Páginas

Último tren a Crotto

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-1

Perder el subte fue un buen augurio. Bajamos la escaleras corriendo pero no llegamos a tiempo: el C a Constitución acababa de cerrar las puertas y estaba alejándose del andén. Nos quedamos ahí parados, con las mochilas puestas, y esperamos el siguiente. Lo único que nos preocupaba era no llegar a tiempo al tren. Más allá de eso, no teníamos apuro. Mientras esperábamos pasó un subte por el andén de enfrente: el que iba a Retiro, la otra estación terminal de la ciudad. Es normal que los subtes de Buenos Aires estén llenos de graffitis (siempre me pregunto en qué momento se los pintarán), pero cuando vimos lo que decía uno de los vagones nos sorprendimos y sonreímos: era, definitivamente, un buen augurio. En uno de los vagones estaba pintada, bien grande, la palabra “Crotos”. Probablemente sería una firma, pero para nosotros era una señal.

Croto, en Argentina, es una palabra que se utiliza para referirse a los indigentes, personas que viven en la calle y que, generalmente, visten harapientas y piden limosna. También se les dice linyeras, cirujas o mendigos, aunque existen ciertos matices entre estos términos. La palabra croto, como todos los términos que nacen en boca de las personas y no en los diccionarios, tiene vida propia y se usa en muchos contextos. Es muy común escuchar a alguien decir “Estoy re croto/a” si, por ejemplo, ese alguien está de jogging, todo transpirado y despeinado de hacer gimnasia, y otro alguien lo invita a hacer algo más formal. Así que inspirados por aquel término, seis viajeros (cada cual con su talento, casi todos con blog) decidimos organizar un Crot-Trip por la provincia de Buenos Aires.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-18

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-4

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-25

Un Crot-Trip, según lo concebimos nosotros, es algo así como la antítesis de un Blog-Trip: un blog trip desfachatado, tal vez. Un blog trip es un viaje “de prensa” para bloggers, organizado por algún ente turístico o gubernamental, en el que hay hoteles de buena categoría, comidas con entrada y postre, algún que otro vino y excursiones y traslados incluidos. Nuestro Crot-Trip, en cambio, incluyó autostop, campings, sandwiches armados artesanalmente en la calle, sandwiches deglutidos artesanalmente en la calle, caminos de tierra, bichos, perros callejeros que nos seguían, sentadas al costado de la ruta, bolsas de dormir usadas como ponchos, caminatas por el medio del campo en busca de alguien que nos lleve o nos reciba (a pleno sol y a plena noche), mucha ojota y mucho fideo. Nuestro primer destino fue —no de casualidad— Crotto, un pueblo de 280 habitantes ubicado en la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Tapalqué.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-28

(Va un mapita del recorrido. Salimos de la estación Constitución y fuimos en tren hasta Cañuelas, vía Ezeiza. El viaje a dedo fue Cañuelas – Roque Pérez – Saladillo – Tapalqué – Crotto. Lo que se ve al sur de Tapalqué es Crotto.)

Salimos de a parejas, cada cual desde su ubicación, con el plan de encontrarnos todos en Crotto: Los Acróbatas del Camino (Juan y Lau) salieron desde San Nicolás de los Arroyos, los chicos de Magia en el Camino (Dino y Aldana) desde Buenos Aires y nosotros (Damián y yo) desde Buenos Aires también. Salir a dedo de la ciudad no es nada fácil, así que decidimos hacer la primera parte en tren: subte a Constitución, tren a Ezeiza (40 minutos) y otro tren a Cañuelas (aprox una hora). Caminamos Cañuelas casi de punta a punta, salimos a la ruta 205 y ahí sí, dedo. Eran las tres de la tarde.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-1-7  El paisaje ya empezaba a cambiar…

Menos de 15 minutos después nos levantó Diego, paracaidista, que nos llevó hasta Roque Pérez y nos explicó todos los menesteres de los saltos deportivos desde un avión. De ahí, dedo otra vez, y nos levantó Pablo, que nos dejó en la rotonda de la Ruta 51 en Saladillo. Unos 20 minutos de espera después nos levantó Gustavo, rosarino, y nos dejó en Tapalqué, en la entrada del camino de tierra que iba a Crotto. Según nos había afirmado Esteban (el amigo de Juan que nos había invitado a Crotto y nos estaba esperando allá) esa ruta era muy transitada y el primero que pasara nos levantaría seguro.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-3 En Tapalqué

