(Advertencia: Este es un post acerca de nada)

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-21 La kasbah Ait Benhaddou

***

—Andi… ¿qué hicimos en Ait Benhaddou?

Le pregunto a Andi (compañero de viajes y autor del blog TrancaroLa por el muNdo) varios días después de haber visitado aquel pueblito del centro de Marruecos.

—Nada.

—Ah, me parecía. Es que estoy preparando el post para el blog y no me acordaba.

***

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-33 El pueblito de Ait Benhaddou, donde pasamos varios días haciendo nada.

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-1

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-24

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-25

Les voy a contar un poco acerca de mí. Tengo características de mi personalidad que son muy poco compatibles con el “ser viajera”:

1. Soy muy pero muy desorientada (Andi va a dar fe de esto ya que lo presenció en repetidas ocasiones. Cuando viajo sola ni me doy cuenta de que soy desorientada: salgo a caminar sin rumbo, nunca tengo mucha idea de dónde estoy y, en algún momento —no sé cómo— vuelvo al lugar de donde salí. Otras veces me pierdo y soy consciente de que estoy perdida, pero no me frustro demasiado porque siempre me pasan cosas interesantes en el camino).

2. Tengo mala memoria (especialmente a corto plazo) (y creo que por eso escribo: para no olvidar).

3. Además de ser desorientada, soy despistada y distraída (esto hace que confunda a una persona con otra, que piense que ya pasé por cierto sector de la ciudad cuando en realidad no fui nunca y que confunda ovejas con cabras; también me genera torpezas tales como caerme en plena calle o chocarme con la gente por estar mirando el cielo, un edificio, un chocolate o los pajaritos boquiabierta).

Todo esto hace que me deje llevar por la corriente, “que vaya para donde sople el viento” y que luego me olvide de qué fue lo que pasó. Por eso la pregunta que da inicio a este post. ¿Qué hicimos en Ait Benhaddou? Respuesta: en Ait Benhaddou no hicimos nada (viajeramente hablando). Aunque tampoco es que haya mucho para hacer…

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-31

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-5

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-7

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-9

Ait Benhaddou es una de las kasbah (o antiguos distritos/barrios fortificados) mejor preservadas de Marruecos. Tal vez la recuerden de películas como Gladiador, Lawrence de Arabia, La joya del Nilo, Jesús de Nazareth, Indiana Jones, Cleopatra y El Príncipe de Persia, entre otros films que se rodaron ahí. Data del siglo 11 y hoy está habitada por muy pocas familias y por varios vendedores que ofrecen alfombras, djellabas y artesanías a buen precio, my friend. El pueblo está dividido en dos por un río: de un lado está la kasbah y del otro la parte “nueva” con los hoteles, restaurantes y viviendas de la gente.

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-10  Esta es la vista desde la kasbah…

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-11 Hagan de cuenta que están caminando hacia la derecha. Las siguientes fotos les darán una vista panorámica del lugar.

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-18 No es Tatooine

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-23 Sigan caminando hacia la derecha…

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-22 y verán por fin la kasbah desde arriba

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-13 el puente, y la parte nueva del pueblo.

Nosotros estuvimos cuatro días en Ait Benhaddou (del lado “moderno”) y la verdad que no hicimos nada. Yo, por mi parte, me dediqué a editar fotos y a escribir (y con un paisaje privilegiado de fondo, no cualquiera), y Andi también aprovechó la wifi para trabajar. Lo bueno de viajar con otro blogger es que entendemos, respetamos y, por sobre todo, no juzgamos la adicción a la pantalla del otro (y no hacemos preguntas del tipo “¿vas a estar todo el día en la computadora?”). La vida del blogger a veces es glamorosa (como cuando nos convocan para aparecer de fondo en películas de Hollywood) y a veces no tanto (como cuando nos quedamos en hoteluchos de mala muerte, con baños polémicos y camas con pulgas) (lo cual no fue el caso de Ait Benhaddou, ya que nuestro amigo Hassan, dueño del hotel La rose du Sable, nos esponsoreó parte de nuestra estadía). Para un blogger de viajes (o un nómada digital), hay lugares que son ideales para relajarse y trabajar (¿contradicción?), y Ait Benhaddou fue uno de esos. Un lugar para hacer nada. Pero para hacer nada sin culpa y con un paisaje lindísimo de fondo.

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-6

***

Para terminar, algunos datos de color acerca de mí:

• Me gusta mucho el pan con queso.

• Quisiera viajar con un gatito en la mochila.

• Cuando tengo ganas de comer chocolate no puedo pensar en otra cosa.

• A veces me quedo dormida en los buses y a veces no.

• Quiero vivir en una casa frente al mar. Algún día.

• Estoy pensando en volver al desierto y hacerme nómada. Por un tiempo.

• Soy fanática de Family Guy, me parece el mejor dibujito de la historia.

• Las gaviotas me caen mucho mejor que las palomas.

• En realidad, no me banco a las palomas.

• No sé qué prefiero: si el té o el café. Creo que el té.

• Soy una persona que se asusta muy fácilmente (no es que tenga miedo, sino que soy de esas que se sobresaltan cada vez que alguien me dice ¡BU!) (me pasa por ser tan dispersa).

• Sé decir “dátiles” en árabe (suena algo así como a “tajelaut”. Se lo escuché decir varias veces a Moha, el chico del desierto, en situaciones que claramente no tenían que ver con comida, así que con Andi decretamos que acá en Marruecos usan la palabra “dátiles” como Robin usa la palabra “caracoles”: “¡Dátiles, Batman!”).

¿Qué tiene que ver todo esto con Ait Benhaddou? Nada. Tenía ganas de contarles nomás. :)

ait-benhaddou-marruecos-aniko-villalba-29

Información útil para visitar Ait Benhaddou:

Cambio: 1 euro = 11 dirham (marzo de 2012)

Cómo llegar a Ait Benhaddou: primero tendrán que ir en bus a Ourzazate (desde Tinerhir cuesta 35 dirham y son 3 horas de viaje), de ahí tomar un taxi compartido a Uadlemala (no sé cómo se escribe este lugar, pero se pronuncia así como lo leen) (10 dirham por persona) y de ahí otro taxi-colectivo a Ait Benhaddou (5 dirham). O sino tomar un taxi-colectivo directamente desde Ourzazate a Ait Benhaddou (están a 32 km de distancia).

Alojamiento en Ait Benhaddou: todos los hoteles están del otro lado del río que separa a la kasbah de la parte “nueva”. Si quieren darse el gusto y dormir en un lugar lindo, les recomiendo La Rose du Sable (pregunten por Hassan así les hace precio).

• Ait Benhaddou es un lugar muy turístico y, por ende, los precios están un poco más altos: les van a querer cobrar entre 8 y 15 dirham por una botella de agua de litro y medio (que en otras partes de Marruecos se paga 5 dirham) y la comida también es un poco más cara.

• Para entrar a la kasbah, en teoría, no hay que pagar, pero todo depende de por qué entrada vayan. Si entran por el puente, nadie les va a pedir nada, pero si cruzan el río a pie (por las piedritas) y entran por la puerta principal, les van a pedir una colaboración de 10 dirham para el mantenimiento de la kasbah. Dudoso.