Menú principal

Menu

Recuerdos de Centroamérica (2):
Costa Rica y pura vida

Este post es la segunda entrega de “Recuerdos de Centroamérica”, una serie de relatos fotográficos de mi viaje por Centroamérica en el 2008. 

viaje-costa-rica-26

Mi primer encuentro con Costa Rica fue cómico.

Llegué a San José, la capital, en bus desde Panamá y busqué un teléfono público para llamar a Diego, un argentino amigo de mi prima que estaba viviendo ahí y había ofrecido alojarme. En vez de darme la dirección de su casa de antemano, me había pedido que apenas llegara lo llamara. Me pareció raro, pero seguí sus órdenes. La charla fue algo así:

—Hola Diego, soy Aniko, ya llegué a San José.

—Buenísimo, ¿estás en la Coca-Cola?

—¿En qué?

—En la estación de buses, acá le decimos la Coca-Cola porque antes era una fábrica.

—Ah, no sé, supongo que sí. ¿Me pasás la dirección de tu casa?

—No sé si sabías pero acá las calles no tienen nombre ni número.

—¿Eh?

—Sí, no hay direcciones, así que te voy a indicar cómo llegar. Estás cerca así que podés venir caminando.

—Bueno…

—Salí de la estación, caminá 600 metros al norte, ahí te vas a topar con un árbol grande, girá a la izquierda y caminá 300 metros hasta un Rostipollo, de ahí vas hacia el sur y tomás la segunda calle, después doblás y vas a ver una fila de casas todas iguales, la mía es la que tiene la puerta verde y un poste enfrente. (Nota: esto me lo estoy inventando, no me acuerdo de las indicaciones exactas, digo por si algún tico me está leyendo.)

—Ajá…

No sé cómo hice pero llegué. Al día siguiente fui al aeropuerto a buscar a mi amiga Belu, con quien viajaría durante un mes y medio por Costa Rica, Nicaragua y Honduras. A la vuelta nos perdimos, como era obvio, y estuvimos dando vueltas durante una hora por una zona donde todas las casas eran iguales. Costa Rica nos estaba dando la bienvenida.

viaje-costa-rica-4

* Primera parada: Quepos y el Parque Nacional Manuel Antonio

Pasamos dos días en San José y, por sugerencia de Diego, fuimos a conocer Quepos y el Parque Nacional Manuel Antonio, en la costa del Pacífico. No teníamos mucho plan de viaje.

viaje-costa-rica-8

Manuel Antonio está a 130 kilómetros de San José y es el parque nacional más pequeño del país —tiene menos de 7 kilómetros cuadrados—, pero reconocido como uno de los más lindos del mundo. Costa Rica es el país con mayor porcentaje de territorio cubierto por parques nacionales: el 24 por ciento son áreas protegidas. Es, también, un país donde se practica mucho el ecoturismo.

viaje-costa-rica-9

viaje-costa-rica-5

El paisaje de Manuel Antonio es una mezcla de playas de arena blanca, montañas y selvas tropicales. Es, también, una de las zonas con mayor biodiversidad del país: tiene 109 especies de mamíferos y 184 especies de pájaros. En mi memoria, Costa Rica queda definida por una palabra: naturaleza.

viaje-costa-rica-3

Apenas llegamos al parque nos recibieron los monos,

viaje-costa-rica-15

viaje-costa-rica-14

los perezosos,

viaje-costa-rica-13

los mapaches (este le abrió la mochila a alguien en busca de comida),

viaje-costa-rica-12

y todo de tipo de lagartos.

viaje-costa-rica-11

Pasamos el día en el mar y caminando por los senderos del parque.

viaje-costa-rica-16

viaje-costa-rica-17

Quepos, el pueblo que está al lado del Parque Nacional, es uno de los más turísticos. Costa Rica, en general, recibe mucho turismo y es un destino que muchos eligen para retirarse. Algunos le dicen “la Suiza de Centroamérica”: tiene una de las 22 democracias más antiguas del mundo, abolió su ejército en los años cuarenta, tuvo un presidente premio Nobel de la Paz y es uno de los países más estables y con mejor calidad de vida de la región.

viaje-costa-rica-6

Me encantan los países tropicales, y una de las cosas que más me gustan es la fruta que crece en esa región: bien dulce y a disposición en cualquier vereda o supermercado.

viaje-costa-rica-18

viaje-costa-rica-19

Esos primeros días fueron días de playa. Belu y yo nos habíamos reencontrado después de seis meses sin vernos así que nos pusimos al día con las charlas y disfrutamos de la onda relajada de Costa Rica y de la buena onda de los ticos —mote cariñoso que se le da a los costarricenses—.