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-5 En el cruce de la ruta a Crotto (desolado)

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-6 El camino de tierra a Crotto

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-9 El mismo camino, unas horitas después

Esperamos. Esperamos horas. No pasaba un alma. Los pocos autos que atravesaron el cruce nos hicieron señas de que iban “acá nomás” y desaparecieron en la nada dejando atrás una nube de polvo. Como último recurso decidimos llamar a Esteban por teléfono: nos dijo que si nadie nos levantaba a eso de las 9 de la noche él nos pasaría a buscar. Vimos cómo cambiaba la luz y cómo bajaba el sol. Una pareja nos levantó y nos dejó en un cruce, más en el medio de la nada que antes. Volvimos a llamar a Esteban y no pudimos comunicarnos.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-1-2 Esperando en el primer cruce

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-8 y en el segundo…

Mientras se hacía de noche, se me dio por cantar (en medio de la ruta vacía) Last Train to Crotto con el ritmo de Last Train to London, famosísima canción de la ELO. No podía ser: habíamos tenido tan buena racha y nuestro último tren a Crotto no llegaba nunca. Quedamos en la oscuridad total —ruta de tierra, medio del campo, sin iluminación— y recibimos el llamado salvador de Esteban. Media hora después nos estaba levantando de la ruta. Obviamente, en esa espera, cuando ya sabíamos que teníamos transporte, pasaron como cinco vehículos y dos de ellos frenaron espontáneamente, sin que les hiciéramos dedo, para ver si necesitábamos algo.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-2 Altar en honor al Gauchito Gil, cerca de la entrada a la ruta

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-1-4 Calle de tierra de Crotto

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-1-3

Si hay algo que me impresiona cada vez que salgo por tierra de Buenos Aires es ver cómo cambia el paisaje, la actitud de la gente y la realidad a medida que uno se aleja de la ciudad. No hace falta irse muy lejos tampoco, ya a 60 km es otro mundo. En Crotto, por ejemplo, viven unas 280 personas. Si lo pienso en cantidad de gente, todos los habitantes de Crotto podrían caber en un solo edificio de Buenos Aires. Es como si todos los que vivimos en mi edificio tuviésemos un pueblo propio y estuviésemos dispersados de manera horizontal en vez de vertical. Seguramente nuestra manera de relacionarnos sería distinta.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-10 Imágenes de Crotto

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-13

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-14

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-16

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-11

Crotto tiene 98 años y 500 hectáreas (50 manzanas y una zona de chacras). Como el asfalto no llegó, muchas costumbres nunca se fueron. La gente es amable, todos saludan y se entusiasman al recibir visitantes. Los frentes de las casas aún son lugares donde la gente se sienta a tomar mate y a charlar. A la hora de la siesta casi no hay movimiento. Las bicis aún no se atan. No hay rejas ni alarmas. El almacén de ramos generales sigue en pie, abasteciendo de comida e Historia. Hay varias viviendas abandonadas. Hay escuela primaria y secundaria. Hay internet. Ya no hay correo, ni banco, ni estación de servicio. Los trenes ya no llegan al pueblo. El último tren de pasajeros salió de Crotto en 1975; el último tren de carga, hace unos 12 años. A partir de ese momento, Crotto perdió su estatus de estación y empezó a disminuir su cantidad de habitantes. Pasó a ser un pueblo casi detenido en el tiempo.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-17 Almacén de ramos generales

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-26 Bicis sin atar

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-21 Tráfico

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-12 Restos del corso de la noche anterior

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-30 Parra

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-20 Charlando en la vereda

Kevin, uno de los hijos de Esteban (quien nos recibió y nos alojó), nos contó que ellos, los alumnos secundarios de Crotto, están escribiendo la historia de su pueblo. Y dice algo así. En 1878, don José Crotto, un inmigrante italiano, asentó la estancia “La Italia” (de 20.000 hectáreas) en la zona de Tapalqué. Como en aquella época la zona estaba asolada por las tribus de Blanca Grande, Crotto construyó un fortín de 50 metros de lado sobre una loma. En 1910, el ferrocarril del Sud línea General Alvear – Olavarría comenzó a hacer su recorrido con dos paradas, una en Yerbas y la otra en Crotto. Como para el establecimiento de una estación ferroviaria era necesario que el pueblo tuviera 500 hectáreas, don José Crotto vendió una fracción de 500 ha. de su estancia a la Compañía Tierras del Sud para permitir el trazado y la fundación del pueblo, que fue bautizado con el nombre de la estación. Así nació Crotto.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-15 Lo que queda de los trenes

