Cosas que me inspiran (10):
journals para llevarse de viaje

Estoy más loca de los cuadernos que nunca, y ahora también de los journals, esos híbridos entre libros y cuadernos que suelen tener consignas creativas o disparadores y bastante espacio libre para escribir. Mi mutación de fan de las mochilas a obsesionada por los journals empezó cuando descubrí el primero en Liverpool y ya no pude parar de buscarlos en las librerías del mundo. Ahora elijo las mochilas en función al espacio que necesito para cargar el journal de turno, que se convirtió en otro de esos elementos que no pesan. Prefiero viajar solo con un par de ojotas y llevarme un cuaderno o journal de más. No sé qué pasaría si tengo que elegir entre cargar la cámara, que pesa y ocupa bastante, o llevar cuatro cuadernos distintos. Así como antes buscaba rutas en los mapas, ahora reviso los catálogos online de las librerías para ver qué hay de nuevo en el mundo de los diarios creativos. Es lindo descubrir que me gusta viajar con mis cuadernos como compañía, que soy una viajera que va por ahí con su biblioteca, que me encanta ir tomando notas de todo como si fuese una investigadora privada enviada por una organización secreta para documentar cómo es la vida cotidiana en otras partes del mundo y qué detalles voy descubriendo en el camino.

Les dejo una lista de journals —casi todos en inglés— para que se lleven en su próximo viaje o para que usen mientras están en casa y piensan en viajar. Sé que hay muchas más locas (y locos) de los journals por acá. Si tienen otros títulos para recomendar, son bienvenidos en los comentarios. Pronto les estaré dando novedades de mi segundo libro, que está casi listo y sale a fines de marzo. Estén atentos que en unas semanas empieza la preventa. Mientras tanto: journals. Quiero todos.

travel-listography

1. Travel listography: exploring the world in lists

Este es un journal para hacer listas, cada doble página viene con un disparador y espacio para completar, como por ejemplo: Gente memorable que conocí viajando, Medios de transporte en los que viajé, Lo que amo y odio de viajar, A dónde viajaría en el tiempo, Road-trips que hice, Cementerios que visité. El libro pertenece a la serie “Listography”, que también incluye “Love Listography”, “Literary Listography”, “Music Listography”, entre otros. Todos están en inglés y se consiguen por internet a través de [eafl id=”21107″ name=”I was here – BD” text=”Book Depository”] o [eafl id=”21106″ name=”Travel listography – BD” text=”Book Depository”] (la mejor página del mundo para comprar libros porque no cobran costo de envío).

i-was-here-journal

2. I Was Here: A Travel Journal for the Curious Minded

No lo tengo pero estoy a punto. “I Was Here” está pensado para prestarle atención a los objetos y detalles cotidianos que solemos pasar de largo en los viajes. Tiene una sección de referencias con información para viajar, disparadores para buscar elementos específicos (sabores, olores, colores, recetas) en el lugar que estemos, espacio para hacer listas o coleccionar boletos y un bolsillo en la parte de atrás para guardar cosas sueltas. Es de Chronicle Books y se consigue a través de [eafl id=”21108″ name=”I was here – Amazon” text=”Amazon”] o [eafl id=”21107″ name=”I was here – BD” text=”Book depository”].

como-ser-un-explorador-del-mundo-3

3. Cómo ser un explorador del mundo (Keri Smith)

Este es más un libro que un journal y sirve tanto para los viajes como para la vida cotidiana. “Tu misión es documentar y observar el mundo que te rodea como si nunca lo hubieses visto antes. Tomá notas. Coleccioná cosas que encuentres en tus viajes. Documentá tus hallazgos. Encontrá patrones. Copiá. Calcá. Concentrate en una cosa a la vez”, propone Keri Smith en la introducción. El libro incluye 59 consignas para cambiar nuestra percepción de la realidad y para ayudarnos a prestar más atención. Ideal para llevarse de viaje junto con un cuaderno en blanco. Se consigue a través de [eafl id=”21109″ name=”Cómo ser un explorador del mundo” text=”Amazon”], [eafl id=”21110″ name=”Cómo ser un explorador del mundo – BD” text=”Book Depository”] (en inglés) y en librerías.

4. Extraordinary objects observer’s journal

Este journal no está pensado para viajar sino para usar en nuestro día a día, pero yo me lo llevaría a cualquier lugar del mundo. Tiene actividades para escribir, dibujar y prestarle atención a los detalles cotidianos: “Escribí acerca del elemento con el que estás escribiendo”,  “Concentrate en un solo color a tu alrededor”, “Anotá palabras sueltas que ves desde donde estás sentado”, “Encontrá algo que haya sido tirado o abandonado”, “Buscá objetos, ideas o personas que vayan de a tres”, “¿Qué canción captura este momento?”.  También es de Chronicle Books, una editorial que hace journals lindísimos, y está a la venta en [eafl id=”21112″ name=”Extraordinary Objects (Amazon)” text=”Amazon”] y [eafl id=”21111″ name=”Extraordinary Objects journal (BD)” text=”Book Depository”].

