¿Puedo dormir en tu sofá?
(o Todo lo que querías saber acerca de Couchsurfing)

Mi primera experiencia con Couchsurfing fue tragicómica.

Llegué a Penang, ciudad de Malasia donde iba a hacer Couchsurfing por primera vez en mi vida, de noche, con lluvia, sin crédito en el celular, sin efectivo y sin poder sacar plata del cajero quién sabe por qué. Como si fuera poco, el número de teléfono de mi host, la mujer china-malaya que iba a alojarme en su casa, era inexistente y no tenía manera de comunicarme con ella. Sin un plan B, esa noche pensé que iba a dormir en la calle… pero todo se resolvió de la manera más increible, gracias a una familia indonesia que me ayudó (pueden leer la historia completa acá).

Algunos estarán pensando, ¿ibas a hacer couch-qué?

Paso a contarles.

Existe el preconcepto de que viajar es “carísimo”. Sí, para quienes se alojan en hoteles de tres estrellas para arriba, el presupuesto diario será altísimo y el contacto con la cultura local, bastante más acotado. ¿Nunca pensaron “Qué bueno sería tener conocidos en todas partes del mundo, para pedirles que me hagan un lugarcito en el sillón del living y/o me lleven a conocer los mejores rincones de su ciudad”? He aquí Couchsurfing.

“Couchsurfing” significa, literalmente, “surfear en el sofá”. Esto puede sonar medio raro en castellano, así que les traduzco. Couchsurfing (de ahora en más, CS) es una comunidad de hospitalidad global con más de 2.5 millones de usuarios en 245 países y territorios del mundo. Cada miembro está registrado en el sitio web de CS, tiene un perfil propio con fotos e información y está dispuesto a:

a) alojar a uno o más viajeros en su casa por unos días (en caso de ser el host o anfitrión) o quedarse en la casa de una persona/familia local (en caso de ser el guest o huésped)
b) salir a tomar un café/comer/recorrer la ciudad con el extranjero, o
c) reunirse periódicamente con la comunidad de couchsurfers de su área

En CS no hay ni debe haber dinero de por medio, pero esto no significa que deba ser entendido como “un hotel gratis”. CS fue creado para fomentar el encuentro cultural y mejorar el entendimiento mundial: quedarse en la casa de una persona local no significa “dormir gratis”, sino que significa conocer la cultura desde adentro, ver cómo se vive en otros lugares del mundo y poder entrar en contacto con la gente local sin intermediarios ni intereses económicos.

CS suscita muchas preguntas más que lógicas y entendibles que paso a responder.

[singlepic id=2371 w=800] Got couch? (¿Tenés sofá?), la remera de uno de los miembros de la comunidad CS en Malasia

¿Qué requisitos tengo que cumplir para ser miembro?

CS no pide ningún requisito en especial para formar parte de la comunidad, pero todos los miembros comparten un interés común: las ganas de entrar en contacto con personas de otras culturas (especialmente viajeros), ya sea dándoles un espacio donde dormir o reuniéndose con ellos en algún punto de la ciudad. No es necesario tener una casa enorme ni habitaciones de lujo, en CS no importa si se duerme sobre un sillón, en una colchoneta, en una bolsa de dormir en el piso o con la carpa en el jardín. Tampoco es obligatorio alojar a nadie; cada miembro especificará en su perfil si tiene un couch (“sillón” o lugar donde dormir) para ofrecer o si simplemente quiere reunirse a tomar un café o pasear por la ciudad.

¿Después de registrarme qué hago?

Una vez que uno se hace miembro, es necesario crearse un perfil personal que sea lo más completo posible: hay que hablar de uno mismo, contar a qué se dedica, cuál es su misión en esta vida, a qué lugares viajó, a dónde quiere viajar, a dónde tiene planeado viajar, cuáles son sus gustos e intereses, qué experiencias tuvo con CS. Y, sí o sí, poner una o más fotos de perfil (nadie quiere quedarse en la casa del hombre invisible).

Cuando viajo a otra ciudad, ¿cómo me contacto con alguien que pueda alojarme?

La web de CS tiene una sección de búsqueda de couch por ciudad, pueblo y país. Supongamos que vamos a viajar a Cusco (Perú) y queremos que alguien nos aloje en su casa para conocer la cultura local desde otra perspectiva. Entramos a la sección de búsqueda llamada “Couchsearch”, seleccionamos Sudamérica > Perú > Cusco de la lista y en la página siguiente aparecerá el listado de perfiles de toooodos los que ofrecen un lugarcito en su casa. Es posible refinar la búsqueda especificando si se busca espacio para una o más personas, o si se quiere que el anfitrión tenga determinada edad, sea un usuario verificado, sea un “embajador” (algo así como el “representante” de la ciudad en la comunidad), entre otras opciones. Hay ciudades donde habrá cientos de perfiles disponibles y otras donde tal vez tres sean demasiado.

Una vez que tengo la lista de perfiles, ¿cómo elijo a un host (anfitrión)?

Lo más recomendable es tener más de una opción de anfitrión y mandarles la solicitud con por lo menos una semana de anticipación, para darles tiempo de organizarse. ¿Cómo elegir anfitrión? Esto depende de varios factores, entre ellos el feeling y la intuición. Lo mejor es abrir los perfiles que nos llaman la atención (ya sea por la foto, por la “misión” de la persona, por el breve resumen de sí mismo) y leerlos por completo. Si uno siente que los intereses o la personalidad de la persona coinciden con los propios, entonces el siguiente paso será mandarles un mensaje personalizado presentándose, especificando la fecha de viaje y los planes en la ciudad del host. No vale hacer copy-paste y mandar 30 solicitudes a 30 personas como si se estuviese mandando una reserva de hotel. ¿Por qué? Porque el copy-paste (al estilo “hola! viajo a cusco del 10 al 15 de abril, ¿tenés lugar para mí? saludos!”) es tan evidente que juega en contra y hace mucho más difícil conseguir una respuesta positiva. Nadie quiere ser tratado como un hostel. Una vez enviados los mensajes, no queda más que esperar la respuesta del host; si es positiva, enviará también la dirección y las indicaciones de cómo llegar a su casa; si es negativa, a seguir buscando.

¿Es obligatorio llevarle un regalo a mi host?

No, no es obligatorio, pero un gesto de agradecimiento siempre es recomendable. Si alguien es tan generoso como para permitirnos dormir en su casa, no cuesta nada llevarle un chocolate, un vino, un libro, un imán para la heladera, un dibujo, un cd con música de nuestro país… lo que se les ocurra. Conocí varios host que tienen la heladera repleta de imanes y postales de todas partes del mundo. Si tienen un presupuesto muy acotado, entonces pueden agradecerles con algún gesto como ayudar con algo de la casa (lavar los platos por ejemplo) o cocinar alguna comida típica.

¿Es seguro dejar que un extraño duerma en mi casa? o ¿Es seguro dormir en la casa de alguien que no conozco?

Para eso existe el sistema de referencias en CS. Después de ser alojado, de alojar o de encontrarse con otro couchsurfer, es casi obligatorio dejarse una referencia mutua diciendo si la experiencia fue “positiva”, “neutral” o “negativa” y una breve descripción de la estadía y de la persona. Todas las referencias aparecen en los perfiles de los usuarios y cuantas más referencias positivas, más confiable es la persona a los ojos de la comunidad de couchsurfers.

También existen los vouch: si considero que una persona de CS es muy confiable, le doy mi vouch para demostrar que confío plenamente en él o ella. Cuantos más vouch tiene la persona, más confiable será para toda la comunidad.

Hay algunos casos de experiencias negativas, pero son muchísimas más las positivas. Sino Couchsurfing no seguiría existiendo y creciendo día a día.

¿Qué pasa si mi host “desaparece” el día que debía alojarme?

Puede pasar que el host tenga un problema y nos diga a último momento que no puede alojarnos. A mí me pasó la primera vez que viajé a Kuala Lumpur: la chica que me iba a alojar tuvo que ser internada por una operación de emergencia y, obviamente, me canceló. Por suerte tenía un backup plan, otra persona con quien ya había hablado y que accedió a alojarme a último minuto. Todas las grandes ciudades tienen un grupo llamado “Last Minute Couch” (sofá de último minuto) donde se puede postear un mensaje pidiendo “alojamiento de emergencia”, aunque tal vez no siempre se consiga una respuesta positiva. Recomiendo tener el número de teléfono y dirección de algún hostel en la zona para dormir ahí si todo falla.

