Menú principal

Menu

Ensayo sobre la letrina

Advertencia: el post de hoy puede rondar lo escatológico. Tal vez. En realidad no sé. Recién lo empiezo y ya veremos en qué deriva. Pero les aviso por las dudas. Pido perdón si alguno se siente ofendido por este tipo de posts, pero creo que son absolutamente necesarios.
—-

La Cascada de Inodoros (Foshan, China), para ir entrando en clima

Cada vez que, en Argentina, hablo de la letrina (lo que en inglés se conoce como squat toilet y se traduce como “baño en cuclillas”), la gente me mira con cara de “QUÉ HORROR”. No solamente ponen la cara sino que me lo dicen: “¡Qué horror que no haya inodoros en Asia! ¡¡Yo me muero si tengo que usar un hueco en el piso!! ¡No podría!”. Y si llego a mencionar, como al pasar, frente a estas caras de horror, que si me dan a elegir yo prefiero “el hueco” porque es más higiénico y más natural, ya me miran con cara de que pasé demasiado tiempo en Asia o de que soy una persona muy rara y con razón viajo a esos lugares tan lejanos en los que todos hacen sus necesidades en otras poses impensables para nosotros que estamos acostumbrados a sentarnos en un trono y leer tranquilamente el diario o las etiquetas de las botellas de shampú.

En ninguno de mis post hablé de uno de los lugares (o tal vez EL lugar) más visitados en cualquier viaje: el baño. Forma parte tan básica de nuestra rutina que me olvidé de mencionarlo, y estoy segura (segurísima) de que hay más de un interesado —o por lo menos curioso— en saber cómo se realiza dicha actividad en otras partes del mundo. Y no me digan que no porque no les creo.

El baño indonesio

Les presento un típico baño indonesio:

Un clásico baño indonesio

No importa de qué tipo de casa se trate, los elementos básicos de baño y la disposición siempre es la misma: la letrina enclavada sobre un escalón, un contenedor de agua potable/limpia debajo de una canilla (puede ser un balde o una especie de bañadera cuadrada empotrada en la pared), un baldecito de mano multiuso con forma de cacerola (sirve para “tirar la cadena” y para bañarse) y una manguerita a pocos centímetros del piso (esta a veces está y a veces no, si falta, su función la cumple el baldecito). En general no hay bañadera o espacio delimitado de “ducha”, sino que todo el baño se utiliza como ducha y el piso tiene un pequeño declive que hace que el agua desagote por la rejilla; tampoco hay lavatorio ni espejo (en los baños públicos están afuera).

Los indonesios son extremadamente higiénicos y se horrorizan (la cara de qué horror existe en todo el mundo) ante aquellos que usan papel higiénico para limpiarse: allá se usa la manguerita para todo (que sería casi como el equivalente de nuestro bidet pero sin tanta parafernalia). Para bañarse, sacan agua del contenedor de agua potable con el baldecito de mano y se la tiran sobre el cuerpo, a modo de ducha manual. Jamás hay que meterse “dentro” del contenedor de agua limpia, aunque tenga forma de mini bañadera, ya que es la reserva de agua que se comparte entre todos los que viven en la casa. Algunos baños tienen ducha de mano, pero son los menos. La manguerita NO se usa como ducha, por si se lo estaban preguntando. Tampoco hay cortina de baño.

El baño indonesio es muy simple, pero puede desorientar a los recién llegados. En ciertos sectores del país existe otro tipo de baño que directamente no tiene ni letrina ni nada: esos baños tienen la reserva de agua potable, como todos, y un pequeñísimo agujerito en el piso del diámetro de un vasito de plástico. En ese caso, se hace todo en el piso y se limpia con el baldecito de agua.

Lo que varía en Indonesia, por lo menos en mi experiencia, es el tamaño del cuarto de baño. Hay algunos donde apenas hay espacio para entrar y otros que son grandes como un dormitorio —son esos lugares en los que uno piensa al entrar: “Acá puedo bailarme un vals”—.