5. The World Awaits: A Travel Organizer

Este es un organizador, más que un journal, pensado para planificar un viaje o guardar ideas para futuros recorridos. Tiene listas, preguntas, ilustraciones, mapas y cinco bolsillos para guardar papeles sueltos y crear distintas secciones (“Lugares para irme un fin de semana” o “Vuelta al mundo”, por ejemplo). A la venta a través de [eafl id=”21113″ name=”The world awaits (BD)” text=”Book Depository”] y [eafl id=”21114″ name=”The world awaits (Amazon)” text=”Amazon”].

travel-stub-diary

6. Travel stub diary

Para los coleccionistas de papelitos, tickets, pasajes, postales, folletos, mapas, recortes. El Travel Stub Diary es como un álbum de fotos pensado para guardar todos estos recuerdos de los viajes. Disponible a través de [eafl id=”21115″ name=”Travel stub diary (BD)” text=”Book Depository”] y [eafl id=”21116″ name=”Travel Stub Diary (Amazon)” text=”Amazon”].

anywhere-cards

7. Anywhere Travel Guide: 75 Cards for Discovering the Unexpected, Wherever Your Journey Leads

Este es un mazo de 75 cartas que sirve de guía en cualquier lugar del mundo. Sacá una y hacé lo que te ordene, por ejemplo: “Preguntale a la próxima persona que conozcas cuál es su calle preferida y andá ahí”, “Escribí lo que te gusta de esta ciudad en un papelito y dejalo en un lugar público para que alguien más lo encuentre”, “Elegí la ruta más larga, difícil, inconveniente e innecesaria y fijate qué obstáculos encontrás”. Lindo ejercicio para hacer en un lugar nuevo, pueden acompañar el mazo con un cuaderno e ir documentando los resultados. Lo consiguen a través de [eafl id=”21117″ name=”Anywhere travel guide” text=”Amazon”].

small-adventures

8. Small Adventures Journal: A Little Field Guide for Big Discoveries in Nature

Un diario para los amantes de la naturaleza. Este journal ilustrado propone actividades como identificar los tipos de nubes, estudiar las estrellas, hacer una fogata, identificar hongos, hacer una cápsula del tiempo para enterrar, fotografiar texturas, aprender cuáles son los tipos de árboles, distinguir huellas de animales y descubrir la naturaleza salvaje o los parques. Lo consiguen a través de [eafl id=”21118″ name=”Small adventures (BD)” text=”Book Depository”] y [eafl id=”21119″ name=”Small adventures (Amazon)” text=”Amazon”].

wanderlust-journal

9. Swept away by Wanderlust

Ya recomendé este journal en otra entrega de Cosas que me inspiran pero no quise dejarlo afuera de esta lista. “Swept away by Wanderlust” está pensado para usar en once destinos y es un diario guiado: te pregunta cómo llegaste, qué viste, qué hiciste, qué comiste, de qué reíste, por qué lloraste, qué esperás de este viaje, qué estás pensando, qué soñaste… Todo puesto entremedio de fotos a doble página, citas y espacios en blanco para escribir textos más largos. Eso sí, es pesadito para cargar. A la venta a través de [eafl id=”21120″ name=”Swept away by wanderlast” text=”Book Depository”] y [eafl id=”21121″ name=”Swept away by Wanderlast (Amazon)” text=”Amazon”].

journal-fotografia-1

10. 104 things to photograph

Este también lo recomendé en otra ocasión pero me parece una muy buena opción para quienes prefieren fotografiar en vez de escribir. “104 things to photograph” te da 104 consignas de cosas para fotografiar, desde escenas muy específicas (nenes saltando la soga) hasta otras con interpretación más libre (“apuro”). Además, las hojas vienen con el espacio en blanco para pegar las fotos impresas. Se consigue a través de [eafl id=”21097″ name=”104 things to photograph” text=”Amazon”].

etsy-travel-journals

Bis: cuadernos en blanco

Si prefieren los cuadernos en blanco, sin textos, ilustraciones ni consignas, les recomiendo chusmear los productos de Etsy, hechos a mano, también las libretas [eafl id=”21122″ name=”Moleskine (Amazon)” text=”Moleskine”] (acaban de sacar una edición especial del Principito lindísima) y los [eafl id=”21123″ name=”Decomposition Notebooks” text=”‘Decomposition Notebooks'”], hechos con material reciclado. ¡Feliz journaling!