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-2-2 Foto: Juan Villarino

Varios años después, José Camilo Crotto, hijo de Don José Crotto y gobernador de la Provincia de Buenos Aires de 1918 a 1921, pasó un decreto que sería popularmente conocido como la Ley Crotto. Aquel decreto permitía que los trabajadores rurales, también llamados “peones golondrina” (o estacionales, ya que trabajaban en las cosechas durante una temporada) viajaran gratis en los techos y vagones de los trenes de carga. Muchos llevaban sus pocas pertenencias en el mono o bagayera, una bolsita atada en el extremo de un palo que cargaban sobre un hombro. Quién sabe cómo se habrán dado las conversaciones en aquel entonces, pero seguramente al verlos en los techos de los trenes se habrán escuchado frases como Allá van los de Crotto o Esos viajan por Crotto y la palabra derivó en la actual acepción de croto.

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-27 Nosotros estuvimos tres noches en Crotto

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-22 Hicimos burbujas en la escuela de verano del pueblo

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-24 ¡y magia!

crotto-buenos-aires-aniko-villalba-23

Estuvimos tres noches en Crotto y seguimos camino con el plan de descubrir otros rincones de la provincia. Unos días después mientras caminábamos sin rumbo por Las Flores (otra localidad de Buenos Aires) llegamos a un bar muy pintoresco, ubicado en una esquina, con todo tipo de antigüedades de campo en su interior. Afuera, un grupo de cinco hombres compartía una cerveza en dos mesitas sobre la vereda. Los saludé y les pregunté si me dejaban sacarles una foto. Me dijeron que sí, se ríeron y literalmente comentaron: “¡Mirá! ¡Viene a Las Flores y quiere sacarle fotos a los crotos de la esquina! ¡Se te va a romper la cámara con nosotros, che!”. Y posaron felices.

las-flores-buenos-aires-aniko-villalba-1

Habremos perdido uno de los subtes que iba a Constitución, pero llegamos justo a tiempo para subirnos al último tren y viajar cual crottos hacia el interior —y el pasado— de la Provincia de Buenos Aires.

, , , , , , , ,

44 Responses to Último tren a Crotto

  1. Ana O 28/01/2013 at 18:31 #

    Que linda nota! Las fotos son hermosas, transmiten la paz que seguramente experimentaron en esos lugares. Me encanta visitar los pueblitos de Buenos Aires, estan llenos de historia y, lamentablemente, de fantasmas. Ojala algun dia vuelvan a reactivar el ferrocarril y asi le devuleven la vida a esos pueblos.

  2. Daniel - Comedera.Com 28/01/2013 at 19:09 #

    Divertido relato y fotos increíbles!

    Las mejores historias no siempre están en las grandes ciudades, en los pueblos hay mucho que contar, y fotografiar

  3. Nydia 28/01/2013 at 19:16 #

    Hola Aniko, hermosa nota! Tantas historias para conocer en nuestro país, relacionadas con los pueblos y el ferrocarril…
    Me recuerda a mi pueblo natal, Pozo del Tigre, en el centro del mapa de la provincia de Formosa.
    Qué hermosa aventura, la de viajar y la de ser hospedados!
    Felicitaciones!
    Con las fotos describís perfectamente el viaje, el lugar y a la gente!
    Saludos
    Nydia

  4. Lau Favot 28/01/2013 at 19:52 #

    Cómo me gustaria que los trenes volvieran a funcionar como antes!!! Seguramente habria menos trafico, y las rutas serian mas seguras.. y tantos pueblos ya no serian “pueblos fantasmas”….
    Excelente post :)

  5. meli 28/01/2013 at 21:12 #

    hola es la primera vez que te escribo,y descubri tu blog por la revista,q sale todos los domingos junto al diario,y te comento q espero ansiosa ese dia,y busco las hojas donde estan tus viajes :D .
    me gusta como contas tus experiencias de vida,transmitis cosas positivas y entusiasmo,y eso es hermoso.
    no se si conoces ituzaingo en corrientes,es hermoso el lugar,no eh viajado tanto,pero es una recomendacion desde mi humilde lugar. un besote grande!

