Páginas

El idioma universal (que hace que el mundo siga girando)

Hoy me acordé del día que estudié el apartheid en la facultad. Fue en una clase de Historia, aunque aquel régimen había terminado hacía demasiado poco como para ser catalogado de “histórico”. Recuerdo que escuchaba las frases de la profesora con horror: “… blancos y negros no podían viajar en los mismos transportes ni vivir en los mismos barrios…”, “los negros no podían votar, no eran considerados ciudadanos sudafricanos”, “vivían en las peores condiciones y necesitaban pases o pasaportes para entrar a ciertas ciudades del país”… ¿Cómo era posible que el ser humano discriminara a los de su especie por algo tan superficial como el color de la piel? ¿Cómo era posible que esa segregación racista hubiese llegado a ser legal? ¿Cómo podía algo tan malo, tan tan malo, regular la vida de toda una sociedad? ¿A quién se le había ocurrido que “blanco era bueno” y “negro era malo”? ¿Cómo podía ser que se tratara a una raza como “inferior” y a otra como “superior”? No me entraba en la cabeza y, sin embargo, en algún lugar del mundo había ocurrido.

soweto-sudafrica-20

A medida que fui creciendo —y que fui tomando conciencia de lo que ocurría en el planeta— me enteré de que existían atrocidades como las guerras, los genocidios, la tortura y la esclavitud y dentro mío se instaló un sentimiento de tristeza, rabia e impotencia que nunca más me abandonó. Escuchaba y leía acerca de esas cosas y sentía indignación por el comportamiento humano, impotencia por querer hacer algo para cambiar el mundo y no saber qué, odio hacia los que impulsaban pensamientos y acciones así y tristeza por un mundo que descubría tan lindo y tan horrible a la vez. No podía entender la necesidad de las guerras, no podía entender la discriminación, no podía entender cómo a un loco se le ocurría matar a cierto tipo de personas por la razón que fuere y arrasaba con una población entera como si nada. No podía y aún no puedo entenderlo. Es algo que me genera muchísima angustia y que nunca voy a poder aceptar. Hay cosas de este mundo que, de tan crueles, directamente me parecen absurdas. ¿Qué necesidad tiene el hombre de hacer estas cosas? 

soweto-sudafrica-43

soweto-sudafrica-1

Por eso desde que llegué a Sudáfrica soy un manojo de emociones. En realidad soy así desde siempre y más desde que empecé a viajar y a ver todo lo bello y lo feo de este mundo, pero acá en Sudáfrica las emociones, de todo tipo, se me cruzaron. No sé cómo voy a hacer para traducir todo lo que me pasa por dentro, todos los estados que atravieso, a palabras. ¿Cómo convertir las emociones, esas sensaciones tan personales e intangibles, en algo tan acabado y racional como las palabras? ¿Cómo trasladar esta mezcla de sensaciones al papel? África me genera de todo. Y cuando digo “de todo” es, literalmente, de todo. No sé ni por dónde empezar. La procesión siempre me va por dentro, pero a veces necesito sacarla a respirar. Por eso escribo esta reflexión que ni sé en qué conclusión va a terminar (si es que va a tener conclusión). Pero necesito escribirla.

soweto-sudafrica-50  Primeras imágenes de Soweto

Después del safari de bienvenida nos fuimos a pasar dos días a Johannesburgo, la ciudad más grande de Sudáfrica. En el camino hicimos una parada en la Cuna de la Humanidad: un complejo de cuevas en el que se encontraron los restos fósiles de los seres humanos más antiguos del planeta (la “Señora Ples”, por ejemplo, vivió hace 2.3 millones de años y “Pie Pequeño” hace 3.3 millones). Hoy las cuevas son un centro arqueológico y turístico de Sudáfrica y caminar por ahí adentro es una experiencia bastante rara. Es rara porque ahí empezó todo. Todo mi mundo, todo lo que tengo hoy, todo lo que somos hoy, nació ahí, acá. La semilla humana fue plantada acá mismo, en este continente. Y mientras nosotros, un grupo de extranjeros “modernos”, caminábamos por un lugar con más de 3 millones de años de historia y veíamos todo con la visión de personas que llegaron 3 millones de años después, yo me preguntaba: ¿Se imaginaría el hombre de las cavernas que algún día alguien igual pero distinto a él caminaría por su casa? ¿Por dónde caminará el hombre dentro de 3 millones de años? ¿Habrá hombre? ¿Tendrá por dónde caminar? ¿Habrá mundo para aquel entonces? ¿O lo habremos destruido del todo?

soweto-sudafrica-2

Seguimos rumbo a Joburg (así le dicen a Johannesburgo) con música africana de fondo y un paisaje verde en cada ventana de la combi. El conductor de la radio dijo, en algún momento del programa, una frase de la que solamente escuché esto: “…we are here in this beautiful planet called Earth, a beautiful place to live in…” y por primera vez sentí que alguien en la radio me hablaba a mí, a todos, a todo el planeta, sin importar dónde hubiésemos nacido. A medida que nos acercábamos a la ciudad comencé a ver algo que imaginé que iba a encontrar en África: vida callejera. Al costado de la ruta había puestos de venta de comida, hair salons, gente caminando, vendiendo, esperando, charlando, compartiendo… Muy Asia, me dije. No puedo evitar la comparación, aunque sean lugares completamente distintos.

