Menú principal

Menu

El policial más bizarro de mi vida (o Cómo me robaron la computadora y la cámara en un tren en Indonesia)

Como anticipé en mi página de Facebook, hace dos días casi doy por terminado el blog. El mismo día que llegué a Indonesia me tomé el tren nocturno de Jakarta a Yogyakarta, me quedé dormida y cuando me desperté me habían robado la computadora, la cámara y casi todo el efectivo que tenía. Diez horas después, recuperé todo. Pero fueron las diez horas más estresantes y bizarras de todo mi viaje.

Escena 1: Minutos después de El Robo (4 am)

policial-bizarro-04

Me desperté de golpe, no sé por qué. Miré a mi alrededor: seguía en el vagón número dos del tren que iba de Jakarta (capital de Indonesia) a la ciudad de Yogyakarta (a unas 10 horas al este, en medio de la isla de Java). El tren estaba frenado en una estación, yo me había acostado en mi asiento y en el de al lado, que estaba libre, y me había quedado dormida por unos minutos. Y confieso que como estaba viajando en el tren “ejecutivo” (25 dólares el pasaje, contra 16 dólares del tren “económico”) me descuidé e hice algo que jamás hubiese hecho en Argentina (ni en cualquier otro tren): me dormí y dejé las cosas en el piso, al lado mío, pero en el piso. Pensé: estoy en Indonesia, no creo que pase nada.

Me desperté con una sensación de urgencia y mi instinto me hizo buscar mis cosas con la mirada inmediatamente. En mis pies tenía la mochila grande con toda la ropa, una mochila de mano con la compu y libros y un bolsito con la cámara y la plata. Miré el bolsito y me di cuenta enseguida: a la vista, estaba demasiado vacío, faltaba el bulto que hace la cámara (una Nikon D90 bastante grandota y pesada). Lo levanté y me temblaron las piernas: estaba demasiado liviano. Lo abrí y sí, la cámara ya no estaba.

Enseguida miré mi mochila de mano y temí lo peor. Conozco su peso de memoria y cuando la levanté me di cuenta de que lo peor se había cumplido: también se habían llevado mi computadora (una Mac que me compré el año pasado en Malasia). Rogué y rogué que fuese un mal sueño, pero no, estaba pasando de verdad: me habían robado mis herramientas de trabajo, los textos y las fotos de todo un año, mis borradores, mis proyectos, mis ideas. ¿Y para qué? Para que alguien, en pocas horas, borrase todo el disco duro y vendiese mis cosas a un extraño. (Nota: si bien tengo un backup de todos los archivos en un disco duro externo, ese disco está formateado para Mac y no se puede ver en PC, y la verdad que en este momento no me da ni cerca el presupuesto para comprarme una Mac nueva, osea que iba a ser lo mismo que no tener nada. Y la depresión que me iba a agarrar no me la iba a curar nadie).

Me acuerdo de ese momento y todavía me angustio. Empecé a temblar y me puse a gritar: “Someone stole my things! Someone stole my laptop and my camera, please, please help me!”. Se despertó todo el vagón y el guardia de seguridad del tren, un indonesio muy joven y flaquito, apareció enseguida y me preguntó qué había pasado. Con ayuda de la pareja indonesia del asiento de al lado, expliqué todo y ellos tradujeron. Mientras tanto, en cada silencio, decía en castellano (loca): “No, no, no, esto no puede estar pasando! Hijo de puta, qué hijo de puta, no puedo creerlo, agghhh HIJO DE PUTA!!!” Incluso llegué a decirle a los pasajeros: “Por favor si alguno de ustedes tiene las cosas, les doy toda la plata que quieran, pero por favor, tengo todo mi trabajo ahí”.

Varios pasajeros dijeron que habían visto a un hombre sospechoso que había estado caminando por el vagón, el guardia se comunicó con sus compañeros que estaban en la estación (el tren seguía frenado) y me dijo que iban a buscar al culpable afuera del tren. Yo pensé: ya está, chau computadora, chau cámara y chau plata (el tipo también me había robado unos 130 dólares que tenía en efectivo, parte en rupias indonesias, parte en dólares de Singapur y parte en dólares de EEUU). También pensé que si encontraban las cosas había muchas chances de que no me devolvieran nada.