* Segunda parada: La Fortuna y el volcán Arenal

viaje-costa-rica-41

No tengo suficientes fotos de Costa Rica. Me hubiese gustado sacar más, estas no alcanzan a mostrar la riqueza natural del país, pero espero que al menos les permitan hacerse una idea de la variedad de paisajes que hay.

viaje-costa-rica-25

Nuestro paso por Costa Rica coincidió con mi cumpleaños, así que Belu me dijo que eligiera dónde quería pasarlo. Le dije que tenía ganas de ver un volcán activo de cerca y de ir a las aguas termales, así que nos fuimos a La Fortuna, el pueblo más cercano al volcán Arenal.

viaje-costa-rica-23

Elegí un hostel “caro” —creo que costaba unos cinco dólares más, pero tenía pileta y quería darme el gusto por mi cumple—. La mañana de mi cumple, Belu infló globos de colores y me dio veintitrés tirones de orejas —costumbre argentina—, después pasamos el resto del día en las piletas de agua termal y a la noche fuimos a ver el volcán Arenal de cerca: al estar oscuro, se podía ver el hilo de lava —de lejos, al menos, parecía un hilo— que salía del cráter y bajaba despacio por la pendiente. El Arenal está activo y entró varias veces en erupción.

viaje-costa-rica-22

A pesar de que en los alrededores de la Fortuna se puede hacer todo tipo de actividades (canyoning, rafting, trekking, canopy), yo me dediqué a sacarle fotos a los carteles. No me pregunten por qué y no pregunten cuál es la oferta de los 500 usd porque no sé, pero me imagino algunas cosas.

viaje-costa-rica-27

* Tercera parada: Montezuma y Santa Teresa

viaje-costa-rica-29

Viajar por tierra en Costa Rica lleva tiempo. Viajes de pocos kilómetros pueden llevar varias horas y las rutas no están bien señalizadas, así que hay que ir mentalizado a que todo lleve más horas. Alguien me dijo que los caminos en Costa Rica no están bien comunicados debido a que no hay ejército y no se necesitan movilizaciones rápidas. Si alguien sabe, cuente.

viaje-costa-rica-30

Nuestra tercera parada fue la península de Nicoya, también del lado del Pacífico. Para que se den una idea, el viaje de La Fortuna a Montezuma nos llevó casi 14 horas, aunque según escribí en mi diario de viajes —porque tanto no me acuerdo— ese día nos despertamos tarde, perdimos el primer transporte y eso hizo que viajáramos desincronizadas y tuviéramos varias horas de espera entre un pueblo y otro. Fue un día larguísimo, de eso sí me acuerdo.

viaje-costa-rica-32

En todos los lugares que visitábamos de Costa Rica había una constante: vida salvaje por todas partes.

viaje-costa-rica-37

Belu y yo somos chicas de ciudad, así que todo nos sorprendía —y aunque no lo fuéramos, también—.

¡Mirá esa ardilla!

viaje-costa-rica-38

¡Lagartija!

viaje-costa-rica-43

¡Otra!

Y así.

viaje-costa-rica-33

Montezuma empezó como una aldea de pescadores y se hizo popular entre los viajeros en los años ochenta. Entre sus habitantes hay gente local, mochileros y ecoturistas, así como gente que va por el yoga y artes curativas y otros que van por el festival de cine que se hace ahí cada año.

viaje-costa-rica-42

Montezuma, además, es conocida por sus cascadas. Lean bien el cartel, así entienden la situación que pasó después.

viaje-costa-rica-35

Una tarde, Belu y yo decidimos ir a conocerlas. Apelo otra vez a mi diario y les transcribo lo que escribí al respecto. Fue una de las situaciones más graciosas —en retrospectiva— del viaje:

“Las cascadas de Montezuma son tres. Para llegar a la primera hay que cruzar por el medio del río, y para ver la segunda y la tercera hay que escalar, atravesar un bosque y bajar por una soga. Estuvimos un rato en la primera y decidimos ir a conocer las otras, así que nos internamos en la selva. Estábamos caminando cuando escuchamos algo que parecía un rugido y nos asustamos bastante porque venía de un arbusto muy cercano. Decretamos que era un jabalí y que estaba enojado, así que empezamos a acelerar el paso. Le dije a Belu: “Me parece que está muy cerca”, y la maldita salió corriendo antes de que pudiera terminar la frase y me dejó sola llorando de risa en medio del bosque. Pensé que iba a volver o que iba a esperarme más adelante, pero no. La perdí por completo. Me empecé a poner nerviosa porque el rugido era cada vez más fuerte y alrededor no había nadie. Dije, con voz fuerte: “¿Belu?”. Nada. Dije su nombre un poco más fuerte y al no tener respuesta terminado gritando ¡Beléeeeen! ¡Beléeeeen! como una desesperada. El ruido del río tapaba cualquier sonido. Me preocupé. ¿Dónde estaba Belu? ¿Y si se hacía de noche y no aparecía? ¿Y si le había pasado algo? Tendría que salir a buscar ayuda para encontrarla. ¡Beléeeeeen! Nada. Tal vez se había patinado y se había caído. ¿Y si la había alcanzado el jabalí? ¡Beléeeeeen! No aparecía. Diez minutos después la encontré con dos pibes (?) abajo, en la otra cascada. Había corrido, había bajado por una soga y había terminado ahí. Los chicos nos acompañaron hasta la salida del bosque y desaparecieron.” 

viaje-costa-rica-36

Desde aquel día, siempre le digo a Belu que aquella vez en Costa Rica me dejó sola con el jabalí, y lloramos de risa. “Te fuiste y ni me esperaste! Fue un sálvese quien pueda.” A todo esto, nunca supimos qué animal era. Algunos nos dijeron que era un mono, para nosotras siempre habrá sido un jabalí enojado.

viaje-costa-rica-39

Y así pasamos las dos semanas en Costa Rica, entre naturaleza, animales salvajes, parques nacionales, playas, calles sin nombre, amigos y buena onda.

viaje-costa-rica-44

Espero volver pronto. Me quedó pendiente la costa del Caribe y además tengo a uno de mis mejores amigos de Argentina viviendo allá.

viaje-costa-rica-28

Si van a Costa Rica, una de las expresiones que más escucharán en boca de los ticos es ¡pura vida! Si alguno de ustedes está leyendo, sabrá explicar esto mejor que yo, pero pura vida se usa en muchos momentos de la conversación: como saludo, como agradecimiento, como calificativo, para demostrar admiración. Quiere decir que está todo bien, súper, feliz.

Victor Manuel Sánchez Corrales, un investigador de la Universidad de Costa Rica, lo resume así: “La expresión se encuentra hoy tan intrínsecamente ligada con el lenguaje y la cultura costarricenses, que constituye una marca grupal-comunitaria que trasciende las fronteras y muestra nuestra forma particular de ver el mundo”. Pura vida.

Este post es la segunda entrega de “Recuerdos de Centroamérica”, una serie de relatos fotográficos de mi viaje por Centroamérica en el 2008. En el próximo capítulo: Nicaragua.

, , , , , , , , ,

Comentarios acerca de Recuerdos de Centroamérica (2):
Costa Rica y pura vida

  1. Samir Issa 17/04/2015 at 20:07 #

    De Centroamérica, Costa Rica siempre me ha llamado la atención por visitarla, y ahora con tu post, han aumentado las ganas =) jaja. Gracias por este artículo Aniko!

  2. Ginnette 17/04/2015 at 23:13 #

    Aniko me encantó leer tus anécdotas en mi país!!!

    Ahí pusiste que si algún tico te leía que te comentara algunas cosas, pues veamos:

    1. Somos famosos por nuestras “direcciones a la tica”. A mis amigos extranjeros siempre les pasa lo mismo y terminan perdidos. Si quieren entender un poco esta costumbre, les recomiendo ver este corto que hicieron unos estudiantes de CR. https://www.youtube.com/watch?v=lf76qGmVZw8

    2. Nuestras carreteras no son las mejores. Imaginate que para construir la Ruta 27, una que acortó el tiempo que se tarda de la capital a la zona costera del Pacífico, tuvimos que esperar más de 30 años para su construcción. La falta de dinero y las malas administraciones del gobierno tienen mucho que ver :(

    3. El animal que te asustó pudo ser un “chancho de monte” o un monito.

    4. Pura vida lo usamos para todo: para saludarnos, para despedirnos, para afirmar algo, para preguntar cómo estás, para decir que algo está bien, etc.
    Para mí, es como una forma “relajada” de ver las cosas. No estresarse tanto por las cosas sino, más bien, ponerse una sonrisa en el rostro y vivir siempre ¡pura vida!

