marruecos), así que armamos las mochilas (un trámite que con el tiempo se aprende a hacer cada vez más rápido), salimos en busca de un taxi (algo casi imposible a esa hora del día en Hassi Labied), tuvimos que respirar profundo (yo especialmente) y salir a caminar por la ruta con la esperanza de que pasara algún taxi o alguien nos levantara. No sé cuánto caminamos (¿2 kilómetros? ¿media hora?), sólo sé que la temperatura […]

Leer el post completo
merzouga-erg-chebbi-marruecos-aniko-villalba-41

La hospitalidad del desierto

Probablemente imaginemos el desierto como uno de los lugares más inhóspitos del planeta. Y si nos remitimos a los hechos, puede que sea cierto: en el desierto casi no existe la sombra (al menos no “natural”), en verano la temperatura puede llegar a los 60ºC, en invierno la noche se vuelve tan fría que cala los huesos (y mucho más a personas que están acostumbradas a vivir con un promedio de 30ºC), no hay agua (a la vista, aunque esta se esconde bajo la arena), en medio de las dunas no hay electricidad ni mucho menos internet ni mucho menos […]

Leer el post completo
nomada-marruecos

Nómada

Mohamed tiene 22 años y vive en el pequeño pueblo de Merzouga, en una casa de adobe construida por su familia. Viste un djelaba azul que le hizo su abuela —y que antes perteneció a su papá—, usa un turbante —a veces negro, a veces azul, a veces blanco— de siete metros de largo y habla perfecto español. Tan perfecto, que si un día se le ocurriera decir […]

Leer el post completo
merzouga-erg-chebbi-marruecos-aniko-villalba-1266

El día que trabajé de extra en una película en el Sahara marroquí

Como dije alguna vez, al vivir viajando pasan dos cosas: una, cada día es una sorpresa, y dos, no hay dos días que sean iguales. Ya les conté acerca del día que conocí y entrevisté a Steve McCurry (el fotógrafo de la Niña Afgana) en Buenos Aires, del día que me invitaron a un casamiento chino en una aldea en las afueras de Lijiang y del día que me robaron la cámara y la computadora en un tren en Indonesia y me devolvieron todo. Hoy quiero contarles acerca del curioso día en que participé de extra en una película francesa-estadounidense que se […]

Leer el post completo
nieve-azrou-viajando-por-ahi-1

Nieve

Hay gente que no conoce el mar hasta la adultez y recuerda su primera vez frente al océano como uno de los días más importantes de su vida. Yo debo haberlo conocido casi el mismo día que nací (o incluso antes) ya que mis papás siempre fueron fanáticos del agua y, cada vez que pudieron, me llevaron a pasar unos días al mar. Pero con la nieve no había caso. Durante mucho tiempo les pedí, ingenuamente, que me llevaran a conocer la nieve. Y siempre íbamos a la playa. Finalmente me di por vencida: era una batalla que no iba […]

Leer el post completo
azrou-marruecos-aniko-villalba-02

El viernes de los niños

“Allahu akbaaaar”, se escucha en el cielo de Marruecos un viernes cualquiera a las 12 en punto del mediodía. Como todos los viernes a las 12 del mediodía desde hace siglos, todas las mezquitas de Azrou (que no deben ser muchas, porque este pueblo marroquí es chiquito) cantan al unísono e inundan el pueblo con el adhan o llamado al rezo. Está bien, estrictamente hablando, las mezquitas no “cantan” sino que hay un señor (llamado muezzin) que se sube al minarete (torre) de la mezquita y anuncia con su voz melodiosa (a veces ayudado por un altoparlante) que Alá es grande, que no […]

Leer el post completo
chefhaouen-marruecos-aniko-villalba-1

Instantáneas de un pueblito azul

Hay lugares que son especiales por algo: por sus templos (por ejemplo), por su comida, por su arquitectura, por su historia, por sus celebraciones, por su naturaleza. Y después está Chefchaouen, que es un pueblito de Marruecos famoso por su color: el azul. Chefchaouen tiene unos 45 mil habitantes, está ubicado en la ladera de una montaña y está dividido en dos: la parte “moderna” y la medina. Pero la magia, como en todas las ciudades marroquíes que conocí hasta ahora, está en la medina. Aunque esta, a diferencia de la de Tanger, Tetouan y Fes (de la cual escribiré […]

Leer el post completo
3842__x625_tetouan-marruecos-aniko-villalba-2

“Bienvenidos a nuestro mundo”: Tres días en la medina de Tetouan

Hay algo que ocurre entre el viajero y cada ciudad a la que llega. Existe un momento —a veces efímero, a veces perdurable, a veces paradójicamente inexistente— en el que el ritmo vital de ambos —opuesto, distinto, desincronizado por naturaleza— se funde, se combina en un mismo fluir. El viajero —extraño— pasa a formar parte de esa nueva realidad —extraña—, se sumerge tanto en lo que sucede a su alrededor que se convierte en un elemento más del paisaje. Y, cuando eso ocurre, el viajero experimenta eso que tanto ansía cada vez que entra en contacto con una cultura nueva: […]

Leer el post completo
anikovillalba-1-2

Bautismo marroquí

La medina de Tanger Apenas cruzamos uno de los tantos arcos que hace de entrada a la medina (“ciudad vieja”) de Tanger (Marruecos) sentí que los cinco sentidos se me reactivaron de golpe, como si un viento fuerte me hubiese pegado de lleno en la cara y me hubiese despertado de un letargo. Me vi a mí misma de lejos, extranjera, con mochila, parada en medio del movimiento, la gente y los colores de una ciudad africana/árabe. En Tanger. En Marruecos. En África. EN ÁFRICA. Hacía menos de dos horas estábamos en España, en un pueblito con un ritmo muy […]

Leer el post completo
sevilla-espana-aniko-villalba-37

Una dosis de Andalucía (o: Voy a Marruecos y vuelvo)

Pasaron dos meses desde que aterricé en Madrid. Dos meses de estar en Europa por primera vez en mi vida. Dos meses de estar en un país lejano —por eso de que hay que cruzar todo un océano— y cercano a la vez —por eso de que la cultura es muy parecida a la nuestra—. “El Plan” era estar en Marruecos en enero pero, como decimos en Argentina, “colgué”. Colgué y me quedé en Barcelona mucho más de lo que pensaba, colgué y me quedé “un día más” varias veces en varios lugares. Me acostumbré tanto a estar acá que […]

Leer el post completo
¿Seguimos en contacto?

¿Querés recibir los próximos posts y otras novedades en tu email?

Suscribite a mi newsletter:

×