Europa

Hacé click en los países para leer los relatos


Europa

Guías prácticas


guia-europa

guia-islandia

Series


proyecto-hungria

sziget-festival-serie

desafio-islandia-serie

desafio-serbia-croacia-serie

la-vida-en-biarritz-serie

Algunos relatos de Europa:

 

Querido Blog: Hoy estuve en un bosque encantado
(y conocí a una gallina de nieve)

29 de marzo de 2012, Laponia Sueca

Querido Blog: Dormí menos de cuatro horas pero no me importa nada. Ayer vi la aurora boreal. Leíste bien: A-U-R-O-R-A-B-O-R-E-A-L. ¿Qué asunto mundano me puede importar después de haber visto algo así?

Otoño en Portugal

Veranos en Brasil Como muchas familias argentinas, durante mi infancia y mi adolescencia pasé incontables veranos en Brasil. No recuerdo dónde fue que vi el mar por primera vez, pero en mi imaginación, ese mar…

Recalculando

Volví a Europa. Un pajarito (bautizado, después de aparecer en este post, Enrique) te lo cuenta en 24 fotos.

Desafío Serbia Croacia #7: explorar lugares abandonados

Take nothing but photographs, leave nothing but footprints (Toma solo fotografías, deja solo huellas) Uno de los lemas de los exploradores urbanos No sé cuándo fue que empecé a sentir cosquillas en la panza al…

Geocaching: la búsqueda del tesoro más grande del mundo

Mañana, 2 de mayo, Geocaching cumple 15 años. Y lo único que me pregunto es cómo no lo descubrí antes. En realidad lo conocía, varias personas me habían hablado acerca de ese juego, pero nunca le…

Fin de un invierno en Granada

Escribir, desde esta calurosa y húmeda Buenos Aires, acerca del frío polar que pasé en Granada me parece misión imposible. ¿Cómo transmitirles el frío que sentía en las manos y en los pies si en…

Querido Blog: Hoy vi la aurora boreal

28 de marzo de 2012, Laponia (Suecia)

Querido Blog: Tapones de oído. Eso es lo que nos dieron como souvenir cuando entramos a la oficina de turismo de Piteå (la A con circulito se pronuncia como una O), el pueblito al que viajamos ayer desde Skellefteå. […]

Yo no quería ir al Oktoberfest

Cuando me enteré de que íbamos a estar en Munich durante el Oktoberfest me estresé. Esa ciudad era la última parada —obligada— del viaje a las raíces que estaba haciendo con mi mamá y mi papá por Hungría y Alemania: ellos tomaban el vuelo de Buenos Aires desde Munich y yo el tren a Francia el mismo día. Como el cuelgue con las fechas suele ser de familia, ninguno de los tres se había avivado de que ir a fines de septiembre equivalía a ir durante el Oktoberfest, el festival de la cerveza más grande del mundo.

La anticrónica de una argentina en Sant Jordi

Anticrónica (según yo): relato cronológico medio desprolijo*, con poca certeza de horarios y nombres exactos, con más atención puesta en los hechos periféricos del evento que en los centrales y que, por eso, desinforma más de…

Las paredes de Coimbra

Llegamos a Coimbra con lluvia. Viajamos en auto desde Aveiro (a 40 minutos) con Sofía, la lectora portuguesa que nos estaba alojando, y su amigo Mario, arquitecto y profesor de historia del arte. Coimbra es…

Despedidas, bienvenidas y reencuentros

La escritura de viajes es, en mi opinión, una de las más personales. No me refiero a la redacción de guías de viaje ni a las recomendaciones de atractivos turísticos para visitar, sino a la transmisión de experiencias, sentimientos y vivencias del viaje en sí. Viajar es algo que nos involucra de pies a cabeza […]

Carta de despedida a Biarritz

Me cuesta escribir esto sin ponerme triste. Llegué a Biarritz por primera vez hace poco más de un año, el verano pasado, sin saber que me quedaría a vivir por nueve meses, que caminaría tanto…

Empecé natación

Quedarme quieta en un solo lugar me permite hacer cosas que de viaje me resultan difíciles o imposibles. Como anotarme en la pileta e ir a nadar dos veces por semana. O tener mi propia cocina y guardar cosas en las alacenas. O usar el buzón sin miedo. Frenar en medio de un viaje largo me parece cada vez más necesario: me permite disfrutar los placeres de la rutina estática. Mi vida en Biarritz es tranquila, y a veces tiene episodios como este. Viene con ilustración en marcadores de Aniko Szabó, mi mamá.

Desafío Serbia Croacia #5: encontrar a Kusturica
(o subirnos al Šargan Eight)

Ya sé que pretender encontrar a Kusturica (el director de cine serbio) solo porque estábamos en Serbia era una idea ridícula. Es como cuando fuimos a Islandia y pensamos en encontrar a Björk. Incluso le…

Altea, el pueblo que todo lo cura

  No sé quién fue la primera persona que me dijo que vaya a Altea, pero Ana (mi anfitriona en Cartagena) me lo repitió: “Tienes que ir a Altea”. Hay lugares que ya suenan lindos…

Desafío Islandia (bonus):
Hacer el Círculo Dorado sin hablar

Soy de hablar poco. No me sale hacer conversación forzada y el small talk es algo que prefiero evitar (me da pereza y no le veo el sentido). Si alguna vez nos cruzamos y no…

¿Seguimos en contacto?

Suscribite a mi newsletter para recibir los próximos posts y novedades en tu mail

(No te olvides de confirmar tu suscripción haciendo click en el mail que llegará a tu casilla)
×