Como les comenté en el post anterior, hoy inauguro la serie Familias Viajeras con un objetivo: demostrar que se puede combinar viajes con vida familiar y que los sueños no se cumplen solamente de joven, sino que pueden concretarse a lo largo de toda la vida.

Hoy, con ustedes, la familia Rodando Ando, de Argentina

La familia con el motorhome que los llevará a dar la vuelta al mundo en 80 meses

Todo empezó un domingo de 1999. Carla y Silvio habían cumplido 10 años de casados y estaban compartiendo un mate en su casa. Silvio le dijo a Carla: “Sabés que desde chico tuve el sueño de dar una vuelta al mundo, pero nunca me lo propuse, luego cuando estaba terminando la escuela secundaria con mi mejor amigo planeábamos irnos a Europa y recorrerla en tren, pero todo quedo en sueños…”, y le preguntó, con miedo de que ella respondiera que era una locura: “¿dejarías todo para ir a dar una vuelta al mundo con los chicos?”. Y cuando Carla respondió: “Sí, sería un sueño hacerlo”, empezaron a planificar juntos.

Contactaron a otros viajeros por internet, escucharon y aprendieron de sus experiencias y comenzaron a diseñar su propio viaje, la ruta, los lugares que visitarían… Cuando llegó el momento de buscar el vehículo adecuado decidieron que deberían diseñarlo y construirlo ellos mismos para que se ajustara a sus necesidades. Finalmente encontraron un motorhome ideal, lo adquirieron en el 2009, lo refaccionaron y lo acondicionaron a su gusto. Bautizaron a su nueva casa “Libertad”, y con ella planean recorrer más de 110 países, a lo largo de más de 300.000 km en 80 meses.

libertad1800

Pero el sueño no termina ahí. Los Rodando Ando también tienen una misión: que su viaje sea, además, una manera de generar conciencia sobre el cambio climático global. El motorhome está acondicionado para utilizar biocombustible, también llevará celdas solares, un generador eólico, un tanque solar para tener agua caliente y una cocina solar portátil. La familia plantará árboles en cada destino que visiten; también generarán material fotográfico y documental para alertar sobre los problemas ecológicos, darán charlas y conferencias, escribirán un libro y, tal vez, realizarán una película.

Los Rodando Ando son Ornella (14 años), Lara (16), Fabricio (17), Patricio (20), Carla (43) y Silvio (50), y aceptaron con muy buena onda responder entre todos a mis preguntas, así que las comparto con ustedes para que puedan conocerlos y, tal vez, darles una mano en este viaje.

Esta es la ruta que planean hacer durante los 80 meses de viaje

¿Qué los motivó o los inspiró a (finalmente) concretar este sueño? ¿Qué los frenaba antes y qué los empuja ahora?

Lo que nos frenaba antes son las excusas que vamos buscando durante nuestra vida para no concretar nuestros sueños, nos vamos atando a “cosas” materiales que no nos permiten volar, con las cosas nos sentimos “más” seguros, eso nos van inculcando y vamos aprendiendo durante nuestra vida, una casa, un auto, un buen trabajo, etc etc, en nuestro caso el concretar el sueño fue despojarnos de esas ataduras que nos dan las cosas.

Pasó un largo tiempo desde que nos planteamos el viaje de nuestras vidas (12 años), tuvimos un proceso de “maduración” y de entender que no nos llevamos de esta vida todas esas cosas que nos dan “seguridad”, venimos a la vida sin nada y de igual modo nos vamos de ella. Ahora nos dimos cuenta que el “motor” de nuestro sueño somos nosotros mismos, y de nosotros depende concretarlo, y lo increíblemente poderoso que es, cuando te das cuenta que empieza a encaminarse el sueño, y ahí te preguntas ¿Por qué no lo hicimos antes?

¿Qué les dicen sus amigos, familiares y allegados? ¿Cuáles son las reacciones comunes frente al viaje que están por emprender?

Las opiniones son diversas, desde ¿Qué van a hacer quéeee…?!!!, está quien no te cree o que piensa que volveremos rápido, quien dice qué bueno, que fantástico, me encantaría pero no me animo, muchos nos dicen si les hacemos un lugar para acompañarnos – y se han ofrecido de distintos oficios y profesiones: electricista, fotógrafo, mecánico, ingeniero agrónomo, ama de casa, etc, estamos pensando en alquilar un cuarto : ) … -. Y realmente, los que nos quieren de verdad se alegran porque hace años que venimos contando nuestro sueño y ven que ahora se hace realidad, entristeciéndonos mutuamente porque nos alejaremos por un largo tiempo.

¿Cómo surgió la idea de viajar y plantar árboles por el mundo?

La idea de viajar comenzó cuando Silvio (Papá) era muy pequeño. Desde siempre soñó con dar la vuelta al mundo. Hace aproximadamente 12 años, Silvio le comentó a Carla (Mamá) sobre su sueño, ofreciéndole la oportunidad de realizarlo, y ella aceptó sin dudarlo. Obviamente no dejaron atrás la opinión de sus 4 hijos (Patricio, Fabricio, Lara y Ornella) que, a pesar de que en ese entonces eran muy pequeños, hicieron propio el sueño de sus padres.

Además de concretar nuestro sueño se nos ocurrió que podríamos encontrarle un fin al viaje: contribuir a solucionar dos problemas que están muy relacionados entre sí, el cambio climático y la desforestación del planeta, por un lado documentando con fotografías y videos para alertar sobre los cambios, y por el otro lado promoviendo una solución concreta, plantar árboles de especies locales (haciéndolo nosotros mismos) y difundir la idea para que se haga una práctica repetitiva, así en colegios, ONGS, Municipios y Gobierno se pueden poner a trabajar juntos, y que esta práctica se vuelva habitual. Y parece que en conjunción con nuestro sueño, el PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) declaró al 2011 Año Internacional de los Bosques. Es decir concretando nuestro sueño también contribuiremos (con nuestro pequeño granito de arena) a dejar un mundo mejor.

Los RodandoAndo hijos :)

¿Cómo planean hacer con la educación de los chicos?

La “Educación Formal” la estamos haciendo a través de la UEDE (Unidad de Educación a Distancia en el Exterior) que pertenece a la Fuerza Aérea Argentina. Tienen un programa para los alumnos que se encuentran en el exterior y les permite estar en contacto con profesores, estudiar a través de libros, Foros, Email, DVD e internet y, por supuesto, poder chatear con estudiantes de todo el mundo.

La no formal será la más enriquecedora, aprendiendo de las distintas culturas, aprenderán “en vivo”, Historia, Geografía, e Idiomas. Será una experiencia cultural invalorable. Los chicos llevarán un plan de estudios a seguir para completar sus estudios “tradicionales” y además tendrán que realizar un trabajo investigación y realizar un informe sobre cada lugar que visitemos, investigación que nos permitirá adquirir conocimientos más profundos que los que uno aprende cuando lo hace como un turista tradicional, nosotros lo haremos como viajeros.

¿Cómo planean a financiar el viaje?

De la misma manera que financiamos nuestra vida en la actualidad, por un lado iniciamos con un poco de capital, gran parte se la consumió nuestro vehículo, luego tenemos varias ideas:

A. Con sponsors a cambio de publicidad en el vehículo y en nuestra página web.
B. Con una grilla en el vehículo y en la web, para quienes nos quieren ayudar individualmente comprándonos un pequeño espacio para publicar su foto (que viajará con nosotros por todo el planeta) con la bandera de su país y su nombre (la misma foto en la web puede contener un enlace a su web, blog, etc), así nos ayudarán a cumplirlo y nos acompañaran en nuestro viaje.
C. Produciremos DVD con fotografías y videos de las distintas etapas del viaje que iremos vendiendo.
D. Al final del viaje escribiremos un libro (o varios) que terminarán de pagar nuestras deuda.
E. Nos gustaría filmar una película de nuestro viaje ( Pero ese es otro sueño…!!!)

¿Por qué decidieron hacer la vuelta al mundo “en 80 meses” (y no más o menos)? ¿Creen que el viaje puede extenderse y convertirlos en “viajeros de por vida”?

Emulando a Julio Verne, por la vuelta al mundo en 80 días… pero en 80 meses, pues más o menos se ajustaba a lo que estimábamos en recorrer: alrededor de 300.000 km a 125 km x día de promedio, un viaje muy tranquilo. Hasta ahora todos los viajeros que conocimos (y son muchos, algunos personalmente, otros por internet) “nunca cumplieron” con lo que estimaban en tiempo (siempre fue más), o el recorrido a hacer, o los kilómetros a recorrer, porque fundamentalmente esa es la diferencia entre un turista que tiene que cumplir con un itinerario, fecha, lugar, el viajero no se encuentra limitado a esos parámetros. Seguramente se extenderá por más tiempo, no sé si de por vida, pero Dios dirá.

Dentro del motorhome

¿Qué sienten ahora, a poco tiempo de emprender el viaje?

Lo que sentimos es una mezcla: un poco de miedo, algo de nervios, muchísima ansiedad. Pero lo que prima es la felicidad que nos da el poder comenzar el viaje. Que nos deparará el siguiente día, donde dormiremos la siguiente noche…

Sentimos que todo está fluyendo muy naturalmente. Leímos algunos libros y vimos algunas películas durante todo este tiempo (El secreto, El poder, Confianza Total, etc), que nos ayudaron a que nuestro sueño se haga realidad, pero la película “El Secreto” fue muy motivadora para nosotros la vimos hace unos años atrás y a todos se la recomendamos… antes de ayer vinieron a hacernos una nota para una revista (una productora, fotógrafo y periodista),  y le contamos al periodista sobre la película, del “Secreto” (pues nuestro vehículo tiene una historia particular muy relacionada con el tema), del poder de visualizar tus sueños, mientras el fotógrafo escuchaba y hacía sus tomas con el vehículo en exteriores, cuando subimos para hacernos las fotos en el interior, se puso a revisar las fotos que había hecho y nos extraño que de pronto se acerca a la productora y le habla al oído susurrándole algo… luego sale al exterior a sacar unas fotos con los chicos y en ese momento nos confiesa: “…él no sabe como decirles, mientras revisaba las fotos visualizó la placa del vehículo (en Argentina son tres letras seguidas de tres números), y la placa tiene las letras SOD…¿saben que quiere decir esto en Hebreo?: Secreto”. Esa noche nos costó dormir…

¿Qué mensaje quieren transmitirle al mundo a través de este viaje? ¿Y qué le dirían a todas esas familias que sueñan con viajar como ustedes pero no se animan?

Que los sueños son posibles, que hay que intentarlo, que todo tiene su dificultad, que hay que ver qué relegar, que es lo realmente importante para cada uno, y deshacernos de lo que no necesitamos, que no es importante pero nos consume nuestro tiempo para poderle dedicar a nuestro sueño. Si le ponemos toda nuestra fuerza y nuestra alma, el sueño se hará realidad. Y si no lo intentan, cómo sabrán si era posible, si aman realmente ese sueño, este será realidad, solo hay que saber eso, todo lo que hacemos en la vida es por amor, y es eso lo que nos llena el alma, amen su sueño!!!

Piensen qué sueños tienen guardados en su interior e incluso no se lo han confesado a nadie, la primera premisa es tener valor para contar el sueño (siempre encontrarán a muchos que dirán: baja a la realidad, eso no es posible…no le lleven el apunte, todo es posible), luego hay que empezar a trabajar en él y ya estarán comenzando a cumplirlo. Anímense!!!

“Dentro de veinte años, te sentirás mas frustrado por las cosas que no hiciste que por aquellas que si has hecho. Así que suelta las amarras. Aléjate de la seguridad del puerto. Atrapa los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.” Mark Twain

¡Gracias por compartir su historia, les deseo un excelente viaje!

Pueden visitar su web para seguirlos de cerca: rodandoando.com
y hacerse amigos en Facebook: www.facebook.com/rodando.ando

Este post pertenece a la serie Familias Viajeras. Si formás parte de (o conocés a) una familia viajera (o, por qué no, a una “futura familia viajera”), dejame un comentario con tu contacto. ¡Me encantaría compartir tu historia!