Páginas

La vida misma

cumpleaños-feliz-portada-1

En algún lugar entre Biarritz y Budapest

Nací un 29 de julio. En Argentina, eso significa que nací en vacaciones de invierno y que durante mi infancia casi nunca pude festejar mi cumple el día real: o no había nadie o yo tampoco estaba en Buenos Aires. Es bien sabido que uno no elige dónde nacer, pero a veces no nos percatamos de que tampoco elegimos la fecha (y ambas nos moldean de maneras profundas e imperceptibles). Nacer en vacaciones de invierno hizo que, ya desde muy chica, pase muchos cumpleaños fuera de mi casa, de viaje en lugares donde hacía calor y donde solo éramos tres […]

Leer más
gijon-1

Aprender surf en diez pasos

1. Enamorarte del mar  No recordar cuándo lo conociste ni qué día era pero sí lo que sentiste la primera vez que nadaste en agua salada. Recordar que ese día te prometiste —aunque todavía no entendías mucho de la vida y no creías que fuera posible— que algún día vivirías frente al mar. Que tus mejores momentos de la infancia estén ligados al mar: la tabla de morey con la que barrenabas, la lata que llenabas de caracoles para llevarte a casa, el barquito inflable en el que te chocabas con las olas, el traje de baño que dejabas en […]

Leer más
lego-amarillo-10

Un lego amarillo

A veces sospecho que el mundo es el escenario de una gran búsqueda del tesoro en la que participamos todos. Las ciudades son patios de juegos donde la gente deja, tira o pierde cosas que para otros las encuentren, las miren, las levanten y se pregunten de dónde salieron, cómo llegaron hasta ahí, qué camino transitaron para haber quedado justo ahí, en medio de dos baldosas medio rotas, o justo ahí, en uno de los escalones de una iglesia, o justo ahí, en el acantilado de alguna alcantarilla. Las cosas abandonadas van pasando de mano en mano, se resetean cuando […]

Leer más
francia-1

Sin itinerario (blog 2.0)

Hace varias semanas (no quiero decir meses, pero creo que hace meses) me está costando mucho escribir en este blog. No me está costando escribir, sino escribir acá y escribir de viajes. Y mientras me muevo de una ciudad a otra me pregunto por qué y me pregunto qué hacer. ¿Quedarme en silencio y dejar que Viajando por ahí pase al cementerio de blogs? ¿Forzarme a escribir cosas que no me salen? ¿Subir algo de vez en cuando y hacer de cuenta que no pasa nada? No. Creé este blog para divertirme, para expresarme, para hacer lo que más me […]

Leer más
madrid-2014-aniko-villalba-4

Como en casa

Madrid me retiene. Doce días y contando. ¿Qué escribir cuando uno está de viaje pero se siente como en casa? Tal vez de eso: la sensación de casa que encuentro en distintas partes del mundo, la certeza de que los viajeros no tenemos una casa sino varias. Muchas veces me preguntan si no extraño mi casa, mi baño, mi cama. Siempre digo que no. Lo que extraño de Buenos Aires es a mi gente, mis amigos, mi familia, mis caminatas, San Telmo, la primavera, los diálogos que se escuchan en los bondis. No mi baño, ni mi cama, ni mis […]

Leer más

Ser gaviota

  Así como nosotros no elegimos en qué lugar del mundo nacer, las gaviotas (calculo) tampoco. Son pájaros suertudos, no sólo porque habitan todos los continentes (incluyendo la Antártida y sectores del Ártico), sino porque casi siempre nacen al lado del mar (con excepción de una especie que vive en el desierto, bien lejos del agua). Son pájaros globalizados y cosmopolitas: habitan desde los pueblos más remotos hasta las ciudades más modernas. Si bien ya todas las gaviotas, por default, son pájaros con suerte, algunas (en mi opinión) tuvieron mejor destino que otras: las que nacieron, por ejemplo, en la […]

Leer más

Otra vuelta al sol

—Mira, ves cómo se apaga de un lado y se enciende del otro. El fuego siempre encuentra la manera de seguir quemando… Tiro un último papel a nuestra fogata. Ya casi se está apagando, habrá durado una hora. Para prenderla hicimos un hueco no muy profundo en la arena, pusimos hojas de diario, maderas y ramas secas. Tardó unos minutos pero prendió bien.