¿Qué pasa si mi huésped jamás aparece en mi casa el día que yo lo estaba esperando?

Si el que no aparece es el huésped, cada cual decidirá qué hacer. Hay gente que advierte en su perfil de antemano: “Si no venís a mi casa el día que habíamos quedado y no llamás ni das ningún tipo de explicación, te pondré una referencia negativa”. Yo todavía no fui anfitriona, siempre fui huesped, pero entiendo lo frustrante que debe ser para alguien estar esperando en su casa a una persona que nunca aparece. Si el huesped da una explicación, entonces supongo que la situación no será tan trágica, pero si el couchsurfer no aparece, habrá que decidir si olvidarse de la situación o dejar una referencia neutral o negativa.

Una vez que vuelvo a mi país, ¿estoy obligado a alojar para devolver el favor?

No, no es obligatorio alojar a nadie ni tampoco es obligatorio alojar a quien nos alojó en su país (en el caso de que viaje a nuestra ciudad). Sin embargo, CS es una comunidad de hospitalidad con la filosofía de “pasar el favor hacia adelante”. Lo más probable es que no volvamos a ver a nuestros host (es raro, por ejemplo, que una familia indonesia viaje a Argentina de vacaciones), entonces no será posible “devolverles” a ellos lo que hicieron por nosotros, pero si seguimos participando en CS tenemos la posibilidad de pasar el favor y, por ejemplo, encontrarnos con algún viajero para tomar un café o llevarlo a recorrer la ciudad (y más adelante, ese viajero devolverá el favor alojando a otra persona en su casa, y esa otra persona tal vez alojará a otra y así sucesivamente…). En CS todo lo que va, vuelve multiplicado.

Y si todavía son escépticos, les cuento que Buenos Aires tiene una de las comunidades más grandes y más activas de couchsurfers del mundo.

[singlepic id=2369 w=800] Y Malasia también tiene una comunidad enorme y muy activa.

***

Cosas lindas que me pasaron haciendo couchsurfing:

– el couchsurfer que me alojó en Jakarta (Indonesia) me fue a buscar al aeropuerto y me hizo sentirme menos perdida en un país nuevo. Me alojó con su familia, la madre no hablaba inglés pero estaba feliz de tener huéspedes extranjeros.

[singlepic id=2367 w=800]

Gracias a él conocí a todos estos chicos, sus vecinos, que posaron divertidísimos para mis fotos durante horas

[singlepic id=2370 w=800]

– Ella fue mi anfitriona en Penang (con quien no me pude comunicar la noche que llegué pero sí al día siguiente), una mujer china-malaya que me llevó de paseo por todos lados.

[singlepic id=2372 w=800]

– En Penang me invitaron al festival de los Sijs, una de las minorías indias de Malasia (si no formara parte de CS, tal vez nunca me hubiese enterado). Ahí conocí a un montón de viajeros, entre ellos a una banda de música llamada Love Bus que también andaba viajando por Asia.

[singlepic id=2384 w=800]

– En mi primer día “oficial” como couchsurfer en Malasia, un chico local nos llevó a mi y a un amigo mexicano al barrio musulmán de Penang. Caímos en una celebración “de barrio” donde nos invitaron a probar la gastronomía malaya y nos recibieron con alegría.

[singlepic id=2388 w=800]

– Un couchsurfer chino-malayo me llevó a una aldea de pescadores chinos donde me senté a charlar con la gente, tomé el té y caminé por un lugar que los turistas ni saben que existe.

[singlepic id=2379 w=800]

– Gracias a la comunidad de CS, fui invitada a las celebraciones por el año nuevo Chino en Malasia y pude ver shows que no estaban abiertos al público en general.

[singlepic id=2385 w=800]

– En Jepara (Indonesia), una pareja me recibió en su casa después de haber viajado toda la noche en colectivo, con té frío y todo tipo de snacks indonesios.

[singlepic id=2374 w=800]

[singlepic id=2368 w=800]

– Gracias al couchsurfer que me alojó en Jakarta, me enteré acerca de un viaje para mochileros indonesios a las islas Karimunjawa. Fui la única extranjera entre 30 indonesios y fueron los mejores cuatro días de mi viaje (¿por qué será…?).

[singlepic id=2383 w=800]

– Mi primera mañana en Vietnam viajé por el caos matutino de Saigón en moto con Kristine, mi host vietnamita. Esa misma noche, me llevó a comer a los restaurantes locales y a probar el famoso ca phe (el café de Vietnam)

[singlepic id=2376 w=800]

[singlepic id=2377 w=800]

– En Singapur me invitaron a una reunión en la terraza de uno de los edificios más altos desde donde pude ver el imponente skyline de aquel pequeño y ordenado país.

[singlepic id=2381 w=800]

[singlepic id=2380 w=800]

– En Singapur me quedé con Kuni, un japonés que ya alojó a más de 700 personas en su casa (y jamás le faltó absolutamente nada ni tuvo ninguna experiencia negativa). Y festejé mi primer año en Asia en su casa con una gran sorpresa: una cena de couchsurfers latinoamericanos. Dos mexicanos, un boliviano, un peruano, un brasilero, un colombiano, dos singapurenses, Kuni y yo cenamos cebiche, lomo saltado, empanadas, pisco sour y vino tinto en pleno Sudeste Asiático.

[singlepic id=2386 w=800]

Y como si fuera poco, en este año que llevo de couchsurfer me invitaron a fiestas (como la del semáforo en Kuala Lumpur), a recitales de jazz (como uno en Yogyakarta), a conciertos sinfónicos (en Penang), a cenas (en todos lados). Conocí lo que deben ser todos los mercados matutinos y nocturnos del Sudeste Asiático, probé comidas que ni sabía que existían, viví con familias locales con las cuales me comuniqué por señas, dormí en sillones, en colchonetas en el piso, en camas, en colchones… Y jamás tuve una experiencia que no haya sido positiva. CS me demostró que la hospitalidad humana es más fuerte que las “diferencias” o la “maldad” que nos quieren hacer creer que abunda en las culturas distintas a las nuestras.

[singlepic id=2373 w=800]

***

¿Tienen más dudas acerca de CS? ¡Pregunten!

y para hacerse miembros: www.couchsurfing.org

***

[box] Este post pertenece a la sección FAQs o “Preguntas Frecuentes”. Estas son algunas de las preguntas que me hacen siempre y que tal vez vos también querías hacerme:

“¿Cómo hago para dejar todo e irme de viaje por el mundo?”

“¿Cómo empezaste? ¿Cómo trabajás? ¿Cómo te financiás?” (3 en 1)

“¿Es peligroso viajar sola?”

“Quiero viajar pero no sé cómo empezar”

“¿Qué llevás en tu mochila?”

“¿Me recomendás viajar con seguro médico?”

“¿Cómo hago para comprar vuelos baratos por internet?”

“¿Qué es Couchsurfing y cómo funciona?”

“Mitos y verdades acerca de viajar como mochilero”

20 respuestas (a una entrevista hecha por ustedes) [/box]

Viajar a China: sobre la Gran Muralla de Fuego, QQ, precios y demases

1. Sobre la Gran Muralla de Fuego

No hace falta que explique qué es la Gran Muralla China, ¿no? (En inglés conocida como The Great Wall). Es mundialmente archifamosa.

¿Pero sabían acerca de la Gran Muralla de Fuego de China? (En inglés conocida como The Great Firewall)

Desde que llegué a China, recibí muchísimas veces la misma pregunta: Do you have QQ? ¡¿Si tengo qué qué?! ¿Se acuerdan del ICQ? Bueno el QQ nació en 1998 en Shenzhen (China) como un programa de chat y hoy en día es la comunidad social con mayor cantidad de usuarios del mundo: tiene más de 630 millones. QQ es un programa de chat, email y un perfil online: es algo así como tener MSN, gmail/hotmail/yahoo y facebook todo en uno, con el mismo número de usuario. Es muy común escuchar los ruiditos del QQ (similar a los del viejo ICQ) en la calle, en los negocios, en los colectivos (lo usan en el celular y todo). Al parecer, cada día, hay 100 millones de usuarios online a la misma vez.