BIS BIS: “Mapa subjetivo de viaje – Un diario para documentar lo cotidiano y lo extraordinario de tus viajes”

En noviembre de 2017 publiqué mi primer journal creativo, ilustrado por María Luque. “Mapa subjetivo de viaje” es un diario interactivo con consignas y disparadores creativos, pensado para que te lo lleves de viaje y lo completes antes, durante y después de tu recorrido. Está dividido en tres partes: “El plan”, “El viaje”, “La vuelta” y tiene una sección extra en blanco para que escribas y pegues lo que quieras. Todas las páginas tienen ilustraciones y consignas para que completes como más te guste.En este post lo presento mejor. Se consigue a través de mi Tienda online.

Cosas que me inspiran (5): kit de supervivencia artística

[box type=”star”]Esta serie es mi intento de ser un nexo entre todas esas cosas inspiradoras que encuentro y ustedes. Acá cabe de todo: películas, series, personas, canciones, frases, dibujos. Estas son algunas de las cosas que estuve mirando en estos días.[/box]

#1 ARTISTA: Lynda Barry

lynda-barry1

lynda-barry2

Descubrí a Lynda Barry gracias a los libros de Austin Kleon, un autor que ya recomendé en esta serie. Estoy intentando no comprar más libros en papel porque no sé cómo voy a hacer para llevarlos a Buenos Aires, pero los de esta ilustradora/escritora/profesora/artista visual vale la pena tenerlos en versión impresa. Me pedí dos por internet: [eafl id=”21089″ name=”What it is” text=”‘What it is'”] y [eafl id=”21090″ name=”Syllabus” text=”‘Syllabus'”] apenas llegaron me sumergieron en su mundo de imágenes, preguntas y creatividad. En “What it is”, Lynda Barry explora preguntas como ¿Qué es una imagen? ¿Dónde están los recuerdos? ¿La energía creativa es contagiosa? ¿Qué es el pasado? ¿Dónde está ubicado? ¿Un sueño es ficción o autobiográfico? Y en “Syllabus” comparte ejercicios de sus clases y propone pautas para escribir y dibujar lo cotidiano. Para mí fue uno de los descubrimientos del año.

Más de Lynda Barry en su Tumblr
Dato: buscando webs de ventas de libros encontré [eafl id=”21091″ name=”Book Depository (general)” text=”Book Depository”] (tienen buenos precios y hacen envíos gratuitos a casi todo el mundo)

[hr]

#2 LIBRO: Especies de espacios de Georges Perec

especies-de-espacios-perec-georges

Y una foto del autor

Y una foto del autor

Soy de las que leen diez libros a la vez. No puedo ir de a uno. Cuando tres de los libros que estaba leyendo citaron al mismo autor y a su misma obra, lo tomé como una señal. De repente, todos me hablaban de “Especies de espacios” de Georges Perec, uno de los autores franceses más importantes del siglo 20, integrante del grupo Oulipo y con una obra basada en la experimentación literaria. El título me sonaba y ahí me di cuenta de que ya lo tenía: un lector me había regalado el ebook hacía más de un año y yo no lo había leído. Otra prueba de que son los libros los que no encuentran a nosotros.

En [eafl id=”21092″ name=”Especies de espacios” text=”‘Especies de espacios'”], Perec habla acerca de todos los espacios cotidianos en los que nos movemos, de micro a macro: la cama, la habitación, el departamento, las puertas, las escaleras, el edificio, la calle, el barrio, la ciudad y así hasta llegar al mundo. Desmenuza eso que consideramos demasiado normal para analizar y dice, por ejemplo: “De vez en cuando deberíamos preguntarnos dónde estamos”, “Me propuse realizar el inventario de todos los lugares donde he dormido”, “¿Cómo se conoce una ciudad?”, “En todos los sitios encontramos gente que lleve reloj, pero es muy raro encontrar gente que lleve brújula”, “Vivir es pasar de un espacio a otro haciendo lo posible para no golpearse”. Es un libro para leer y releer.

[hr]

#3 ILUSTRACIÓN: “Mapa del océano”, de Lewis Caroll

mapa-del-oceano
Esta ilustración es de Lewis Carroll. La encontré en “Especies de espacios” y a los pocos días la volví a ver en el blog de Keri Smith. Me encantó.

[hr]

#4 PELÍCULA: Cashback, de Sean Ellis

“The bad news is that time flies. The good news is that you are the pilot”.