soweto-sudafrica-21

soweto-sudafrica-36

soweto-sudafrica-37

soweto-sudafrica-45

Estuvimos en Johannesburgo dos días y yo me prometí volver, aunque no a la ciudad en sí sino a Soweto, las “South Western Townships” de Joburg. Soweto es un área urbana ubicada a 24 km de Johannesburgo, en las afueras de la ciudad; tiene entre 3 y 4 millones de habitantes y es lo que en Sudáfrica se conoce como township: una zona de viviendas que entre fines del siglo 19 y finales del apartheid (1991) estuvo reservada exclusivamente para los “no-blancos”. Como los negros, los “coloureds” (gente de color, descendientes de padres mezclados, de los que hablaré en otro post) y los indios no podían vivir en los mismos barrios que los blancos, el gobierno los forzó a dejar sus casas y mudarse a las townships (que, a su vez, estaban separadas por grupos étnicos no-blancos). Soweto, en particular, fue construida por el gobierno en 1948 para alojar a la creciente población negra de Johannesburgo, pero las condiciones eran muy precarias: los habitantes vivían hacinados, las escuelas eran deficientes, los profesores no tenían estudios universitarios, no había agua potable ni electricidad en las casas.

soweto-sudafrica-13 Imágenes de Soweto hoy

soweto-sudafrica-14

soweto-sudafrica-15

soweto-sudafrica-39

soweto-sudafrica-41  Hay todo tipo de construcciones…

soweto-sudafrica-49

Soweto se hizo mundialmente conocida en junio de 1976, cuando ocurrió uno de los incidentes más tristes de la historia de Sudáfrica. El 6 de junio de 1976, unos 20.000 estudiantes de los colegios secundarios de Soweto salieron a la calle a protestar contra una de las últimas medidas del gobierno blanco. Los estudiantes negros no querían recibir su educación en afrikáans, el idioma de los afrikaneres o boeres (los sudafricanos blancos descendientes de los primeros colonos holandeses que llegaron a la zona, accedieron al poder y establecieron las leyes segregacionistas del apartheid), sino en sus propias lenguas africanas. Pero lo que empezó como una marcha pacífica se convirtió en una masacre: la policía ingresó a las calles de Soweto y mató a más de 500 estudiantes. El primero en morir fue Hector Pieterson, un estudiante de 13 años que se convirtió en un símbolo de la resistencia anti-apartheid. Uno de los museos más importantes tiene su nombre y resume la historia y la caída del régimen. Soweto fue uno de los principales motores de la resistencia anti-apartheid y en una de sus casas vivió, además, Nelson Mandela, uno de los hombres que más bien le hizo a este mundo. Mandela, en resumen, luchó contra el apartheid, sobrevivió a una encarcelación de 27 años, fue el primer presidente democráticamente electo de Sudáfrica (1994-1999), recibió el Premio Nobel de la Paz y fue el responsable de la reconciliación de Sudáfrica. Cuando llegó a la presidencia instó a su pueblo a no sentir rencor, a reconciliarse por el bien de sus hijos y del futuro del país.

soweto-sudafrica-44

soweto-sudafrica-17

soweto-sudafrica-18 La casa de Mandela en Soweto (hoy es un museo)

soweto-sudafrica-10

soweto-sudafrica-11

Llegué a Soweto llena de preguntas. ¿Seguiría siendo un barrio solamente de negros? ¿Sería peligroso para un turista blanco entrar ahí? ¿Cómo nos miraría la gente? ¿Les molestaría vernos caminar y sacar fotos? ¿Nos tratarían mal? ¿Tendrían rencor ante nosotros por el color de nuestra piel? Si bien no creo en las diferencias raciales sigo siendo una mujer occidental blanca, y para muchos mi aspecto puede generar prejuicios: “es blanca, seguro que es así o asá”. ¿Me mirarían con odio? ¿Lograría entablar algún tipo de conexión con la gente? ¿O la cercanía temporal del apartheid seguiría manteniendo una separación informal entre personas de distinto color? ¿Podría comunicarme de persona a persona o siempre seguiría siendo, para ellos, “una blanca”?

soweto-sudafrica-12

soweto-sudafrica-23  Fragmentos de la nueva constitución sudafricana

soweto-sudafrica-24

soweto-sudafrica-52

Recorrimos Soweto de maneras que no me esperaba. Caminamos un rato por una de las calles principales —la más turística— pero no vimos nada más allá de mercados y restaurantes puestos para los turistas y chicos que nos cantaban canciones a cambio de algunas monedas. Apenas nos desviamos por una callecita pudimos encontrarnos con un ambiente un poco más auténtico e interactuar, aunque sea mínimamente, con la gente. Yo llevaba la cámara colgando y varios me pidieron que les sacara una foto. Otros nos saludaron. Otros no nos dieron demasiada importancia. Yo solamente pensaba en las ganas que tenía de hacer Couchsurfing ahí, de dormir en una de esas casas, de compartir comida e historias con esa gente, de jugar con todos los chicos que veía sentados en las veredas. Al día siguiente recorrimos Soweto en cuatriciclo, otra experiencia rara. Ahí íbamos nosotros, los turistas, en cinco cuatriciclos en medio de las calles de tierra, en medio de la rutina de los habitantes de Soweto. Mirábamos la vida desde la velocidad de nuestro vehículo y yo temía que nos devolvieran miradas con bronca, que les molestara que estuviéramos ahí. Pero no. La reacción de la gente —especialmente de los niños— me sorprendió y me conmovió.

soweto-sudafrica-46

soweto-sudafrica-4

soweto-sudafrica-3

soweto-sudafrica-16 “Take my picture!”