A qué viene esto, a que la mayoría de las páginas que nosotros, en el otro lado del mundo, consideramos “indispensables”, acá en China están bloqueadas por el gobierno (por ende el nombre Great Fire Wall). Facebook, Twitter, blogspot, wordpress, youtube, IMDB, linkedin, Flickr, wikileaks, ONGs como Amnesty International, algunos medios internacionales, algunos artículos de Wikipedia. Y parece que Google está en lista de espera. Pero los chinos tienen páginas alternativas para todo, como el famoso QQ y el buscador “Baidu”, y  varios sitios bloqueados se pueden acceder mediante proxies o programas especiales, aunque el gobierno también los está bloqueando de a poco.

Esta es la parte de China que me complica un poco la vida.

Ah, y cada vez que me preguntan si tengo QQ digo no, “I have Facebook”, y me miran: Facewhat?


Este pingüinito es el símbolo de QQ y está hasta bordado en las medias.

2. Sobre precios y trenes

Hoy me di cuenta de que ya pasaron tres semanas de mi estadía en China y todavía no hablé de precios para aquellos que estén planeando viajar a China de manera independiente. No es fácil dar un panorama general ya que China es tan inmenso, hay tantas ciudades, pueblos, aldeas, hoteles, hostels, alojamientos, restaurantes, puestitos de comida que es imposible decir “en China vas a gastar esto”. Pero intentaré darles una idea.

El transporte

Lo que más caro me resulta hasta ahora (siempre hablando en comparación con el Sudeste Asiático) es el precio de los transportes de larga distancia (trenes y colectivos). Esto debe ser también porque las distancias a cubrir son enormes. Mínimo por viaje: 8 horas.

El yuan (o RMB), moneda china, está 6.5 a 1 con el dólar.

Todos los colectivos de larga distancia que me tomé hasta ahora me costaron, en promedio, 100 yuans  (+/- 20 yuans) (algo así como 15 dólares por viajes de 8 horas, aproximadamente 2 dólares por cada hora de viaje).

Una de las mejores maneras de transportarse de una ciudad/provincia a otra es tomarse el tren. Hay muchísimas lineas, tienen horarios fijos, hasta ahora siempre salieron puntuales y llegaron incluso antes de tiempo. Dentro del tren hay varias clases: asientos, cama hard-sleeper, cama soft-sleeper. Para los viajes nocturnos me fui en el hard sleeper: la cama es cómoda, el colchón es duro pero soportable y se puede elegir entre lower berth (la cama de abajo, la más cara porque tiene más espacio hacia arriba), middle berth (la cama del medio, un poquito más barata y con menos espacio) y upper berth (la cama de arriba en la que vas cara a cara con el techo del vagón). Tuve la suerte (?) de viajar en la de arriba de todo porque el resto estaba agotado. Creo que lo más gracioso para los pasajeros chinos debe ser verme intentando escalar con mis mochilas hacia la cama superior.

Esta foto la saqué con el celular desde arriba de mi cama en el tren. No me daba el ángulo para sacar algo mejor

Un viaje de 9 horas, de Lijiang a Kunming, en el hard sleeper upper berth me costó 142 yuan (21 dólares: 2.33 dólares por hora).

El viaje que me toca esta noche, de Kunming a Kaili (en otra provincia) me costó 195 yuan (30 dólares por 13 horas de viaje: otra vez, 2.3 por hora).

El transporte público, en cambio, me resulta barato. En las ciudades más grandes, un viaje en colectivo a cualquier parte de la ciudad cuesta entre 1 y 2 yuans (entre 15 y 30 centavos de dólar por boleto). Los colectivos no tienen “cobrador” ni máquina para las monedas: muchos usan una tarjeta magnética recargable y los que pagan en efectivo deben poner el cambio exacto en una cajita, ya que no se da vuelto.

También existen las combis que van hacia sectores en las afueras donde los colectivos no llegan, generalmente a las aldeas vecinas. Estos son un poco más caros y pueden costar entre 5 y 15 yuans (desde 80 centavos de dólar hasta 2.20) por persona por trayectos de 15-30 minutos.

Alquilar una bicicleta, por lo que vi, está entre 20 y 40 yuans por día (entre 3 y 6 dólares). Allá en el Sudeste Asiático quedó la gloriosa bicicleta a un dólar el día.

Una buena opción para moverse de una provincia a otra: tomar los vuelos internos. Hay muchas ofertas y los precios empiezan en 200 yuans + impuestos (30 dólares + impuestos).

El alojamiento

Lo voy a decir. China tiene los hostels más lindos, limpios y cuidados que vi hasta ahora. Y en las ciudades turísticas o en las capitales provinciales, hay bastante competencia. Una cama en un dormitorio compartido con 4-8 personas está entre 25 y 35 yuans (3.80 a 5.30 dólares) y en general todos los hostels tienen wi-fi, lavandería, información turística, alquiler de bicis (y algunos hasta restaurante).

En las ciudades donde hay más turismo interno que internacional, no hay hostels y los hoteles más baratos empiezan en 60 yuans por habitación simple con baño (9 dólares).

Desde acá les escribo… el hostel en Kunming

La comida

Acá sí que es muy difícil dar números. Cuando termine mi viaje por China quiero hacer un especial de “Comiendo por ahí en China” para que vean la cantidad de opciones de comida que hay y cómo se come, culturalmente, en este país. Hay panes rellenos por 1 yuan, dumplings (masa rellena de carne y verduras, cocinada al vapor) por 5 yuans los siete dumplings; hay platos de noodle soup por 5-10 yuans según el tamaño, platos de verduras para acompañar con arroz por 8-12 yuans. Así que esto depende bastante de los gustos personales, de si se come solo o en grupo, del tamaño de la porción, etc. Pero, en promedio, comiendo barato, entre 20 y 40 yuans por día (de 3 a 6 dólares).

[singlepic id=2193 w=600]

3. Sobre mi itinerario de los próximos días

Para terminar este post les cuento mis planes de acá a diez días.

El 24 de marzo se me vence la visa y tengo que salir del país. Podría extenderla para seguir otro mes más, pero decidí ir a Macau, que si bien es parte de China, es considerada “región administrativa especial” y es como salir de China. Voy a visitar a mis amigos, a revivir los Momentos Macau del año pasado, a escapar unos días del frío, a descansar de tanto viaje en tren, a pedir una visa nueva y a planear mi itinerario para la segunda parte de China: la costa este (Shanghai, Beijing, etc).

Así que mientras tanto, estos diez días voy a viajar por lugares que no son tan turísticos y por otros que sí. Acá va el mapa y, próximamente, fotos y relatos.

Datos y consejos para viajar al Sudeste Asiático

[Última actualización: junio 2021]

En esta guía encontrarán recomendaciones útiles, datos y consejos aquellos que estén planeando viajar por el Sudeste Asiático (o para los que aún no se animan) y especialmente quienes quieran viajar mucho, conocer aún más y gastar lo menos posible (¡para poder seguir viajando!).

La guía está dividida en cuatro partes:

Parte I: Todo lo que querías saber antes de viajar al Sudeste Asiático (o la sección de preguntas Frecuentes), en donde podés encontrar muchas de las respuestas a preguntas que me han hecho en el blog y también en redes sociales.

Parte II: Visas que se requieren para viajar al Sudeste Asiático

Parte III: Presupuesto para viajar al Sudeste Asiático

Parte IV: Links y descuentos para tu viaje

 


Parte I: Información útil para planear tu viaje al Sudeste Asiático

Esta guía está basada en mis experiencias de viaje en Tailandia, Malasia, Singapur, Indonesia, Filipinas, Laos, Camboya, Vietnam, China (sur), Hong Kong, Macau

 

¿Qué vacunas debo ponerme para viajar al Sudeste Asiático?

Con excepción de la fiebre amarilla, no es obligatorio vacunarse pero sí es recomendable. Lo mejor es consultar el departamento de Medicina del Viajero de cualquier hospital o bien ir a Stambulian/Vacunarse o similares para ver qué conviene en cada caso.

Al viajar, yo me puse las siguientes vacunas: Hepatitis A, Hepatitis B, Tétanos-Difteria, Fiebre Tifoidea, Fiebre Amarilla, Polio, Meningitis. No me di la de la Rabia, ni la del Cólera, ni la de Encefalitis Japonesa (que no se consigue en Argentina).

El tema de las vacunas es un tema sensible y muy personal así que mi recomendación es que consulten a su médico de confianza.

 

¿Te piden el certificado de vacunación al entrar en el Sudeste Asiático?

