América

Hacé click en los países para leer los relatos


América


Centroamérica

Series


amigate-con-bs-as

recuerdos-de-centroamerica-serie

Algunos relatos de América:

 

Por el Callejón de Huaylas | Día 1: En Huaraz y con soroche

Me desperté de golpe a eso de las 5 am. El bus que iba de Lima a Huaraz estaba pasando por un cruce en la Cordillera a 4100 metros de altura, y yo pensé que…

Una vidente brasilera

Si, siete años atrás, una vidente me hubiese leído la mano y me hubiese contado cómo iba a ser mi vida hoy, no sé si le hubiese creído. Visto desde afuera, el viaje a Brasil…

Limbo (esos días entre que terminás un viaje y volvés a tu casa)

Les confieso que esto de volver dentro de tan poco tiempo a Argentina me tiene como en limbo. Estoy totalmente bloqueada y sin poder escribir una palabra hace días, por eso mi pobre blog no…

El Paseo de la Historieta en bici un viernes santo

Belu y yo quedamos en Mafalda a las dos y cuarto. Son las dos y salgo al balcón de casa, en el que apenas puedo pararme de frente porque es tan angosto que casi no…

La edad de los viajeros

Según la Escala Phillipe, yo tengo unos 100 años de vida, y Walter —otro viajero, también conocido como Che Toba— tiene 70. ¿Cómo funciona esta escala? Walter cuenta que en uno de sus viajes conoció…

Escribir un libro (5): dejarlo ir

Pensé que este día no iba a llegar nunca, pero llegó: terminé el libro. Lo dejé ir. Si cuento desde el día que lo empecé a escribir (en Brasil), pasaron siete meses. Si cuento desde…

Exploración #2: recuerdos de un viaje a Mocronte

Querida Lau,

Hace unos días se me dio por revisar unas cajas que tenía en el placard —viste que cada vez que vuelvo de un viaje me agarra el ataque de limpieza— y encontré las fotos de cuando fuimos a festejar tus treinta a Mocronte. ¿Te acordás? Ninguna de las dos conocía y era un lugar al que queríamos ir juntas hacía tiempo, sobre todo después de que tantos viajeros nos contaran historias de ahí. Creo que los primeros en mencionarlo fueron Pablo e Itziar, ¿no? “¿Sois argentinas y no habéis ido a Mocronte? Alucino” […]

Recorrido fotográfico por el Altiplano boliviano
(Uyuni y alrededores)

Apenas cruzamos a Bolivia vuelvo a encontrarme con ella: la altura. Siempre me pasa lo mismo: subo a más de 4000 metros y me apuno. No importa cuántas veces haya estado en altura, siempre me…

Palermo Arte (o Cosas que extraño cuando no estoy acá)

Si pudiera elegir un lugar de Buenos Aires donde vivir, sería una casita en algún pasaje de Palermo Viejo. Tendría que ser una casa vieja, con muchas flores en la ventana y con paredes disponibles…

Por las calles de Santiago

(Atención: este es uno de esos posts repletos de fotos, así que esperá unos minutos a que termine de cargar. Mientras tanto te invito a escuchar un tema que me gusta mucho y que una…

Memorias de La Boca

No tengo muchos recuerdos de La Boca. Bah, en realidad tengo uno, pero intenté olvidarlo con tanta fuerza que quedó oculto en algún rincón de mi cabeza, y apenas escribí la primera frase de este…

Volver a casa

Fue en alguna esquina de Belgrado. Era de noche, pasamos caminando frente a un barcito que daba a una calle empedrada y por unos segundos sentí que estaba en Buenos Aires. O quizá por un momento fui una serbia que caminaba por la capital argentina en una dimensión paralela. Hay ciudades que no se parecen físicamente pero comparten una esencia, tienen algo que no se puede reducir a un edificio del mismo estilo o a platos de comida más o menos similares, es otra cosa, una atmósfera, algo intangible lo que las hermana. Yo a Belgrado la sentí muy Buenos Aires.

Recuerdos de Centroamérica (3):
viaje en bus por Nicaragua

Cuando uno hace un viaje que abarca varios países, es inevitable ir cruzándose con viajeros que vienen del lado al que vamos nosotros. Y como las conversaciones iniciales suelen ser más o menos las mismas…

Los sonidos del Sapo Amarillo

“Cuando dejás de usar la vista se te abren otros sentidos, empezás a sentir el mundo de otra manera”, nos dice mi tía Ana en alguna de las tantas charlas que compartimos durante nuestra visita…

Bicis sin atar

Para alguien de Buenos Aires, encontrarse con una bici sin atar en plena ciudad es casi como ser testigo de la invitación a un robo. Hace unos años hicieron una cámara oculta para ver cuánto…

Días asiáticos (en Buenos Aires)

Todo empezó cuando salí del edificio de mi mamá en la bici y, adelante mío, apareció una chica de nacionalidad indudablemente indonesia. Estaba vestida con una camisa de tela batik —típica de allá—, también estaba…

¿Querés recibir los próximos posts con historias y consejos prácticos por mail?


Suscribite al blog y sumate a la comunidad de lectores de Viajando por ahí.

x