soweto-sudafrica-25

Nene que nos cruzábamos, nene que nos saludaba emocionadísimo con las dos manos al grito de “hello, hello!”. Los más chiquitos incluso nos tiraban besos (¡besos!). Algunos querían darnos la mano. Todos, grandes y chicos, nos miraban pasar y nos sonreían, sonrisas cálidas y sinceras. Nosotros les devolvíamos el saludo y la sonrisa. Yo, más que andar en cuatriciclo, quería bajarme y caminar, tomarme mi tiempo, entablar alguna conversación… Y en un momento del “tour” tuvimos suerte: uno de los cuatriciclos se rompió y tuvimos que parar obligatoriamente al lado de una cancha de fútbol. De la nada aparecieron unos quince chicos de entre 3 y 9 años y nos empezaron a mirar con curiosidad. Me acerqué a ellos y los saludé; les pregunté cómo se llamaban y cuántos años tenían. Me respondían con timidez, pero me respondían. Les regalé dos bananas que tenía en la mochila y le dije que eran para todos, que las compartieran. Uno de los nenes las agarró, las cortó en pedacitos y los fue repartiendo entre todos. Cuando saqué la cámara se empezaron a reír. Les pregunté si podía sacarles fotos y me dijeron que sí. Al principio posaron con un poco de vergüenza, pero cuando les mostré la pantalla con las fotos se soltaron. Durante los veinte minutos que estuvimos ahí se fueron turnando para que les sacara fotos de a uno. Cuando nos fuimos me dijeron gracias, me saludaron con la mano y me regalaron más sonrisas. Y yo casi muero de amor. Había sido mi primer contacto directo con nenes africanos y ya sentía que quería llevármelos a todos. Lo que más me conmovió de la situación, de todos estos días, fue que nos recibieran con tanto amor. Después de todo lo que habían vivido sus padres, ellos (ni los chicos ni los grandes) no nos recibían con bronca ni con rencor (como pensé que pasaría). Nos recibían con amor. Con el tipo de amor que permite que el mundo pueda seguir girando a pesar de todo.

soweto-sudafrica-26

soweto-sudafrica-27

soweto-sudafrica-28

soweto-sudafrica-30

soweto-sudafrica-31

soweto-sudafrica-32

Unos días después, en Durban (otra ciudad que visitamos), pasó algo que para mí resume un poco esta mezcla de emociones que siento. Fuimos a cenar a un restaurante/bar “de moda” ubicado en una de las township de la ciudad. Yo esperaba encontrarme con un lugar comunitario, creí que íbamos a comer con la misma gente de la township, pero no. El lugar estaba enclavado ahí pero no tenía nada que ver con los alrededores. Era el bar de moda y punto. Tenía un tipo en la puerta que decidía quién entraba y quién no y la música estaba a todo volumen, inundando la tranquilidad de los barrios. Nos sentamos en el segundo piso a comer y yo me fui un rato a mirar la vista desde un balcón. Abajo, a pocos metros, estaban las casas. Yo sentía algo que me ponía mal, sentía que nuestra presencia era una burla hacia la gente que vivía allá abajo, como un “hola, miren como comemos y nos divertimos mientras ustedes están ahí abajo con, tal vez, poco o nada para comer”. A la vez veía que la gente de la township estaba reunida afuera, charlando sentada en las puertas de las casas, y sentía unas tremendas ganas de salir del bar e irme a compartir un rato de su vida con ellos. En uno de los patios de las casas de abajo jugaba, sola, una nenita negra vestida de rosa. Debía tener unos 4 o 5 años. Yo la miraba, apoyada contra la baranda del balcón, hasta que miró hacia arriba y me vio. La saludé con la mano y le sonreí. Me devolvió el saludo con una sonrisa enorme, con tanta efusividad y tantas veces que la madre salió a ver qué hacía. Cuando la mujer miró hacia arriba y me vio, hizo lo mismo: me sonrió, una sonrisa inmensa, y me saludó efusivamente con la mano. Durante unos segundos, tal vez un minuto, nos miramos, nos sonreímos y nos saludamos. Yo, una extranjera, desde la terraza del bar de moda, ellas, madre e hija sudafricana, desde el patio de su casa. Estábamos muy cerca y muy lejos a la vez.

durban-sudafrica-1

durban-sudafrica-2

En ese momento me dieron ganas de llorar: de tristeza, de emoción, de alegría. Y en ese momento me di cuenta de que son estas sonrisas espontáneas —este intercambio de amor que todos los seres humanos somos capaces de hacer y de ofrecer en cualquier lugar del mundo, sin importar el lenguaje, la raza ni la nacionalidad— las que hacen que nos reconozcamos como humanos, más allá de nuestras diferencias, y podamos, de a poquito, ir arreglando este mundo juntos.

soweto-sudafrica-47

soweto-sudafrica-9

, , , , ,

62 Responses to El idioma universal (que hace que el mundo siga girando)

  1. Fede 28/03/2013 at 21:16 #

    Excelente post! Trasmitiste ese idioma universal en cada linea :D

  2. irene 28/03/2013 at 21:18 #

    Hermoso me encanto!

  3. Estrella 28/03/2013 at 21:23 #

    Me conmovió hasta las lágrimas este post.!
    Son muy bellos esos niños =)

    FELICITACIONES y Gracias por compartir tus hermosas experiencias.

  4. Demian 28/03/2013 at 21:27 #

    Amor mio! me emocionan profundamente tus palabras! me sonríe el alma y se me hincha el corazón de amor por vos! sos muy hermosa!