    Sería genial que regresaras a Costa Rica!!! Aquí te recibimos con un pura vida jajaja :)

    • Aniko Villalba 18/04/2015 at 08:25 #

      Heyyy, gracias! Qué lindo que me lean desde tu país. :)

      La verdad que tuve muchas situaciones cómicas en Costa Rica, y como lo del jabalí-chancho de monte ninguna!

      Saludos, espero volver pronto!

  3. Silvia 17/04/2015 at 23:42 #

    Wow! De verdad me morí de risa leyendo sobre tu paso por mi país, la verdad que las direcciones son lo que más llama la atención a todo extranjero que viene a Costa Rica, me alegro hayas disfrutado del país del Pura Vida!
    Saludos.

  4. Luisa 18/04/2015 at 07:23 #

    Hola Aniko! Que alegre leer tu blog y saber que te encantó estar en mi hermoso país. Yo vivo en California y me hace mucha gracia que cuando digo que soy tica lo primero que me dicen es “Hey! Pura vida, Costa Rica!”.
    Me morí de la risa con tu historia, lo de las direcciones créeme, tengo un amigo que da las peores direcciones “Ve esa casa de la esquina toda llena de flores? No es ahí, doble ahí a la derecha y al final en la esquina siempre hay un perro, cuando lo vea le faltan 500 metros para llegar”. Me encanta saber de los lugares a los que fuiste con tu amiga, cada vez que yo voy a CR voy de paseo a cualquier lugar, normalmente Guanacaste es mi destino favorito. Y por cierto, lo que te pudo asustar fue un mono aullador o un congo, esos monos hacen mucho ruido y hacen que uno se lleve un buen susto! Ojalá vuelvas pronto a CR para que conozcas mucho más! Pura Vida Aniko!

    • Aniko Villalba 18/04/2015 at 08:26 #

      Tendrías que habernos visto a mí y a mi amiga tratando de deducir para qué lado quedaba el norte (cada vez que nos decían “caminen 600 metros al norte”). xD

  5. Katie 18/04/2015 at 23:09 #

    En Costa Rica, se usan los peores puntos de referencia, como rejas o portones de x color, un árbol, o un semáforo, un poste o una fabrica que dejo de existir hace como 30 años.
    El pura vida es prácticamente un eslogan publicitario que tiene el país para vender esa imagen de paraíso natural. Pura vida se usa en gran variedad de situaciones, aunque es una expresión un poco vacía, ya que no dice mucho realmente. Como curiosidad la frase viene de peliculas mexicanas del los años 50s.

  6. María Isabel 19/04/2015 at 01:47 #

    Hola! Me ha gustado mucho tu diario de viaje por mi país, por lo menos te lo tomaste con humor.
    En cuanto a lo de las carreteras te hicieron un cuento, no es porque no tengamos ejército es porque somos “un poco burucráticos” y todo requiere mucho papeleo…
    A la mayoría de los costarricenses nos gusta que quien nos visita la pase muy bien y tenga deseos de volver.

    • Aniko Villalba 19/04/2015 at 08:11 #

      Ja, es bueno saberlo entonces!
      Gracias por el comentario, me encantó tu país. :)

  7. Ale 19/04/2015 at 11:41 #

    Qué lindo! Qué verde! Qué salvaje! Sin duda un lugar recomendable para espíritus aventureros. Anecdótico eso de no tener direcciones exactas, pero tan desconcertante y estresante para un extranjero. Por lo menos tú hablas castellano, pero uno que no lo hable bien puede andar horas perdido buscando una dirección jajaja. Parte de eso es que en esas latitudes suelen tomarse la vida con más relajo, el tiempo no importa tanto, a lo mejor lo hacen para que las personas disfruten el trayecto, más que el hecho de llegar a destino, porque hay que poner mucha más atención a todos los puntos de referencia y hablarle a los transeúntes, preguntar, hay más interacción con todo el entorno cuando quieres ir a un lugar dterminado seguramente.
    Saludos Aniko! Y cuando sales de viaje de nuevo?

    • Aniko Villalba 20/04/2015 at 15:38 #

      Sí, es cierto que eso de no tener direcciones hace disfrutar más el camino.