El infame baño chino

Pongo flores para que huela bien

Si tienen pesadillas recurrentes con baños públicos, mejor ni lean este apartado.

Yo, personalmente, tuve el mismo sueño durante varios años: tengo que ir al baño y los inodoros están en medio del espacio público (generalmente un shopping, edificio o parque) sin ningún tipo de cubículo o paredes que los contengan y los escondan de la vista de los demás. Me da tanta vergüenza que la gente me vea que no puedo hacer nada. Estos inodoros públicos enclavados en lugares llenos de gente tienen, a su vez, el diámetro de una pelopincho (piscina) chiquita, lo cual aumenta mi terror y mi inhibición.

Bueno, en China superé cualquier tipo de trauma y nunca más volví a tener estos sueños/pesadillas.

Antes de viajar a ese país tuve la siguiente conversación con una amiga china-malaya:

—Si vas a China, llevá paraguas.

—¿Por qué? ¿Llueve mucho?

—No, es que los baños públicos no tienen puertas…

—…

—… entonces cuando entrás a uno, te acuclillás, abrís el paraguas y lo usas de escudo para que nadie vea nada.

Fue un sabio consejo. Igualmente no llevé nada.

Mi primer encuentro con los infames baños chinos fue al costado de alguna ruta en el sur del país. El colectivo frenó frente a restaurante y fuimos en masa a los baños públicos que estaban atrás. Cuando entré me encontré con lo siguiente (no tengo fotos así que recurro a mis dotes descriptivos): 1) un agujero rectangular de un metro de profundidad que iba de punta a punta y estaba claramente en declive hacia la derecha, hacia donde se dirigía todo y desagotaba —para imaginar la forma del agujero, piensen en 20 cajas de zapatos, una al lado de otra en fila—, 2) paredes paralelas de no más de un metro y medio de altura que formaban espacios delimitados (símil “baños”) y 3) ninguna puerta que tapara a la mujer que se acuclillaba entre estas paredes paralelas con un pie de cada lado del agujero.

He aquí un maravilloso dibujito hecho por mí en una servilleta para que visualicen mejor el baño al que me refiero (no digan que no les avisé):

Planito del baño visto desde arriba

Miré a mi alrededor y me mandé: nadie miró absolutamente nada, no es que se formó un grupo de chinas que se puso a sacar fotos de mi hazaña. No, a nadie le importó. ¿Cómo les va a llamar la atención que yo esté haciendo algo que allá es normal? Creo que más les hubiese extrañado que solicitara, a los gritos, un inodoro o por lo menos una silla sin fondo.

Y así fue como terminaron mis traumas bañísticos. Cuando uno viaja aprende a adaptarse a la realidad que haya.

Algunas aclaraciones acerca del resto de los baños asiáticos:

Baño para perros en Macau

Antes de que se asusten del todo, voy a aclarar algunas cosas.

Primero, si viajan “cinco estrellas”, nunca jamás van a tener encuentros cercanos con este tipo de baños, a menos que sea por razones de fuerza mayor.

Segundo, sacando los baños de ruta y los baños de estación de tren o colectivo, la mayoría de los que usé estaban en buen/perfecto estado y relativamente/muy limpios. Fueron pocas las veces que realmente me espanté al entrar a un baño.

Con esto se limpian los baños en Macau. Digo.

Tercero, casi todos los shoppings o restaurantes “internacionales” tienen las dos opciones, inodoros y letrinas, y están muy limpios. Lo mismo con los hoteles y hostels, es muy común que tengan inodoros pensados para los extranjeros. Hay casas particulares que también tienen inodoro.

Cuarto, en Asia es muy común tener que pagar unos 10 centavos de dólar por usar el baño público, especialmente en Indonesia, Malasia y Singapur.

Quinto, en todos los países del mundo existe un tercer tipo de baño que no es ni inodoro ni letrina: se llama el baño natural y es aquel que existe atrás de cualquier árbol, en cualquier zona con pasto y al costado de cualquier ruta. No lo desestimen que en algún momento van a tener que usarlo. Nadie se salva.