Me pidieron el certificado de vacunación solamente una vez en todo el viaje, en el aeropuerto de Bangkok para chequear que tuviera la vacuna de Fiebre Amarilla. Si bien no te lo piden si podés demostrar que no venís directamente de Argentina, personalmente recomiendo llevarlo siempre.

 

¿Qué guía de viaje me recomendás leer para viajar al Sudeste Asiático?

La más famosa es la [eafl id=”21160″ name=”Lonely Planet Southeast Asia” text=”Lonely Planet: Southeast Asia on a shoestring”]. Es útil para tener mapas, datos de hostels, teléfonos y direcciones útiles, precios, transportes, idiomas, etc. En el Sudeste Asiático se vende por todos lados y mucho más barata que en Argentina. Hay truchas, usadas, fotocopiadas, originales, viejas, viejísimas y actuales. Yo compré la mía en el aeropuerto de Bangkok. A veces la uso, a veces no tanto, pero siempre viene bien. Ah, eso sí, es un peso más en la mochila. Traten de no caer en lo que llaman el “Banana Pancake Trail“: un ruta informalmente creada por la Lonely Planet y que todos los fieles siguen cual camino hacia la verdad. Sálganse del circuito y busquen sus propias rutas si no quieren ver siempre a la misma gente ;)

 

¿Me conviene usar efectivo, tarjeta de crédito, tarjeta de débito o cheques del viajero?

Lo más cómodo es tener una reserva de efectivo en dólares (por las dudas) y el resto en una tarjeta de crédito o débito. Hay cajeros y bancos por todos lados, también abundan las casas de cambio, así que no es necesario cambiar todo el dinero de antemano. El país en el que más me costó conseguir un cajero electrónico fue en Laos, especialmente en el norte, ya que es muy rural.

Yo no traje cheques del viajero porque hay muchos lugares que no los aceptan o cobran comisión.

 

¿En qué medios de transporte me conviene moverme de un punto a otro?

Depende. Si vas con los días contados (por ejemplo 15 días de viaje), tal vez lo más efectivo sea moverte en avión, aunque al tiempo del vuelo tendrás que sumarle el tiempo de traslado y espera en los aeropuertos. Lo bueno es que en el Sudeste Asiático hay muchas aerolíneas low-cost que te permiten viajar rápido y barato de un punto a otro. Dicho esto, no todas las rutas están cubiertas de manera aérea, así que en varios casos vas a tener que ir por tierra sí o sí. Si estás viajando con tiempo (al menos un mes) o solo querés recorrer un país, te recomiendo viajar por tierra (en trenes o autobuses) o en barco/ferry (si existe la posibilidad). Ir por tierra te permite ver los cambios de paisaje, moverte a un ritmo más lento y disfrutar más el camino (sobre todo si, como a mí, no te gusta volar). Si querés saber cuánto te costaría ir de un punto a otro del Sudeste Asiático en bus, tren o ferry, te recomiendo usar Bookaway.com para comparar precios y hacer la reserva de manera online y con anticipación.

 

¿Es seguro viajar por el Sudeste Asiático?

El Sudeste Asiático me pareció muy seguro. Yo soy mujer, viajo sola, llevo una cámara réflex y una laptop y jamás tuve ningún tipo de problema (excepto cuando me robaron y me devolvieron todo, pero fue una situación extremadamente RARA). Siempre hay que ser precavidos, pero la conclusión que puedo darles después de viajar un año sola por el Sudeste Asiático es que esta parte del mundo es muy segura en cuanto a robos y violencia. Los problemas que se pueden encontrar son los desastres naturales como terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis… aunque yo tampoco me crucé con nada de eso. De todas maneras, un consejo que les dejo (¡para todos los viajes!) es llevar un pequeño candado que se puede usar para cerrar la mochila/valija o para trabar los lockers en los hostels y poder dejar en un lugar seguro las cosas importantes.

 

 ¿Hay buen acceso a internet en el Sudeste Asiático?

La conexión a internet es muy buena en capitales y grandes ciudades que están llenas de cibercafés y redes de wi-fi para acceder a internet.

En general cobran entre USD 0.30 a USD 2 la hora, dependiendo del país (precio 2010, este es un dato retro).

Los países más complicados para acceder a internet fueron Laos (no hay tantos lugares de acceso, hay muchos pueblos que desconocen la internet) y China. En China, la Gran Muralla de Fuego puesta por el gobierno no permite acceder a páginas como Facebook, Youtube, Blogger, WordPress, Twitter, entre muchas otras; tampoco hay tantos cibercafés ya que los que existen son “medio ilegales” según me dijeron y no tienen local a la calle sino que están ubicados en el interior de algún edificio, entonces son difíciles de encontrar.

 

¿Cómo es el clima?

A grandes rasgos, el Sudeste Asiático tiene clima tropical todo el año: la temperatura promedio es de 30°C, la humedad es muy alta y llueve bastante. Cada país (o región), sin embargo, tiene su propia época de lluvias y hay que tener en cuenta que a veces las lluvias son tan fuertes que es complicado viajar.

  • Malasia, Brunei, Singapur, Indonesia y las Filipinas tienen dos estaciones: la de lluvias y la seca. En general, en estos países la época de lluvias se extiende entre octubre y abril (invierno, temporada baja) y la época seca entre mayo y septiembre (verano, temporada alta). La época seca puede tener temperaturas un poco más altas (hasta 35°C) y la de lluvias más bajas (hasta 25°C)
  • En la Península de Indochina (norte de Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam y Birmania) las temperaturas anuales oscilan entre los 20 y 40°C y hay cuatro estaciones o épocas diferenciadas (pero no como las que tenemos en Argentina): 1. calor (alrededor de abril, cuando la temperatura alcanza los 40°C); 2. lluvias (empiezan a partir de julio, pero no duran todo el día, son más que nada chaparrones en algún momento del día); 3.  seco y 4. seco y “fresco” (de noviembre a febrero, temporada alta)
  • En el Sudeste Asiático existen zonas de montaña con clima propio, generalmente más fresco que cerca del mar. Allí las temperaturas oscilan entre 15 y 25°C, por lo que es recomendable llevar algo de abrigo si se planea ir a estas regiones (como por ejemplo SaPa en Vietnam).

 

¿Tendré problemas con el idioma?

En Asia se hablan cientos de idiomas y como se imaginarán es imposible aprenderlos todos. Muchas veces me preguntan lo mismo: ¿Cómo hacías con el idioma? Según mi experiencia, con el inglés se van a arreglar bien.

Hay países como Malasia y Singapur donde el inglés es uno de los idiomas oficiales.

En todas las zonas turísticas de Asia (diría del mundo tal vez) se habla algo de inglés. En la península de Indochina (Laos, Camboya, Vietnam) también se habla un poco de francés.

Les recomiendo, igual, que se lleven un “Phrasebook” (librito con frases útiles en otros idiomas) y que intenten aprender aunque sea unas palabras del idioma local.

El lugar más difícil en cuanto al idioma es China, ya que no todos hablan inglés. Pueden leer este artículo que escribí en la web de Matador al respecto: How to travel around China without speaking the language

Las señas y las sonrisas son universales. 

Sin embargo, si querés aprender unas nociones del idioma antes de aventurarte, una de tus opciones sería la de realizar un curso del idioma en el extranjero. ¿Qué te va permitir tomar un curso de idioma en otro país? Cuando viajes, vas a poder conectar muchísimo más con la gente, vas a poder preguntar más y usar tu curiosidad para aprender todo acerca de otra cultura. Así, en lugar de gastar tu energía viajera en pensar “cómo se dice…” vas a invertirla en pasar tiempo con locales y aprendiendo cosas que quedarán para siempre en tu memoria.

 

¿Cuáles son los lugares imperdibles del Sudeste Asiático?

Recibo muchos mails de ustedes preguntándome acerca de “los lugares imperdibles” del Sudeste Asiático (lo que no hay que dejar de ver en un viaje corto) y la verdad es que me cuesta mucho responder, ya que depende mucho de los gustos de cada uno y de qué expectativas tienen para el viaje (¿qué quieren ver: playa, selva, montañas, templos, ciudades?).

Imaginen que después de estar un año y medio en Asia se me hace muy difícil elegir pocos destinos.

