Europa

Hacé click en los países para leer los relatos


Europa

Guías prácticas


guia-europa

guia-islandia

Series


proyecto-hungria

sziget-festival-serie

desafio-islandia-serie

desafio-serbia-croacia-serie

la-vida-en-biarritz-serie

Algunos relatos de Europa:

 

Lluvia de Brujas

Querida Maru: Últimamente me la paso caminando varias horas por día. Es mi manera de meditar. Caminar sola hace que piense mucho y hable poco (o nada, porque sola todavía no hablo, aunque muchas veces…

Altea, el pueblo que todo lo cura

  No sé quién fue la primera persona que me dijo que vaya a Altea, pero Ana (mi anfitriona en Cartagena) me lo repitió: “Tienes que ir a Altea”. Hay lugares que ya suenan lindos…

Proyecto Hungría

Hace varios meses que me siento un poco a la deriva. Será que los seres humanos nunca estamos contentos, o quizá no estoy hecha para ser tan veleta. Mi pensamiento es el siguiente: ya comprobé…

Desafío Serbia-Croacia #1: buscar tesoros en Zagreb

Cuando decidimos que empezaríamos el viaje de desafíos en Zagreb, la capital de Croacia, le propuse a Lau hacer una búsqueda del tesoro por la ciudad. Tenía la idea de armar una lista, como habíamos…

Viaje a las raíces

En la mesa del living de la casa de mi mamá, donde crecí, siempre hubo dos cajas de madera llenas de fotos en blanco y negro. Digo siempre porque estaban ahí desde que yo nací,…

mediterráneo mar

De chica quería muchas cosas. Quería entrar a una pirámide y ver una momia. Quería viajar por el espacio y flotar entre planetas. Quería ir a Grecia y saltar de isla en isla. Quería nadar…

Cosas que me inspiran (7): el arte de la quietud

Antes que nada: feliz primaotoño para todos. Se viene mi época preferida del año, aunque acá la primavera se está haciendo desear. Me acabo de dar cuenta de que hace once días que no posteo…

Por las calles de Barcelona (o Callejeando por ahí, por qué no)

No hay mejor manera de conocer una ciudad que caminarla, perderse y dejarse llevar. Guardar el mapa, seguir el instinto y caminar tras lo que nos llame la atención. Nunca pensé que iba a terminar…

Yo me bajo en Atocha

¿Será que el jet-lag, también conocido como Mal de los Husos Horarios, da un tinte surrealista a las cosas? Salí de Buenos Aires el jueves al mediodía. El vuelo se me pasó rapidísimo: me clavé tres pelis (entre ellas Medianoche en París que me gustó muchísimo y me dio aún más ganas de conocer esa ciudad), miré un par de series, escuché música, dormí algo y cuando me di cuenta ya habíamos llegado. ¿Pero cómo? ¿No hay cuarenta escalas y vuelos interminables?

Desafío Islandia (4): Subirnos a un barco de pescadores

Atención: puede que este post no tenga nada que ver con el título. Puede que sea una excusa para hablar de otras cosas. Puede que no incluya mar. Puede que no haya necesidad de estar…

Querido Blog: soñé, viajé y me desperté (en qué orden, no sé).

3 de abril, Barcelona Querido Blog: Para qué te voy a mentir. Podría hacer de cuenta que te escribo desde una ventana que da a algún bosque nevado de Suecia. Podría decirte que los renos…

Querido Blog: Hoy estuve en un bosque encantado
(y conocí a una gallina de nieve)

29 de marzo de 2012, Laponia Sueca

Querido Blog: Dormí menos de cuatro horas pero no me importa nada. Ayer vi la aurora boreal. Leíste bien: A-U-R-O-R-A-B-O-R-E-A-L. ¿Qué asunto mundano me puede importar después de haber visto algo así?

Sziget Festival (día 2): efecto retardado

Cualquier cosa nueva que empecemos lleva su período de adaptación: un viaje, un curso, un idioma, una relación. Un festival. El Sziget empezó ayer y si bien lo viví, lo salté, lo disfruté y lo…

Querido Blog: Hoy vi la aurora boreal

28 de marzo de 2012, Laponia (Suecia)

Querido Blog: Tapones de oído. Eso es lo que nos dieron como souvenir cuando entramos a la oficina de turismo de Piteå (la A con circulito se pronuncia como una O), el pueblito al que viajamos ayer desde Skellefteå. […]

La otra Cartagena

Viernes, 23 h. Situación en un bar cualquiera de Madrid. Estoy de tapas con amigos y llega gente nueva a la mesa. Dos besos por cabeza y el diálogo de siempre: —Hola, un gusto: Aniko.…

Querida Praga (Carta abierta a una ciudad)

Praga: No te digo “Querida” —si bien está más que claro que sos una mujer con todas las letras— porque todavía no te conozco tanto como para llamarte así (aunque no creo que sea difícil…

¿Querés recibir los próximos posts con historias y consejos prácticos por mail?


Suscribite al blog y sumate a la comunidad de lectores de Viajando por ahí.

x