En mayo del 2017 crucé de Puerto Limón (Costa Rica) a Lisboa (Portugal) en el Monarch, un crucero transatlántico de la empresa española Pullmantur. Relaté el viaje en tiempo real por Instagram (pueden leerlo acá). En este post responderé a las preguntas más frecuentes que me hicieron con respecto a este cruce (me enfocaré en los servicios de Pullmantur, ya que tuve la experiencia con ellos, aunque no son la única empresa que hace este recorrido). Cualquier duda, déjenla en los comentarios así todos pueden ver la respuesta.

¿Cada cuánto y de dónde salen los cruceros transatlánticos?

Los transatlánticos suelen salir dos veces por año: en abril/mayo (de América/Caribe a Europa) y en septiembre/noviembre (de Europa al Caribe/América), aunque se encuentran salidas para otros meses también. Algunas empresas hacen este cruce como viaje de relocación, es decir que cruzan sus barcos de un lado a otro cuando empieza o termina la temporada de verano en Europa. Hasta hace unos años, Pullmantur no llevaba pasajeros durante el crossing (así le dicen al cruce del Atlántico), hasta que decidieron abrir el viaje al público. Muchos eligen viajar de esta manera ya que puede ser más barato que tomar un avión (además de que incluye la comida durante los 15 días de trayecto).

Pullmantur hace varias rutas transatlánticas cada año: en su web hay anunciados viajes del Caribe a Europa (Santo Domingo a Lisboa en abril), de Europa a Brasil y de Canarias al Caribe para el 2018 (lo mejor es llamarlos por teléfono para consultar). Hay también otras empresas de cruceros que hacen recorridos de Sudamérica a Europa, de Estados Unidos a Europa, de Brasil a Europa, de Argentina a Europa, entre otras rutas, así que las opciones son varias (al final del post les dejo los enlaces).

¿Cuánto dura el viaje?

En general, un crucero transatlántico suele durar entre 13 y 16 días. Nosotros salimos desde Puerto Limón (Costa Rica), navegamos 16 días e hicimos 5 paradas: Colón (Panamá), Cartagena de Indias (Colombia), St. Marteen, Antigua y Madeira (Portugal). El viaje terminó en Lisboa. De Antigua (última parada en el Caribe) a Madeira fueron 7 días seguidos de navegación. Cada dos noches tuvimos que adelantar el reloj una hora.

Algunas de las paradas que hicimos

¿Cuánto duran las paradas? ¿Conviene hacer excursiones?

Las paradas duran unas horas. En general el barco llega al puerto temprano por la mañana y zarpa por la tarde. Pullmantur (al igual que otras empresas que realizan el mismo cruce) ofrece distintas excursiones pero nosotros decidimos recorrer los lugares por nuestra cuenta. La elección dependerá de cada uno: si quieren tener todo organizado de antemano y aprovechar bien el tiempo, quizá les convenga contratar una excursión. Si prefieren conocer por su cuenta, entonces no es necesario (en todos los puertos hay taxis y transportes, y en muchos casos se puede ir a todos lados caminando).

Madeira, una de las islas en las que frenamos antes de llegar a Lisboa.

* ¿Cuánto cuesta hacer un cruce en transatlántico?

El precio final, en el caso de Pullmantur, depende de:

– El tipo de camarote (si es con o sin ventana, con o sin balcón, en un piso de abajo o de arriba, entre otras cosas)

– Los servicios extra que contraten (ya de por sí, el pasaje incluye el camarote, todas las comidas y algunas bebidas, pero existen distintas pulseras que se pagan por día e incluyen un rango más amplio de bebidas)

– Las propinas (al final del viaje se debe pagar una propina de aproximadamente 150 dólares por persona)

Precios aproximados: en el 2017 hablamos con pasajeros que nos contaron que pagaron 500 dólares + propinas (en total por persona por todo el viaje) por un camarote sin ventanas. Ahora, por lo que veo en la web, los precios empiezan en 750 euros/persona por un camarote exterior con ventana (de todas maneras, sigue siendo más barato que un pasaje de avión).

Consejo: compren el pasaje con varios meses de anticipación porque se agotan rápido.