Leer más

El miedo a viajar (y por qué no hay que dejar que nos frene)

Este es un post que empecé a escribir hace más de un año y dejé en borrador. Hoy lo encontré de casualidad, lo releí, y sentí que era hora de publicarlo. Sigo pensando igual que cuando lo redacté. Va en respuesta a todos los que me escriben contándome que quieren viajar pero tienen mucho miedo. Momento de autoayuda en Viajando por ahí. – Ilustración de mi amiga Vero Gatti que refleja muy bien el espíritu de este post… Esto ya lo conté, pero viene al caso: en enero de 2008, unos días antes de salir de viaje por primera vez, me […]

Leer más
ranchos

Tiempo de Ranchos

Mirá cuando digamos, ¿te acordás de aquella vez que agarramos la camioneta y nos fuimos a pasar la tarde a Ranchos? Fue el primer viaje que hicimos con Rami, él tenía seis meses, y nosotras festejábamos nuestros 25 años de amistad (las bodas de plata). Yo había ido a Brandsen a visitarte, poco antes de irme de viaje largo, y se nos dio por hacer esa escapada los tres. Salir a la ruta fue como volver a respirar: hacía tiempo que no me movía de mi casa, había estado demasiados meses quieta, escribiendo mi primer libro, ¿te acordás? Tan quieta […]

Leer más
ciclos-aniko-villalba-14

Ciclos

Siempre acabamos llegando a donde nos esperan (José Saramago) En el 2009, unos meses después de volver de mi primer gran viaje por América latina, decidí hacer un curso de re-orientación vocacional para ver cómo seguía con mi vida. Tal vez ese curso no era lo que necesitaba, pero buscaba respuestas y esos tests me parecieron el camino a la verdad. Quería saber si podría seguir viajando o si tendría que meterme en una oficina. Cuando le conté a los psicólogos que había viajado durante nueve meses y que quería seguir con ese estilo de vida, uno de ellos me […]

Leer más

ingrávida

Creo que estos últimos cuatro días viajé más en ascensor que durante mis 28 años de vida de edificio. Siempre viví en un piso 18, así que los ascensores forman parte de mi rutina desde que nací: para mí son uno de los medios de transporte más necesarios para salir al mundo real. Supongamos que paso, como mínimo, dos minutos por día en el ascensor, eso multiplicado por 365 días da 730 minutos, por 28 años da 20 440 minutos, lo que equivale a 340 horas o 14 días: es decir que pasé (por lo menos) dos semanas de mi […]

Leer más

Escribir un libro (4): el insomnio, el falso jet lag y oh los trolls

Volví. Bah, en realidad nunca me fui de la computadora (qué triste), pero hace 24 días que no escribo acá. Creo que en estos tres años nunca dejé pasar tanto tiempo sin subir un post. Es que estoy en un estado medio zombi (zombi sedentario, encima): hace 24 días que casi no duermo. Nunca tuve tanto insomnio, dudas, preguntas y mareo: siento jet-lag sin haber viajado. Falso jet-lag (de los peorcitos que existen, porque ni siquiera tuvieron viaje que los provocara). Y hablando de viajes, hace mucho que no me voy por ahí. (Tengo miedo de haberme olvidado de cómo […]

Leer más

“Detrás de los viajes” – Edición Especial 300 Posts

Es sabido que todos los viajes tienen dos caras: una, la que se muestra y se cuenta con orgullo, y otra, la que queda oculta ya sea por ridícula, vergonzosa, impresentable o desopilante. En los 299 posts que publiqué en Viajando por ahí me presenté como una persona seria, formal y responsable (?), pero hay un lado mío que no conocen: el de chica torpe, despistada, amante de lo bizarro y paparazzi de gatos. Por eso en el capítulo de hoy quiero llevarlos al backstage de mis viajes, a todo lo que ocurre y ocurrió detrás de escena, a todas […]

Leer más

Niños de noventa años

Muchos años antes de imaginarme que podía dedicarme a viajar, decidí que de grande quería ser filósofa. La culpa la tuvo un libro que leí a los once o doce años y que me dejó un concepto grabado en la cabeza: “Filósofo es aquel que nunca deja de mirar el mundo con asombro”. Lo del asombro me llamó mucho la atención: sentía que el libro me hablaba a mí, que me estaba diciendo que, por más que estuviera creciendo, nunca dejara de ser una nena curiosa y nunca dejara de sorprenderme ante lo cotidiano, ante el mundo. El libro en […]

Leer más

Escribir un libro (2): etapas y miedos

Debo ser una de las personas más miedosas que conozco, aunque no lo crean. Unos días antes de salir de viaje por primera vez (allá por enero de 2008) me tiré sobre la cama, me largué a llorar cual nena chiquita y le dije a mi mamá que no me quería ir. Tenía miedo. Estaba muy asustada: ¿y si todo lo que me había dicho la gente era verdad? ¿Si me pasaban cosas horribles durante el viaje? ¿Si el mundo era malo como muchos me lo habían pintado? ¿Si me moría en algún país desconocido? De repente, la idea de […]

Leer más

Escribir un libro (1): mundo de papel

Por qué un libro Siento amor por los libros desde el día que aprendí a leer. Los colecciono en mi biblioteca, dejo que ellos me encuentren, los extraño cuando me voy de viaje y los vuelvo a disfrutar cada vez que me reencuentro con ellos. Para mí, los libros son más que un conjunto de hojas escritas: son mundos fabricados con palabras, son objetos que nos transportan a otras realidades, a otros tiempos, a otras reglas, a otras mentes. Creo que tengo más libros que ropa y me desespera saber que aún me quedan tantos por leer, que no me […]

Leer más

Cartas desde Sudáfrica

22 de marzo de 2013 Johannesburgo, Sudáfrica Querido Blog: ¡Sorpresa! Casi un año después de mi última carta, vuelvo a escribirte desde un lugar impensado, aunque esta vez no me fui tan al norte del mundo ni estoy rodeada de auroras boreales. Te escribo desde el sur de un continente que ya pisé dos veces pero que no puedo decir que conozca. La primera vez fue cuando hice escala en Ciudad del Cabo y vi la ciudad desde el cielo. No conocí más que su aeropuerto, pero el paisaje que entró por mi ventana me pareció sublime. La segunda vez […]

Leer más
sevilla-parte-dos-espana-aniko-villalba-21

Homenaje a los libros de papel

(Iba a escribir un post de viajes y me salió esto) Los libros no llegan a nuestra vida de casualidad. O, por lo menos en mi caso, un libro nunca llegó a mi vida de casualidad. Soy amante de la literatura y de los libros. Desde que aprendí a leer no pasé un día sin estar viajando entre los renglones de algún libro. Soy de las que aprovechan cualquier “tiempo muerto” (viajes en bondi, salas de espera, filas para llegar a algún mostrador) para ponerme a leer. Soy de las que leen dos, tres, cuatro libros a la vez (no […]

Leer más

puente (Lisandro me dio la mano)

En algún lugar de la provincia argentina de San Juan vive un nene llamado Lisandro. Lo conocí hace dos semanas, cuando la combi en la que viajábamos frenó frente a su casa y él se asomó por la puerta con curiosidad. Estaba entretenido con una manivela y se quedó parado, mirándonos, con su juguete en la mano. Me bajé de la combi y mientras caminaba hacia él su mamá salió de la casa, lo alzó en brazos y me saludó amablemente. Me acerqué a ellos, les sonreí y Lisandro me agarró la mano. Duró pocos segundos, pero ocurrió: Lisandro, un […]

Leer más

wanderlust

Las palabras definen nuestra manera de ver el mundo (o nuestra manera de ver el mundo define las palabras que usamos para expresarlo… nunca pude decidirme por una opción). Siempre me llamó la atención eso de que en ciertas culturas hubiera diez o veinte términos para matizar un concepto que en otras culturas no requiere más que una entrada en el diccionario (o a veces ninguna). Si bien muchos afirman que es un mito, estoy segura de que los esquimales tienen más de una palabra para referirse a la nieve y a su color, también estoy segura de que aquellos […]

Leer más

post piñata (1)

De una piñata puede salir cualquier cosa. Todo depende de quién la haya armado y a quién esté dirigida. No es lo mismo una piñata de un cumpleaños infantil que una piñata de una despedida de solteros. Los que me leen hace tiempo y están atentos recordarán (?) que usé la palabra piñata en algún post escrito desde Asia, cuando confesé que uno de mis mayores deseos al regresar a Buenos Aires era que me recibieran con una piñata repleta de alfajores, chocotortas y milanesas. Pero este no será un post de comida, les aviso. Lo bueno de la piñata […]

Leer más

FAQ*3: “¿A qué tengo que dedicarme para poder viajar?”

(*FAQ en inglés significa Pregunta Frecuente) Últimamente estoy recibiendo distintas versiones de la misma pregunta: “¿Qué tengo que estudiar para poder viajar?”, “¿La clave para viajar mucho es estudiar Comunicación Social como vos?”, “¿Qué trabajo me recomendás hacer durante un viaje?”. Algunos me dicen, incluso: “No sé escribir bien y la fotografía no me apasiona, pero si vos lo estudiaste y con eso viajás, entonces yo también lo haré”. (Aclaración: la pregunta no tiene qué ver con “cómo aprender a ser un viajero” —está claro que eso se aprende de una sola forma: viajando— sino con “qué carrera o profesión me […]

Leer más