Asia

Hacé click en los países para leer los relatos


Asia

Guías prácticas y recomendaciones

guia-asia

angkor-datos-recomendaciones

halong-bay-bueno-malo-feo

Series temáticas

serie-asia-a-z

la-mirada-asiatica-serie1

lugares-10-palabras

bali-destino-bestseller

historias-minimalistas-malasia

Relatos de Asia en el blog

Camboya: cosas que veo desde la ventana (y que escucho desde el asiento de atrás)

I. Me gusta mucho viajar en colectivo Hay gente que lo odia, se aburre, no soporta estar tres, cinco, diez, veinte horas arriba de un vehículo junto con tanta gente. Para…

Vuelvo a Indonesia desde Macau

Hong Kong: 10.30 am, principios de julio de 2010 Esta vez no me ganan, esta vez me quedo sesenta días (y tal vez más). Voy en el tranvía rumbo al…

“¿Qué vamos a hacer diez días acá?” – Prácticas de slow travel en Kujukuri

“La gente viene a Japón y recorre la isla… ¿ustedes por qué están quietos acá?”, nos pregunta Qiang, el dueño del hotel en el que vamos a quedarnos diez días.…

“Hey, farang! Sawatdee pee mai!” (¡Feliz año nuevo tailandés!)

Voy rumbo a Ko Phi Phi, destino mundialmente conocido por dos características bastante disímiles: fue uno de los lugares más golpeados por el tsunami del 2004 y fue también una…

Mis cinco encuentros con la nieve

Hay gente que no conoce el mar hasta la adultez y recuerda su primera vez frente al océano como uno de los días más importantes de su vida. Yo debo…

Asia de la “A” a la “Z”: fin del abecedario

Se terminó el abecedario. Pareciera que fue ayer cuando les presenté el proyecto sin saber en qué iba a derivar, sin saber si lo iba a terminar o no, si…

Bali parte IV: esos pequeños detalles

Si bien Bali no es mi isla preferida de Indonesia (que igualmente todavía no sé cuál es, porque me quedan unas 16.995 por conocer), tiene algunos detalles que me gustaron…

Una bule de paseo en la feria de Yogyakarta

El viernes pasado, para variar un poco, nos fuimos a la feria. Una de esas ferias de pueblo, de película, con algodones de azúcar, casa embrujada, rueda de la fortuna y un samba con tracción a sangre. Y eso que Yogyakarta no es lo que se dice “un pueblito”, pero este carnaval me hizo sentir metida en un universo paralelo bizarro. Estos lugares siempre me parecieron entre surreales y tétricos.

Éramos cuatro: Aji (mi novio), su amigo Bobby, su novia Nita y yo, la bule. Porque por más esfuerzo que haga, mientras sea blanca, rubia y/o extranjera, en Indonesia jamás dejaré de ser una bule. Estacionamos las motos en medio del caos de Alon-Alon, parque donde se estableció este carnaval por un mes, y entramos. 3000 rupias cada uno, unos 35 centavos de dólar.

Situaciones bizarras en Indonesia #1:
Acá dicen “sí, gracias” para decir no

Estoy en alguna calle de tierra de Jakarta, Indonesia, acabo de comprar comida en un puestito. Un hombre está parado al lado mío (en Indonesia la gente siempre está en…

A Asia en plato volador

No hay día que no sienta ganas de estar en Asia. Extraño ese continente a todo momento. Esta semana estuve escribiendo acerca de China para mi libro y casi lloro.…

Mi llegada a Siem Reap de mal humor y mi amigo el tuk-tuk driver

Llegué a Siem Reap a las 7.05 AM del martes 19, sin haber dormido en toda la noche y agotada de tanto caminar en Singapur los dos días anteriores. Cualquiera…

Vietnam: amor a primera vista

Lo confieso: salí de Camboya rumbo a Vietnam con una idea “poco positiva” acerca del país y de la gente. Siempre digo que no me guío por opiniones ajenas ya…

El encanto laosiano

Laos me gusta. Voy de pueblo en pueblo, de ciudad y ciudad, y aunque no esté acá hace mucho, cada día me gusta un poquito más. Será porque es un país de pocos habitantes y la tranquilidad se respira. Será porque el acoso hacia el turista no se siente tanto (digamos que casi nada). Será por sus pueblitos silenciosos, por las calles vacías, por las construcciones coloniales venidas abajo, por la ausencia de la bocina, por las pocas motos. Será por la importancia del río Mekong, por los monjes caminando en grupo por la calle o andando en bicicleta, por las mujeres que me saludan sonriendo y no intentan venderme nada, por los chicos y su alegría cuando ven a un falang caminando por un lugar poco turístico. Será.

Cita a ciegas (fallida) con Hanoi

Hanoi y yo no tenemos onda. No nos llevamos bien, no nos entendemos. No hay feeling ni química. Es como una cita a ciegas que no funcionó. Porque al fin y al cabo, viajar a una ciudad desconocida es como asistir a una cita a ciegas: por más fotos que vea y comentarios que escuche antes, el momento de la verdad ocurre cuando nos encontramos cara a cara. Y en este caso, Hanoi y yo, cara a cara, no funcionó.

Llegué a las 7 de la mañana, después de viajar 12 horas en colectivo desde Hue, después de sobrevivir a la lluvia y a las inundaciones durante varios días. Hue es otra de las “paradas obligadas” en Vietnam: la antigua capital del país, ciudad imperial. Lástima que la recorrí con lluvia y no pude ver tanto. Aunque tuve momentos memorables […]

Visita a las Killing Fields de Camboya: cuando la realidad duele

Admiro a los camboyanos. Admiro sus sonrisas. Admiro su buen humor. Admiro también, por qué no, su caos, porque significa que salieron adelante y siguen viviendo. Admiro su fortaleza. Admiro…

Frutillas fotogénicas en Cameron Highlands

¿Qué es esto? ¿Cómo fue que pasé de estar rodeada de edificios a estar rodeada de frutillas? Pista: no estoy en un parque temático frutal al estilo Disneiuor. Todo empezó…

¿Seguimos en contacto?


Suscribite al blog para recibir los últimos posts del blog, así como las novedades de mis libros, talleres y presentaciones (junto con descuentos y regalitos especiales por ser suscriptor!)

x