Además, yo puedo darles una respuesta general, basada en mis gustos, pero eso no quiere decir que sean los únicos lugares que valen la pena. Así que acá les dejo dos post que escribí con “Mis 10 lugares preferidos de Asia” como para que vayan viendo:

Mis 10 lugares en el Sudeste Asiático y China – parte I

Mis 10 lugares en el Sudeste Asiático y China – parte II

 

1¿Cuánto tiempo necesito para viajar al Sudeste Asiático?

Esta es una muy parecida a la pregunta anterior, y es muy personal: tiene que ver con el tiempo con el que cuentes para viajar, el tiempo que quieras estar en cada país teniendo tus intereses y sensaciones (a veces un país nos gusta más que otro, sin más razón que esa), cuanto margen tengas para moverte libremente entre los países del Sudeste Asiático… Para conocerlos, conocerlos, se necesita toda la vida ;)

 

¿Desde dónde salen los vuelos más baratos para viajar al Sudeste Asiático?

¡Depende de donde te encuentres! Más adelante hablo un poquito sobre los vuelos entre países, pero en este artículo ya escribí al respecto de cómo buscar vuelos baratos y el artículo te puede servir en este caso también

 

¿Tengo que demostrar pasaje de ida y vuelta para viajar a algún país del Sudeste?

Más adelante te cuento más específicamente sobre las visas. Las aerolíneas al embarcar te piden que puedas demostrar que te vas a ir del país al que viajás (¡cuestiones legales de las aerolíneas!). No tiene que ser un pasaje de regreso a tu país de origen, pero sí tenés que podés demostrar que te vas. ¿Cómo? Buscando un vuelo barato (¡el más barato!) a un país vecino, comprando un pasaje en bus o tren, demostrando que sacaste otra visa para visitar otro país…

 

¿Qué otros artículos puedo leer sobre los lugares que visitaste en tu viaje al Sudeste Asiático?

 

¿Escribiste un libro sobre tu viaje a Asia?

¡Sí! Un tercio de mi primer libro Días de viaje, está dedicado a mi viaje por Asia.

Ahí cuento cómo fue terminé en Bangkok, por qué me sentí una estrella de cine en Indonesia, cómo hice para viajar un mes por China sin hablar el idioma, cómo fue el roadtrip con los curas filipinos, qué hice con los naipes que empecé a encontrar en todas partes, entre otras cosas.

Si les interesa, pueden leer el prólogo y un capítulo online, y comprarlo en mi Tienda.

 


Parte II: Visas para viajar al Sudeste Asiático

La mayoría de los países del Sudeste Asiático requiere visa para entrar.

Algunas se pueden sacar en el aeropuerto o la frontera al llegar, y otras deben tramitarse antes en Argentina o en cualquier país del SEA (Sudeste Asiático).

Esta es la lista de países que visité hasta ahora (esta información sirve para argentinos. Para chequear la situación de otras nacionalidades entrar en este link.)

 

1) Países que no requieren visa

  • Tailandia: no piden visa, te dan mínimo 60 días de estadía.
  • Malasia: no piden visa, te dan mínimo 60 días de estadía.
  • Singapur: no piden visa, te dan mínimo 60 días de estadía.
  • Filipinas: no piden visa, “en teoría” te dan 21 días de estadía (a mí me dieron más) y tenés que pagar un impuesto de salida del país de 30 USD.
  • Hong Kong/Macau: no piden visa, te dan un mínimo de 30 días de estadía. OJO: chequear la situación de Macau ya que en varios sitios de internet dice que los argentinos requieren visa para entrar.

 

2) Países con visa on arrival (se saca en el momento de llegada al país):

  • Indonesia: podés sacar la visa de 30 días al llegar al país (USD 25) con posibilidad de extenderla una vez. También podés sacar la visa turística de 60 días en cualquier embajada o consulado de Indonesia antes de viajar (cuesta USD 50 y se puede extender hasta tres veces para quedarse un total de seis meses, pero se necesitan presentar más documentos y una carta de sponsoreo de un residente indonesio).
  • Camboya: podés sacar la visa de 30 días al llegar al país (20 USD), se puede extender una vez. ACTUALIZACIÓN 2021: el visado para Camboya ahora se puede pedir de manera online antes de viajar. Podés hacerlo a través de e-Visado.es, una agencia española de visados en la que también podés solicitar visas para otros países asiáticos.
  • Laos: se puede sacar la visa en todos los aeropuertos y en casi todas las fronteras terrestres. Es válida por un mes y cuesta USD 25 para argentinos.

 

3) Países que requieren sacar visa con antelación (a sacar en las respectivas embajadas en Argentina o en cualquier país del mundo):

  • China: piden visa anticipada. Se puede tramitar en Argentina o cualquier otro país de por acá. Es muy común sacarla en Hong Kong. Yo la saqué en Kuala Lumpur (Malasia) en tres días y me costó 50 USD por un mes.
  • Vietnam: hay que sacar la visa antes, yo la tramité en Phnom Penh (Camboya) por medio de un hostel (yo ni pisé la embajada) y estuvo lista en dos días hábiles. Cuesta alrededor de 35-50 dólares por un mes, según dónde la saques. A mí me costó 40.
  • India: hay que sacarla con anticipación en “cualquier embajada de la India del mundo”, para argentinos es gratis. En Buenos Aires, el trámite se realiza en un día, pero en el SEA lleva por lo menos seis días hábiles según el país donde se aplique. OJO: ya no se puede adquirir en Malasia ni en Singapur siendo turista extranjero (es necesario ser residente).

 


Parte III: ¿Qué presupuesto necesito para viajar al Sudeste Asiático?

[box type=star]

Todas las cifras que aparecen en mi blog son reales ya que son los precios que pagué por comida/alojamiento/transporte/etc, en cada país o ciudad durante mi viaje en el 2010. (Puede que algunos precios estén desactualizados… o no.)

Yo viajo con un presupuesto de mochilera low-cost, lo que significa que gasto lo menos posible en alojamiento, me alimento siempre en los mercados callejeros o puestos de comida locales, muchas veces me alojo en casas de familia, siempre compro los pasajes de bus directamente en la terminal (no compro los pasajes que ofrecen las guesthouses), no hago demasiados tours y voy de un lado a otro a pie o en transporte público.

Mi objetivo es gastar lo menos posible para poder seguir viajando, y esto es algo que implica un esfuerzo extra ya que me tomo el tiempo de buscar precios en guesthouses, o camino hasta la estación para comprar allí mis pasajes en bus, etc. o incluso hago todas las combinaciones posibles de transporte público para llegar a destino pagando el precio más bajo.

Entonces si les interesa viajar con más comodidad no se guíen por estos precios, aunque les pueden servir para tener en mente un aproximado.[/box]

 

Algunas aclaraciones:

  • No es fácil darles un presupuesto porque todo depende de cuánto tiempo quieran viajar, a qué ritmo y de qué manera.
  • Lo mejor es calcular los gastos aproximados por día y en dólares (o euros).
  • Las cifras que doy son promedios ya que los precios varían de un país a otro y de una ciudad a otra.
  • En este presupuesto no está incluido el costo del pasaje desde Argentina (o cualquier lugar del mundo) a Asia.
  • En algunos países como Indonesia se puede vivir con 15 dólares diarios, otros como Malasia, Hong Kong o Singapur son un poco más caros. Pero, a muy grandes rasgos (todo depende del país que se visite) y sin contar pasajes de avión, pueden viajar bien (como mochileros y sin lujos) gastando entre 15 y 40 dólares por día.

 

1) Alojamiento

Los Hostels y Guesthouses son las opciones más baratas en cuanto alojamiento:

  • Dormitorio compartido en un hostel (“dorm”): de 2 a 10 dólares por noche por persona (cada dormitorio se comparte con 4 – 12 personas; se paga por cama, no por habitación)
  • Habitación privada simple/doble en un hostel: de 4 a 20 dólares por noche
  • Habitación privada simple en un guesthouse: a partir de 5 dólares (a veces con baño propio y a veces con baño compartido. Estas habitaciones “simples” generalmente tienen dos camas, por lo que viajar de a dos a veces significa que tendremos un menor presupuesto que viajando solos)
  • Habitación privada simple en un hotel 2 estrellas: a partir de 10 dólares (hay ciertas ciudades de China donde no existen los hostels ni guesthouses, por lo que la mejor opción es recurrir a los hoteles dos estrellas)

Los hostels generalmente incluyen varios servicios como wi-fi, pileta de natación, mini cine con DVDs, información turística, alquiler de bicicletas, servicio de pick-up desde el aeropuerto o estación de tren/bus (si el hostel se reserva de antemano por internet, el servicio de pick up en general es gratis). También ofrecen servicio de lavandería y desayuno que se paga aparte.

