La mirada asiática I: Leer

[box type=”star”]Este post pertenece a la serie “La mirada asiática”. Porque mi viaje por Asia tuvo mucho que ver con la mirada: ojos que me inspeccionaban con curiosidad, etiquetas que me adjudicaban por ser argentina, lugares que miré dos veces, y esa mirada fija que recibí tantas veces mientras viajaba en los transportes locales.[/box]

Ayer iba sentada en el colectivo 101, transporte público de Penang (sigo aquí esperando mi visa para la India de la cual no hay novedades) y decidí escribir en mi cuaderno.

Escribir a mano es para mí algo muy personal, es una de las formas más puras de hacer catarsis (así como dibujar o pintar), sin máquinas, teclados ni computadoras de por medio. Así que iba metida en mi burbujita escribiendo acerca de mis miedos, la distancia, la tristeza, las certezas. Cosas mías.

De repente me di cuenta de que mi vecino de asiento estaba leyendo mis palabras descaradamente: tenía la cabeza girada hacia mi cuaderno y creo que por poco me corría la mano para poder leer mejor. Frené la escritura, giré la cabeza hacia mi derecha y lo miré de la misma forma en que él estaba mirando mi cuaderno. Ni se inmutó. Estaba inmerso en la lectura de mi hoja.

Seguí escribiendo.

A los dos minutos miré hacia la izquierda y vi del otro lado del pasillo tres chicos hindú-malayos con sus cuerpos y cabezas giradas hacia mí, estirándose e intentando leer lo que escribía. Es más, hasta me pareció que uno estaba leyendo las palabras y traduciéndolas al tamil o hindi en voz alta para sus amigos.

Me intimidé.

Pero… ¿esta gente entiende el idioma? ¿Por qué de repente me siento más nerviosa que si un hispanohablante estuviese leyendo lo que escribo? Por la manera en que leían, parecían ser expertos en español. ¿Qué pensarán de mí? ¿Qué leerán en esas palabras de idioma extraño? ¿Entenderán algo?

Cerré el cuaderno. Y en vez de mirar el cuaderno, me empezaron a mirar a mí.

Debe ser una curiosidad universal, porque a mi también me pasa.

Cada vez que veo a alguien escribiendo, intento mirar en qué idioma lo hace. Pero por lo menos disimulo.

Viajando en una foto: Olvidada en la escalera

Mi viaje empezaba a ir sobre ruedas.

Estaba en Penang, una de las ciudades más importantes de Malasia, con Journey (para quienes vienen siguiendo mis historias, personaje ya conocido a esta altura), una chica de China que conocí en Tailandia de casualidad y con quien viajaría por varias ciudades más adelante.

Además me había animado a hacer Couchsurfing por primera vez: estaba viviendo en la casa de Chin Chin, una mujer china-malaya muy hospitalaria.

Un domingo, Chin Chin me hizo levantarme a las 5 de la mañana para ver cómo se despertaba la ciudad de Penang; así que salimos en su auto, ella, Journey y yo y nos fuimos de paseo.

La primera parada fue en uno de los parques de la isla, una especie de Rosedal porteño donde la gente estaba haciendo deporte desde temprano y practicando tai-chi.

Me sorprendí al ver la cantidad de facilidades gratuitas que ofrecía el parque: pileta de natación, aparatos para hacer gimnasia, paz y silencio.

Más tarde fuimos al mercado chino para tomar el desayuno, probar frutas y comprar varios snacks, y por último fuimos a conocer Kek Lok Si, el templo budista más grande de Malasia, construido en un monte.

Chin Chin nos dejó en la puerta y prometió pasar a buscarnos más tarde.

Journey fue al baño y yo me quedé esperándola al lado del negocio de souvenirs.

Me senté y la vi ahí, olvidada en la escalera, con una pose sumamente fotogénica y una luz tenue muy tentadora.

La tarjetita del Buda me estaba rogando que le sacara una foto.

Le saqué varias, desde varios ángulos, hasta que conseguí la que más me gustó.

Ni la toqué; era obvio que alguien la había dejado abandonada u olvidada ahí, aunque desconozco con qué fin.

No sé qué habrá sido de su vida, tal vez la tiraron a la basura, tal vez alguien la tiene ahora en su billetera, tal vez su dueño volvió desesperado a buscarla.

Sea lo que sea, mi blog se la apropió y se convirtió en uno de los íconos de Viajando por ahí.

[box type=star] Algunos enlaces útiles (y descuentos) para que planees tus viajes:

[wc_fa icon=”hotel” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Alojamiento: te dejo [eafl id=”21127″ name=”Airbnb” text=”25 euros de regalo”] para tu primera reserva en Airbnb.

[wc_fa icon=”ticket” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Vuelos: buscá pasajes aéreos al mejor precio con [eafl id=”22601″ name=”Vuelos Skyscanner” text=”Skyscanner”]

[wc_fa icon=”book” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Querés leer algo inspirador antes de viajar? ¿O llevarte un libro o guía a tu viaje? ¡Pedilo por [eafl id=”21091″ name=”Book Depository (general)” text=”Book Depository”]! (el envío es gratis a cualquier lugar del mundo) O leé alguno de mis libros ;)

[wc_fa icon=”pencil” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Pensando en abrir un blog de viajes? Si buscás un hosting, te recomiendo [eafl id=”22613″ name=”Siteground” text=”Siteground”]. Y si querés aprender sobre escritura de viajes, sumate a alguno de mis talleres de escritura y creatividad [/box]

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google