  5. Jaquelina 28/03/2013 at 21:28 #

    Aniko…me hiciste emocionar hasta humedecer mis ojos…gracias por regalarnos a través de tus bellas y delicadas palabras, un mundo desconocido y tan hermoso!!!!!
    Gracias por las fotos, gracias por tu sensibilidad, que me acerca tanto a ese mundo donde estás en ese momento, que hasta casi me pareció rozarles las manitos a los chicos de Soweto!!!!!
    Mil besos para vos….y todo lo mejor!!!!

  6. chetoba 28/03/2013 at 21:37 #

    Que lindo Aniko, yo también quisiera ir a Sudáfrica, ya voy a ir. Qué bueno lo que contás, que gran obra que hizo MANDELA, no hace mucho volví a ver la película Invictus que debería ser de visualización obligatoria en los colegios, ahí se muestra lo que contás., Generó inclusión (de abajo a arriba y de arriba a abajo), promovió el perdón y comprensión de que todos somos iguales, que vivimos distinto pero nos necesitamos todos y hay que igualar para arriba, no para abajo. Vos vas a recorrer un barrio humilde con una nikon al cuello en cuatriciclo y niños y grandes te regalan una sonrisa. Que lindo éso y que mal me pongo cuando PERDON POR SER POLEMICO en tan lindo post, pero que pasaría si te vas en un cuatri a hacer lo mismo a la 31 en retiro? Tal vez pase lo mismo, pero no lo sé, tengo dudas. Acá se genera división y cada vez más. Bueno, me alegro por tu viaje, no molesto más y qué lindas fotos de los niños. AH! no te traigas ningún negrito, que fué éso de me los quería llevar a todos!!?, mucho menos al flaco de “My Picture” que se nos arma lío con el burbujero loco. Besote

  7. Luci 28/03/2013 at 21:57 #

    Siiiiiiiiiiiiiiiii!!!, te leo hace mucho tiempo, y me encanta cuando escribís de una forma tan natural, que cuando uno lo lee le llega la vibra muy fuerte!
    El amor, sobre todo en lugares tan sufridos como en sudafrica, es algo preciadisimo, y hace ver como nuestras supuestas costumbres tapan nuestros ojos en la vida cotidiana!
    Espero que andes muy bien!

  8. Pedro E 28/03/2013 at 22:05 #

    buenisimo , en especial el hecho de que nos pueda conmover esos pequeños gestos.detalles y cambiar o fortalecer nuestro objetivo en la vida…Gracias pro compartir (:

  9. Yamila 28/03/2013 at 23:40 #

    Me emocionó mucho este post!!! me sentiria igual si estuviera en esa situación!!! Seguí disfrutando del poco tiempo que estás allá! lo más que puedassss

  10. Iván López 29/03/2013 at 01:11 #

    Wow! Todo un mundo nuevo para mis ojos. No paraba de preguntarme que estarías haciendo o viendo, espero las próximas entradas y las fotos. :D

    Curioso lo que a veces encontramos sin buscar.

    “…we are here in this beautiful planet called Earth, a beautiful place to live in…”

  11. Alicia 29/03/2013 at 01:15 #

    Por prescricion medica no puedo digitar nada, pero este post es maravilloso, es genial, me hiciste sentir un poquito cerca a Africa, Gracias.

  12. Lavoe 29/03/2013 at 02:00 #

    Los porteños (no los argentinos de las provincias) tienen la mala fama y la mala maña de ser racistas, segregadores, fantoches, presumidos, fanfarrones, presuntuosos…”¡En 1996 durante un viaje diplomático a los Estados Unidos, cuando le preguntaron sobre la población negra de Argentina el presidente Carlos Menem respondió: Argentina no existen los negros; ese problema lo tiene Brasil.!” ¿Acaso los blancos son mejores? ¿Acaso los seudo europeos que habitan Buenos Aires son superiores? ¿Acaso los europeos son monumentales o qué? “Vivir en cualquier parte del mundo hoy y estar contra la igualdad por motivo de raza o de color es como vivir en Alaska y estar contra la nieve.” (William Faulkner, poeta) “No es que, si se es racista, se sea una mala persona; es que, si se es racista, se es un hijo de la gran puta.” Antonio Gala. ” El fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando.” Miguel unamuno

  13. Lavoe 29/03/2013 at 02:03 #

    Los racistas (porteños) son tan inseguros de sí mismos, que necesitan demostrarse que son superiores a algo.

  14. Alvaro 29/03/2013 at 02:17 #

    No se que decir, ha sido uno de los post mas lindos que lei. Te juro que me llego al corazon.
    <3

  15. Gina 29/03/2013 at 02:29 #

    Me gustó muchísimo Aniko, lo que me gusta mucho de ti es tu sensibilidad, el escrito me encantó, te pone a pensar, no sólo en el enorme transcurso de tiempo que lleva nuestro bello planeta, sino en la facilidad de la vida, de lo bello que es todo con una sonrisa, la empatía humana. En fin que ojalá pudieras hacérselo llegar a los líderes del conflicto que se está gestando entre los Estados Unidos y Corea del Norte, a veces son las “pequeñas” acciones las que cambian al mundo, no será algo ENORME, pero mínimo tu escrito ya hizo calor en mi corazón y me dan ganas de sólo dar amor, es poco a poco la humanización, son estas notas las que nos pegan con la realidad, que es tan simple: sólo somos humanos ¿por qué odiarnos? no es necesario. Un fuerte abrazoo!! sigue así.

