Europa

Hacé click en los países para leer los relatos


Europa

Guías prácticas


guia-europa

guia-islandia

Series


proyecto-hungria

sziget-festival-serie

desafio-islandia-serie

desafio-serbia-croacia-serie

la-vida-en-biarritz-serie

Algunos relatos de Europa:

 

Mapa subjetivo de Biarritz

I. Escribí: esta va a ser la primera navidad que voy a pasar en invierno. Y enseguida me di cuenta de que no. Pero me gusta la frase y la voy a dejar. Esta va a ser la segunda navidad que voy a pasar en invierno: la primera fue hace tres años, cuando viajé a España y conocí a mi familia asturiana. Juré que no iba a pasar otro invierno en Europa. Pero uno hace planes y ellos se deshacen solos. También juré que no iba a vivir en Francia y acá estoy.

Cosas que me inspiran (7): el arte de la quietud

Antes que nada: feliz primaotoño para todos. Se viene mi época preferida del año, aunque acá la primavera se está haciendo desear. Me acabo de dar cuenta de que hace once días que no posteo…

Una vuelta por la Provenza francesa

**Spoiler: este post no contiene fotos de los campos de lavanda. Me hubiese encantado verlos pero cuando fui todavía no habían florecido. Lo que sí incluye son muchas fotos de macarons. ** Cuando mi prima…

Desafío Serbia Croacia #7: explorar lugares abandonados

Take nothing but photographs, leave nothing but footprints (Toma solo fotografías, deja solo huellas) Uno de los lemas de los exploradores urbanos No sé cuándo fue que empecé a sentir cosquillas en la panza al…

Sziget Festival (día 2): efecto retardado

Cualquier cosa nueva que empecemos lleva su período de adaptación: un viaje, un curso, un idioma, una relación. Un festival. El Sziget empezó ayer y si bien lo viví, lo salté, lo disfruté y lo…

Yo me bajo en Atocha

¿Será que el jet-lag, también conocido como Mal de los Husos Horarios, da un tinte surrealista a las cosas? Salí de Buenos Aires el jueves al mediodía. El vuelo se me pasó rapidísimo: me clavé tres pelis (entre ellas Medianoche en París que me gustó muchísimo y me dio aún más ganas de conocer esa ciudad), miré un par de series, escuché música, dormí algo y cuando me di cuenta ya habíamos llegado. ¿Pero cómo? ¿No hay cuarenta escalas y vuelos interminables?

Llenando la incógnita: Cosas que te pueden pasar si viajás a República Checa

“Espero que hayas podido llenar un poco la incógnita que era este país para tí”, me dice Vitek mientras conduce el coche por una ruta campestre, y agrega: “Eso es lo bonito de viajar”. Me…

Ojos nuevos

Cuando dije que iba a aprender húngaro muchos me preguntaron para qué. Con el modo sarcasmo activado, me dijeron: “Ah, pero te va a ser muy útil”. Sí, tanto como el poco indonesio que hablo o el catalán que quiero aprender. Nos enseñan a ver los idiomas desde el lado práctico y no desde el humano. Aprender un idioma que se habla en un solo país o región y que no sirve para comunicarse internacionalmente parece una pérdida de tiempo, plata y esfuerzo […]

Exploración #1: viaje sincronizado

Después de aquel viaje a Islandia, Lau y yo nos quedamos con ganas de hacer otros viajes de ese estilo juntas. A qué me refiero con de ese estilo: con juegos, pruebas, complicidad, azar y risas.…

Mi cajita de souvenirs de Aveiro

Si bien no soy fan de los souvenirs —con excepción de las postales— creo que entrar a las tiendas donde se venden estos productos es muy útil para obtener un pantallazo acerca de “lo típico”…

Guía para aprovechar un día de lluvia

Cómo aprovechar un día de lluvia (O, más bien, cómo aprovechar el después de un día de lluvia) 1. Salga a la calle pocos minutos después de que la lluvia haya parado, cuando las nubes…

Querido Blog: Hoy estuve en un bosque encantado
(y conocí a una gallina de nieve)

29 de marzo de 2012, Laponia Sueca

Querido Blog: Dormí menos de cuatro horas pero no me importa nada. Ayer vi la aurora boreal. Leíste bien: A-U-R-O-R-A-B-O-R-E-A-L. ¿Qué asunto mundano me puede importar después de haber visto algo así?

Empecé natación

Quedarme quieta en un solo lugar me permite hacer cosas que de viaje me resultan difíciles o imposibles. Como anotarme en la pileta e ir a nadar dos veces por semana. O tener mi propia cocina y guardar cosas en las alacenas. O usar el buzón sin miedo. Frenar en medio de un viaje largo me parece cada vez más necesario: me permite disfrutar los placeres de la rutina estática. Mi vida en Biarritz es tranquila, y a veces tiene episodios como este. Viene con ilustración en marcadores de Aniko Szabó, mi mamá.

Dalí y el Pueblo de los Gatos (Parte 2 de 2)

Esta historia empezó acá: Parte 1 – Con ojos de Dalí Parte 2 – El Pueblo de los Gatos Las curvas del trayecto me despertaron. Iba en estado de ensoñación, mitad despierta mitad dormida, con la…

Yo no quería ir al Oktoberfest

Cuando me enteré de que íbamos a estar en Munich durante el Oktoberfest me estresé. Esa ciudad era la última parada —obligada— del viaje a las raíces que estaba haciendo con mi mamá y mi papá por Hungría y Alemania: ellos tomaban el vuelo de Buenos Aires desde Munich y yo el tren a Francia el mismo día. Como el cuelgue con las fechas suele ser de familia, ninguno de los tres se había avivado de que ir a fines de septiembre equivalía a ir durante el Oktoberfest, el festival de la cerveza más grande del mundo.

Desde un bus rojo

No sé si puedo escribir acerca de Londres. Es una de las pocas ciudades en el mundo que siempre quise conocer, junto con Nueva York, Estambul y Liverpool. En general quiero conocer países y no…

¿Querés recibir los próximos posts con historias y consejos prácticos por mail?


Suscribite al blog y sumate a la comunidad de lectores de Viajando por ahí.

x