  6. esteban 28/01/2013 at 23:35 #

    aniko, chica fina como te llame hermoso todo aunque no lo creas ya los estoy estrañando
    espero verlos nuevamente los amigos de juan son como mis familiares parte de la familia veo que disfrutastes tu estadia en mi casa en mi pueblo los espero pronto

    • Aniko Villalba 29/01/2013 at 11:07 #

      Esteban!!
      Gracias por leer y por comentar! Tengo que confesar que ya estoy extrañando que me digas que soy muy fina! Tenemos que volver pronto a Crotto!!

  7. Marce 29/01/2013 at 09:23 #

    Me encantó el relato…transmite muy bien lo que son esos lugares,yo nací en uno de ellos,un pueblito que dejó de crecer cuando el tren dejó de pasar…
    Me imagino lo que habrán disfrutado los chicos de alli el show de magia y burbujas..

  8. Belu (la del cielo) 29/01/2013 at 09:50 #

    aniii
    que lindos tus cuentos!!!!!!!!! me hace acordar a mi infancia donde pasaba meses en Las Flores, porque MM tenia campos por ahi… de los mejores asados que recuerdo!!!! me acuerdo tambien que se nos paraba el renault 12 en cada viaje, recalentado…. un beso y que esto recien empieza!!!!!!!

    • Aniko Villalba 29/01/2013 at 11:03 #

      No sabía que conocías Las Flores! a mí me encantó!!

  9. Jaquelina 29/01/2013 at 15:47 #

    Aniko, hermosa tu nota como todas! Con esta me hiciste viajar en el tiempo a mi barrio en el campo, a 18 km de la ciudad de Totoras (Santa Fe). En el campo hay (porque no vivo alli pero sigue estando) un boliche muy paecido al almacen de ramos generales.
    Te podria contar tantas historias!!!
    Amo leerte, gracias por regalarnos tan bellas palabras e imagenes!
    (perdon pero en la tablet no me funciona la tilde).
    Miil besos para vos
    Jaque

  10. alvaron 29/01/2013 at 17:30 #

    Gracias Aniko por compartir este viaje, lleno de bellas e inspiradoras imágenes. Me encantó la historia de esta semana.

  11. Julio 29/01/2013 at 17:38 #

    Aniko

    El 100% de las veces es un placer leerte, transmites, emocionas e invitas a acompañarte con cada uno de tus relatos…como decímos en México ¡Cuándo sea grande quiero escribir como tú!

    Pregunta Off-Topic

    ¿Dónde conseguiste la plantilla de tu página? Quiero encontrar algo similar para un proyecto que traigo entre manos.

    ¡Muchas gracias!

    • Aniko Villalba 29/01/2013 at 18:34 #

      Hola Julio, gracias!

      La plantilla es de woothemes, tiene muchas y están todas muy buenas.

      Saludos!

      • Julio 29/01/2013 at 20:00 #

        ¡Que emoción que me respondiste¡ ¡Quiero hacer un printscreen¡ Desde hace tiempo leo silenciosamente tus relatos y sólo voy a decirte una cosa…

        ¡Haz cambiado mi vida para siempre!

  12. liliana 29/01/2013 at 17:51 #

    Me encanta leerte…esta entrada esta hermosa…y creo como Esteban, que Si…sos una chica fina…en relación a tu estilo de vivir …libre…ingenioso…audaz…romántico …generoso…respetuoso …y …con seguridad mucho más !! Gracias…

  13. David Monfil 29/01/2013 at 19:01 #

    Jo, que envidia Aniko!! menuda excursión…Quien pudiera y encima con el calorcito de verano, tod@s en manga corta…Aquí en Barcelona “fa un fred que pela” ;-) -comprendiste ?

    Un abrazo desde el invierno !!
    David

    • Aniko Villalba 30/01/2013 at 12:29 #

      David! Claro que entendí! Hace un frío que pela! Lo único que puedo decirte es… No busquis tres peus al gat… O algo así… Jajaja :) petons desde Buenos Aires!

  14. Lourdes 29/01/2013 at 19:26 #

    Los lugares mágicos y con encanto están a la vuelta de la esquina, esos donde el tiempo parece haberse detenido, ddonde aún se pueden disfrutar los días sin presiones y sin el estres de las grandes ciudades. Y por supuesto donde hay mucho terreno donde caminar y los niños pueden jugar en contacto con la naturaleza.

    Un rinconcito muy lindo descubrieron y gracias por compartirlo.