Como el ladrón me dejó mi celular (y unas pocas rupias en efectivo, ¿para que me tome el taxi habrá sido?), enseguida llamé a mi novio (Aji —con jota de John, no con jota de ají, eh—, indonesio) para avisarle. Él estaba despierto esperando que se hiciera la hora para ir a la estación de Yogyakarta a buscarme (el tren iba a llegar a eso de las 4.45 – 5 am), así que se fue enseguida a la estación para hablar con los de seguridad y ver si podía ayudarme desde ahí.

El tren arrancó y perdí todas las esperanzas. Era obvio que el ladrón ya se había bajado y como yo no sabía exactamente a qué hora había sido el robo, era muy probable que ya estuviese bien lejos de la escena. Además, ¿cómo iban a saber quién era, entre tanta gente? Y si lo encontraban, yo ya iba a estar en otra estación, ¿cómo iban a avisarme? Sentí que todo iba a quedar en la nada, que me habían dicho que iban a buscar al culpable sólo para complacerme, pero que una vez que el tren arrancara, todo quedaría en el olvido.

No se me cayó ni una lágrima (al fin y al cabo son objetos y no es la muerte de nadie), pero igual temblaba de angustia y me sentía una estúpida por no haber cuidado mejor mis cosas.

Escena 2: Llegada a Yogyakarta y persecución (5 am a 7 am)

El tren llegó a Yogyakarta (destino final) unos 45 minutos después y yo ya daba todo por perdido. Mi novio apareció enseguida en el vagón con un amigo y con otro guardia de seguridad. Nos bajamos, le volví a contar lo que había pasado y me fui al baño. Cuando volví, Aji me dijo: “Encontraron al sospechoso en la estación anterior y lo tienen detenido en la comisaría del pueblo, pero todavía no abrieron su mochila. Vamos ya para allá”.

policial-bizarro-06

Así que nos fuimos en el auto: Aji, su amigo que lo había acompañado a la estación, el guardia de seguridad del tren y yo. Fueron las dos horas más largas de mi vida. Pensaba: ¿será el ladrón? ¿estarán mis cosas? ¿me las darán o se harán los vivos? A mitad de camino nos avisaron que, efectivamente, habían encontrado una computadora, una cámara y efectivo en la mochila del detenido. Al parecer uno de los guardias de seguridad del tren ya lo había fichado de antes y cuando le informaron acerca del robo, ni lo dudó y se fue en busca de este hombre. Lo persiguió en moto, y cuando lo encontró, el tipo ya estaba en la parada esperando el colectivo para irse a su casa y fugarse con mis cosas para siempre. El guardia de seguridad (vamos a decirle El Héroe) se jugó, siguió su instinto y acertó, porque si se hubiese equivocado, el culpable hubiese desaparecido y ahí sí chau cosas, chau blog, chau todo.

Lo que fue una eternidad después, llegamos a la estación de tren donde habían agarrado al tipo y entramos a la comisaría correspondiente.

Escena 3: Interrogatorio, llanto y devolución (7 am a 1 pm)

Los policías se presentaron uno por uno (primero había unos cuatro o cinco), me pidieron mi pasaporte y me dijeron que denunciara exactamente lo que me faltaba. La lista era la siguiente: Nikon D90, laptop Apple + cargador, 1 millón de rupias (que parece muchísimo pero son aproximadamente 100 dólares), 25 dólares y 14 dólares de Singapur (algo así como 12 dólares de EEUU).

Al rato (porque todo llevaba laaaargos minutos) me llevaron a otro cuarto y me mostraron una mochila. La abrieron y adentro estaba todo. TODO. De ahí pasamos a otra oficina donde me sentaron y me dijeron que necesitaban quedarse con las cosas para usarlas como “evidencia” para poder arrestar al tipo (lo tenían detenido en la oficina de al lado) y que el proceso llevaría entre 40 y 60 días. Recién después de que terminara el juicio iban a poder devolverme las cosas (pero como la visa turística en Indonesia dura un mes, era obvio que yo ya no iba a estar ahí y que las cosas se iban a “perder”).

En ese momento apelé a una de las armas femeninas más poderosas por excelencia: EL LLANTO. No pude contenerme y me largué a llorar, les dije que yo trabajaba con eso, que era escritora y fotógrafa, que escribía un blog, que vendía fotos, que por favor, que ahí tenía todo, que era mi trabajo. Aflojaron un poco y me dijeron que, “dadas las circunstancias”, iban a ver qué podían hacer. Me sirvieron té y un desayuno y me pidieron que me tranquilizara.