  16. Daniela 29/03/2013 at 06:38 #

    Simplemente me emocionó. Gracias.

  17. Pauli 29/03/2013 at 07:50 #

    Que lindo comienzo para una nueva aventura!
    te leo hace tiempo y cada vez estoy más convencida de que cuando uno hace lo que le gusta las cosas suceden como por magia.
    Me inspiras un montón!

    Saludos Aniko, espero tu próximo post!

  18. Belén 29/03/2013 at 09:30 #

    Te felicito, que lindo como escribis me hizo poner piel de gallina.

  19. Romina 29/03/2013 at 13:07 #

    Aniko: maravillosas palabras, maravillosas fotos! Vengo leyendo tu blog hace unos meses porque me lo pasó un amigo pero nunca había comentado. Realmente todo lo que contás me enseña a no ahogarme en los vasos de agua de la rutina, ya que mostrás el lado humano, hospitalario, abierto y amplio del mundo, y ahí es donde digo ¿de qué me quejo? ¿de qué nos quejamos? Hay mucha vida allá afuera y también acá al lado, cerca de uno, sin dejar de lado que aun hay muchísimo por hacer, por mejorar, por cambiar, que hay que trabajar con el amor que uno lleva adentro, volcarlo hacia los demás, sonreir!
    Gracias!

  20. **Lau** 29/03/2013 at 14:38 #

    Este post me puso la piel de gallina, me hizo sonreir y llorar a la vez, con esa mezcla de emociones que vos describís. Y banco Ani tu sinceridad…por más que se trate de un press trip, uno no deja de ser viajero. Lo que relatás de Durban o Soweto creo que marca la diferencia entre lo que es el turismo, la manera en que un ente turístico quiere que la gente vea a su país, la forma en que lo quieren vender, y lo que realmente el viajero busca. Con toda humildad, me pareció un poco ridículo hacer ese paseo en cuatriciclo… qué bueno que pudiste salirte de los márgenes, mirar más allá y contárnoslo en el blog! Un abrazo fuerte!

  21. Roberto 29/03/2013 at 15:54 #

    Excelente !!!! emotiva y movilizante nota. Gracias Aniko por enseñarnos con tus experiencias.

  22. virginia 29/03/2013 at 19:00 #

    Tus imagenes dicen mas que cualquier palabra.
    Y en el relato de tus emociones, me senti nuevamente en Cuba, en los muchos pueblitos alejados de los centros turisticos.Alli tambien senti la hermandad en las sonrisas y la hospitalidad del pueblo cubano, tan castigado.
    Gracias Aniko.

  23. nella 29/03/2013 at 20:56 #

    Simplemente bello y realice un viaje imaginario. Gracias….. tienes un don nena. Te escribo de Py.

  24. Alvaron 29/03/2013 at 21:03 #

    Emocionante ver como hay paises que han logrado superar el pasado….. Gracias Aniko por este post!

  25. Aldana 29/03/2013 at 23:34 #

    Hola Ani!!
    Tengo tantas cosas para decirte que seguro te las voy a comentar personalmente!! jaja
    Igualmente, algunas de ellas las vas a poder leer en el post sobre Sowetto, pero quería contarte acá que si bien nosotros tuvimos la misma sensación de que “estaba todo bien” con nosotros, como blancos, no fue lo que nos hicieron saber muchos sudafricanos blancos que conocimos. Es más, algunos de ellos se construyeron casas en Mozambique porque están convencidos de que en un tiempo no muy lejano se va a producir una especie de “revolución” desde los negros contra los blancos y, por eso, ya tienen a donde escaparse. Por otra parte, muchos sudafricanos blancos nos contaban que hay una movida muy fuerte de jóvenes negros que no vivieron el Apartheid verdadero (digo “verdadero” refiriéndome al período histórico anterior a 1994), pero que tienen un sentimiento de venganza muy fuerte. Obviamente que no hicimos una encuesta en todo el país y que no podemos afirmar nada estadístico, solo contar lo que nos contaron las personas que nos alojaron en el país y las que nos levantaron cuando hacíamos dedo en la ruta.
    Lamentablemente mi sensación fue muy distinta a la tuya. Y está bueno que ante un mismo suceso, lugar o hecho las reacciones sean distintas y, al ser sentimientos, son inexplicables, no? Yo me fui de Sudáfrica con un sentimiento de amargura muy grande, vi mucha discriminación, mucha indiferencia y mucho resentimiento. Vi manifestarse el apartheid en muchas otras formas y eso me entristeció bastante… Vi que hubo muchos avances y que Mandela estaría orgulloso de los mismos, pero que no fueron suficientes.
    Y, particularmente, creo que en Soweto hay una mezcla de sentimientos con respecto a los extranjeros debido al gran cambio que sufrió el barrio cuando se organizó el mundial de fútbol.
    Pero bueno, todas son sensaciones válidas y lo importante es poder tenerlas y compartirlas!!
    Nos vemos pronto!
    Cuidate mucho!
    besos
    Aldana

    • Aniko Villalba 30/03/2013 at 10:51 #

      Hola Alda!
      Yo no vi las cosas con tanta profundidad como ustedes ya que estuve muy poco tiempo en el país y vi todo bastante por encima, así que lo que escribí son sensaciones puramente subjetivas, una catársis ante todo. No me sorprende, igualmente, lo que me decís, creo que es casi lógico que haya mucho sentimiento de venganza, porque lo que pasó la gente negra ahí fue algo horrendo. También vi actos de discriminación, especialmente hacia los “coloured”, pero también vi muchas sonrisas. Espero que no sea solamente una calma chicha previa a una tormenta, sino algo real. Sé que soy muy idealista, pero realmente creo en eso de que “solo el amor salvará al mundo”. Es un tema muy complejo, ya charlaremos todo cuando nos veamos. :)
      besos!