  15. Edgardo Molinari 29/01/2013 at 21:06 #

    Excelente el relato Aniko! Hace poco más de una semana que descubrí tu blog buscando fotos de Punta Gorda (Montevideo) en Google, y desde entonces he estado leyendo cada página de este blog. Saludos y gracias por todo lo que compratís aquí.

  16. Edgardo Molinari 29/01/2013 at 21:09 #

    PD, perdón si mi anterior mensaje salió repetido. Gracias

  17. Marcos (mefuialagoma) 29/01/2013 at 21:09 #

    Pensé que el blog seguía cerrado por vacaciones…Bueno, hoy puedo decir que aprendí algo nuevo: el significado y origen de la palabra croto. Muy interesante. Y puedo decir que me entretuve aprendiendo! Una especie de post educativo. Felicitaciones!!

  18. Iñigo 30/01/2013 at 09:35 #

    Gracias Aniko por hacer de un corto desplazamiento de la ciudad al olvidado pueblo de Crotto; una huida y una aventura; una historia y un reflexionar sobre otros modos de vida. Sin saber si durante el tiempo que ha durado la lectura, nos hemos transportado en el espacio o en el tiempo.

    Seguimos atentos!

  19. Diana Antonioli 30/01/2013 at 10:09 #

    Hola Aniko y Cia! Lindo el relato! Tengo entendido que se llamaba croto al ultimo vagon del tren, donde tenia su “casa” el guarda. Alli se subian, efectivamente, los “colados” durante el viaje. Te sigo siguiendo… besos
    Diana

    • GERMAN LUPORI 31/01/2013 at 13:02 #

      dIANA:EL ULTIMO VAGON SE LLAMABA FURGON, LOS CROTOS ,CAMINANTES Y TRABAJADORES GOLONDRINAS VIAJABAN EN LOS VAGONES DE CARGA (GRATUITAMENTE) DE LOS TRENES DE CARGA , PRACTICAMENTE NO VIAJABAN GRATUITAMENTE EN LOS TRENES DE PASAJEROS.SLDS GERMAN

  20. GERMAN LUPORI 31/01/2013 at 13:13 #

    Aniko: muy linda tu nota,los pueblos chicos como el nuestro guardan infinidad de historias.Personalmente ,junto a otros vecinos de la localidad,pude viajar en los trenes de carga.Eran los tiempos en que concurriamos a la Escuela Secundaria en Tapalque (años 1977-al 82).Con Marcelo Eugui (actual Delegado Municipal) ,Sergio Goncalvez ,Gabriela Eugui y algun otro compañero que ahora no recuerdo, subiamos al tren ,a veces en la maquina,otras en el furgon y otras en los vagones de carga.Lo haciamos generalmente los lunes y los viernes para volver al pueblo.Los Jefes de Estacion eran muy piolas y nos paraban el tren para que pudieramos subir.Viajar en la maquina era toda una aventura.Esta es una de las tantas historias de infancia que podria contarte.UN cariño ,aguardamos tu retorno al pueblo junto a tus compañeros de ruta.

  21. Cristina 31/01/2013 at 14:23 #

    Una belleza!!! ya me enganche…que bueno el viajecito a Crotto… es como volver a vivir mi historia de pequeñita, a pesar de que han pasado muchos años!!! yo, soy de Cruz Alta Pcia de Cordoba y tambien tenia esas connotaciones de pueblito, ahora, ya es ciudad.!!!!! un beso

  22. Maria Crotto 31/01/2013 at 21:26 #

    Que lindo leer sobre Crotto, y que haya gente que viaje a visitarlo !! Viaje con ustedes hasta alla, que lindas fotos sacaron ! Yo tambien tengo una en el cartel !, jaaa, mi abuela hizo tanto por ese pueblo que nos marco a todos el cariño por el ! La avenida ppal lleva su nombre Mary S de Crotto !!

  23. nicolas 01/02/2013 at 11:18 #

    Barbaro!
    Me encanta viajar a pueblos tan pequeños y con una historia más lenta de lo habitual.
    Yo soy de un pueblito chico en Uruguay, me he criado en esa dinamica de la siesta, el mate, las calles de tierra y el cero stress.
    Salute!

  24. YO ADORO VIAJAR 01/02/2013 at 13:48 #

    Pues haces unas fotos espectaculares y además tienes la suerte de tener un cometido en la vida y una necesidad de hacer algo diferente… me encanta y que tambien tengas gente que te acompaña en esta aventura. Que bueno!!! Felicidades.

