blogTripping La Plata | Parte 2: “Arte es lo que sobra”

[singlepic id=5221 h=800 float=center]

[singlepic id=5218 w=800 float=center]

Sábado: blogtrip oficial

El trayecto de Buenos Aires a La Plata se me pasó volando. Creo que eso de tener que subirme a un bondi para ir a una ciudad afuera de mi ciudad ya hizo que el modo viajero estuviera en ON desde el minuto cero. En el colectivo éramos cinco: Aldana (de Magia en el Camino), Annie Burbano (bloguera colombiana), Senna y Arttu (una pareja finlandesa que se estaba quedando en casa) y yo. Aldana y yo charloteamos como loras y la hora y poco más de viaje parecieron cinco minutos. Ceeerca, La Plata siempre estuvo cerca. Ah no, perdón, eso era Rosario. :D

[singlepic id=5204 w=800 float=center]

 [singlepic id=5220 w=800 float=center]

Los chicos de LaPlataGO (organizadores del blogtrip) nos esperaban en Frankville (hostel y espacio cultural platense) con un desayuno típicamente argentino: mate y medialunas. Charlamos un poco acerca de La Plata (se las presenté en el post anterior) y empezamos el recorrido oficial en la República de los Niños, un parque temático que reproduce, a tamaño “niño”, una ciudad con todas sus instituciones (casa de gobierno, palacio de justicia, iglesia, puerto, teatro, restaurantes, parlamento, etc) así como construcciones típicas de distintas partes del mundo (del Taj Mahal a casitas alemanas). La síntesis de esa visita quedó plasmada en el video que compartí en el post anterior: “Volver a ser chicos”.

 [singlepic id=5211 w=800 float=center]

 [singlepic id=5212 w=800 float=center]

 [singlepic id=5213 w=800 float=center]

La segunda parada fue uno de esos lugares que te dejan con la boca abierta de tantos estímulos: el Museo de La Plata, un museo de ciencias naturales con más de 3 millones (sí, millones) de objetos en su colección (aunque no todos están en exhibición). Lo que más me gustó (y podrán ver mi testimonio en uno de los videos que comparto más abajo) fueron los fósiles de dinosaurios (de chica era fan) y los sarcófagos y momias egipcias (de chica era fan también, y lo sigo siendo).

 [singlepic id=5201 w=800 float=center]

 [singlepic id=5202 h=800 float=center]

 [singlepic id=5203 h=800 float=center]

El tercer lugar que visitamos fue uno que yo personalmente quería conocer hace tiempo: la Casa Curuchet, una vivienda diseñada por el arquitecto suizo Le Corbusier y construida entre 1949 y 1953 (la única obra de Le Corbusier en Sudamérica). Si vieron la película “El hombre de al lado” sabrán de qué les hablo, ya que todo el film transcurre en esa casa, y si no la vieron, consíganla ya mismo porque no tiene desperdicio (Víctor es uno de los mejores personajes de los últimos tiempos). La Casa fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1987 y es la actual sede del Colegio de Arquitectos de La Plata. Es una obra de arte hecha casa, aunque me decepcionó un poco ver lo descuidada que está.

 [singlepic id=5205 w=800 float=center]

 [singlepic id=5206 w=800 float=center]

 [singlepic id=5207 w=800 float=center]

 [singlepic id=5208 h=800 float=center]

Parada número cuatro: Plaza Islas Malvinas, un parque y centro cultural en memoria a los caídos, construido sobre lo que fue el Regimiento 7 de Infantería. Ahí adentro nos encontramos con la primera sorpresa: una convención de modelismo y juegos de rol. Curioso, muy curioso.

 [singlepic id=5209 w=800 float=center]

 [singlepic id=5210 w=800 float=center]

Y, finalmente, la Catedral. Los que la vieron en vivo lo sabrán: la Catedral de La Plata es imponente. Tiene un estilo neogótico, está inspirada en las catedrales de Amiens (Francia) y la de Colonia (Alemania) y está ubicada frente a la Plaza Moreno, en el centro de la ciudad. Y lo más interesante de esta zona de la ciudad son sus misterios…

 [singlepic id=5215 h=800 float=center]

Hay varias historias no oficiales acerca de las estatuas que rodean la Catedral. Si las miran de cerca, esas inocentes mujeres de mármol (las cuatro estatuas que representan a las cuatro estaciones) están haciéndole “cuernitos” a la iglesia, y el arquero divino está apuntando con su (ex) arco y flecha hacia el templo (digo “ex” porque se lo robaron y nunca más apareció). Acá voy a dejar que hablen los platenses, que seguramente sabrán mucho más que yo al respecto… Lo que nos contó Pachi, dueño del hostel Frankville, es que existen varias teorías acerca de estas estatuas: hay quienes dicen que el gesto de cuernitos es solamente una casualidad y hay quienes afirman que fueron obra de los masones (una sociedad secreta perseguida por la Iglesia) y que la ciudad, si la miran bien, tiene muchísimos símbolos masónicos. Platenses: cuenten todo lo que sepan, que todo lo que tenga que ver con sociedades secretas y cosas místicas u ocultas me interesa mucho!