“Mira Simba… todo lo que toca la luz… es baño”

Sexto, si se preguntan cómo exactamente se usa la letrina, nunca olviden esta pose:

Esta es la clásica pose asiática. Siempre están así. En la calle, en la casa, esperando el colectivo, fumando, a veces incluso comiendo…

Séptimo, recuerden que la normalidad varía de país en país, y que si en un país se usa determinado tipo de baño, es porque es lo normal y aceptable. Si les gusta viajar, aprendan, ante todo, a adaptarse a la realidad de cada lugar.

Arriba vs. Abajo, Sentado vs. Acuclillado, Silla vs. Piso…

Esta diferencia en las costumbres de baño es solamente una de las tantas dicotomías entre Oriente y Occidente que fui descubriendo durante el viaje. Lo que acá se hace “más desde arriba”, allá se hace “más cerca del piso”. Es como la comida: allá se come sentado en el piso, casi no se usan las sillas ni las mesas (o se usan, pero son muy bajitas), y acá es todo lo contrario. En Asia hay cierto “contacto con la tierra” (no sé cómo llamarlo) que acá no es común.

Sobre gustos no hay nada escrito, dicen. En mi opinión, en cuanto a baño público, la letrina me parece una opción más higiénica, ya que lo único que hay que hacer es apoyar los pies y no es necesario tocar absolutamente nada. Después en cuanto a comodidad, cada cual tendrá sus preferencias. Lo que sí es cierto es que “la pose de la letrina” es más natural y mejor para el cuerpo, a diferencia de “la pose del inodoro”. Una amiga que estuvo varios meses viajando por la India me dijo algo que me resultó gracioso y acertado: se acostumbró tanto a los baños “bajos” que cuando vio nuevamente un inodoro le pareció un trono casi burdo de estilo rococó. En pocas palabras: le pareció demasiado.

¿Tienen alguna experiencia, historia o anécdota? ¿Un baño fuera de lo común al que no hayan sabido como enfrentarse? Me encantaría saber cómo son los baños en otras partes del mundo, ya que las costumbres de baño también forman parte de y definen a una cultura.

En los baños chinos no habrá botellas de shampú legibles (por lo menos para nosotros), pero en algunos hay dibujitos como este en la puerta, del lado de adentro. Me gustó tanto que salí del baño, busqué la cámara y me metí a sacar fotos como una loca.

Ah, y ya que estamos: la mayoría de los nenes chinos no usa pañales

, , , , , , ,

Comentarios acerca de Ensayo sobre la letrina

  1. margarita 06/08/2011 at 18:43 #

    hola Ani …
    definitivamente es una hazaña entrar en los baños publicos, no se porque se asustan si aquí en Argentina también hay letrinas!!!! viajando a Cordoba entre a una estación de servicio y oh mi sorpresa que es ese hueco? en mi vida lo había visto, por poco me caigo, hacer equilibrio es complicado, despues de esto entendí que un baño con inodoro es un lujo ….
    Hace poco estuve en Bolivia donde ya sabes que no usan baño, y el olor es horrible en los rincones de las calles …. los baños públicos abundan, y son muy limpios!!! como no serlo si no los usan, y cuando ves a una indigena en la calle haciendo sus necesidades te sonrien ….. en Uyuni abundan las letrinas … te cobran como si fuera un baño de oro.
    En Perú fue terrible, en la ruta no encuentras baños solo en los peajes, literalmente no hay, cuando ves un aviso de baños sientes que tu vida esta a salvo …. cerrado con candado ….. letrinas por todos lados, nada de agua para lavar, olor nauseabundo….
    Definitivamente lo que dices del arbolito ha salvado mi vida innumerables veces!!!! ya estoy preparada para ir a Asia!