Las guesthouses son más básicas que los hostels y en general solamente ofrecen alojamiento, sin servicios extra.

Los alojamientos más caros son los de las grandes ciudades o capitales. Las ciudades más caras en cuanto a alojamiento son Kuala Lumpur (una cama en un hostel cuesta como mínimo 10 dólares), Singapur (a partir de 15 dólares), Hong Kong (a partir de 15 dólares por persona en Chungking Mansion) y Macau.

Otra opción es sumarse a alguna de las comunidades globales de hospitalidad como Couchsurfing o Hospitality Club para alojarse gratuitamente en casas de familia.

 

2) Alimentación

La comida en el sudeste asiático es muy barata y está por todos lados: el deporte nacional en este lado del mundo es comer.

  • En los mercados pueden conseguir snacks y frutas desde 50 centavos de dólar
  • Pueden almorzar y cenar en los puestos callejeros por 1-2 dólares y en los restaurantes locales por 2-4 dólares.
  • Lo más caro siempre son los restaurantes turísticos o los locales de comida en áreas turísticas: allí de base siempre pagarán 3 dólares.
  • Estos precios corresponden a los platos de comida típicos de cada lugar y no a la comida occidental (hamburguesas, pizza, spaghetti, asado) que venden por todos lados a precios turísticos.
  • Hong Kong y Macau son los dos lugares más caros en cuanto a comida, allí un plato de noodles empieza en 3 dólares y la comida más elaborada, de 5 dólares para arriba.

Aquí te dejo algunos artículos que escribí con mis experiencias probando comida asiática: en Indonesia, Tailandia, Malasia y China.

 

3) Transporte

  • Dentro del país
    Por tierra, hay que calcular entre 1 – 2 dólares por cada hora de viaje en bus (es decir que un viaje de 10 horas debería costar unos 10 dólares) y aproximadamente 2 dólares la hora de viaje en tren.
    En Tailandia te venden el combo de pasajes (colectivo-barco-tuktuk-barco-colectivo) que siempre resulta un poco más caro.
    Lo más económico siempre será ir directo a la terminal terrestre y sacar un pasaje en la ventanilla para el próximo colectivo que salga.
    También existe la opción de comprar un pasaje “VIP” en el hostel o guesthouse con servicio de “pick-up” hasta la terminal, pero muchas veces cuesta el doble que el pasaje comprado sin intermediarios en la terminal ya que estos hostels ofician como agencias de viaje y cobran una comisión.
    También existe la opción de
    viajar en tren, especialmente en Tailandia, Vietnam, Malasia y partes de Indonesia; es un poco más caro pero mucho más rápido, cómodo y seguro.
    Por otro lado muchos viajeros alquilan bicicletas o motos para hacer pequeñas distancias y recorrer más a fondo cada lugar al que llegan. El precio aproximado de alquiler de bicis desde USD 1 por día y motos desde USD 5 por día.
  • Entre países
    En el Sudeste Asiático hay varias aerolíneas low cost que te permiten viajar de una ciudad o país a otro por mucho menos de USD 100 el pasaje.
    Si sacas tu vuelo con mucha anticipación, los precios serán mucho más bajos (¡y siempre hay ofertas con precios super baratos, así que atentos!).
    En este artículo podés leer más acerca de
    cómo comprar un vuelo barato por internet (toda una ciencia, aunque no lo parezca).
    Para quienes no necesiten volar, las fronteras se pueden cruzar por tierra en colectivo, en tren o en barco (según el país).

 

4) Tours, excursiones, entradas, etc.

Siempre suman al presupuesto y acá no puedo dar datos exactos porque hay demasiadas variables. Pero un tour de un día cuesta entre 1o y 35 dólares (en las agencias de viajes orientadas a mochileros) y las entradas a museos de un dólar en adelante (a veces menos).

 


Parte IV: Links y descuentos para que disfrutes de tu viaje

El barco pirata barrilete.

Nota: le pongo muchas horas de viaje, caminatas, investigación y trabajo a estas guías prácticas y te las ofrezco de manera gratuita porque es lo que a mí me hubiese gustado leer antes de viajar. Si te sirven para planificar tu viaje, por favor intentá reservar alguno de los siguientes servicios (vuelos / hoteles / Airbnb) a través de estos buscadores. Si lo hacés, me dan una pequeña comisión que no se suma al precio final de tu compra y que me ayuda a seguir viajando y publicando guías como esta. ¡Gracias!

[wc_fa icon=”hotel” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Te regalo 25 euros para tu primera reserva en [eafl id=”21127″ name=”Airbnb” text=”Airbnb”].

[wc_fa icon=”ticket” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Mi página favorita para encontrar los vuelos más baratos es [eafl id=”22601″ name=”Vuelos Skyscanner” text=”Skyscanner”]

[wc_fa icon=”book” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Querés leer algo inspirador antes de viajar o llevarte un libro o guía a tu viaje? ¡Pedilo por [eafl id=”21091″ name=”Book Depository (general)” text=”Book Depository”]! (el envío es gratis a cualquier lugar del mundo) O leé alguno de mis libros ;)

[wc_fa icon=”pencil” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Si querés abrir un blog de viajes para contar tu aventura y buscás hosting te recomiendo [eafl id=”22613″ name=”Siteground” text=”Siteground”]. Y si querés aprender sobre escritura de viajes, ¡sumate a alguno de mis talleres de escritura y creatividad!

Este post contiene enlaces de afiliado y enlaces patrocinados.

Cómo comprar un pasaje de avión (bueno, bonito y barato) por internet

(Última actualización: agosto de 2018)

Qué lindo que es soñar, soñar no cuesta nadacanta Kevin Johansen.

Lo que sí cuesta, y casi me muero cuando vi los precios, es el pasaje a Nepal, desde donde sea de Asia que quiera volar.

Primera búsqueda: 1183 singapore dollars.

A ver, hago la conversión pensando que el dólar de Singapur es el que tiene una relación de 7 a 1 con “EL” dólar, pero no, ese es el de Hong Kong, y me encuentro con la módica suma de…

900 dólares estadounidenses por un pasaje DE IDA de Kuala Lumpur (Malasia) a Katmandú (Nepal).

QUÉEE.

Minutos después me meto en la gloriosa página de AirAsia (la aerolínea de bajo costo más famosa y premiada de Asia), decido cambiar el destino, busco Kuala Lumpur (Malasia) – Yangon (Myanmar) y me encuentro con un pasaje de… 67 dólares.

Bendita tú eres, AirAsia.

¿Cómo puede haber tanta diferencia?

La respuesta está en la búsqueda.

Si sabemos dónde y cómo buscar pasajes en internet, siempre encontraremos el mejor precio.

Eso sí, llevará un poco de investigación de nuestra parte.

A continuación te dejo algunas ideas y al final del post una “sesión de preguntas y respuestas” que fui recogiendo de los comentarios y seguro te servirán para tu viaje

Elegir fecha y destino

Lo fundamental a la hora de buscar un vuelo hacia el destino al que queremos ir es saber qué aerolíneas cubren ese trayecto y qué ruta toman.

Para esto, lo mejor es [eafl id=”22601″ name=”Vuelos Skyscanner” text=”entrar en la página de Skyscanner”] e investigar qué aerolíneas que vuelan al lugar al cual querés viajar y cuál es el período más económico para viajar a ese destino.

Por ejemplo, realizando la búsqueda de Argentina hasta Tailandia, podés ver una lista con los aeropuertos desde donde podrías tomar el vuelo.

La opción más económica es la que aparece primero, y en este caso es de Buenos Aires (pero en otros casos, por ejemplo España, puede que creas que será más barato volar desde Barcelona, pero resulta que desde Reus o Girona, que son aeropuertos que están a 1 hora de Barcelona, ¡encontrás pasajes de risa para volar a todos lados!).