 [singlepic id=5216 w=800 float=center]

 [singlepic id=5217 h=800 float=center]

En los siguientes dos videos queda hecho el resumen de nuestra visita.

http://vimeo.com/42594982
http://vimeo.com/42577132

Dirección: Axel Hochegger

Les voy a ser sincera. Cuando me llevan a ver algo determinado yo no puedo evitar mirar todo aquello que pasa en el medio. Me gusta observar el camino más que la meta, por así decirlo. Así que mientras íbamos en auto de un lugar a otro, yo me pasaba los trayectos mirando por la ventana y veía una cosa: arte callejero.

 [singlepic id=5237 w=800 float=center]

 [singlepic id=5235 w=800 float=center]

 [singlepic id=5236 w=800 float=center]

***

Domingo: blogtrip no oficial

El domingo a la mañana, cuando ya nos estábamos por ir, sucedió una de esas casualidades que terminarían por desencadenar una serie de acontecimientos muy importantes en mi existencia (?). Nos despedimos de los chicos del hostel y alguien dijo, como al pasar, que más tarde había una movida artística muy copada (con muestras y bandas en vivo) en un lugar llamado C’est la vie. Como me interesó y no tenía ningún apuro ni nada importante que hacer en Buenos Aires, decidí quedarme a almorzar en La Plata e ir más tarde a C’est la vie para ver de qué se trataba. Empezaba el artblogtrip no oficial.

 [singlepic id=5223 w=800 float=center]

 [singlepic id=5224 w=800 float=center]

 [singlepic id=5225 h=800 float=center]

Así que a eso de las 4 de la tarde, cuando el equipo oficial de blogtrippers ya se había vuelto a Buenos Aires, Santi, uno de nuestros anfitriones platenses blogtrippenses, y yo nos fuimos a ver qué era lo que se estaba tramando en aquella casita artística. Y me encontré con algo que me gustó demasiado: un centro cultural intervenido por artistas con muestras de fotos, ilustraciones, bandas en vivo y hasta un rincón para tomar el té y comer cosas ricas. Me hizo acordar mucho a Algún Lado, una movida artística porteña creada por mi amiga Vero Gatti (la ilustradora más genia de todas) que consistía en intervenir artísticamente lugares que estaban a punto de ser cerrados o demolidos para demostrar que ahí sólo importaba el hoy y ahora.

 [singlepic id=5226 w=800 float=center]

 [singlepic id=5227 h=800 float=center]

 [singlepic id=5228 h=800 float=center]

 [singlepic id=5229 w=800 float=center]

 [singlepic id=5230 w=800 float=center]

 [singlepic id=5231 w=800 float=center]

 [singlepic id=5232 w=800 float=center]

 [singlepic id=5233 w=800 float=center]

 [singlepic id=5234 w=800 float=center]

Más tarde, después de hacer un mini recorrido de murales de la ciudad (que espero ampliar en mi próxima visita a La Plata), fui a conocer Meridiano V, un barrio con calles empedradas, casitas bajas, farolas, bodegones, bares, mercados, talleres, ferias, espectáculos, muestras, tiendas de diseño… Los vecinos rescataron las instalaciones de la Estación Provincial de tren de 17 y 71 y convirtieron la zona en el Circuito Cultural Meridiano V, un rincón con mucho arte y una linda movida cultural. Para hacer un paralelismo, muchos le dicen “el San Telmo de La Plata”. Y fue justamente ahí, en una feria de ropa y artesanías, donde las escuché: dos señoras pasaron al lado mío conversando, mientras miraban todo lo que estaba a la venta, y no sé qué habrá dicho la primera, pero la segunda le respondió, con total convicción: “Es que en La Plata, arte es lo que sobra”. Sí señora, tiene razón, ya lo veo. Y en los blogtrips como en la vida (?), lo mejor pasa fuera de programa. Por lo menos yo me quedé con muchas ganas de hacer un artblogtrip por La Plata (*ejem*) (a ver si lo organizamos).