      En cuanto a mí, en las próximas semanas haré unos viajecitos por Europa, luego vuelvo a Argentina por varios meses (tengo muchas ganas de estar allá) y mi próximo viaje largo será el año que viene, probablemente rumbo a Japón y Oceanía.

  8. Rosymar 20/04/2015 at 11:01 #

    Hola Aniko, yo estuve por Costa Rica en Diciembre 2013, es un pais hermoso, me encanto su gente. Veo tus fotos y me hacen recordar lo bien que la pase con mi hijo. Pura Vida !!!

  9. Emilio Wilson 20/04/2015 at 16:42 #

    Hola Aniko.

    Me encantó tu reseña de la experiencia de visitar mi país. Es increíble poder leer lo que viven personas ajenas a este paraíso natural y que nosotros los “ticos” en ocasiones menos valoramos.

    Ojalá vuelvas nuevamente, y tal vez, poder tener un encuentro con los costarricenses que te leemos. Sería algo fantástico.

  10. David 21/04/2015 at 01:21 #

    Hola Aniko!, te leo desde hace muuucho tiempo y ahora que revives tu paso por acá no quiero perder la oportunidad de aportar alguito también :) nuestro pura vida no es una palabra vacía, nuestra forma de vivir está implícita en ésa frase (para bien o para mal jeje) nuestro país como cualquier otro tiene sus cosas buenas y cosas malas, pero lo que viste en sí es mas o menos lo cotidiano en cualquier rincón de este lugar, soy de heredia, se dice que es la ciudad de las flores por sus lindas mujeres, pero además es muy bonita la ciudad le pudiste echar un ojo??, me gustó que aprovecharas las frutas, aquí abundan y pasan casi desapercibidas… he viajado también lejos y tengo familia en lugares muy lejanos y solo pueden imaginarse el sabor de éstas frutas desde donde están… por cierto, muchas de nuestras carreteras aun las de lastre (piedras y arena) fueron y son hechas por el Instituto Costarricense de Electricidad en su gran esfuerzo por llevar energía eléctrica y servicios básicos a todo el país incluso a islas cercanas!!, lo que seguramente escuchaste fue un mono congo, pues su llamado es como un rugido muy grave… me alegro que hayan podido (vos y Belén) conocer Costa Rica en parte… cuando gusten volver serán bien recibidas… el caribe también es genial y tiene un clima diferente y lo considero mas virgen… los ticos somos muy hum… pura vida y en cualquier lugar cuando te das cuenta estás tomando café en casa de desconocidos como si fueras familia jajaja… ya no hablo más, ya me desahogué jaja, nos vemos en la ruta…un abrazo Aniko…desde Costa Rica, sin ingredientes artificiales :)

    • Aniko Villalba 21/04/2015 at 15:39 #

      Hola David!
      Muchas gracias por tu comentario. Me encanta que gracias a este post me escribieron un montón de ticos invitándome a volver. :)
      No creo que el pura vida sea una palabra vacía, para nada, al contrario, me parece que representa una manera de ver el mundo.
      No conocí Heredia, pero de verdad que espero volver pronto a tu país.
      Y ese mono congo, dios mío! Qué susto que nos dio!! Pero qué risas cuando nos acordamos.
      Un abrazo!

      • David 22/04/2015 at 01:35 #

        ah ja! ah para que veas que montón de ticos te leemos atentos… ya ves hasta donde llegan las ondas que hiciste en ese mar en calma ;) ahí tenés el motivo para volver…queda Heredia jaja… gracias por la conversión de letras a kilometros Aniko, un abrazo!, Pura vida!

  11. cristina guerra 21/04/2015 at 02:04 #

    Hola aniko¡ soy Cristina de monte vídeo.me encanta como relatas tus viajes.realmente siento que viajo contigo.tus fotos son fantásticas.deberías estamparlas en remeras.un abrazo desde uruguay

    • Aniko Villalba 21/04/2015 at 15:37 #

      qué linda idea! gracias y besos a tu país que lo extraño mucho!

  12. Lucía 03/05/2015 at 04:48 #

    ¡Pura vida, amiga! Yo fui a Costa Rica en diciembre, y vaya que fue una aventura.
    La gente es bellísima y no sólo me refiero a que es muy amable, también me parecieron bastante guapos. Jaja.
    Yo hice un viaje un poco distinto, no fui a lo más popular y turístico, de hecho apenas si pasé por la provincia de Guanacaste, que es la más popular en cuanto a playas.
    De playas, fui a puntarenas y a Limón. Playa bonita. Es un país maravilloso, los paisajes son increíbles y es tan pequeño que un día estaba desayunando en la playa, y terminé cenando en el bosque (turrialba). Del tamaño me sorprendió esta parte de los “microclimas”, que si bien Costa Rica es en general caluroso, si que puede cambiar bastante de una provincia a otra. Como de Heredia a Puntarenas, por ejemplo.
    Me gusta mucho leer tu blog, creo que cumples el sueño de muchísima gente que no nos atrevemos a dar el paso. A finales del año pasado salí de viaje y duré en ello unos 3 meses apenas. Ahora intento entrar a la UNAM a distancia para poder seguir viajando y llevarme la escuela en mi laptop. En fin, mucha suerte en dondequiera que estés. ¡¡Un abrazo desde México!!

    • Paty 17/07/2015 at 00:57 #

      Hola Aniko y Hola Lucía!
      En primer lugar quiero decirte, Aniko, que me gustó mucho tu post. En segundo lugar, voy a visitar Costa Rica en un par de dias y quisiera saber si alguna de las dos podría ayudarme con una duda muy específica: algun hostal barato (no más de 15 dólares)y seguro en Alajuela, cerca del aeropuerto? Se los agradecería bastante, pues llego desde México al rededor de las 10 de la noche y quisiera hospedarme durante esa primera noche lo más cerca posible.
      Gracias de verdad.

      • Aniko Villalba 22/07/2015 at 16:05 #

        Hola Paty, no estuve en Alajuela, te recomiendo que busques esta info en buscadores de hostels como Hostelworld.
        Buen viaje!

  13. lucas 13/05/2015 at 21:01 #

    Buenas, me encanto tu relato, estuve trabajando en la fortuna, en el hotel montaña de fuego en frente del volcán arenal, y tu relato encendió mis recuerdos, espero algún día volver a ese lugar y conocer los atractivos que me faltaron, saludos

  14. Laura 10/06/2015 at 02:09 #

    Hola Aniko: Estoy por empezar mi aventura parecida a la tuya. Comencé a leerte cuando te encontré de casualidad en la Web, tengo un plan de empezar un blog sobre viajes y combinarlo con otras cosas que me gustan como la Fotografía, la Gastronomía y las actividades turísticas en general (como vos, soy una loca de viajar y descubrir). Hace 7 meses estoy en Costa Rica (donde adopté un perro caribeño y compré junto a mi pareja una camioneta WV para hacer nuestra travesía).
    Te escribo por dos motivos: recomendarte volver por Costa Rica y recorrer el Caribe Sur, lejos uno de los mejores lugares que conocí. Por la diversidad cultural, la mezcla de tradiciones y costumbres, hacen de este, un espacio mágico. Conocí otras áreas del país, pero nada comparado a ese “qué se yo” caribeño que atrapa.
    Y la segunda es para pedirte cualquier tipo o sugerencia para mi proyecto. Cualquier consejo de una experta como vos, será bien recibido.

    Saludos y Pura Vida!

  15. Myrna 21/06/2015 at 22:06 #

    Hola, muy buenos tus post. Voy a Costa Rica en Agosto, estaré dos días en San José y 15 días en Liberia, playa hermosa; alguna recomendación. Pudiste conocer esa parte de Costa Rica? Gracias

  16. Martin 23/06/2015 at 06:13 #

    Hola Aniko ( Por primera vez ):

    Lo que me lleva a dejar este comentario, no es ni mas ni menos que las ganas de agradecerte haber hecho de una noche de insomnio, una noche de risas !.
    No se si encontre tu blog hoy de pura cacualidad o de ” pura vida “, gracias de corazon.

    Un abrazo enorme. Martin

    • Aniko Villalba 24/06/2015 at 11:19 #

      Gracias a vos por el comentario, y qué bueno saber que convertí el insomnio en risas :)

  17. Celeste 28/08/2015 at 17:07 #

    Aniko!
    Estuve este verano en Costa Rica, queria contarte que fue ese rugido que escucharon.
    Lamento decirte que no fue un jabali y paso a contarte mi historia.
    Estabamos con Flor en Montezuma, en una de las playas mas alejadas, camino al chorro (no sei si fueron ustedes). Nos cansamos despues de caminar varias horas y decidimos hacer una siesta en la playa.
    Fiel a su estilo, flor agarro su pareo, se puso de espaldas y se desmayo! Yo intente seguirla pero hacia un calor insoportable que no me podia dormir. Decidi meterme al mar. Cuando vuelvo empiezo a escuchar un rugido, a lo lejos. Al rato… mas cerca, se veian que los arboles se sacudian. No habia nadie ahi! estabamos SOLAS en la playa (a la gente le da fiaca caminar mucho y suelen quedarse en las playas del “centro” y se pierden estas maravillas desoladas). En fin, el rugido era cada vez mas fuerte y mi pensamiento fue el siguiente:
    Si es un leon (tengo menos conocimiento de la fauna que vos creo), mejor me meto al mar, quizas ahi no me come. Pero despues pense que seria una pena que se la coma a Flor. Asi que tome coraje y fui a despertarla.
    EL SUSTO QUE SE PEGO!
    Despues de un rato aparecio un señor con un palo, y vimos dos monos enormes!!! Los monos son los que hacian los rugidos!! Pero eran enormes!!!!! Al parecen peleaban por una hembra en celo o algo asi comento el señor.

    • Aniko Villalba 29/08/2015 at 18:19 #

      jajaj yo quería que fuera un jabalí!
      pero sí, nos habían dicho que podían ser monos.
      saludos!

  18. Lady 02/12/2015 at 01:04 #

    Qué lindo que estuviste por mi país Costa Rica, es un pedacito de paraíso, yo nací cerca de Montezuma y es bellísimo y aventurero. Eres bienvenida cuando gustes te falto muchísimo por conocer

  19. Ana 11/03/2016 at 13:30 #

    Hola! Soy de Costa Rica. Di con vos porque he estado escuchando los TED X. Me parecio super interesante porque me puedo catalogar como una del porcentage que no se anima a viajar por mucho tiempo, Pero los viajes que he hecho los he disfrutado mucho.

    Leyendo tu blog, me parecio tan comico y familiar. Cada descripcion era tan real porque asi es como es nuestro pais. Que bueno que tuviste la oportunidad de visitar este pais tan pequeno y loco a la vez.

    Saludos

  20. Agustina 03/04/2016 at 12:19 #

    Aniko!
    Este verano viajé a Costa Rica con 4 amigas, hicimos casi lo mismo que vos, sumando algunos destinos más de la costa del Pacífico y Puerto Viejo (del lado del Caribe).

    Tengo que decirte cada cosa que leía me identificaba completamente, desde la búsqueda de animales (como las lagartijas bien chiquitas que estaban por todas partes del hostel de Manuel Antonio), los interminables viajes en bus (inclusive tuvimos que hacer una parada en el hospital porque creíamos que teníamos dengue), la variedad de paisajes divinos que vi, y la buena onda de los ticos y lo relajados que son en todos lados.

    Qué lástima que no llegaron a la segunda cascada! Nosotras escalamos mucho con la ayuda de un tico de 15 años, y después de meditarlo 2 horas, nos tiramos de la de 13 metros.. MUCHA adrenalina y estuvo increíble, (aunque las chicas terminaron con moretones en las piernas).

    También vi que llegaste al mirador más alto del Parque Nacional Manuel Antonio, cómo nos costó subir esas escaleras!

    En fin, felicitaciones por los relatos, los libros, tu otro blog, y tus cuadernos!
    Saludos!!

  21. Matias 13/05/2016 at 10:12 #

    Aniko estoy en el trabajo y buscando cosas de mochileros y todo esto (porque quiero empezar a viajar el vernao siguiente ) encontre este blog y me puse a leerlo y no puedo parar jaja me incentiva mucho poder viajar y tenes mis propias historias como las tuyas . cuando tenga la oportunidad de viajar si tendria cualquier duda me encantaria poder compartirlas con vos y que me des tu opinion , nunca dejes esto :D

Trackbacks/Pingbacks

  1. Recuerdos de Centroamérica (3): viaje en bus por Nicaragua - Nací EstrelladoNací Estrellado - 29/04/2015

    […] comparte impresiones de lo que acaba de ver y pregunta acerca de lo que va a visitar. Estando en Costa Rica, mi amiga Belén —con quien viajé durante un mes por la región— y yo nos cruzamos con muchos […]

Dejá tu comentario

¿Seguimos en contacto?

Suscribite a mi newsletter para recibir los próximos posts y novedades en tu mail

(No te olvides de confirmar tu suscripción haciendo click en el mail que llegará a tu casilla)
×