Me hablaron mucho de ella. Me dijeron que me iba a partir la cabeza, que me iba a encantar. Yo vine sin expectativas, pero sospechando que esta cita a ciegas podía funcionar. Y sí. Pasó. Me enamoré de Barcelona. Encontré un lugar en el mundo que cumple con todos los requisitos de Ciudad Ideal Para Aniko. Y como estoy en estado de enamoramiento pleno, probablemente sea muy poco objetiva y sienta que todo es… perfecto (suspiros).

Desde que vi la ciudad por primera vez, mientras subía por las escaleras de la estación del Metro de Plaza de Catalunya, sentí que había llegado a mi lugar (o tal vez a “el lugar donde quedarme cuando no estoy viajando”). Si tuviera que llenar una Lista de Requisitos Para Ser Una Ciudad Ideal, Barcelona los cumple todos. Encaja perfectamente conmigo, con lo que me gusta, con el tipo de ciudad que siempre soñé.

Barcelona, para mí, tiene todo.

barcelona-aniko-villalba-1

Construcciones bajas y antiguas

barcelona-aniko-villalba-2

barcelona-aniko-villalba-4

barcelona-aniko-villalba-17

Arte callejero

barcelona-aniko-villalba-7

barcelona-aniko-villalba-6

Barrio gótico con callecitas-pasadizos, faroles y construcciones de piedra

barcelona-aniko-villalba-9

Perros con onda

barcelona-aniko-villalba-11

barcelona-aniko-villalba-12

Construcciones de no creer

barcelona-aniko-villalba-14

barcelona-aniko-villalba-16

barcelona-aniko-villalba-18

La huella de Gaudí

barcelona-aniko-villalba-19

barcelona-aniko-villalba-7

Skates y bicicletas

barcelona-aniko-villalba-18

Arquitectura sorprendente en cualquier rincón de la ciudad

barcelona-aniko-villalba-22

Mensajes positivos

barcelona-aniko-villalba-35

Mensajes a libre interpretación

barcelona-aniko-villalba-23

El mar

barcelona-aniko-villalba-25

barcelona-aniko-villalba-47

Rebeldía

barcelona-aniko-villalba-26

Personajes con onda

barcelona-aniko-villalba-27

barcelona-aniko-villalba-28

Más Gaudí (el Parque Guell)

barcelona-aniko-villalba-32

Gracia, mi barrio bohemio preferido

barcelona-aniko-villalba-36

Músicos callejeros

barcelona-aniko-villalba-40

Cafecitos

barcelona-aniko-villalba-41

Puestito con golosinas argentinas (dulce de leche y alfajores)

barcelona-aniko-villalba-42

La ropa colgada de las ventanas del Raval

barcelona-aniko-villalba-45

El gato de Botero

barcelona-aniko-villalba-48

Más arte callejero

barcelona-aniko-villalba-52

Creatividad

barcelona-aniko-villalba-49

Rincones por descubrir

barcelona-aniko-villalba-53

Juegos

barcelona-aniko-villalba-54

Camiones pintados

barcelona-aniko-villalba-57

Puestos callejeros

barcelona-aniko-villalba-33

Esos balconcitos…

barcelona-aniko-villalba-59

barcelona-aniko-villalba-60

El circo

barcelona-aniko-villalba-37

Helado de pitufo (fundamental)

barcelona-aniko-villalba-62

Las calles súper angostas de Barceloneta

barcelona-aniko-villalba-66

mar + bicicletas + atardecer

Y las razones no se agotan. Barcelona es grande pero abarcable, es una ciudad para caminar, tiene pocos edificios y muchas construcciones antiguas, tiene barrios que son como pueblos aparte, tiene vida callejera, comida étnica y color, tiene mercados, música y placitas. Además me quedaría cerca del resto de Europa, de Asia, de África… Tiene todo lo que necesito.

¿Será que a todos les pasa lo mismo con ella? ¿Habré caído en este estado de enamoramiento ciego como tantos otros? ¿Seré una más? Es que realmente siento que quiero quedarme acá, no sé si “para siempre”, pero por un tiempito (aunque no ahora mismo, más adelante, cuando termine este viaje…).

Pasó. Vine a Europa y me enamoré. Y resulta que de una ciudad.