  2. Aldana 06/08/2011 at 19:03 #

    hola que tal ! verdaderamente no me espante para nada con lo que dijiste, porque todo eso esta muy cerca de tu origen: tu pais ! jaja la verdad no leí completamente toda tu web, así que no lo se pero me gustaria saber si recorriste completamente tu país, es decir ARgentina, antes de irte a viajar por el mundo… ojalá lo hayas hecho :).. porque la verdad creo yo, es mucho mejor primero conocer tus origenes, y tu cultura, que incluso esta mucho mas cerca, porque nuestro pais nos lo permite, ademas de su riqueza, y luego saltar al resto del mundo. Es lo que pienso hacer !
    bueno sí, aca hay muuuchas letrinas, y ese baño desconocido lease “bosquecito”, jaja y en perú sí, tmb lo vi las mujeres ahi hacen en medio de la nada escondidas en sus polleras…. :P , pero sé que lo viste porq estoy segura que fuiste a perú . Bueno era Eso ! me encanto la foto de las poses de los asiaticos ! un beso !!

    • Aniko Villalba 07/08/2011 at 20:13 #

      Hola Aldana, recorrí bastante de Argentina pero no “todo”. Prefiero conocerlo “en dosis”, para que siempre me quede algún lugar nuevo por descubrir cada vez que vuelvo de un viaje por otro país. Igualmente, te cuento, “mis orígenes” estrictamente hablando están en Hungría, ya que (casi) toda mi familia es nacida allá, y es un país al que nunca fui pero que sueño conocer algún día.

      Un beso y que tengas lindos viajes!

      PD: sí, fui a Perú! :)

  3. xixerone 06/08/2011 at 20:46 #

    Me encanta esta entrada… yo la verdad es que nunca me acostumbré al squat toilet. Tengo dos entradas relacionadas con esta que a lo mejor te interesan:

    http://www.xixerone.com/2010/11/tres-tabues-la-hora-de-viajar.html

    http://www.xixerone.com/2010/12/entendiendo-el-sudeste-asiatico.html

    Saludos viajeros!

  4. Julia 06/08/2011 at 21:15 #

    Definitivamente muy interesante!
    A diferencia de estos países en argentina encontrar un baño públo es casi una odisea. Y si o encuentras deberas etenerte a las consecuencias! El papel higienico solo existe en las casas de familia y restoranes caros, en el resto de los baños brilla por su ausencia.
    Claramente estamos desacostumbrados, pero coincido en que las letrinas lejos de ser mas cómodas son mas higienicas cuando hablamos de baños publicos o aquellos que no son publicos pero reciben gran cantidad de personas a diario.
    Desde que tengo uso de razon mi mama me enseño (como a casi todos los argentinos) a no sentarme nunca en un baño que no sea el de mi casa. Por lo que terminamos usando el hinodoro como si fuera una letrina pero haciendo malabares.
    En conclusion usamos letrinas con forma de hinodoro…
    Felicitaciones por el blog es lo mejor que he leido!

  5. pablo 07/08/2011 at 01:30 #

    jajajaj te pasaste con este post, muy informativo pero sobre todo divertido…
    Nunca me lo hubiera imaginado. En uno de mis anteriores trabajos tenian una letrina, pero pense que era un invento viejo argentino para ahorrarse la plata de tener que comprar un inodoro jajaj (los dueños de ese trabajo eran capaces).
    Bueno como dijeron en el anterior comentario: ya estoy preparado para ir a Asia! ya que mucho no me importa, no entiendo a esas personas que se pueden llevar veinte revistas y leerlas de principio a fin 2 veces…en fin, hay de todo!

    saludos y segui disfrutando de Bs.As…hasta cuando te quedas?

    • Aniko Villalba 07/08/2011 at 20:15 #

      jajajjaa no no, la letrina existe!

      me quedo hasta fin de mes en BA, ya daré noticias… ¿cuándo te vas a Asia?

      • pablo 07/08/2011 at 22:18 #

        genial, a disfrutar de buenos aires por un mes entonces!