      • Claudio Sacomano 31/03/2013 at 13:34 #

        Creo que cuando uno viaja y comenta lo visto, comenta una instantánea de la realidad, única y teñida por la forma de ser de cada uno y por los momentos vividos. No existe la verdad absoluta, solo fotos que uno puede apreciar y compartir. Solo la historia nos muestra la película completa y, usualmente, con varias ediciones de acuerdo al “director” de turno.
        Dicho esto y tomando, por lo tanto, como ciertas ambas realidades, igual creo que hay un mensaje muy esperanzador, porque los adolescentes que menciona Aldana fueron criados por unos padres que vivieron el apartheid mientras que los chicos de los que habla Aniko son hijos de los que no lo vivieron de adultos… O sea que el futuro no es tan malo, después de todo.
        Besos a las dos, y muy buenos los post.

  26. Noe 30/03/2013 at 09:57 #

    Hola, hace tiempo que te leo pero no había escrito, me encantó este post, que indignación lo que vivió esta gente, pero a la vez que bueno que viven sin rencor o tratan de vivir sin rencor. Gracias por compartir estas hermosas fotos, que lindos los niños.

  27. Isis 30/03/2013 at 11:43 #

    Hola Aniko! estoy planeando mi viaje a Sudáfrica y me encantó leerte. Por favor escribí más! Mostrá más! Soy fotógrafa, amo viajar y creo que es la mejor inversión… después de todo somos ciudadanos del mundo :) Besos

  28. Alicia Miau 30/03/2013 at 17:25 #

    Hola !! tengo 16 annos vivo en Zipa Quira – Colombia y estoy en decimo grado, mi gran suenno ademas de hacer una carrera universitaria y todo eso, es viajar como mochilera,estoy en decimo grado y aunque mis papas no estan muy de acuerdo dicen que me vovli loca y que eso es para vagos sin eeducacon y yo no seque mas jajja pero igual quiero realizar esos suennos. yo quiero al final de anno entrante empezar por conocer mi propio pais ya sabes antes de entrar a la U y estaba investigando en internet informandome sobre todo eso y “por casualidad” me encontre coneste blog tuyo y realmente te admiro mucho porque quiero seguir tu ejemplo de viajar conocer y aprender, demas que se ve que eres una gran mujer… :D Alicia

  29. Vero 30/03/2013 at 22:36 #

    Aniko se me pone la piel de pollo cuando te leo. Gracias por tu buena vibra y compartir tu pasión, gracias por regalarnos eso. Ojalá sigas inspirando a muchos otros! Te deseo muchos, muchos viajes más. Saludos desde Chaco :)

  30. Andrea 31/03/2013 at 03:14 #

    Se acaba de convertir en una de mis entradas favoritas! de eso se trat el mundo…y una sonrisa nos puede unir a todos en una mezcla de amor, alegría, fraternidad y entendimiento!

  31. Jordi Garcia 31/03/2013 at 05:14 #

    Caramba!
    Estoy “sorprendido”, por decirlo de alguna manera, del giro que está tomando este blog.
    La República de Sudáfrica desde la ventana, desde el otro lado del escaparate, separada de la “realidad” por un cristal muy, muy grueso… Safari, cenas en bares de moda, cuatriciclos… Wow!!!

    • Aniko Villalba 31/03/2013 at 10:10 #

      Jordi, como adelanté en Facebook y conté en el primer post de Sudáfrica, este viaje fue de prensa y fue organizado por la Embajada de Sudáfrica, no fue un viaje independiente como los que suelo hacer. Yo acepté ir aún sabiendo que no sería mi estilo de viaje y la verdad es que la pasé muy bien. Me prometí volver para conocer el país a mi manera, pero no por eso iba a dejar de escribir acerca de la experiencia. Me parece un poco precipitado de tu parte tildar este post de “giro” cuando en mi blog hay casi 300 artículos que muestran que mis viajes suelen ser de otra manera. Saludos.

      • coty zambrano 02/04/2013 at 11:59 #

        que facil y rapido la gente cataloga al otro sin conocimiento, sin tomarse el tiempo debido antes de hablar, puff cuanto para aprender que tenemos.

  32. Claudio Sacomano 31/03/2013 at 13:25 #

    Como me pasa con uno de cada 2 (o tres a lo sumo) de tus post me siento en la obligación de compartirlo, no solo porque me gusta (y mucho) como escribís y como documentás tus publicaciones, sino porque detrás hay un mensaje, consiente o no, muy fuerte (en este caso “el amor” como única manera de tener un futuro).

    Además siempre nos arrimás una visión distinta (la tuya, que no es poco) de los lugares que visitas, aunque lo hagas en cuatriciclo o desde el lugar de moda (desde el que aprovechaste para mirar para afuera, fiel a tu estilo).

    Un beso muy grande.