Tuvimos que esperar dos horas a que llegara otro oficial que al parecer hablaba inglés y me iba a explicar cómo era el proceso (hasta ese momento, Aji oficiaba de traductor). En ese rato estaba desconsolada, no podía creer que las cosas estaban ahí, tan cerca de mi mano, pero que no me las iba a poder llevar. Si no podía recuperar mi compu y la cámara, daba lo mismo que hubiesen atrapado al tipo o no, y creo que era aún peor saber que las cosas estaban ahí pero que las tenía que dejar.

Me dije a mí misma y le dije a Aji: Juro pero re juro que no me voy de esta oficina sin mi computadora y mi cámara, si es necesario apelaré a más llanto, a la embajada argentina, al escándalo y (si nada funciona) a la coima. La Policía indonesia también tiene fama de corrupta, pero como no sé muy bien cómo funcionan las cosas acá le pregunté a Aji qué opinaba él; si lo único que querían era plata, mi plan era decirles que se quedaran con los 130 dólares y me dieran el resto, y si eso no funcionaba, iba a llamar a la embajada para que me asesoraran. Aji me dijo que llorara un poco más si era necesario pero que lo dejara tantear la situación para ver qué onda. Y eso hizo, no sé qué les dijo, pero al rato (lo que me pareció una eternidad después) me dijeron que sí, que iba a poder llevarme mis cosas, pero que necesitaban quedarse con alguna evidencia para arrestar al tipo (no sé si esto es cierto o no) y me preguntaron con qué plata quería quedarme: con las rupias, con los dólares o con los dólares de Singapur. Elegí las rupias (100 dólares) y ellos se quedaron con 35 dólares “de evidencia” que, en teoría, “van a devolverme una vez que termine el proceso”. Ni me importa. Comparado con todo lo que podría haber perdido, 35 dólares no es nada.

Me tomaron toda la declaración, me sacaron fotos con los objetos robados, me hicieron muchas preguntas y unas 10 horas después del robo salí de la comisaría con la cámara, la computadora, parte de la plata y una sensación de que no podía creer todo lo que había pasado.

policial-bizarro-08 Happy Ending

El Bis-Bizarro: Preguntas, almuerzo y sesión de fotos

Hasta acá todo normal, como cualquier historia policial. Pero voy a recordarles dos cosas: soy una “bule” (extranjera occidental) en Indonesia y tengo un imán para lo bizarro. Así que entremedio de estas escenas pasaron otras cosas que le dieron bastante más gracia al asunto.

•    Primero, los policías (había como diez y una sola mujer) pensaban que Aji era “mi guía turístico” (???). Cuando dijo que era mi novio, inmediatamente empezaron a hacer preguntas: ¿y cómo se conocieron? ¿por Facebook? ¿por chat? ¿y hace cuánto tiempo que están juntos? ¿y cuándo se casan? Creo que les interesaba más eso que el robo en sí. Cuando nos fuimos de la comisaría, uno de los policías nos dijo “I support you!” (como diciendo que apoya nuestra relación) y el jefe superior me dijo, adelante de todos: “Bueno, y a ver si se casan pronto eh”.

•    Otro policía, el que nos hizo compañía mientras esperábamos a que llegara el que hablaba inglés, me mostró fotos de su mujer y de su hija, me dijo por señas que los indonesios eran “bien machos” (mejor ni describo esta parte), se sacó autofotos conmigo y, a pesar de todo, me hizo reir y le sacó tensión a la situación.

•    En algún momento, en la comisaría aparecieron dos que eran policías encubiertos. El jefe de la comisaría me preguntó si tenía hermanas, y cuando le dije que una de ellas tiene 18, me dijo LISTO, decile a tu hermana que venga a Indonesia que acá ya tiene novio (Daf, estás avisada, un agente secreto indonesio quiere tu mano).

•    Me sacaron demasiadas fotos y sospecho que no fue tanto por una “necesidad oficial” sino porque soy una bulé en Indonesia (y un bule —extranjero/a blanco/y y rubio/a— en Indonesia genera revuelo y admiración).

Finalmente, Aji y yo volvimos a Yogyakarta en una camioneta con siete de los policías. En el camino nos preguntaron dónde nos conocimos, después frenamos todos juntos para almorzar y, cuando llegamos, nos sacamos una foto grupal.