Me gustan mucho las películas que juegan con la temporalidad. Esta me pareció muy original. Cuenta la historia de Ben, un estudiante de arte que se separa de su novia y empieza a tener insomnio. Como no puede dormir, se busca un trabajo nocturno en uno de esos minimarkets 24 hs. Ahí se da cuenta de que tiene el poder de detener el tiempo y de pasear por los momentos congelados.

Pueden verla en Amazon Prime.

[hr]

#5 SERIE: Flight of the Conchords

Esta serie fue una de las mejores cosas que me pasó en el 2014. Me la recomendó Bea, una lectora, y le estaré agradecida por siempre. Flight of the Conchords es el nombre de la banda de Bret y Jemaine, dos músicos de Nueva Zelanda que se mudan a Nueva York para probar suerte. Su manager es Murray, otro kiwi que trabaja en la embajada de Nueva Zelanda y no tiene idea de cómo manejar una banda. Un genio.

Por momentos es desopilante, por momentos absurda, tiene canciones que no van a poder dejar de cantar y algunas escenas que van a querer volver a ver veinte veces. Lo malo es que solo tiene dos temporadas y se ve demasiado rápido. Estoy esperando que pasen unos meses para olvidarme de los detalles y volver a verla.

Más info en IMDb

[hr]

#6 SERIE: Black Mirror

Otra serie, cortita también, aunque muy distinta a la anterior. Black Mirror es un unitario —es decir que los capítulos no tienen continuidad sino que son historias cerradas— que explora el lado oscuro de la tecnología en nuestras vidas. Está situada en un futuro no muy lejano y lo único que puedo decirles es que es excelente y perturbadora a la vez. Nos hace cuestionarnos situaciones como, por ejemplo, qué pasaría si toda nuestra vida quedara grabada y tuviésemos un control remoto para mirar el pasado, o qué pasaría si pudiésemos chatear con versiones virtuales de personas que murieron, o si la muerte formase parte de un reality show. Cada vez que veo un capítulo me queda dando vueltas en la cabeza durante días.

[hr]

#7 CHARLA TED: “El arte de pedir”, de Amanda Palmer

En esta charla, Amanda Palmer, música, cuenta cómo haber trabajado de estatua viviente le ayudó a conectar con la gente y le enseñó a pedir ayuda a sus fans. Decidió distribuir su música de manera gratuita en internet, pero pidió la ayuda de sus seguidores para poder hacer posible su proyecto. A través de una web de financiación colectiva, puso como meta juntar 100.000 dólares. 25.000 personas se sumaron y la ayudaron a recaudar más de un millón. En su charla habla acerca de Couchsurfing, crowdsourcing y otras maneras de dar y recibir ayuda.

[hr]

#8 BLOG: Keri Smith (ilustradora)

ksmith_superhero_sm

Ya recomendé sus libros en esta serie de posts y ahora les recomiendo su blog. Si bien todo lo que comparte me parece muy interesante, hay algunas joyas como por ejemplo el Kit de supervivencia artística, las 100 ideas (al final del post hay un pdf), las 10 maneras de infundirle tu personalidad a tu trabajo y los secretos del trabajo independiente.

Blog: kerismith.com

[hr]

#9 DIAGRAMA: Should I work for free? (¿Debería trabajar gratis?)

workforfree

Creo que todos en algún momento recibimos alguna propuesta de trabajo por la que no nos ofrecen plata a cambio pero sí otro tipo de remuneración. Y ahí entra de todo: “visibilidad”, “publicidad”, “aprendizaje”, “intercambio”, “oportunidad de crecimiento”. A veces el trueque es bueno, pero también hay gente que se quiere aprovechar. Con esto en mente, y para no tener que romperse la cabeza pensando si aceptar la oferta o no, la ilustradora Jessica Hische ideó y diseñó este diagrama: seguí las flechas para saber si te conviene hacer ese trabajo gratis o no. Una de las cosas más útiles que encontré este mes.

Fuente: shouldiworkforfree.com
Versión en español

[hr]

#10 ESCRITOR: Pedro Mairal

surubi

Pedro Mairal es un escritor argentino. Tuve la suerte de participar en uno de sus talleres de narrativa y fue un antes y un después, no solo por lo que aprendí sino por el grupo que se formó y porque Pedro me ayudó en algo que hace tiempo estoy tratando de agudizar: la percepción de la realidad. Sus textos son los de alguien que observa todos los detalles y hace todas las uniones posibles entre ellos. Les recomiendo:
– “El gran surubí”, una novela escrita en sonetos, se puede leer online en la web de Orsai
– “El equilibrio”, una recopilación de columnas que escribió para el diario Perfil (algunas están en su blog)
– “Una noche con Sabrina Love”, su primera novela
– Su blog (entren con tiempo y lean, por ejemplo, “Furia importada”, “Autorretrato a los 41” o cualquiera de las columnas de esta sección)

[hr]

Bonus #11: Todo lo que ustedes me mandan por correo

Estoy rodeada de las cosas lindas que me están mandando por correo.

Estoy rodeada de las cosas lindas que me están mandando por correo.

Ya recibí origami, hojas de otoño, cartas a mano, flores, cuadros, alfajores, pedacitos de Buenos Aires, postales, pulseras, llaveros y más. Estoy pegando todo en la pared de mi escritorio y le están dando mucho color e inspiración a mi cuarto. ¡Gracias!

Mapa subjetivo de Biarritz

The ordinary is extraordinary
(Lynda Barry)

 

I.

Escribí: esta va a ser la primera navidad que voy a pasar en invierno. Y enseguida me di cuenta de que no. Pero me gusta la frase y la voy a dejar. Esta va a ser la segunda navidad que voy a pasar en invierno: la primera fue hace tres años, cuando viajé a España y conocí a mi familia asturiana.

Juré que no iba a pasar otro invierno en Europa. Pero uno hace planes y ellos se deshacen solos. También juré que no iba a vivir en Francia y acá estoy.

L. y yo nos vamos a ir a Estrasburgo a pasar las fiestas con su familia. Otro road-trip juntos, esta vez sin cruzar fronteras.

—Las decoraciones de Navidad que hay allá son impresionantes, te va a encantar. Eso sí, va a hacer mucho frío.

—¿Va a nevar?

—No creo.

Sigue pendiente la Navidad con nieve, entonces.

Acá ya está todo decorado.

Acá ya está todo decorado.

biarritz-francia-22

biarritz-francia-27

biarritz-francia-26

Hasta en mi pileta es navidad

Hasta en mi pileta es navidad

biarritz-francia-25

biarritz-francia-46

II.

Mi hábitat: la casa-cueva.

Vivo en una casa que está a menos de dos cuadras del mar. No salgo mucho. Hace frío, llueve bastante y estoy en período de reclusión creativa. Lo de que soy cíclica lo descubrí hace un tiempo. Antes me parecía mal frenar en medio de un viaje, me daba vergüenza, me sentía menos viajera. Ahora sé que es necesario: para mí, al menos, es necesario.

Desde que frené recuperé la felicidad y la inspiración. Es casi una paradoja. Tuve que irme de viaje triste para poder frenar después de un año y volver a estar contenta. Pero si me hubiese quedado quieta en Buenos Aires no hubiese sido lo mismo: necesitaba el proceso.

Estoy rodeada de las cosas lindas que me están mandando por correo.

Estoy rodeada de las cosas lindas que me están mandando por correo.

Me mandaron flores con olor y todo!

Me mandaron flores con olor y todo!

Estoy abusando del buzón y comprando libros por internet. Que alguien me frene porque no sé cómo voy a hacer para volver a Argentina con tanto peso.

Estoy abusando del buzón y comprando libros por internet. Que alguien me frene porque no sé cómo voy a hacer para volver a Argentina con tanto peso.

Me rodeo de cosas que me inspiran. Como los libros de Keri Smith.

Me rodeo de cosas que me inspiran. Como los libros de Keri Smith.

Y los textos de Austin Kleon (fuente: austinkleon.com)

Y los textos de Austin Kleon (fuente: austinkleon.com)

Y miro series que me gustan. (Gracias Bea por recomendarme The Flight of the Conchords, estos chicos son mis nuevos ídolos)

Y miro series que me gustan. (Gracias Bea por recomendarme The Flight of the Conchords, estos chicos son mis nuevos ídolos. Pronto lo recomendaré en mi serie de cosas que me inspiran.)

III.

Cada vez que salgo a caminar por Biarritz tengo los mismos pensamientos:

1. No puedo creer lo lindo que es este lugar.

2. ¿De dónde salió esta arquitectura?

3. No me quiero ir. Sé que en algún momento me voy a ir, pero no me quiero ir.

4. Es la primera vez que me quedo tanto tiempo en un lugar.

5. No sé si voy a volver de visita cuando ya no viva acá, este lugar va a quedar tan lleno de recuerdos que me van a dar ganas de llorar.

Magia pura.

Magia pura.

Al menos, esto es magia para mí.

Al menos, esto es magia para mí.

Hay batiseñales.

Hay batiseñales.

Carteles que dicen la verdad.

Carteles con sentimientos.

Pisos psicodélicos.

Pisos psicodélicos.

Casas que me encantan.

Casas que me encantan.

Mi preferida es esta.

Mi preferida es esta.

Decidí empezar a sacar fotos de los lugares y situaciones normales. Este es un negocio que está frente al correo.

Decidí empezar a sacar fotos de los lugares y situaciones normales. Este es un negocio que está frente al correo.

Un espacio en reparación, frente al mercado.

Un espacio en reparación, frente al mercado.

La librería-papelería en la que compro cosas.

La librería-papelería en la que compro sobres, papel y cosas.

Esta casa está justo enfrente del correo.

Esta casa está justo enfrente del correo.

A veces hago la misma ruta y a veces me pierdo. Siempre encuentro cosas en la calle, como por ejemplo:

– Una llave de auto

– Un espejo retrovisor roto

– Un espejo entero, apoyado contra un auto

– Un auto antiguo

– Una casa que me encanta

– Gatos

– Una tarjeta con la dirección de un coiffeur

– Un guante azul

– Un zapato de bebé

– Paraguas

– Un oso de peluche

Una de mis partes preferidas de la ciudad está acá nomás: es un laberinto de calles angostas y casas de colores. Cuando camino por ahí siento que estoy en un lugar que no existe en la vida real.

Encontré un auto con hojitas de otoño.

Encontré un auto con hojitas de otoño.

Detalles del mismo auto.

Detalles del mismo auto.

Banderín.

Banderín.

Un oso encerrado

Un oso encerrado

Un viajero a pie

Un viajero a pie

Fachadas

Fachadas

Gente en el mar

Gente en el mar

Gatos.

Gatos.

Más gatos.

Más gatos.

Mensajes

Mensajes

Cielos

Cielos

Plantas.

Plantas.

Olas.

Olas.

Barcos.

Barcos.

Surfers que se animan con el frío.

Surfers que se animan con el frío.

Y un invierno inminente.

Y un invierno inminente.

Y más cosas que dibujé acá (este es un ejercicio del libro "Acaba este libro" de Keri Smith)

Y más cosas que dibujé acá (este es un ejercicio del libro “Acaba este libro” de Keri Smith)

IV.

La gente se pregunta (me pregunta) qué hago todos los días en Biarritz, cómo es mi rutina. Creo que se imaginan de todo. Muchos piensan que estoy en París, porque asocian Francia con la capital, y yo estoy casi a diez horas, en el límite con España.

Deberían preguntarme qué hago todos los días en mi casa-cueva, porque mi hábitat ahora es este. Mi rutina acá no es de viajes sino de escritura. Estoy escribiendo otro libro, les digo. Estoy intentando escribir otro libro. Estoy metida en la cueva. Estoy con L. Estoy bien.

Y si tuviese que describir un día cualquiera, o una mezcla de días cualquieras, diría que las cosas que me pasan acá son más o menos así:

Me despierto,
a veces con la alarma,
a veces con la luz del sol,
a veces con la luz del ipad de L.
Estaba soñando, le digo.
Soñaba que para hacer cambios en el php teníamos que bailar y actuar una escena,
soñaba que cruzaba a España para ir a una verdulería muy incómoda, con un montón de escaleras caracol,
soñaba que teníamos vacas en el jardín
y que yo estaba en la proa de una lancha y casi salgo volando.
Leo un rato en la cama,
miro videos,
hago una lista en mi cuaderno,
o me doy vuelta,
me acurruco y sigo durmiendo.
Pero en general no quiero que eso pase,
no me gusta dormir tanto,
después no funciono bien.
Me levanto,
abro la ventana,
si hay sol, digo: hay sol,
si llueve, digo: llueve.
Pongo el agua para el té
y lo tomo sin azúcar
y frío,
yo el té lo tomo siempre frío.
Me preparo tres tostadas,
con mermelada de durazno y queso,
y las como en la cocina.
Después llevo la taza al escritorio y me siento:
tengo que escribir.
Primero voy a responder mails,
tengo varios pendientes,
también chequeo si tengo mensajes en facebook,
retuits en twitter,
likes en Instagram.
Leo los diarios, a ver qué pasa en el mundo,
reviso el buzón,
me fijo si la ropa se secó,
miro por la ventana.
Tengo que escribir,
pero se hizo medio tarde, tengo hambre, ¿vos tenés hambre?
Voy a preparar una tarta.
Mientras se cocinan los puerros, limpio.
“Es día de escritura, por eso la casa está tan limpia”, me dijo G.
Ella también escribe, ella me entiende.
Así que paso la escoba,
saco la basura,
lavo los platos,
ordeno.
Abro la heladera:
qué sucios que están los estantes,
esos cajones están llenos de migas,
eso está vencido.
Limpio la heladera,
la limpio a fondo,
saco todo, paso el trapo, vuelvo a guardar las cosas.
Ahora sí:
tengo que escribir.
Pero primero hay que comer.
Estoy por meter la tarta en el horno y se me cae,
se me caen los puerros sobre la puerta del horno y quiero llorar.
Rescato lo que no tocó el piso,
vuelvo a armarla,
la meto en el horno con cuidado.
La tarta caída pasa a formar parte de mi lista de accidentes domésticos, junto con:
la tortilla que se me cayó sobre el fuego cuando la di vuelta,
el arroz del sushi que cociné mal y se desarmó,
el huevo poché que derribé sobre la mesa,
el papel vegetal que se me quemó con la hornalla,
el medio kilo de azúcar que se me cayó adentro del café.
Comemos.
Tengo que escribir.
Vuelvo a revisar el buzón, por si pasó el cartero.
No hay nada.
Salió el sol,
no puedo estar encerrada,
mudo mi escritorio al jardín.
Llevo mis cuadernos y mis libros de escritura creativa
y me siento con las piernas cruzadas sobre la silla.
Miro la casa de enfrente, sus líneas rectas y diagonales.
“Uno mira las cosas bien cuando las dibuja”.
Dibujo, entonces.
Copio las líneas de la casa en lápiz,
no tengo goma así que no puedo borrar.
Más tarde le muestro el dibujo por skype a mi mamá, que es arquitecta, y se pone orgullosa de ese dibujo tan malo.
Tengo que escribir,
pero me duele la espalda: mejor voy a la pileta.
Nadar y escribir son las dos actividades que mejor me hacen sentir y que más me cuesta empezar.
Nado una hora y me lleno de ideas.
No me las quiero olvidar, así que mientras vuelvo caminando a casa se las cuento al grabador del teléfono.
Paso por el supermercado,
entro,
siempre hace falta algo.
Compro chocolate.
Compro más pan.
Compro verduras.
Compro croissants, a veces.
La pileta me da hambre.
Cuando salgo, los dos hombres que están sentados en la vereda me saludan,
como todos los días:
bonjour mademoiselle !
Bonshur,
les digo,
con mi acento tan argentino.
Vuelvo a casa,
lo abrazo a L.,
nos tomamos un café.
Me llegan noticias por whatsapp:
nació S.,
murió S.,
V. volvió a Buenos Aires,
O. ya tiene celular,
A. se está por casar.
Tengo que escribir.
Pero estoy tan cansada,
la natación me agotó,
mejor me meto en la cama y sigo desde ahí.
Mudo mi escritorio al colchón,
respondo mails, reviso facebook, miro twitter, leo los diarios.
Se me ocurre una idea para el libro,
la anoto en mi cuaderno, prefiero desarrollarla a mano.
Pienso en que quiero volver a tener el pelo corto,
la pileta me lo está destruyendo.
Se me pega una canción,
tengo que mirar el videoclip.
Afuera llueve,
hay viento,
ya es de noche.
El cuarto es como una estufa,
el aire está pesado, calentito.
Tengo que escribir.
Se nos pasó la hora de cenar,
qué tarde que es.
Comamos una pizza.
¿Querés ver una peli?
Dale, a esta hora ya no me da la cabeza para escribir.
Y empieza la pelea por la película,
que al final ni importa porque yo me voy a quedar dormida igual,
a menos que sea Star Trek,
The Lost Room,
o alguna de esas que juegan con la temporalidad.
Antes de apagar la luz agarro unos de mis journals,
que tiene una pregunta por día,
como cuál sería tu trabajo ideal del día o qué comiste esta semana
y la respondo.
Y después me quedo dormida,
y tengo un sueño lúcido con un caballo que entiende lo que le digo
y con un cuarto lleno de heladeras.
Y sé que aunque hoy no escribí nada,
estuve escribiendo todo el día.

Mi vida en Biarritz.

Mi vida en Biarritz.

El lugar que me cura.

El lugar que me cura.

Y más palabras sabias de Austin Kleon.

Y más palabras sabias de Austin Kleon.

* Todas las fotos de este post las saqué con el teléfono. Hay más en mi Instagram.

Cosas que me inspiran (2): creatividad y otras cuestiones

[box type=”star”][wc_fa icon=”slack” margin_left=”” margin_right=””][/wc_fa] Una dosis quincenal de videos, libros, charlas, películas, series, citas, personas y otras cosas que me inspiran. Puede que ya las conozcan, puede que no todas les gusten, pero tal vez encuentren una y digan “ajá! esto me cae en el momento justo”. Es la idea.[/box]

[highlight]1. #CREATIVIDAD: Los libros de Keri Smith[/highlight]

keri-smith

La descubrí en alguna librería de España. El primer libro que vi de ella fue “Destroza este diario” y me llamó la atención. Me gustan mucho los libros que se pueden intervenir, que proponen juegos para nosotros, los lectores, y que hacen que cada copia sea única. Keri Smith, la autora, es una artista e ilustradora canadiense, y todos sus libros tienen algo en común: buscan fomentar la creatividad. Hace unas semanas, en un viaje híper-relámpago por Madrid, pasé por dos de mis librerías preferidas y me encontré con la colección completa. Los miré y pensé no puedo, los quiero todos, ma’sí, ahora que estoy viviendo en un lugar puedo tener libros, cuando los termine los mando por correo. Y me autorregalé estos tres. “Cómo ser un explorador del mundo” propone un montón de experiencias para cambiar la mirada: buscar texturas en la calle, hacer un mapa de sonidos, coleccionar objetos y experiencias, crear ecosistemas. “The pocket scavenger” invita a tomarse la vida como una búsqueda del tesoro y propone encontrar 72 cosas y documentarlas, entre ellas hojas de árboles, papeles escritos, nueve círculos, una pieza de rompecabezas y algo que tenga un agujero. Y “Acaba este libro” nos pide que seamos detectives y llevemos adelante distintas pruebas para poder terminar de escribir ese libro. Más que recomendados.

Web: kerismith.com

[hr]

[highlight]2. #FOTOGRAFÍA: Mitchell Kanashkevich[/highlight]

Fotografía: Mitchell

Fotografía: Mitchell Kanashkevich

Descubrí su trabajo en la web Digital Photography School (que también recomiendo, está repleta de información y tutoriales de fotografía) y me enamoré de sus imágenes. Mitchell Kanashkevich es fotógrafo de viajes y se dedica a documentar la vida de la gente en Asia y Europa del Este. Saca las fotos que a mí me encantaría poder sacar algún día. No les voy a decir más, entren a ver su web. Tiene, además, muy buenos ebooks de teoría y práctica de fotografía.

Web: mitchellkphotos.com

[hr]

[highlight]3. #MÚSICA: Zaz – Je veux[/highlight]

Zaz es una cantante y compositora francesa que mezcla estilos como el jazz, el soul y la acústica. Es conocida por este tema, “Je veux”. Yo lo escucho y me da escalofríos. Lo comparto con subtítulos en español para que puedan leer la lindísima letra que tiene. Y van a ver que no se lo van a poder sacar de la cabeza por varios días.

Quiero amor, diversión, buen humor
no es tu dinero lo que me hará feliz
quiero morir con la mano en el corazón
Vamos, juntos, descubramos mi libertad
olvidemos entonces todos tus prejuicios
bienvenidos a mi realidad

(y en francés suena mucho mejor)

Web: zazofficial.com

[hr]

[highlight]4. #PROYECTO ARTÍSTICO: Pequeños grandes mundos [/highlight]

pequeñosgrandesmundos

Foto: Pequeños Grandes Mundos

Me acuerdo cuando Iván me contó su proyecto: “Me voy de viaje durante casi dos años para dibujar con todos los chicos que me cruce en el camino”. Era una idea simple, sólida y enorme. Me encantó. Hoy, Iván Kerner, ilustrador argentino, está en México llevando adelante su proyecto “Pequeños grandes mundos”. Ya dibujó con chicos de Argentina, Bolivia, Perú, Colombia, Cuba, entre otros países. Y todavía lo esperan Asia, África y Europa. Él es una muestra de que se puede viajar haciendo grandes cosas y que todo, por más enorme que sea, empieza con una idea. Y para lograrlo hay que animarse y trabajar. Nada más.

Web: pequeniosgrandesmundos.org (y miren el video que subió a su Facebook)

[hr]

[highlight]5. #CHARLA TED: “La escuela mata la creatividad”, de Ken Robinson: [/highlight]

Es la charla TED más vista de la historia y seguramente la conocen, pero véanla otra vez, véanla una vez por mes, compártanla con sus amigos, proyéctenla en colegios, muéstrensela a profesores y maestros, muéstrensela a sus hijos y a sus papás y a sus abuelos y a sus hermanos y a cualquier ser humano por el que sientan cariño.

Además de ser un excelente orador, Ken Robinson es uno de los educadores más importantes de la actualidad. En esta charla expone cómo el sistema educativo actual aplaca nuestra creatividad, no nos enseña a equivocarnos, no nos incentiva a usar nuestros talentos y no nos prepara para un mundo que está en cambio y evolución constante. Véanla: es una orden.

Más charlas: ted.com

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google