Esta es una cabina con ventana

Uno de los buffets

El casino

El interior del barco

Uno de los restaurantes

* ¿Qué incluye el precio del pasaje?

– El camarote
– La comida (los cruceros suelen tener buffets para desayunar y almorzar, y restaurantes a la carta para cenar. Todo eso está incluido en el precio.)
– Algunas bebidas (agua, ciertas gaseosas, té, café, ciertas bebidas alcohólicas)
– Algunos snacks (pizzas, porciones de torta) -> hay otros que se pagan
– Espectáculos, entretenimiento, actividades, acceso al gimnasio y a la disco
– Servicio de limpieza del camarote

Qué NO incluye:

– wifi
– Servicio de lavandería
– Excursiones y visados
– Seguro médico
– Propinas
– Ciertas bebidas alcohólicas
– Spa, peluquería
– Acceso al VIP
– Vuelos al puerto de salida del crucero

 

Esta es una zona abierta por la que se puede caminar.

Estas sillas están en el VIP, que se paga aparte y solo está disponible para ciertos camarotes.

* ¿Hay actividades? ¿Qué se hace todo el día en un crucero?

En general todos los cruceros suelen ofrecer actividades similares. En el Monarch hay obras de teatro, musicales, juegos, piscina, fiestas temáticas, discoteca, manualidades, una pared de escalada, cancha de basket, mesas de ping-pong, gimnasio, sauna, casino, música en vivo, salas de conferencias. Qué hacer en un crucero queda a elección de cada uno: hay actividades todos los días y a toda hora, pero cada cual puede hacer lo que quiera (sumarse a todo, hacer gimnasia, ir a la piscina, relajarse en una reposera, leer un libro, entre otras cosas).

* ¿Puedo ir con chicos?

Sí, cuando viajamos vimos muchas familias con chicos. Suele haber actividades especiales para ellos, y un sector teen del barco “prohibido para mayores de 18” (cuando nos vieron entrar nos preguntaron si nos habíamos equivocado de lugar! Descarados!).

* ¿Hay wifi a bordo?

Sí, pero es satelital, caro, lento y no siempre funciona. Les recomiendo olvidarse del wifi y aprovechar el viaje para desenchufarse, porque sino puede ser muy frustrante. Para mí, una de las mejores cosas del crucero fue que nadie tenía el teléfono encima (era como estar en los 90, cuando todavía no había smartphones y no andábamos todo el día pegados a la pantalla).

* ¿Cómo es el tema de las propinas?

La propina de la tripulación no está incluida en el precio del pasaje y se paga al final del viaje. Son unos 150 dólares por pasajero.

* ¿El barco se mueve mucho?

Depende de las condiciones meteorológicas. Hubo dos o tres días de navegación en los que se movió bastante (imaginen una cama que sube y baja). Durante el cruce del Atlántico, el mar parecía un lago. No tuvimos tormenta y casi no se movió. Pero si son de marearse, pueden llevarse pastillas para el mareo.

* ¿Qué ropa llevo a un crucero?

Depende de la época en la que viajes, pero llevá tanto ropa de verano como algo de abrigo, ya que a la noche suele refrescar (al igual que al hacer el cruce del océano). Los cruceros suelen pedirle a los pasajeros que lleven algo de gala y algo de un color determinado para las fiestas temáticas (cuando viajamos, hubo una fiesta en la que todos tenían que ir de blanco). Esto no es obligatorio, solo recomendado. Mi consejo es que lleven la ropa con la que se sientan cómodos, y algo un poco más “lindo” para ponerse de noche. No se olviden del protector solar y un gorro para el sol, que en mitad del mar pega fuerte.

¿Cuánta gente viaja? ¿Qué idioma se habla?

El Monarch tiene capacidad para 2700 pasajeros, la tripulación está conformada por unas 800 personas de más de 30 nacionalidades. El idioma oficial de los barcos de Pullmantur es el español.

Más información: pullmantur.es
También pueden encontrar ofertas de cruceros y transatlánticos en vacationstogo.com
Y en este post les cuento cómo fue la experiencia de hacer un crucero por el Caribe.

Seguramente me faltó responder algunas cosas, así que dejen sus consultas o aportes en los comentarios!