Qué día surrealista.

policial-bizarro-07 El que sonríe es el guardia de seguridad que me ayudó en el tren apenas me robaron.

policial-bizarro-01 Almorzando comida indonesia en la ruta (que, al margen, fue una de las rutas más lindas que recorrí, rodeada de plantaciones de arroz y mucho verde).

policial-bizarro-02 El team (el de gorra es el que agarró al tipo)

policial-bizarro-03 El team y yo con mi cara de “hace mil horas que no duermo” y el policía de atrás que me está dando de comer manzana (?)

Y aunque no lo crean, esto me hace querer aún más a Indonesia.

***

MÁS FOTOS DE ÚLTIMO MOMENTO:

Esta foto la saqué (a escondidas con el celular) después de que me dijeran de que iban a tener que quedarse con mis cosas como evidencia por 60 días. Quería tener alguna prueba para poder recuperarlas en el futuro.

La autofoto que se sacó el policía conmigo (con mi celular)

Y esta foto me la mandó un periodista indonesio por Facebook, es de no creer. La sacaron cuando detenían al tipo. Si se fijan bien, el policía de la izquierda es el mismo que se sacó la autofoto conmigo. Es más bizarro que un policial de Woody Allen.

, , ,

Comentarios acerca de El policial más bizarro de mi vida (o Cómo me robaron la computadora y la cámara en un tren en Indonesia)

  1. Pipano 07/04/2011 at 11:34 #

    Plap Plap Plap… Más aplausos por favor!!!!!

  2. Okina 07/04/2011 at 11:35 #

    buenisimo el relato, increible pero real

  3. Miguelpy 07/04/2011 at 13:17 #

    Que suerte que recuperaste (casi) todas las cosas. ¡¿¿Cómo nos vas a dejar sin blog??! y mirá que por dormir unos minutos terminaste despierta varias horas de reloj más,… que cosas te enseñan estas cosas.
    Seguí aprovechando tu “bulecidad” ehhh que estos finales locos-felices no pasan todos los dias.

    pd.: ¡una foto con el chorro y el héroe hubiese resultado genial!

  4. Ol 07/04/2011 at 15:50 #

    Ay Ani, no paro de reirme con la última parte y con el policía que te está dando manzana jajaja HOOOLA (?)
    Te quiero, amiga. Me encantó el post más allá de la angustia que sentí cuando pusiste en el FB que te habían robado. Me alegra que todo esté bien.
    Te mando un abrazo.

    (¿Cuándo vuelve el blog NO oficial? jaja)

  5. Kurga87 07/04/2011 at 16:15 #

    Muchos se ríen (ok, nos reímos) de lo bizarro, pero en verdad una cuota de este tipo de cosas nunca vienen mal..
    Me alegro de que hallas recuperado tus elementos de laburo.. y ya me pongo en espera de la proxima aventura..
    Enorme VPA, Aniko! Felicitaciones!

  6. dafne 07/04/2011 at 16:45 #

    JAJAJAAJAJAJAA. listo, ani, nos vemos en unas horas.
    ME HICISTE REIR, TE ADOROOOOO.
    p.d.: yo también los apoyo, mis retoños.
    p.d.2.: me alegra que haya salido todo bien :)

  7. Cami Tri 07/04/2011 at 19:09 #

    INCREIBLE! me mató el guardia dandote MANZANA??? lo de I SUPPORT YOU fue mortal… y apelar al llanto fue muy bueno. Ahhh, que nervios Ani, menos mal que salió todo bien!! :)

  8. Vicky Nesci 07/04/2011 at 21:45 #

    ES-PEC-TA-CULAR!!! q increible Ani!! eso solo pasa en Indonesia.. aca tmb me robaron la laptop (entraron a mi ksa…) pero en new orleans las cosas no se recuperan nunca… jaja
    Me alegro infinitamente de que todo se haya solucionado y de q este blog no se acabe!!! :)
    Q disfrutes mucho de Indonesia!!
    Besotes!

  9. Forus. 07/04/2011 at 22:01 #

    Aunque usted no lo crea.!
    Bravo, por el final feliz.

  10. NiCo 07/04/2011 at 22:25 #

    Mi mayor pesadilla. Lo describiste maravillosamente, como siempre. Menos mal que recuperaste las cosas…… Beso grande.. sigo shockeado!!!

  11. Laura 07/04/2011 at 22:32 #

    Cómo esperaba este relato!!! un FLASH!!! sólo a vos te puede pasar esto! GENIAL! gran señal para vos y tu amorcito!!