 [singlepic id=5239 w=800 float=center]

 [singlepic id=5243 w=800 float=center]

 [singlepic id=5244 w=800 float=center]

 [singlepic id=5238 w=800 float=center]

Y, para que vean que todo en la vida son casualidades, en C’est la vie conocí las ilustraciones de Gabi Rubí, decidí seguirlo en facebook para ver un poco más de su arte, vi que estaba haciendo una convocatoria de artistas para un ciclo cultural, le escribí para postularme, me dijo que sí y así fue como llegué a esto: mañana sábado expondré fotos en La Plata. Están todos invitados. :)

[box border=”full”]Datos útiles para visitar La Plata

Cómo llegar: las empresas de colectivo Costera Metropolitana y Grupo Plaza salen desde Retiro y hacen paradas en Paseo Colón y 9 de Julio.

Dónde quedarse: Frankville Hostel (Calle 46 n° 781 e/ 10 y 11).

Qué ver: La República de los Niños (ubicada en Gonnet), Casa Curutchet (Boulevard 53 Nº 320, entre 1 y 2), Centro Cultural Islas Malvinas, la Catedral (suban en el ascensor para ver la ciudad desde arriba!), Meridiano V, C’est la vie (Calle 55 entre 4 y 5). [/box]

Y pueden leer la primera parte de este blogTripping La Plata acá: “Allá es otro clima”.

blogTripping La Plata | Parte 1: “Allá es otro clima”

Un domingo de mayo a eso de las 5 de la tarde.

Voy en el asiento delantero de un auto paseando por La Plata. Diálogo vía mensaje de texto con mi mamá (sí, la pintora y futura twittstar):

—Ani, estás volviendo ya?
—No, por?
—Nada en particular. Hace frío allí?
—No, está re lindo!
—Ja Ja, allá es otro clima.
—Jajaja loca!

Al rato, otro mensaje de mi madre:

“Estás viajando por ahí?”

:D

[singlepic id=5177 w=800 float=center]

En La Plata pasan cosas raras.

Primero, cada vez conozco más gente que tiene algo que ver con La Plata. Muchos de mis amigos, compañeros y profesores de facultad son de La Plata. Muchos de mis lectores son de La Plata. Muchos bloggers (o “2.0’s” – dospuntoceros) son de La Plata. Mucha gente que conocí viajando vive y estudia en La Plata. Muchos amigos seguramente me van a decir (después de leer esto) que son de La Plata o que vivieron en La Plata o que estudiaron en La Plata y yo no estaba enterada. Uno de mis primos —que vivía en Entre Ríos— ahora vive en La Plata (y me visita mucho más seguido) :). Muchas grandes bandas de rock nacional nacieron en La Plata. Los recitales que antes se hacían en Buenos Aires ahora se hacen en el Estadio Único ¿de dónde? de La Plata. Mi mamá dio clases en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de La Plata (plástica y dibujo aplicado al diseño) durante ocho años (por eso me afirma con conocimiento de causa que “allá es otro clima”). De repente todos los caminos conducen a La Plata.

[singlepic id=5174 w=800 float=center]

[singlepic id=5180 w=800 float=center]

[singlepic id=5188 w=800 float=center]

Perdón, estoy siendo maleducada. Sé que muchos de ustedes no son argentinos y probablemente se están preguntando quién es esta famosa La Plata. Así que se las voy a presentar formalmente.

*Se sube al estrado*

*Toma el micrófono*

*Aclara la garganta*

Queridos lectores, les presento a La Plata. Nació el 19 de noviembre de 1882, fue ideada como capital provincial después de que la ciudad de Buenos Aires fuera declarada distrito federal en 1880 y es la única ciudad planificada del país (fue construida primero y habitada después). Hoy, efectivamente, es la capital de la Provincia de Buenos Aires y está 56 km al sudeste de la Ciudad de Buenos Aires (la capital del país). El casco urbano tiene más de 186.000 habitantes y el Gran La Plata, más de 650.000. La ciudad fue premiada en la Exposición Universal de París en 1889 como “Ciudad del futuro” y “Mejor realización construida”. Es, además, una ciudad de gran importancia universitaria y educativa: tiene varias instituciones académicas (entre ellas la Universidad Nacional de La Plata, una de las principales del país) y se destaca en ámbitos como la física, la astronomía y la biología. Es una ciudad muy verde y con muchísima vida cultural (y gran cantidad de museos, centros culturales, teatros y bibliotecas).

[singlepic id=5197 w=800 float=center]

En un ámbito un poco más personal, les cuento que físicamente es un cuadrado perfecto. Si la miran desde arriba, La Plata es una grilla más ordenada que una hoja cuadriculada. Es muy fácil orientarse, ya que las calles no tienen nombres sino números correlativos, lo cual permite sacar fácilmente la cuenta de cuánto hay que caminar para llegar de un punto a otro de la ciudad (las calles del casco urbano van del 1 al 31 y, paralelamente, del 32 al 71). Pero hay algo que la hace especial, misteriosa y diferente a otras: sus diagonales, esas calles que la atraviesan de norte a sur y de este a oeste y forman rombos en el mapa. Por eso, en la intimidad, muchos la llaman La ciudad de las diagonales.

