Durante mi viaje de casi un año y medio por Asia dormí de manera gratuita en casas de familias locales con las que entré en contacto a través de internet. Recorrí gran parte de Europa usando el sistema de carpooling: pagué por viajar en el auto de alguien que hacía el mismo trayecto que yo y me costó mucho menos que si lo hacía en tren, avión o autobús. En América Latina intercambié libros para no cargar tanto peso en la mochila. En Tokio hicimos housesitting: cuidamos la casa y mascotas de una pareja australiana mientras ellos estaban de viaje. Recorrimos casi todo Japón alquilando cuartos en casas de familia (por casi la mitad de lo que cuesta un hostel u hotel). En Bali nos hicimos socios de un espacio de coworking y compartimos oficina con otros nómadas digitales. En París hice un viaje de inmersión lingüística para mejorar mi francés: viví en la casa de una francesa y estuve obligada a hablar ese idioma durante una semana.

Estos son ejemplos de economía colaborativa o sharing economy y en todos los casos los elegí por alguna de las siguientes razones:

a) me ayudaron a ahorrar
b) me permitieron entrar en contacto con la gente local y tener experiencias que de otra manera no hubiese vivido
c) me permitieron conocer un lugar de manera “alternativa”, sin necesidad de usar o depender de los servicios turísticos tradicionales

Qué es la economía colaborativa

Si bien el término economía colaborativa es bastante amplio y tiene muchos matices, se usa para referirse a transacciones o intercambios que se hacen de persona a persona (peer-to-peer, en vez de persona-empresa), gracias a una plataforma online que las conecta, y en las que puede o no haber dinero de por medio. Es la economía del trueque, de compartir, de “lo mío es tuyo” o de “consumir juntos”. En la economía colaborativa:

– se comparten cosas que de otra manera quedarían en desuso (una cama de más en una casa, un libro que ya no voy a leer) o se consume algo de manera compartida (un viaje en auto a un mismo destino),

– a veces hay dinero de por medio y a veces no (hay quien cobra por alquilar una habitación extra de su casa y quien prefiere ceder el espacio a cambio de, por ejemplo, trabajo o prácticas de idioma),

– el intermediario entre una persona y otra es una página de internet o app (hay webs que cobran por ese servicio de “puente” y otras que no),

– una misma persona puede ser proveedor y usuario (los roles no son fijos: puedo ser huésped o anfitrión, puedo enseñar o aprender),

– suele haber un sistema de referencias para generar confianza y toda una comunidad de usuarios por detrás que avala la plataforma.

economia colaborativa viajes ahorrar

Webs de economía colaborativa que te pueden servir durante tus viajes:

Estas son algunas webs de economía colaborativa que podés usar durante tus viajes para ahorrar, entrar en contacto con la gente local y/o tener experiencias por fuera del circuito turístico tradicional. No es una lista exhaustiva, ya que existen muchas más. Estas son las que uso en mis viajes, las que me recomendaron y las que quiero probar. Los invito a compartir sus experiencias en los comentarios para hacer crecer este post, yo también iré agregando webs a medida que las conozca.

I. Alojamiento

economía colaborativa

Haciendo Airbnb en Kuala Lumpur

a) Intercambio de hospitalidad (servicios gratuitos):

* Couchsurfing, Bewelcome, Hospitality Club. Webs de intercambio de hospitalidad que conectan a viajeros con gente dispuesta a alojarlos de manera gratuita en sus casas. En este post cuento qué es y cómo funciona Couchsurfing y comparto algunas experiencias de mis estadías en casas de familia (uso este sistema hace más de 7 años).

* Warm showers. El Couchsurfing para ciclistas viajeros.

b) Alojamiento y comida a cambio de trabajo (en general gratuitos, aunque algunos cobran membresía):

* HelpX. Voluntariados cortos en casas particulares, granjas, hostels y barcos a cambio de comida y alojamiento. En general piden de 2 a 6 hs de trabajo diario.

* WWOOF. Voluntariados en granjas orgánicas a cambio de alojamiento y comida. No lo hice pero conozco mucha gente que sí y en general escuché cosas buenas.

* Workaway. Voluntariados, trabajo e intercambio cultural en más de 155 países del mundo. El concepto es el mismo: se trabajan varias horas por día a cambio de la estadía. El tipo de trabajo depende de las necesidades del dueño de casa.

* Skill stay. Intercambio de habilidades: quedate en la casa de alguien a cambio de compartir tus habilidades (enseñar un idioma, cuidar un jardín, cocinar, etc).

* Find a crew. Web para conseguir trabajo como tripulación en barcos.

c) Intercambio de casas, cuidado de casas y mascotas (algunos pagos y otros gratuitos):

* Home Exchange y Love Home Swap. Webs para intercambiar casas con otra persona o familia durante unos días y alojarte gratis en otra ciudad o país. (Algún día lo haré!)

* Housesitting y petsitting. Cuidado de casas y/o mascotas (te quedás en una casa mientras los dueños no están y no pagás alquiler, pero a cambio cuidás el lugar y a sus mascotas). Hay varias webs que conectan dueños con sitters y todas suelen cobrar una tarifa anual (de entre 50 y 100 usd). En este post les cuento nuestra experiencia haciendo housesitting en Japón. Pueden buscar oportunidades en TrustedHousesitters (20% de descuento en el primer año si se suscriben a través de este enlace), Mind my house, Dogvacay y Nomador.

* Trampolinn. Intercambio de noches: alojá gente en tu casa para sumar noches y canjearlas por estadías en las casas de otros miembros.

d) Alquileres directos (pagos):

* Airbnb y Wimdu. Webs para alquilar un cuarto en la casa de una familia local o un departamento entero. Es algo así como un punto intermedio entre Couchsurfing y un guesthouse. (Les dejo un cupón con $39 de descuento para su primera reserva en Airbnb)

* Antlos. Web para hacer estadías y viajes en barcos con el capitán y/o la tripulación (como si fuese un Couchsurfing pago de barco)

* GetMyBoat. Alquiler de barcos privados (como un Airbnb de barcos).

* Glamping. La fusión de glamour y camping, Glamping es una web para hacer estadías en casas exóticas o de lujo en la naturaleza.

* Camp in my garden. Web para acampar en el jardín de una casa por un precio muy bajo.

* RV with me. Para quienes viajan en casa rodante y no encuentran dónde estacionar, esta web los conecta con gente que les “alquila” un pedacito de su propiedad para que estacionen ahí.

economía colaborativa

II. Transporte:

a) de larga distancia

* Blablacar. Web de carpooling o sistema de coches compartidos: viajá a un destino con un conductor que ya tenía planeado hacer ese trayecto y compartí los gastos. Lo uso mucho en Europa (incluso para viajar de un país a otro) y casi siempre es la opción más económica. Otra opción es Amovens: a diferencia de Blablacar, la web no cobra comisión y se le puede pagar en efectivo al conductor en el momento.

b) dentro de la ciudad

* Uber. Sistema de conductores privados. Solemos usarlo para ir del aeropuerto a la ciudad cuando no hay opciones económicas o de transporte público. Se pide y se paga a través de la app, es más barato que un taxi y, en algunos países, tiene una modalidad compartida que es todavía más barata. Lyft es una app similar.

* Get around. Poné tu auto en alquiler cuando no lo estás usando o alquilá el auto de una persona por horas.

III. Comida:

* Meal Sharing. Web de home cooking: comé en la casa de gente local u organizá cenas en tu casa para desconocidos. No lo probé aún, pero por lo que estuve viendo, el anfitrión no ofrece solo la comida, sino la experiencia de probar un plato típico (y casero) en su casa con música tradicional o alguna actividad extra. (Cada anfitrión pone su precio por comensal).

* With Locals. Similar a Meal Sharing, web que conecta a viajeros con familias locales para que puedan ir a cenar a sus casas. Suele ser más barato que ir a comer a un restaurante y la experiencia es muy distinta. Tampoco probé esta web, pero tengo ganas.

economia colaborativa

IV. Otros (algunos pagos y otros gratuitos):

* Abroadwith. Viajes de inmersión para aprender o practicar un idioma haciendo una estadía con una familia local. Yo lo hice en París y me gustó mucho (pronto subo el post de la experiencia). Hay varias opciones: estadía normal (te quedás en una casa de familia y aprendés el idioma con ellos), estadía tándem (aprendés el idioma de tu familia anfitriona y a la vez les enseñás el tuyo) y estadía con profesor.

* Duolingo. Aplicación para aprender idiomas de manera gratuita y colaborativa (la misma comunidad de alumnos va sugiriendo correcciones para mejorar la app). La usé bastante para aprender francés, es útil para empezar a familiarizarte con un idioma.

* Skillshare. Plataforma de cursos online en video, con clases de ilustración, diseño, comunicación, marketing, fotografía, productividad y más. Esta es la web que uso para aprender mientras estoy viajando y es un ejemplo de educación colaborativa, ya que los videos los puede hacer cualquier persona que quiera compartir una habilidad (skill). Si se suscriben a través de este enlace, el primer mes es gratuito.

* Creative Bug. Otra plataforma de cursos en video que uso mucho, orientada al arte y el crafting. Al igual que Skillshare, no está directamente relacionada con los viajes, pero es otra buena opción para seguir estudiando a distancia y para aprender cosas que después podés aplicar en tus viajes (en mi caso, el dibujo). Si se suscriben a través de este enlace, el primer mes cuesta un dólar.

* MeetupWeb para reunirte con gente con los mismos intereses que vos en distintas ciudades del mundo.

* Vayable. Web que te permite vivir experiencias en distintas ciudades del mundo de la mano de un local experto en el tema.

* Mi nube. Tips de destinos (info de hoteles, vuelos y cosas para ver) compartidos por otros viajeros.

* Piggy Bee. Web de crowdshipping. Este me parece un concepto muy interesante: ¿necesitás mandar algo a otro país y los costos son muy altos? Encontrá a un viajero que lo lleve por vos y dale una recompensa (o dinero) a cambio.

* idea.me. Web de crowdfunding. Si tenés un proyecto (o un viaje con un proyecto social) que querés concretar pero no tenés los fondos suficientes, podés apelar a la financiación colectiva: definí el monto total de dinero que necesitás y ofrecé recompensas a quienes te ayuden a financiarlo. Idea.me está orientado a los proyectos artísticos (libros, discos, fotografía) y también a los viajes. Si bien no utilicé idea.me sino mi propia plataforma, así fue como financié la producción de mis libros de relatos de viajes.

¿Conocen y/o probaron otras webs de economía colaborativa? Dejen sus experiencias en los comentarios. ¡Gracias!