  12. Trotaburgos 07/04/2011 at 22:33 #

    Muy bueno tu relato, y como te entiendo, a nosotros nos paso algo parecido en China, lo que pasa que nuestro final no fue feliz, nos quedamos sin 2 camaras de fotos y dinero, esto ultimo en el fondo es dinero, pero las fotos hechas con las camaras se fueron con los cacos. Animo y a seguir contando tus experiencias viajeras.

  13. Vik 08/04/2011 at 00:50 #

    Querida!!! que miedo!!!
    no tengo idea como pasaste todo eso sin implosionar, creo que es lo que me hubiera pasado a mi! ajajja
    sos una grande, me encanta que cuentes los detalles bizarros!!!
    Besote gigante y ahora a descansar un tiempito!! :)

  14. Tensi 08/04/2011 at 03:26 #

    Aniko!! Genial el relato como siempre. Que experiencia!! Menos mal que el final es feliz, no te merecías menos. Pero por favor no vuelvas a dejar tus cosas descuidadas jejeje.

    Un abrazo!!!!!!!!!

  15. clancyr 08/04/2011 at 06:44 #

    Indonesia is your second home at the other side of the world!

    -you might consider getting a flickr paid ac and upload all your pictures at original size as backup.

  16. Paula 08/04/2011 at 07:49 #

    Perdon…Me perdi el post donde contas de tu novio Aji…como fue esa historia??????

    • Aniko 08/04/2011 at 08:26 #

      jajaja la historia más linda! :)

  17. Okina 08/04/2011 at 08:15 #

    El chorro era un pasajero en el sector VIP? y subio con esa vesimenta? o se cambio despues? que raro no?

    • Aniko 08/04/2011 at 08:25 #

      No había sección VIP, todo el tren era “Clase Ejecutiva”. No, iba vestido, pero le sacaron el pantalón y abrigo cuando lo revisaron.

  18. Okina 08/04/2011 at 08:16 #

    que es esa guitarrita con los objetos robados?

  19. laura 08/04/2011 at 09:33 #

    GENIAL HISTORIA!!!!

  20. antonela 08/04/2011 at 16:09 #

    que bueno che que haya salido todo bien! Solo queria expresar la risa que me causaron las ultimas dos fotos, la del chorro que parece que esta en calzones y las dos del policia que se aco la autofoto =D bizarro mal todo eh

  21. PABLO LABBOZZETTA 08/04/2011 at 16:20 #

    Que buena historia AMIKO y que buen final!!!!!!!! me encanto la foto con el comisario jajajajaja un saludo!!!!!!!!!!!!!

  22. Okina 08/04/2011 at 21:54 #

    me gusta como estas vestida!

  23. Okina 08/04/2011 at 21:56 #

    que cara de actor secundario y de segunda que puso el poli en la autofoto!

  24. Ramiro Ruiz 08/04/2011 at 23:42 #

    Aguante aniko!!!!!!!!!!!!!!!!
    Esta historia es espectacular. espero que no te pasen de estas muy seguido por que te nos vas a acabar, pero la historia que contas es genial y una experiencia inolvidable.
    Me alegro que todo haya quedado en un mal momento, que con el paso del tiempo sera un gran recuerdo

  25. Marina 09/04/2011 at 10:39 #

    Ani ademas de iman para lo bizarro tenes iman para la buena suerte! creo que lo que te paso es una en un millon!!! buenisima historia y lo mejor, final feliz!

  26. Flor 10/04/2011 at 23:52 #

    Tu historia es lo mejor que escuché en años. Todo increíblemente bizarro y de película.

  27. Monica Liliana 14/04/2011 at 08:42 #

    que bueno que todo pasó y para bien resuelto, pero increible y me dejo impactada lo que contas, pero tu resistencia como ARGENTINA, una humilde conclusión, este viaje tuyo me recuerda diariamente al bizarro ferrocaril Sarmiento!!!SOLO LO RESISTEN UN ARGENTINO, solo el humor nos contiene abrazo grande!!!!

  28. Mariana Israel 14/04/2011 at 08:48 #

    GENIAL! de no creerse Ani, qué SUERTE!

  29. Alejandro Costantino 14/04/2011 at 08:49 #

    Sos una chica con estrella !