Skyscanner te ofrece utilizar dos tipos de búsquedas diferentes que te van a hacer la vida viajera muchísimo más simple (e interesante…):

  • Podés buscar con destino abierto (¡y encontrar qué destino, volando desde donde estás vos, es más barato! Esta opción es para el viajero mequieroiryaadóndesea).Esta opción es interesante porque te permite ver a qué ciudades cercanas quizás te conviene viajar. Por ejemplo: buscás Buenos Aires – España, y la búsqueda te da un resultado en donde Granada es más barato que volar a Barcelona. Si no tenés planes cerrados de viaje, estos pequeños hallazgos te harán ahorrar un montón de dinero

  • La segunda opción es buscar por fecha específica o buscar con fecha abierta, eligiendo un mes determinado, o incluso podés elegir ¡el mes más barato! Así vas a poder encontrar vuelos realmente económicos.

Una vez que elegiste a dónde querés viajar y la fecha podés hacer clic en la primera opción que veas y te aparecerá la lista de todas las aerolíneas y opciones que tenés para hacer ese vuelo.

Clicando en “Ordenar por” podés elegir ver los vuelos más baratos, los que tienen menos escalas, los que duran menos, etc.

Esta opción te va a permitir comprar un vuelo medianamente económico pero que no tarde tanto (¡hay algunos vuelos que tienen tantas combinaciones que uno al bajar del avión no sabe ni dónde está!).

Comparar los precios de cada aerolínea

Una vez que decidiste qué vuelo te viene mejor, entonces buscás allí mismo la página de la aerolínea.

Como verás, hay otras páginas que revenden estos vuelos.

¿Son seguras? Sí y no. Muchas personas han tenido buenas experiencias, y muchas otras no, por lo que yo prefiero pagar un billete unos dólares más caros y comprar el pasaje directamente en la página de la aerolínea.

Si alguno de los precios te convence, ya está, podés realizar tu compra.

A veces te vas a sorprender de que los precios en las páginas de las aerolíneas estén más baratos ;) (En el caso de la captura de pantalla de aquí abajo, hacés clic en Ethipian Airlines y te lleva a la página de la aerolínea directamente, desde donde podrías comprar tu vuelo).

Preguntas y respuestas 

¿Qué son las aerolíneas de bajo costo?

Skyscanner te permite ver no solo las aerolíneas comunes sino también las aerolíneas de bajo costo y eso es realmente genial porque podés ver todos los rangos de precios que tiene una misma ruta.

Con respecto a las aerolíneas de bajo costo, estas son aerolíneas más baratas que las tradicionales.

Y eso no quiere decir que sean peores (por ejemplo: el vuelo Buenos Aires – Londres que ofrece la lowcost Norwegian es tan bueno o incluso mejor que un vuelo en otra aerolínea ya que sus aviones son super nuevos).

¿Son seguras las aerolíneas de bajo costo?

(y para responder, no invento, sino que cito y traduzco de este sitio: BudgetAirlineGuide.com)

Sí.

Que sean baratas no quiere decir que gasten menos en seguridad. 

Algunas aerolíneas de bajo costo son incluso más seguras que las tradicionales.

  • Porque los aviones son nuevos y modernos, con la última tecnología en seguridad (la mayoría de estas aerolíneas existe desde fines de los 90)
  • Porque generalmente usan un solo modelo de avión (el más popular es el Boeing 737), lo que significa que el costo de mantenimiento y reparación es menor y el staff está mejor entrenado para arreglarlo
  • Por último, existe algo que se llama asociación mental: es lógico que las aerolíneas baratas inmediatamente se asocien con “inseguras”, “accidentes”, “poco confiables”, y eso es lo que estas empresas luchan por erradicar.

Como saben que un accidente sería el fin de la aerolínea, necesitan hacer todo lo posible para ganarse y mantener una reputación basada en la seguridad.

¿Por qué son tan baratas este tipo de aerolíneas?

Por varias razones:

  • Los servicios de comida y bebida, kit de viaje, check in prioritario, valija extra de 20kg, etc. son extras que no están incluidos en los vuelos económicos. Los pasajeros pueden comprar comida y bebida en el avión si lo desean con tarjeta de crédito (y muchas veces en efectivo también)
  • Usan el mismo tipo de avión para minimizar los costos de mantenimiento y reparación
  • Vuelan desde y hacia aeropuertos con tasas de aterrizaje más baratas
  • Venden los pasajes online o por teléfono (y no dan papeles impresos, solo electrónicos)
  • Usan un sistema de precios dinámicos (es decir que el precio de cada vuelo fluctúa según la demanda)
  • Tienen ofertas de último minuto para los vuelos que están por salir vacíos.
  • Limitan el peso del equipaje por lo que un pasaje económico solo incluye una pequeña maleta de mano de 7 o 10 y lo demás se compra aparte
  • Vuelan a aeropuertos que pueden estar alejados de la ciudad

¿No tienen más posibilidad de sufrir accidentes?

Hay algunas que sufrieron accidentes, claro que sí (¡como las aerolíneas tradicionales!), y generalmente después de eso el gobierno del respectivo país les sacó la licencia. Pero también hay varias como Tiger Airways, Jet Star Asia y AirAsia que ganaron premios y reconocimientos internacionales por la calidad de su servicio.

¿Qué tal las aerolíneas de bajo costo que vuelan desde Argentina hacia Europa?

Norwegian y Level ofrecen vuelos desde Buenos Aires a Europa a precios super económicos (acá les dejo una captura de pantalla con un ejemplo) y la verdad es que la experiencia es a veces mejor que en aerolíneas tradicionales. Tienen aviones nuevos, sus vuelos son puntuales, y por el precio de los vuelos comparados con una aerolínea tradicional nos volvemos todos minimalistas y viajamos solo con valija de mano ;)

 

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de volar en una aerolínea de bajo costo?

El precio que verás en Skyscanner es el básico, es decir: solo podrás viajar con valija o mochila de mano (tené en cuenta que cada aerolínea tiene sus propias medidas y son bastante estrictos con este tema).

Si querés comer en el avión podés elegir algo y pagar durante el vuelo, o también te podés llevar tu comida (podés preparar todo tipo de viandas para el viaje siempre y cuando no contenga líquidos). Si elegís el precio más económico, no vas a poder elegir asiento y no te darán el kit de viaje, pero si tu idea es ahorrar…

¿Comprarías boletos en páginas como Edreams, Expedia y otras?

Como ya dije anteriormente, he escuchado buenas y malas referencias de este tipo de página que vende vuelos por internet. En mi caso siempre prefiero comprar directamente en la aerolínea porque siento que toda mi información se encuentra resguardada y porque ante cualquier problema tendré un canal donde comunicarme con ellos

¿Todas las aerolíneas me piden el pasaporte a la hora de comprar el vuelo por internet?

No, pero mi recomendación es que antes de hacer cualquier compra, tengas todo a mano todos tus documentos por las dudas

¿Qué pasa si busco los vuelos por internet un día y compro después?

Siempre que busques precios de vuelos hacelo desde una computadora que no sea la tuya o desde ventana de incógnito, por que las aerolíneas registran tu IP y posiblemente cuando vuelvas a comprar tu vuelo después de unos días… mágicamente será siempre más caro ;)

¿Comprar boletos por internet es seguro?

Sí. Como te dije antes, para estar aún más segura siempre los compro en las páginas de las aerolíneas

¿Qué recibo al comprar un pasaje por internet?

Te llegará un billete electrónico (¡no es un boarding pass o tarjeta de embarque!) y tu factura de la compra.

¿Conviene hacer el check in online?

Sí. Cuando llegás al aeropuerto, si no tenés valijas para despachar, todo el trámite es mucho más rápido si ya hiciste el check in online.

Tené en cuenta que muchas aerolíneas de bajo costo (Ryanair, por ejemplo) te cobrarán un monto si no tenés tu tarjeta de embarque impresa, así que por las dudas llevá todo impreso y leé todas las condiciones antes de comprar un pasaje

¿Es importante tener tarjeta de crédito a la hora de comprar un vuelo por internet?

Sí, porque muchas aerolíneas ofrecen sus servicios y ventas solo por internet (y por teléfono) y podés perderte buenas ofertas si no contás con una tarjeta de crédito.

Puede ser tuya o de alguien conocido, pero asegurate que la aerolínea no te pida un documento que certifique la titularidad de la tarjeta al momento de viajar (algunas aerolíneas como Emirates te van a pedir que demuestras que la tarjeta de crédito utilizada fue tuya o que puedas certificar que fue de algún familiar cercano).

¿Existe la posibilidad de pagar en efectivo y no solo con tarjeta de crédito en alguno de estos sitios que recomendás?

Algunas aerolíneas tienen oficinas en varias ciudades, pero la mayoría opera solo por internet y por teléfono

¿Con cuánta anticipación compro mi vuelo?