        Antes de ir a Asia voy a recorrer América, primero lo primero jajaj.
        Acabo de poner fecha y estoy muy emocionado…el 16 de enero salgo en moto para Ushuaia y desde ahí por el Pacífico lo mas al norte que llegue (México? Alaska? quien sabe..). Lo que si se es que voy a dedicarme a vivir la vida como corresponde =)
        Ya tendrás mas noticias mías, me encantan los artículos que escribís asique seguiremos en contacto…beso!

  6. Forus 07/08/2011 at 12:07 #

    Me viene a la mente : “Cuando hay hambre, no existe el pan duro.”.

    Cuando viajo, doy mil vueltas para ir al baño.

  7. Fede 07/08/2011 at 20:18 #

    Hola Aniko!!! ¿Cómo estás?

    Muy bueno el post! :D

    Me quedó una duda respecto al “infame baño chino”, el que dibujaste en la servilleta, donde hay un agujero, paredes y ninguna puerta ¿Con qué te limpiabas ahí?

    • Aniko Villalba 07/08/2011 at 20:26 #

      JAJAJA con la imaginación!

      (consejo: siempre llevar carilinas en la mochila de mano!)

      • Fede 07/08/2011 at 20:31 #

        :O la situación te agarró sin carilinas ni medias! :P

  8. Alfredo Barros 08/08/2011 at 10:48 #

    Amiga, gracias por esta lección.
    Te puedo comentar que en 1974, a mi regreso a Galicia, la mayor parte de las casas de los pueblos no tenían cuarto de baño, pero si una especie de habitación para la vaca (eso los afortunados que la podían mantener), para hacer tus necesidades estaba la bacinilla (escupidera) o en la zona de la vaca donde el suelo de la parte al aire libre estaba cubierta de helechos que con las heces humanas y del ganado se convertía en abono para la tierra.
    Gracias por la perfecta descripción que nos has dado, uno queda avisado.
    Mis saludos para ti y tu madre y espero poder compartir un cafe con ustedes cuando retorne a Buenos Aires (será posiblemente en 2012)

  9. jorge rodrìguez 08/08/2011 at 12:17 #

    Aniko, te descubrì apenas el viernes pasado y no he parado de leerte. Felicitaciones, escribes super bien y las fotos lindas; describes perfectos los lugares que uno hasta cree que està ahì contigo. Soy de Medellìn (aunque vivo en Bogotà por cuestiones laborales) y me gusta viajar bastante,…aunque nada comparable con tùs viajes. Hace un mes exactamente estuve en Salento y el Valle del Cocorà, espectacular sitio.

    Saludos y un abrazo.

  10. Andy 08/08/2011 at 14:52 #

    Ani querida,
    Como siempre, una exquisita muestra de tu sentido del humor + sensatez + sensibilidad.
    Me hago cargo de haber sido una de las personas que te puso cara de horrrror supremo ante la sola idea de usar ese estilo de baños. No es esnobismo (si los habré usado en el colegio primario o en los paradores de la vieja ruta 2 camino a la costa). Es, simplemente, el mismo rechazo que me genera la idea de lavar ropa a mano o esperar horas a que el horno me dore el peceto. Digo: ¡bienvenida la dictadura de los artefactos domésticos, incluido el ancestral trono!
    Besos

  11. Gerardo 09/08/2011 at 00:02 #

    Hay hay hay , veintipico de años , añoranza de ese estado de hermosa, sana: hago lo que quiero cuando quiero y como mas me cuaje en ese preciso instante, recuerdos de medio oriente (si letrinas , huecos , arena; era mas fácil de tapar; etc) Egipto Siria , cuando casi me voy para el sudeste Asiático. Centro américa , viajar , volver , viajar , hasta los 30…….. que mal o bien me esta haciendo leer esto………………….. disfrútalo y por la nota del Argentino en Sudáfrica , la D 90 con su digno 18-105 3.5/5.6 esta MUY bien cuídate y seguí quemándome la cabeza quizás en una de esas arranco devuelta

  12. Paco Nadal 05/09/2011 at 19:13 #

    Buenísimo Aniko, me he reído un montón. Me alegro de haber localizado tu blog. Besos!!