  30. Mechi González 14/04/2011 at 08:51 #

    Es una señal!! me mató lo de la manzana jjajaja

  31. Johann Leithon 14/04/2011 at 08:55 #

    super buen relato! menos mal todo termino bien, me gusto lo ‘bizarro’

  32. Andres Chion 14/04/2011 at 08:58 #

    Me gusta mucho tu blog

  33. Silvia Cañas Barrovecchio 14/04/2011 at 08:59 #

    relato genial y experiencia con mucha mucha suerte…! la foto grupal con el poli y la manzana … es “la foto del dia” me rei mucho….

  34. Margarita 17/04/2011 at 00:24 #

    Ani, esta genial el relato!
    para la proxima bajate el transmac, convierte los archivos de MAC a PC!!!! tu trabajo lo podias recuperar!, por suerte esta todo intacto despues de este super relato!!!

    • Aniko Villalba 17/04/2011 at 23:25 #

      Hola Margarita!
      Gracias por el consejo, pero el problema no es el formato de los archivos (se pueden leer en mac y pc), el problema es el formato del disco duro: solamente es visible en una Mac, en PC ni lo reconoce. Pero por suerte salió todo bien!

  35. aniko 21/05/2011 at 07:36 #

    jajajaja increible historia! que garron por Dios! y que hayas recuperado todas tus cosas..asombroso.
    Tu blog es excelente!!! te felicito!

  36. natt 14/06/2011 at 03:23 #

    …Me hizo recordar que me robaron mis fotos tomadas por 3 anios,
    y aunque llore miles de horas nunca supe quien fue… jajaja y me dije a mi misma mil veces hubiera preferido que se robaran mi laptop!!!

  37. Ani 14/06/2011 at 18:02 #

    Ahhhhh!! Lei toda la historia! jajaj…que suerte la tuya! INCREIBLE!
    Ojala a nosotros nos hubiera pasado lo mismo…este es el pais de las bizarreadas, pero los chorros son mas rapidos que la luz… Ahora tenemos que juntar moneditas para una compu nueva… uffff….

  38. Tribi 05/07/2011 at 06:50 #

    Jajajajajajaja, tremenda historia!!! A mi me robaron un par camaras en el bolso, en la misma situacion fisica, pero yendo desde Peru a Ecuador, la frontera maldita esa. Obvio arme alboroto, subieron a la policia, revisaron a TODOS, revisaron el banho y obvio el tipo se habia bajado hace rato. Nunca mas lo juro, que Jebus no me pille paveando!

  39. luis jose (de nuevo jaj) 17/09/2011 at 10:03 #

    jaja me causo mas gracia que todo la ocurrencia del tipo “(…)LISTO, decile a tu hermana que venga a Indonesia que acá ya tiene novio (Daf, estás avisada, un agente secreto indonesio quiere tu mano)”

    y excelente experiencia jaja, eso hace como dijiste, querer mas a un lugar, experiencias así.

    a mi me paso una parecia con un ladron (pero como aun no soy viajero… fue en el centro de mi ciudad) solo que aqui no hubieron policías… basicamente termino en que yo hablaba con el ladron de diferentes cosas mientras me atracaba durante unos 25 minutos, y al final, le di mi celular por compacion y luego me “agradecio” y ni salio corriendo, se fue lo mas de campante, me dieron ganas de salir corriendo tras de el y recuperar el celular, pero como se lo “regale” practicamente… me senti mas atracado jaja, pero como no usaba nunca el celular (casualmente ese dia lo saque) me dio igual y lo deje pasar… si no era el ladron, el celular resultaria perdido en de donde vivo en algun rincon)

  40. Surrealista a más no poder… Ay! ojalá yo hubiese tenido la misma suerte que tu aquel día que mi cámara de fotos y de video partieron sin mí en un tren ruso con destino a Alexandrov.

  41. ** Lau ** 04/10/2011 at 15:48 #

    Jaaaaa lo que me reí con el bonus track de este post! Muy buenas las fotos!!! La del tipo dandote manzana es genial!

    Qué bueno que recuperaste las cosas, la verdad es que tenías 1 posibilidad en un millón! Imagino la sensación de despertarse y no encontrar nada…horrible!

    Besos desde Colombia, ya ns cruzaremos por ahí!

  42. luz 20/10/2011 at 02:26 #

    que locuraaaaaa

    no hago mas q leer todos tus posts, estoy hace 1 hora leyendolos todos, y este lejos es INCREIBLE y me dio mas ganas q nunca de volver a viajar!!!