  33. Tony 01/04/2013 at 00:31 #

    Hola Aniko!
    Hace poco que conozco este blog y que leo de tus viajes, pero me encanta la forma en que los contas y describis, logras que de alguna forma estemos viajando con vos. Tu blog se ha convertido en una de mis lecturas favoritas… Soy fotografo aficionado y tambien presto atencion a tus fotos, que son muy buenas. Gracias por compartir tan lindas experiencias y de una manera tan sensible y especial como lo haces!!
    Saludos!! =)

  34. Melu Biondi 01/04/2013 at 01:30 #

    Sólo el Amor, con mayúsculas, salvará al mundo =) Gracias por hacerme sentir, una vez más, que somos varios los locos idealistas que no sólo creemos con un mundo amoroso, sino que aportamos nuestro granito de arena para verlo edificado. Bendiciones miles Aniko!

  35. Daria 01/04/2013 at 07:08 #

    Hola Aniko!

    Te leo desde Rusia, muchas gracias por este post. Me salen lágrimas de estar conmovida.

    Abrazos!

  36. Iñigo 01/04/2013 at 14:13 #

    Hola Aniko!
    Comparto contigo la emoción de encontrar a unos niños pequeños de cualquier zona desfavorecida del planeta y comunicarte aunque sólo sea con la mirada. No puedes ver más que la parte más bonita de la relación entre personas. No hay prejuicios, no hay miedos, no hay intereses, no hay egoísmos… Sólo hay entusiasmo y amor.
    Sigue abriéndonos los corazones con el pasaporte en la maleta, la cámara en el ojo y el teclado bajo tus dedos!
    Bss!!!

  37. Adela 01/04/2013 at 14:55 #

    Hola Aniko,
    Me encanta tu blog. Sigo tus viajes desde principios del año pasado. Te escribo para compartitrte el poema “Invictus” que inspiró a Mandela mientras estuvo preso: http://clementinaconstelada.blogspot.com.ar/2011/12/invencible.html
    En su momento me impactó mucho leerlo y confirmar mi hipótesis de que las palabras pueden inspirar a las personas.
    Tus palabras me inspiran Aniko!

  38. Macarena 01/04/2013 at 16:23 #

    Aniko, me emocioné hasta las lágrimas con este post.
    Me encanta cómo escribes y me encanta viajar.
    Después de esto, seguro África es mi nuevo objetivo!
    Muchas gracias por compartir todo esto!

    Un abrazo!

  39. Elena 03/04/2013 at 17:04 #

    Estuve en Sudáfrica el año pasado así que me está gustando mucho leer tus impresiones sobre el país. Yo, como Aldana, también me volví con un sentimiento un poco de amargura aunque apenas salí de la región de Johannesburgo y me faltó tiempo.
    Me dio la impresión de que se han cambiado los papeles y ahora los blancos viven encerrados en sus casas y urbanizaciones con altas medidas de seguridad, o pensando en irse a Mozambique o Australia. No sé, tuve la sensación de que había mucho odio bajo la superficie.
    Saludos y encantada de leerte.

  40. Mihaelo 03/04/2013 at 17:52 #

    Seguro Aniko que el hombre en tres millones de años estará viajando por otros planetas muy lejanos del Sistema Solar. Es lamentable que todavía en nuestro planeta sigamos aferrados al dinero que nos comanda inexorablemente. Como se percibe de tu relato, los negros siguen siendo los más pobres y sus rincones de vivienda se usan como excusas para atraer turistas, que es el caso de estes puntos turísticos de moda. Algo semejante que se pasa en nuestras Misiones donde los guaraníes derrotados en la Guerra de las Misiones por causa de la disputa de territorio entre espanõles y portugueses, hoy vivan pidiendo “una monedita por favor” a los turistas. Guaraníes que eran los legítimos dueños de estas tierras y que hasta mismo a la escuela secundaria no puedan ir por prejuicio de los estudiantes blancos que dicen que ellos no tienen buen olor y las niñas tienen olor de mujer. Es difícil de creer que esto haya ocurrido, pero se pasó en una escuela brasileña del estado de Mato Grosso del Sur en territorio que hasta la Guerra de la Tríplice Alianza era paraguayo. Así es el dinero, el gran generador de los más horrendos e injustificables crímenes de la humanidad. Buenas, ésta siempre sigue en permanente evolución y para viajar a otros planetas la superación del paradigma monetario y propietario es inevitable. Así, entonces habrá amor para todos, o sea el derecho a todos teneren acceso a los bienes creados por el ingenio humano.

  41. Lili 05/04/2013 at 01:14 #

    Hola Aniko, y hola a todos!!
    Gracias por tu sentido profundo de la realidad, tus ojos no solo captan fotos, tambien captan emociones, y por si no te diste cuenta un buen referente con sentido optimista , no todos tenemos la sencilles de poder ver en otros lo que llevamos dentro, digo poder reflejar tantas sonrisas…y tanto amor, no es casual.

    Muy bueno el blog!! saludos Lili.

  42. Diego Villamil 05/04/2013 at 09:49 #

    Sos grande Aniko me encanta este post, sacà ràpido el libro :( saludos desde Colombia!

  43. Demián 06/04/2013 at 23:22 #

    este post me llego al alma :’(
    y la verdad me has impresionado bastante, es increíble que hallan tantas personas que te han demostrado su sinceridad y su amor y te hallan regalado tantas sonrisas.
    ERES GENIAL ANIKO!!
    un saludo desde Salta, Argentina.

  44. Kariu 13/04/2013 at 14:42 #

    Lo increíble es que la fotografía puede captar el amor en la mirada. Muy lindo post!!