    Te invito a conocer mi modesto blog de viajes y si te gusta podemos seguirnos.

    Un besito desde España,

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

  25. Vigo 02/02/2013 at 10:47 #

    Muy interesante lo que cuentas sobre Crotto, Aniko. Me imagino que Crotto tiene la fascinación de un pueblo que vivió un esplendor en otros tiempos, como esos pueblos abandonados que uno encuentra en los rincones de la geografía.

    Siento fascinación por Argentina -se desea lo que no se tiene-, con lo que estos post tuyos patrios me resultan muy interesante.

    Te felicito por la valentía al hacer con tu vida todos esos viajes. No se hasta que punto luego colmarán las expectativas, pero desde luego cumples el sueño de gran parte de la población…

    Me queda la duda si tu nombre es japonés…

    Veo que entiendes un poco el catalán, llavors.

    Petons.

    V.

    • Aniko Villalba 02/02/2013 at 10:52 #

      Hola Vigo!

      Gracias por tu mensaje :)

      Para responder a tu duda, mi nombre es húngaro, mi mamá y su familia provienen de allá. Obviamente, todo el mundo cree que mi nombre es japonés, jaja. Así que digamos que soy argentina-húngara y catalana :P

  26. Graciela 12/02/2013 at 23:10 #

    hola!!! qué maravilloso este blog…sin desperdicio todo!!!! las fotos, los comentarios. Hermoso. Te escuche en una radio de Rosario y apunté tu blog. gracias por compartirlo. Graciela

  27. Virginia 13/02/2013 at 18:24 #

    ME ENCANTO TU POST, es la primera vez que entro, de casualidad. Excelentes las fotos.
    Quiero felicitarte hiciste que viaje con ustedes por Crotto

  28. Arturo 16/02/2013 at 12:56 #

    Aniko, quiero felicitarte por tu manera de reflejar en tus notas lo que sientes y ven tus ojos, solo lamento no haberte conocido cuando visitabas Asturias, a pesar que publicaste unas hermosas fotos, yo que recorro y conozco toda Asturias, te huviera indacado algún rincón hermoso. Te dejo un casto beso y lo mejor para tí.

    Arturo

  29. juan 07/03/2013 at 23:55 #

    Pero con ese nombre debe ser una crotada. Chiste argento… buena nota :)

  30. Jorge 08/03/2013 at 18:12 #

    Hola, te escuché por radio Milenium, estoy viendo tu bloc y me parece genial!!!! Fotos muy lindas de Crotto, solo le falta los olores del campo y los ruidos, tengo 68 años, y vos me haces viajar, MUCHAS GRACIAS!!!!! Ojala continúes con lo que te gusta!!!!

  31. Joe 20/06/2013 at 11:45 #

    que bonito ese pueblo! a visitarlo sin falta!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Burbujas crottas | Burbujas por ahí - 29/01/2013

    [...] Pueden leer el relato completo de esta aventura en Viajando por ahí: Ultimo tren a Crotto [...]

  2. Bloggers visitando Pueblos Rurales de Buenos Aires | Blog de Turismo Rural - 07/02/2013

    [...] http://viajandoporahi.com/ultimo-tren-a-crotto [...]

  3. Blog sobre Turismo - Bloggers visitando Pueblos Rurales de Buenos Aires - 07/02/2013

    [...] http://viajandoporahi.com/ultimo-tren-a-crotto [...]

  4. Almacén de sueños bonaerenses | Viajando por ahí | Blog de viaje - 12/02/2013

    [...] de manera tan abrupta que fue como si hubiésemos saltado de una baldosa a la siguiente. Primero nos subimos a un tren que nos llevó a Crotto, un pueblito detenido en el tiempo. Después tuvimos una aventura en Cinemascope en la mansión [...]

  5. Almacén de sueños bonaerenses | Viajando por ahí | Blog de viaje - 12/02/2013

    [...] de manera tan abrupta que fue como si hubiésemos saltado de una baldosa a la siguiente. Primero nos subimos a un tren que nos llevó a Crotto, un pueblito detenido en el tiempo. Después tuvimos una aventura en Cinemascope en la mansión [...]

  6. Último tren a Crotto | EL DIARIO QUE NO SE VENDE - 07/05/2013

    [...] Último tren a Crotto [...]