    • L4UR4 03/07/2012 at 14:18 #

      Aniko, un orgullo leer que un viajero como Paco lee tu blog!

  13. Luisa Lopez 06/10/2011 at 18:25 #

    Recien acabo de descubir este blog precisamente buscando en google como viajar desde Colombia al Sudeste Asiático. No he parado de leer….tiene la respuesta a todas las preguntas que siempre me he hecho de como viajar por el mundo con una mochila al hombro y un presupuesto de una estrella. Me encanta como describes todas las vivencias que has tenido en tus viajes…hace que uno quiera estar en el mismo lugar…inclusive conocer las famosas letrinas de las que hablas y que seguramente en todas partes existen. Buena suerte en tus viajes….estas viviendo la vida que muchos quisieramos tener y pocos se arriegan a hacerla realidad. Saludos desde Colombia.

  14. damian 03/11/2011 at 05:01 #

    nada como cagar en la casa. sin que nadie le joda a uno la vida y a pedorrearse feliz!

  15. arielmarkel 25/11/2011 at 15:30 #

    Muy interesante :D
    En Tokio el baño de la casa donde pare podia calentar la tabla, tenia bidet incorpodo. Mediante un boton podias elegir el tipo de chorro de agua que salia e iba a limpiarte el culin.
    Y para los mas timidos hay versiones con sonido, para el que le molesta que se escuchen los ruiditos durante el acto.
    Los baños en Israel, por la falta de agua dulce, tienen 2 botones. Uno para cuando haces pis que tira menos agua y el otro para hacer caca.

  16. valegolden 27/11/2011 at 23:18 #

    jajajaja Ani! no había leído este! qué divertido!

    me reí mucho!

    además, es un dato super interesante, porque como vos decís, es algo que no tenés en cuenta por ser algo natural, pero al momento de viajar es una de las cosas que más te llaman la atención.
    Ahí te das cuenta cuán rebuscados podemos ser a veces. No nos contentamos con un trono, sino que tenemos 2 (inodoro y bidet).

    Ahora ya se que cuando vaya a Asia tengo que agregar en la mochila un paraguas y un set de carilinas, por las dudas.

    Un beso grande! Suerte en el viaje!

    • Aniko Villalba 27/11/2011 at 23:32 #

      jajaja ví tu comentario y releí el post! no me lo acordaba!

      viste la letrina ayer en el museo de la pintora??? casi le saco una foto para agregarla al post.

      ¡nunca te olvides de llevar carilinas!

      beso!

  17. Ana Inés 16/12/2011 at 21:31 #

    Descubrí hoy tu blog y estoy copada! Soy uruguaya, volvi en setiembre de un viaje largo, estuve en Asia, en China, Vietnam, Camboya, Malasia, Tailandia, Nepal e India, una experiencia buenísima, y con ganas de más.
    Me pasó igual que vos, que me acostumbré a la letrina y la terminé prefiriendo al wáter (inodoro). Las experiencias de baño, por más escatológicas que sean, son parte fundamental de la cultura. Me acuerdo las primeras sorpresas en baños públicos de china, donde la gente se metía sin hacer cola ni nada y hacía lo suyo sin puerta y charlando animadamente.
    Me acuerdo en Guilin, un baño público con 6 letrinas una al lado de la otra sin ninguna pared ni división alguna.
    También me acuerdo un día en un bus rumbo a Jiuzhaigou en China, yo estaba mal del estómago y el bus paró para ir al baño. Cobraban 3 yuanes (50 centavos de dólar aprox) y las letrinas eran como las que describiste en el artículo, muy muy sucias y con olor. Terminé vomitando y volvi al bus a buscar el cepillo de dientes, y cuando quise volver a entrar me querían cobrar de nuevo..!
    Una vez en Chengdu (China), entré a un baño público que tenía letrinas e inodoros, y vi una china usando el inodoro como si fuera una letrina, con los pies arriba de la losa. Después vi en Angkor Wat (Camboya), un cartel en un baño con inodoro, con la prohibición de usarlo como letrina…(Tengo fotos)

  18. Ana Inés 16/12/2011 at 21:35 #

    http://porlossietemares.blogspot.com/2011/09/volviendo-atras.html
    comparto alguna cosita relacionada…

    • Aniko Villalba 19/12/2011 at 07:38 #

      buenísimas las fotos! eso se ve por todos lados en China!

  19. ramon buj 13/03/2012 at 06:24 #

    Hola Aniko, interesantísimo este tratado por otra parte indispensable sobre el a veces tan ignorado arte de ir al baño.
    Saludos desde Barcelona donde sabes que también tienes un baño que frecuentar cuando quieras.

    • Aniko Villalba 13/03/2012 at 17:49 #

      jeje gracias Ramón! tener un baño es tan importante como tener un lugar donde dormir!

  20. Ale 11/04/2012 at 14:37 #

    Qué genial el post! siempre es interesante saber más sobre las costumbres en otros lados y compararlas con las nuestras. Ellos en oriente igual nos verán como bichos raros con nuestras prácticas sanitarias jajaja. Siempre es un tema muy a tener en cuenta cuando uno va a viajar, yo hasta encuentro diferentes los baños en Argentina a los chilenos… bueno, algunos que me tocaron, pero hay otros iguales también.

  21. Lau 09/08/2012 at 17:58 #

    De estas semanitas que leo tu blog, no me habia topado con este post! jajaja, que bueno que esta!
    Muy cierto…. es algo fundamental en todo viaje.
    Te cuento como eran los baños en Nueva Zelanda: obvio, bidet no habia; y la cadena no era 1 sino 2. Dos botoncitos que uno era para “lo primero” y otro para “lo segundo”. Porque en “lo segundo” se usa mas agua para la descarga y alla son MUY ahorrativos y ecologistas.
    Yo me di cuenta de esto despues de mucho tiempo! Antes apretaba los 2 jajaja (re ahorrativa!)
    Se que este tipo de cadenas hay en otros paises tambien…. pero, hace 3 años a mi me llamo la atencion! (nunca habia visto eso).

  22. DES 29/10/2012 at 16:21 #

    Sabes que me estoy riendo xq en mi blog hace un tiempo escribí un posteo muy similar a este y estaba en google viendo si aparecía el mio…y en vez de eso encontré el tuyo? jajaja incluso tb publiqué un vídeo de un inodoro para perros! jajaj De todas maneras, se nota q pasaste x más baños q yo jajaja….Me dan un poco de asco los baños con los agujeros pero no se xq me imagino q en asia debe ser la mejor opción jajaja

  23. pato 23/03/2013 at 17:32 #

    ja!ja! muy bueno tu post sobre las letrinas, para mí es la primer pregunta que hago cuando voy a un lugar…que haya un baño cerca!!! ya me diste un poco de miedito para ir a Asia o Bolivia, pero me animaré… suerte viajera!

  24. Victoria 20/08/2013 at 13:19 #

    Genial esta entrada! Ya la había leído pero ahora estando se viaje por Asia tiene otra significación. Concuerdo con que la posición en cuclillas que hay que adoptar en las letrinas es mas natural y facilita las cosas ;)
    Morí de risa con “Todo lo que toca la luz es baño” jaja.
    Besos Aniko!

  25. Verónica 12/01/2015 at 13:05 #

    Qué útil este post! no me da miedo para nada hacer lo segundo en una letrina. De hecho, en cuclillas es la posicion fisiológica para hacerlo. Dejo un link, ya que estamos escatológicos, donde explica mucho mejor: elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-02-21/tu-retrete-esta-mal-disenado-y-esta-es-la-postura-correcta-que-debes-utilizar_82892/

  26. Odette 05/03/2015 at 21:54 #

    La verdad es que realmente no me espante al ver esto de los baños asiaticos. No es algo muy diferente a lo que hay aqui. (Honestamente, creo que es mas higienica).

    Cuando visito a mi familia, que vive en “El barrio de San Carlos” he tenido usado algo llamado basinica, que es basicamente una cubeta pequeña en el piso (En el lugar mas privado de la casa) con poca agua en la cual haces lo que tengas que hacer, la sacas afuera y la botas en la alcantarilla.

    O tambien esta el baño publico, que es donde se baña todo el barrio, que esta ubicado en el patio. Tienes que ir a buscar tu agua en cubeta y tu propio jabon. Y siempre, siempre entra con toalla y chancletas. No sabes lo que hay alli.

    O compartir cama con 3 personas. Literal, en casa de mi abu Lorenza ahi solo 2 habitaciones (O Cuartos, como decimos aqui). Ella duerme en uno (Que mas que cuarto es un pasillo con cama) , y en el otro hay tres camas: Una camarote en el que duermen mis dos primos y mi tio, y una cama matrimonial en la que duermen mi tia, mi prima y yo, cuando voy de visita.

    Asi que no, no me espante mucho con esto.

  27. rafael 14/04/2015 at 19:05 #

    hola,mi pregunta es simple,trabajas en los lugares que vas para subsistir.gracias

    • Aniko Villalba 14/04/2015 at 19:36 #

      Hola Rafael, trabajo de escritora desde cualquier lugar del mundo y con esos financio mis viajes y mi vida. saludos!

  28. Marco Antonio García Jiraldo 30/07/2015 at 23:52 #

    ¡Asu! y yo creyendo que los baños en los palafitos en Chamanga, Ecuador, que dejaban caer nuestros “regalos” directamente al río eran algo extraño, por lo menos eran “tronos” bastante normales y privados… ¡uf! no podría hacer mis “cositas” en aquellos baños que describes en China ¡que valiente! preferiría hacerlo de aguilita en algún matorral :D

  29. Paloma 16/08/2016 at 13:36 #

    Hola Aniko, me encanta todo lo que escribes, y la verdad es que ya perdí la cuenta de las veces que he leido este post. La primera vez que vi un baño de Bangladesh me asuste! y esque de primera instancia no sabia que era y tuve que preguntar que era ese mingitorio en el suelo XD. Seguramente lo hubiera tomado de lo mas normal si hubiera visto un pozo con tablitas atravesadas y un bulto de cal, mi tia tenia un baño con letrina y definitivamente es muy comodo, lo que siempre me dio miedo fue perder el equilibrio o que las tablitas se vencieran y ahogarme en esa foza llena de heces
    Lo que aun no se y no me cabe en la cabeza es como le hace la gente que tiene alguna discapacidad en los pies, un pierna rota, un tobillo lastimado, ya se! o todo se acostumbran, pero por mas que quiero imaginarme, no lo concibo.

    Te mando un enorme abrazo y espero con ancias tus post sobre Japón :)

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ser mujer, viajera y mochilera (y empezar a viajar a los 19 años) - Marcando el Polo - 14/02/2015

    […] parecer un poco raro, debo confesar que si es en un baño público, las prefiero toda la vida, y no soy la única. A veces vas a encontrar la letrina, y otras simplemente un agujero en el piso con un pozo bien […]

  2. SER MUJER, VIAJERA Y MOCHILERA (Y EMPEZAR A VIAJAR A LOS 19 AÑOS) – diversity - 27/05/2016

    […] parecer un poco raro, debo confesar que si es en un baño público, las prefiero toda la vida, y no soy la única. A veces vas a encontrar la letrina, y otras simplemente un agujero en el piso con un pozo bien […]

Dejá tu comentario

¿Seguimos en contacto?

Suscribite a mi newsletter para recibir los próximos posts y novedades en tu mail

(No te olvides de confirmar tu suscripción haciendo click en el mail que llegará a tu casilla)
×