  45. Carolina 24/04/2013 at 02:00 #

    Hola, me ha conmovido bastante tu post hasta el punto de las lagrimas. Es muy triste todo eso del racismo. Nunca podré entenderlo. Muy bueno tu post. Saludos.

  46. Sergio Sala 01/05/2013 at 00:16 #

    Excelente artículo, Aniko.

    Apenas te descubrí por el podcast de Andrea Rodriguez y me ha gustado mucho el primer articulo que leo.

    Es la verdad, todos somos iguales pero nuestra naturaleza humana es tan compleja que a veces tambien me extraño cuando veo las cosas que hemos hecho (y que somos capaces de hacer..)

    Viajar es abrir los ojos. Excelente.

  47. ferny 11/05/2013 at 18:45 #

    Sinceramente…emocionante lograste con tus palabras revolver todo eso que tengo adentro y que siempre me planteo, PERO POR FAVOR no hables de razas!!!! no existen las razas entre nosotros y esta demostrado cientificamente solo son aspectos superficiales como el color de piel. Entre los animales hay especies y por ejemplo entre los perros hay razas pero entre nosotros hay de todo, odio, rencor, mentiras, etc pero no distincion de razas! se lo que quisiste plasmar en palabras pero no uses esos terminos. no dejes tampoco que esa distancia que sentiste se te haga carne, cada uno de nosotros PUEDE CAMBIAR AQUELLAS SITUACIONES QUE NOS GENEREN SENSACIONES DE IMPOTENCIA, NADA TE LO IMPIDE!!!!.

    Gracias por tus palabras dia tras dia logras que me traslade a los lugares por los que viajas en pocos segundos.
    graciassssssssssss

    • Aniko Villalba 12/05/2013 at 11:52 #

      Hola ferny, gracias y no te preocupes, no usé la palabra “raza” de modo peyorativo ni “separativo” sino solamente para dar a entender mi mensaje. Yo tampoco creo que existan diferencias entre los seres humanos, más allá de que algunos tengan un color y otros otro.
      Saludos!

  48. Car!tOo.. 11/06/2013 at 19:52 #

    Hasta las lágrimas Aniko.. soy una simple principiante del viajar, pero una pequeña viajera en fin.. me doy cuenta q de a poco me voy soltando más, y voy aprendiendo a disfrutar plenamente de cada segundo de viaje, me voy descubriendo como una apasionada del conocer, del descubrir, del interactuar con la gente desconocida, y VOS a traves de este blog, y de cuanta red social existe!! te estas convirtiendo en el combustible que alimenta esas ganas de viajar para que pasen a ser MAYORES que cualquier freno (hablesé de miedos, dinero, etiquetas sociales y demas, etc etc), y algun dia poder llegar a decir “CHAU, ME VOY!!”

    GRACIAS!! MILLONES..

    Caro..

  49. Giuliana 04/07/2013 at 13:41 #

    Terriblemente inspirador la manera en que lográs conectar a tu manera con el mundo hasta cuando no estás viviendo de la manera en como solés vivirlo. Sos un ejemplo enorme y debés ser un alma muy muy muy vieja porque tenés una sabiduría asombrosa, qué suerte que hayas elegido comunicarla así.
    Espero tu libro desde hace meses :) Que el camino a finalizarlo sera placentero!
    Giuliana

  50. Santiago Ortiz 30/07/2013 at 12:36 #

    Aniko, sinceramente tus fotos son espectaculares. Hace tiempo que te leo.
    Estuve viajando sólo por Europa durante cinco meses y me encantaría que pudieras leer algo de lo mio. Acá te dejo el link: http://elchuecodeviaje.wordpress.com/.

    Un beso

  51. Amauri Da Silva 01/08/2013 at 16:11 #

    Te descubrí el otro día Aniko, buscando en youtube “vivir viajando” y encontré una conferencia tuya. Me encantó. Luego busqué tu blog, leí un par de posts, y aqui estoy de nuevo. Creo que has ganado un fiel seguidor por mucho tiempo. Además, he de decirte que tuve una inspiración para seguir el sueño que tengo desde hace muchisimo tiempo, ya sabes cual es, y bueno estoy muy animado para seguir el camino, mi camino. Y no se porque, siempre que te veo (te leo) me viene a la cabeza una frase de uno de mis libros favoritos. (El alquimista, de Paulo Coelho) estoy segurisimo de que lo has leido tambien, que dice “cuando deseas algo con todas tus fuerzas el universo entero conspira para que lo consigas”. Creo que es tu leyenda personal :)
    Por cierto, si piensas algun dia pasarte por Valencia (España), yo tambien hago CochSurfing asi que si necesitas algo me avisas. Un gran saludo!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 31/03/2013

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Hoy me acordé del día que estudié el apartheid en la facultad. Fue en una clase de Historia, aunque aquel régimen había terminado hacía demasiado poco como para ser catalogado de “histórico”. Recuerdo que escuchaba……

  2. Blanco "Bueno", Negro "Malo" - Mucha Informacion - 21/04/2013

    [...] escritora y fotógrafa Aniko Villalba, en su blog de viajes: viajandoporahi.com, posee un artículo hermoso donde muestra fotografías de su viaje a Soweto en la actualidad y fue [...]

  3. Hola! | Passaport en regla - 08/05/2013

    [...] 29/04/2013, Aniko Villalba, “El idioma universal” (28/03/2013) http://viajandoporahi.com/el-idioma-universal [...]

  4. ¡Se viene el TP 5! | Géneros Creativos - 22/05/2013

    [...] http://viajandoporahi.com/el-idioma-universal [...]

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes