Lo bizarro

“Detrás de los viajes” – Edición Especial 300 Posts

Es sabido que todos los viajes tienen dos caras: una, la que se muestra y se cuenta con orgullo, y otra, la que queda oculta ya sea por ridícula, vergonzosa, impresentable o desopilante. En los 299 posts que publiqué en Viajando por ahí me presenté como una persona seria, formal y responsable (?), pero hay un lado mío que no conocen: el de chica torpe, despistada, amante de lo bizarro y paparazzi de gatos. Por eso en el capítulo de hoy quiero llevarlos al backstage de mis viajes, a todo lo que ocurre y ocurrió detrás de escena, a todas […]

Leer el post completo

La Maldición de Egaña

Todo empezó cuando a cuatro amigos viajeros se les ocurrió que sería divertido acampar al lado de una mansión abandonada en medio del campo. Cabe preguntarse a qué equivaldría la palabra “divertido” (unida a las palabras “acampar” y “abandonada”) en sus cabezas en aquel momento, pero lo cierto es que estaban ávidos de aventuras e historias y aquel lugar parecía contener las cantidades perfectas de cada ingrediente. Salieron de Rauch a Egaña (Provincia de Buenos Aires), el pueblito más cercano al famoso castillo abandonado, a eso de las 5.30 pm. Era tarde para salir a dedo, pero como estaban a 20 […]

Leer el post completo
merzouga-erg-chebbi-marruecos-aniko-villalba-1266

El día que trabajé de extra en una película en el Sahara marroquí

Como dije alguna vez, al vivir viajando pasan dos cosas: una, cada día es una sorpresa, y dos, no hay dos días que sean iguales. Ya les conté acerca del día que conocí y entrevisté a Steve McCurry (el fotógrafo de la Niña Afgana) en Buenos Aires, del día que me invitaron a un casamiento chino en una aldea en las afueras de Lijiang y del día que me robaron la cámara y la computadora en un tren en Indonesia y me devolvieron todo. Hoy quiero contarles acerca del curioso día en que participé de extra en una película francesa-estadounidense que se […]

Leer el post completo

Sonreí: nadie te filma

¿Nunca sentiste como si fueses víctima de un reality show al estilo Truman Show, donde todo el mundo sabe que te están filmando menos vos? ¿Nunca dijiste “pará… es una joda de Tinelli, no”? ¿Nunca pensaste “esto es demasiado raro para ser cierto”? A mí me pasa bastante seguido, especialmente cuando viajo. Creo que a todos nos pasa cuando viajamos, ya que todo lo que nos rodea es “nuevo”, “raro” y “sorprendente” y es lógico que las situaciones que vivimos sean “nuevas”, “raras” y “sorprendentes”. Pero me parece aún mejor cuando esto nos pasa en nuestro lugar de origen, cuando […]

Leer el post completo

Viajar en taxi / Viajar en sofá

Falta poco para irme y Buenos Aires se pone cada vez más linda, cada vez más violeta, cada vez con un clima más agradable. Y yo me voy al frío. Uf, eso es lo único que me puede llegar a desanimar: no tolero mucho el frío y no quiero ir muy cargada de camperas, pero no queda otra. Mientras tanto, me sigo amigando con Buenos Aires, cada vez con más velocidad, sabiendo que dentro de poco me voy y que no nos veremos por un largo tiempo. Ella sabe. Buenos Aires sabe cómo hacer que la odie y cómo hacer que, […]

Leer el post completo
huacachina-peru-aniko-villalba-1

Perdidas en el desierto

“No puedo creer que me hayas convencido de hacer esto”, me dice Mirla mientras subimos con muchísimo esfuerzo una de las dunas de arena que envuelven al oasis de Huacachina. “Ya falta poco”, le respondo, intentando consolar tanto a ella como a mí. Pero no falta poco. Cada vez que frenamos para recuperar la respiración, cuento las huellas que dejamos en la arena: como mucho, habremos dado siete pasos. Seguimos subiendo. Los pies se me hunden hasta los tobillos a cada paso, el corazón me late aceleradísimo y siento que los músculos de mis piernas van a explotar. No es […]

Leer el post completo
"Mira Simba... todo lo que toca la luz... es baño"

Ensayo sobre la letrina

Advertencia: el post de hoy puede rondar lo escatológico. Tal vez. En realidad no sé. Recién lo empiezo y ya veremos en qué deriva. Pero les aviso por las dudas. Pido perdón si alguno se siente ofendido por este tipo de posts, pero creo que son absolutamente necesarios. —- La Cascada de Inodoros (Foshan, China), para ir entrando en clima Cada vez que, en Argentina, hablo de la letrina (lo que en inglés se conoce como squat toilet y se traduce como “baño en cuclillas”), la gente me mira con cara de “QUÉ HORROR”. No solamente ponen la cara sino […]

Leer el post completo
La foto es de un huevo que "balancee" en la mitad del mundo (Ecuador), donde me aseguraron que por el choque de fuerzas (o algo así) era posible parar un huevo sobre un clavo. El huevo no deja de sorprenderme por su participación en planteos metafóricos.

Historias minimalistas desde Malasia (VI): sobre las cuatro estaciones y las diferencias al hervir un huevo en verano o en invierno

Después de pasar 12 días en Malasia, me despido del país con un roti canai (quien haya estado acá sabe que estos “panqueques con curry” son adictivos) y me subo al skybus, el colectivo que me llevará al aeropuerto de Kuala Lumpur por 10 ringgit (3.5 dólares) para tomar el vuelo de vuelta a Indonesia. Está repleto. Me siento contra la ventana e inmediatamente una mujer china-malaya se sienta al lado mío. Tendrá unos 65 años. Me mira, me sonríe y me pregunta a qué país me voy. Le respondo que voy a Indonesia y nos ponemos a charlar, le […]

Leer el post completo
w-de-wtf-2

W de wtf?

Como bien dijo un lector, “se vienen las letras difíciles”: W y X. No hay muchas palabras del español que empiecen con estas letras (las hay, pero la mayoría vienen del inglés y no las usamos demasiado) y tampoco quería caer en las típicas: waffle y xilófono. No tengo nada que decir acerca de ellos dos. Mientras pensaba qué escribir con la W (juro que estuve por poner “www” o “wikipedia” y hacer un tratado acerca de internet, pero me pareció aburridísimo e inconcretable), se me ocurrió. Los que me conocen personalmente (y los que leen el blog, también) sabrán […]

Leer el post completo
policial-indonesia

El policial más bizarro de mi vida (o Cómo me robaron la computadora y la cámara en el tren)

Como anticipé en mi página de Facebook, hace dos días casi doy por terminado el blog. El mismo día que llegué a Indonesia me tomé el tren nocturno de Jakarta a Yogyakarta, me quedé dormida y cuando me desperté me habían robado la computadora, la cámara y casi todo el efectivo que tenía. Diez horas después, recuperé todo. Pero fueron las diez horas más estresantes y bizarras de todo mi viaje.

Leer el post completo
DSC_5243

La mirada asiática I: Leer

Ayer iba sentada en el colectivo 101, transporte público de Penang (Malasia) (sigo acá esperando mi visa para la India de la cual no hay novedades), escribiendo en mi cuaderno. Escribir a mano, es, para mí, algo muy personal, es una de las formas más puras de hacer catarsis (así como dibujar o pintar), sin máquinas, teclados ni computadoras de por medio. Así que iba metida en mi burbujita escribiendo acerca de mis miedos, la distancia, la tristeza, las certezas. Cosas mías. De repente me di cuenta de que mi vecino de asiento estaba leyendo mis palabras descaradamente: tenía la […]

Leer el post completo
carnaval7

Una bule en la feria

El viernes pasado, para variar un poco, nos fuimos a la feria. Una de esas ferias de pueblo, de película, con algodones de azúcar, casa embrujada, rueda de la fortuna y un samba con tracción a sangre. Y eso que Yogyakarta no es lo que se dice “un pueblito”, pero este carnaval me hizo sentir metida en un universo paralelo bizarro. Estos lugares siempre me parecieron entre surreales y tétricos. Éramos cuatro: Aji (mi novio), su amigo Bobby, su novia Nita y yo, la bule. Porque por más esfuerzo que haga, mientras sea blanca, rubia y/o extranjera, en Indonesia jamás […]

Leer el post completo
DSC_2036

Los indonesios las prefieren rubias

Desde que volví a Indonesia hubo una cosa que me llamó la atención: ¿qué pasa que ya nadie me dice cosas en la calle, que nadie intenta sacarme fotos, que nadie me bombardea a “where are you from”? ¿Acaso perdí mi atractivo de bule? ¿Ya soy old news? Y después me di cuenta, claro: si siempre salgo a la calle con gente local, es lógico que nadie se atreva a hacer comentarios, pero el momento en que quedo sola, empieza la avalancha otra vez. Como la otra noche en el tren. Me tomé el tren nocturno (de 7 pm a […]

Leer el post completo
The one being photographed is no other than me!

Are you a friend of Maradona? y BULEBUK

2. Chicos sacándome fotos Desde que llegué a Indonesia, recibo el “movie-star treatment”. La gente (especialmente chicos y chicas de colegio) me ven a lo lejos, me señalan, se emocionan, se alborotan, vienen corriendo y me piden una foto. Algunos intentan ser discretos y sacarme fotos “sin que me dé cuenta” (a ver: es imposible NO ver un celular apuntándome a menos de diez centímetros de la cara), otros no se animan a hablarme y mandan a algún “grande” a que me pida la foto, muchos vienen directamente hacia mí, me hablan rapidísimo en bahasa, me abrazan, posan, me dan […]

Leer el post completo

[Situaciones bizarras] Sí, gracias

Estoy en alguna calle de tierra de Jakarta, Indonesia, acabo de comprar comida en un puestito. Un hombre está parado al lado mío (en Indonesia la gente siempre está en la calle, sentada en algún lugar con sombra) y enseguida se acerca y hace un gesto dando a entender que lo que acabo de comprar es una delicia. Le ofrezco un poco para que pruebe, el hombre asiente con la cabeza y me dice “terima kasih” (gracias en bahasa indonesio), entonces le acerco el plato para que pueda sacar un poco de comida, él vuelve a asentir y sonríe, yo […]

Leer el post completo
<!--:es-->IMG_7931<!--:-->

Y de repente, empieza el viaje

Dicen (digo) que cuando uno entra en el clima del viaje, todo empieza a pasar (mucho) más rápido. Yo entré en clima de golpe, sin aviso, sin saber que estaba ingresando en ese estado eufórico de quieroseguirviajandomásmásymás y de quieroconocermásgentemáslocalesmáslugares y de, tal vez, noquierovolverhastahaberrecorridoelmundoentero. Viajar es un camino de ida, definitivamente. Mis días en Tailandia fueron tranquilos, por momentos solitarios. Me dediqué a escribir, a caminar, a nadar, a comer, a mirar. Tengo que confesar que me costó empezar: fue difícil pasar de los 20 grados de abril de Buenos Aires a los 40 grados de abril de Bangkok, […]

Leer el post completo
¿Seguimos en contacto?

¿Querés recibir los próximos posts y otras novedades en tu email?

Suscribite a mi newsletter:

×