  43. bel 10/12/2011 at 09:44 #

    Ni te imaginas el efecto que tuvo este post en mi paso por Indonesia, te juro que no. Tambien me robaron, me acorde de esta anecdota y me convenci de que iba a recuperar mis cosas.

    Tambien tuve mi anecdota bizarra con la policia y el ladron termino devolviendo casi toda la plata. Segui escribiendo! Sos increiblemente grosa.. es lo mas leer tu blog!

    • Aniko Villalba 19/12/2011 at 13:57 #

      jajaja qué “divertido” que te haya pasado lo mismo! qué bueno que te devolvieron la plata!! contame la anécdota con la policía!

  44. Antonio 12/12/2011 at 01:08 #

    jejeje que locura güerita, hay muchos picaros por todos lados, a mi me robaron una motocicleta nueva y ……….sigo esperando :((
    suerte para otros viajes q tengas.
    Saludos desde Bolivia

  45. Alejo 10/03/2012 at 10:46 #

    Y yo que creí que las únicas comisarías bizarras eran las nuestras (Argentina). Debe ser lindo estar alla y enterarse que hay policías coimeros, es como sentirse un poco en casa. A mí me pasó al revés, la policía encontró que me habían robado sin que yo se los pidiera y fue lo peor que pudieron hacerme ( http://bit.ly/y73VCK ).

    Gran historia y genial el blog.

  46. Juan David 24/03/2012 at 14:48 #

    jajaajaja, genial historia, me enganche leyéndola

  47. Goyito 30/03/2012 at 14:47 #

    Increible, como todas tus cronicas, y no me canso de leer… creo que bien justificado esta mi “perdida de tiempo” en el trabajo :) … un dia lei en otro blog de viajes que decia que ser viajero significaba que cada dia, desde el momento que uno decidia emprender marcha, no seria nunca jamas igual al dia anterior, y vaya que este dia ha sido diferente a todos en mayusculas! Gracias a Dios que pudiste recuperar todo! quien sabe incluso si hubiera llegado yo a tu blog y leido tus cronicas y aprendido tanto en tan poco tiempo (porque no recuerdo con cual articulo me inicie leyendo en tu blog)..
    En fin, a vivirla mas que nunca!!!

  48. Poncho 03/07/2012 at 01:28 #

    Cuando uno viaja dicen que tiene un ángel de la guarda… pero creo que el tuyo es gigante!

    Siquiera recuperaste todo para que no abandones tu blog.

    P.

  49. Nico 18/07/2012 at 14:33 #

    Guau!

    Tuviste muucha suerte, por no decir otra cosa. Justo hace unas semanas escribí sobre mi mayor pesadilla, que es que me roben la compu:

    http://traslacionestacionaria.wordpress.com/2012/07/11/mi-verdadera-pesadilla/

    Y siempre en los viajes me aferro a todo lo de valor como bebé al pecho, jaja.

  50. Nadia 24/01/2013 at 14:35 #

    jajaja ! la foto dandote manzana, se pasa! y despues que te pase un comisario por facebook la foto deteniendo al tipo mas chistoso aun !!!!!!

    Que buena anecdota ani !!!

    Besotes!!

  51. silvia 24/02/2013 at 17:18 #

    jujuju excelente :D

  52. Martin 03/12/2014 at 21:08 #

    Aniko, hace unos meses que te leo gracias a leer el libro de Juan pablo y Laura, y seguirlos a ellos también, (un día te escribí porque no se que link o funcionaba) y me encanta como escribís!

    Esta historia me gustó porque cuando viaje no puedo sacarme ese miedo, molesto, inconsciente, de que me pueden robar. Y me robaron, muchas veces, a lo largo de mi vida, y algunas viajando.
    Lo lindo es poder ver que muchas veces las cosas se resuelven bien, de una u otra manera; y si no, después de todo son solo cosas…

    Gracias por seguir escribiendo!!
    Martin

    (PD: la autofoto no se puede ver)

  53. Boris Morales 27/03/2015 at 14:24 #

    Aniko yo por aquí desde Colombia sufriendo con este relato. Que miedo!!!! jajajaja definitivamente tienes muy buena suerte :) Un abrazoooo

  54. Mercedes Zarauza 02/04/2015 at 16:28 #

    Recuerdo haber leído esto en tu libro! :D que bueno ver las fotos de semejante historia!! saludos!