[singlepic id=5195 w=800 float=center]

[singlepic id=5184 h=800 float=center]

[singlepic id=5183 w=800 float=center]

Adivinanza basada en un caso real: ¿Cómo reconocer a tres platenses en Buenos Aires? Respuesta: posicionarlos en alguna plaza de la ciudad de Buenos Aires y observar cómo se van caminando —sin darse cuenta— por las calles diagonales en vez de seguir la linea recta como el resto de los porteños. Puedo dar fe de esto ya que fui testigo y me causó mucha gracia. Adivinanza número dos: ¿Cómo reconocer a dos porteñas en La Plata? Respuesta: son esas que están perdidas en alguna diagonal, creyendo —inocentemente— que por tomar esa calle iban a acortar camino. Adivinanza número tres: ¿Cómo encontrar un parque en La Plata? Respuesta: caminar seis cuadras (hay bosques y plazas ubicadas exactamente cada seis cuadras).

[singlepic id=5179 w=800 float=center]

[singlepic id=5182 w=800 float=center]

[singlepic id=5196 h=800 float=center]

Pero si tuviera que hablarles de ella, de lo que realmente es y lo que realmente siente, les diría que La Plata es una ciudad joven que vive, respira y palpita. Es universitaria. Es artista. Es bohemia. Es política. Es intelectual. Está llena de murales, de colores y de ideas. Tiene hojitas de otoño (por lo menos en este momento) y rincones con aire de barrio (de ese barrio tan barrio y tan lindo que nos hace tanta falta en medio de la locura de Buenos Aires). Tiene mate, medialunas y ventanas abiertas. Tiene gente sentada en los parques y en las puertas. Tiene movidas culturales y musicales. Es una ciudad muy cercana a Buenos Aires pero a la vez muy distinta. Es una ciudad que, como me dijeron por ahí, nunca envejece.

[singlepic id=5172 w=800 float=center]

[singlepic id=5173 w=800 float=center]

[singlepic id=5178 h=800 float=center]

[singlepic id=5181 w=800 float=center]

[singlepic id=5185 w=800 float=center]

[singlepic id=5189 w=800 float=center]

Es una vergüenza: la tuve ahí muy cerca toda mi vida y la conocí recién a los 21 años gracias a una amiga que es de allá y que por poco me arrastró. Eso nos pasa a todos, ¿no? Cuando algo está tan cerca pensamos que podemos ir “en cualquier momento” (“total está acá nomás”) y al final nunca vamos… Y ahora, tras mi segunda visita a La Plata me pregunto: ¿cómo puede ser? ¡¿cómo no la descubrí antes?! Ella tan La Plata y yo tan principiante…

[singlepic id=5194 w=800 float=center]

[singlepic id=5199 w=800 float=center]

[singlepic id=5200 w=800 float=center]

Para que entiendan cómo fue que volví a ir a La Plata después de cinco años les hago un breve resumen de acontecimientos.

Un día de 2010 abrí un blog de viajes y empecé a viajar y a escribir → A lo largo de los meses me fui contactando con bloggers de viaje argentinos y de España → uno de ellos (¡gracias, Gabi!) me invitó a dar una charla en algo llamado “tbm” (o Travel Blogger’s Meeting) (más específicamente, me invitó a la primera reunión de bloggers de viaje argentinos que se hizo en Buenos Aires a fines de 2011) → fui y hablé → en esa reunión conocí a los chicos de LaPlataGO (los ideadores y responsables del primer blogtrip que se realizó en Argentina, justamente a la ciudad de La Plata) y quedamos en contacto para hacer cosas en el futuro → en el medio viajé a España y a Marruecos → volví a Buenos Aires → justo (casi) todos los bloggers argentinos (¡y hasta Eddy Lara Brito! el creador del tbm) coincidimos en un evento de marketing y turismo en Buenos Aires → nos reencontramos y nos pusimos las pilas para hacer cosas otra vez → Y así surgió este blogTripping La Plata, un video-blogtrip de un fin de semana, en el que participé junto con Aldana de Magia en el Camino, Annie Burbano (blogger colombiana), Santiago Cravero Igarza y Mario Alza (los chicos de LaPlataGO e Identidades Digitales), Pachi (dueño del muy recomendado Frankville Hostel) y Axel Hochegger (quien estuvo a cargo de la filmación, edición y producción de tres excelentes videos, entre ellos, el que sigue). Denle play y pongan fullscreen. :)

Faltan más capítulos de esta historia. Pero sí, en La Plata, definitivamente, hay otro clima.

Continuará.

[singlepic id=5198 w=625 float=center]

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google