  55. Jessica Solis 13/05/2015 at 14:20 #

    Hola Aniko!! hoy estaba leyendo este relato en tu libro Dias de Viaje! ajajaj me encanto! pero me gustaría conocer a Alex! :D jaja saludos!

  56. Graciela 24/06/2015 at 16:02 #

    RISAS INFINITAS CON LA FOTO DONDE EL POLICIA TE DA DE COMER MANZANA! HICISTE MI DIA ANIKO! ERES GRANDE NENA!!

  57. Sussy 29/07/2015 at 18:39 #

    hola como estas, me a gustado mucho tu blog… lo empece a leer hoy, porque andaba buscando en la web temas de indonesia ya que conoci a un chico de alla en Jakarta bueno supuestamente somos novios y e pensado viajar alla… buscando mas info de la gente al igual que en uno de tus blogs del miedo a viajar..pues me pasa eso mismo…. el miedo de llegar alla, y de que todo sea diferente a lo que el me promete… a que me pase cosas malas… que me roben o me violen todo esos temas del viaje y de salir de mi zona de confort. Hasta me pregunto como son los baños alla etc… ya te debes de imaginar… U_U

    Me a encantado… en este tema me has hecho preocuparme, reirme… de todo… la descripcion de todo lo que paso… detalle por detalle a sido genial… esta muy claro de tal forma que me e hecho toda la pelicula en la cabeza… me a encantado tus fotos… es muy gracioso la parte en que se interesan mas en el tema de tu noviazgo con Aji que del robo… linda experiencia… seguire leyendo todos los escritos y si tengo alguna duda te escribo por favor esperando una respuesta tuya… ya que tienes mas vivencia de Indonesia actualmente… Muchas gracias por compartir esta vivencia… en verdad me a gustado mucho tu blog… es diferente y a la vez unica… Besos y Bendiciones amiga.

  58. raul 26/08/2015 at 15:02 #

    Gracias por animar a la gente a que descubra constantemente diferente lugares y países…mi ciudad es una ciudad que la gente no descubre el hecho de descubrir cosas diferentes y permanecen estáticos per sempre en la rutina…solo un mes por año tienen la libertad de permanecer viajando ….lastima.. desperdician vidas desconociendo que existen vidas diferentes.

    ME GUSTO MUCHO TU CONFERENCIA ACERCA DE TUS VIAJES POR EL MUNDO…ESTO NO SE DA CON FRECUENCIA EN ESTE PEQUEÑO MUNDO DE MI CIUDAD.

    GRACIAS.. Y MUCHO AMOR

  59. Ezequiel 07/09/2015 at 06:29 #

    Hola Aniko.
    Se que esto te paso hace mucho tiempo, pero a nsotros nos paso hace dos dias viajando de Surabaya a Yogyakarta en bus de la misma forma que a ti.
    Estamos desesperados porque se llevaron nuestros dos dicos con todas nuestras fotos de dos años y tres meses de viaje, mi camara y rupias locales.
    La verdad es que en este momento no nos importa ni la plata, ni la camara, solo queremos recuperar nuestras fotos ya que es lo que realmente importa.
    Te pido por favor que si sabes de algo que puedamos hacer para recuperar los discos te contactes con nosotros.
    A toda esta mala suerte se le suma que dejamos Indonesia el 9 de Setiembre, ya que nuestra visa de dos meses expira.

    Mil gracias!

    Eze y Jess

    • Aniko Villalba 07/09/2015 at 19:20 #

      Hola chicos,
      Lamento mucho esta mala noticia. Sinceramente, no sé cómo ayudarlos, lo mío fue mucha suerte ya que el policía encontró al ladrón enseguida. ¿Hicieron la denuncia? Los policías fueron muy amables conmigo, así que les recomiendo que vayan a la comisaría más cercana.
      Espero que esto tenga un final feliz.
      Un abrazo!

  60. angie 23/10/2015 at 04:14 #

    Me hiciste reir mucho, genia!!! todas tus publicaciones son increíbles, tenes una manera de redactar muy atrapante y empática. Un abrazo de una vecina de por acá :)

Dejá tu comentario

¿Seguimos en contacto?

Suscribite a mi newsletter para recibir los próximos posts y novedades en tu mail

(No te olvides de confirmar tu suscripción haciendo click en el mail que llegará a tu casilla)
×