Depende: está el mito de que comprarlo antes significará encontrar un vuelo más económico pero no es totalmente así.

Hay muchas veces en que las aerolíneas lanzan ofertas para volar dentro de pocos días así que hay que estar atentos.

Sin embargo si buscás el vuelo con anticipación vas a tener más tiempo de hacer tu propia investigación sobre dónde conviene comprar tu billete y eso tarde o temprano significará que tendrá la oportunidad de encontrar vuelos realmente económicos

¿Es más barato comprar un vuelo en el aeropuerto?

No lo sé porque nunca hice esto. Habría que intentarlo alguna vez en la vida ;)

¿Me conviene sacar pasaje de ida y vuelta?

Si tu idea es ir y volver, sacar pasaje de ida y vuelta es la mejor opción. A veces un pasaje de ida te sale 500 y un pasaje de ida y vuelta te sale 600 dólares ;)

Y por último, la gran pregunta: ¿qué hago si mi vuelo se retrasa o se cancela?

No es la norma, porque acordate que todo en el emocionante mundo aeronáutico está milimétricamente calculado.
Sin embargo, puede suceder que 3 horas antes del vuelo te llegue un correo que dice que tu vuelo “se retrasó 24 horas” (como le pasó a L este año, que llegó un día tarde al trabajo porque la aerolínea de forma misteriosa atrasó el vuelo sin ninguna explicación).
También puede pasar que tu vuelo sea cancelado, demorado o incluso que pierdan tu equipaje.

Tené en cuenta que sin importar qué aerolínea sea, siempre podés reclamar por retrasos de más de 3 horas, cancelación, overbooking o pérdida de equipaje, y que existen dos leyes que protegen a los pasajeros:

  1. Reglamento Europeo: Aplica a las aerolíneas de la Unión Europea y a los vuelos que despegan de un país de la UE
  2. Convenio de Montreal: Aplica a las aerolíneas que NO son de la Unión Europea y a los vuelos que NO despegan de un país de la UE.

Gracias a ambas leyes se pueden conseguir indemnizaciones de entre €250-600 + los gastos ocasionados por daños y perjuicios. Si es por un problema con el equipaje, las indemnizaciones llegan hasta €1414.

Aunque estas leyes son claras, cuando reclamamos personalmente es normal que las aerolíneas no respondan o se justifiquen alegando motivos extraordinarios. Por eso, si tuviste algún inconveniente con tu vuelo (se puede reclamar hasta 5 años atrás), te sugiero que ingreses a Reclamación de Vuelos, en donde un equipo de abogados llevará a cabo la investigación pertinente a tu vuelo. Ellos gestionarán el proceso por vos (con tu número de vuelo y reserva, y otros datos que te pedirán), por lo que será mucho más fácil que el reclamo tenga éxito (sin hablar de que vos querés disfrutar de tu viaje, no estar ocupándote de cuestiones burocráticas).

Datos y curiosidades de Tailandia

Primero, un mapa a pedido de mi amiga Belu :)

En rojo marqué el recorrido que ya hice (Bangkok – Chumphon – Ko Phangan) y en azul el que quiero hacer (Phuket – Ko Phi Phi – tren a Malasia). Voy hacia Malasia y Singapur, así que el norte de Tailandia lo haré en unos meses cuando termine el recorrido por Indonesia y Filipinas.

  • Tailandia fue antiguamente el reino de Siam. En 1939 pasó a llamarse Prathet Thai (ประเทศไทย) que significa “país libre” o tierra de los Thai (Thailand y por ende Tailandia)
  • Su capital es Bangkok y el idioma oficial el tailandés. Tiene 65 millones de habitantes
  • Es una monarquía constitucional, el rey es Bhumibol Adulyadej (Rama IX, nacido en Estados Unidos) y el Primer Ministro Abhisit Vejjajiva (nacido en el Reino Unido). El rey está en el trono desde 1949 y es el jefe de estado que más tiempo lleva en el cargo en todo el mundo
  • Alrededor del 95% de los tailandeses son budistas de la tradición theravāda pero también existen minorías de musulmanes, cristianos e hindúes. En las provincias del sur del país prevalece el Islam
  • Tailandia es la segunda economía más fuerte del Sudeste Asiático después de Indonesia. Depende principalmente de sus exportaciones de arroz y del turismo
  • El honor es un concepto muy importante en la cultura tailandesa, por eso jamás se los ve discutiendo o gritando en público
  • El saludo o reverencia que realizan juntando las manos se llama wai
  • Es de mala educación tocar la cabeza de una persona o señalar algo o alguien con los pies. Es un insulto pisar la comida o pasar por encima de una persona que está sentada o acostada en el piso. Tampoco está bien visto poner los pies sobre la silla, estos deben estar siempre sobre el piso. No se debe apuntar los pies hacia la imagen de Buda y siempre hay que sacarse los zapatos al entrar a una casa o templo
  • La cocina tailandesa mezcla cinco sabores: dulce, picante, agrio, amargo y salado. La comida básica es el arroz, que está en casi todas las comidas. ¡Y es tan pero tan rica que temo volver rodando!
  • Es ilegal pisar billetes o monedas ya que tienen la imagen del rey
  • Tailandia es un país muy abierto y tolerante con respecto a la homosexualidad. Bangkok es una de las ciudades más gay friendly del mundo, pero por otro lado los gays no pueden estudiar para ser profesores ni unirse al ejército
  • La comida se come con palitos o con un tenedor y una cuchara: la cuchara se usa como tenedor y el tenedor como cuchillo (o para empujar la comida sobre la cuchara). A los tailandeses les parece muy raro que alguien use el tenedor para llevarse la comida a la boca (¡eso estuve haciendo todos estos días!). Cuando se termina de comer, se pone el tenedor encima de la cuchara, en medio del plato
  • Los autos tienen el volante del lado derecho y se maneja por la izquierda (primera vez que veo esto in real life)
  • El himno nacional se pasa dos veces por día en los lugares públicos, en trenes y subtes. Los tailandeses frenan lo que sea que estén haciendo y se quedan parados hasta que el himno termina. Por respeto, los extranjeros deben hacer lo mismo (no como yo que me di cuenta varios segundos después de que todo el parque estaba congelado escuchando el himno)
  • Los perros de Tailandia pueden tener seguro de vida: hay una compañía que ofrece remuneración en caso de muerte de la mascota. Si el perro es de origen extranjero con pedigrí, el seguro lo cubre hasta por 500.000 baht (unos 20.000 dólares), si es de raza local, por unos 500 dólares
  • Muchos motociclistas andan sin casco pero con barbijo (por qué, no lo descubrí todavía)
  • En los pueblos, cuando los tailandeses se despiertan, es muy común que salgan a barrer las veredas o las playas
  • Por ahora no encontré ninguna una calle que siga una linea recta por muchos metros, en general forman S u otras letras por el estilo… Siempre tardo muchísimo en llegar a lugares a los que decido ir.
  • Además de que el alfabeto thai es muy complicado de aprender por su escritura y pronunciación, hay algo más: los hombres terminan sus frases con khráp y las mujeres dicen kha
  • Por lo que vi hasta ahora, los tailandeses comen a toda hora… Hoy salí a caminar a las 7 de la mañana y ya estaban preparando pollo frito
  • En Tailandia hay más de 5000 (sí, cinco mil) 7-Eleven (una cadena estadounidense que vende comida, golosinas, galletitas, artículos de farmacia… algo así como un “mini super” o un quiosco grande con mucho aire acondicionado).

[box type=star] Algunos enlaces útiles (y descuentos) para que planees tus viajes:

[wc_fa icon=”hotel” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Alojamiento: te dejo [eafl id=”21127″ name=”Airbnb” text=”25 euros de regalo”] para tu primera reserva en Airbnb.

[wc_fa icon=”hotel” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Transporte: reservá vuelos, buses, barcos y trenes de un punto a otro de Tailandia por medio de Bookaway.com

[wc_fa icon=”ticket” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Vuelos: buscá pasajes aéreos al mejor precio con [eafl id=”22601″ name=”Vuelos Skyscanner” text=”Skyscanner”]

[wc_fa icon=”book” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Querés leer algo inspirador antes de viajar? ¿O llevarte un libro o guía a tu viaje? ¡Pedilo por [eafl id=”21091″ name=”Book Depository (general)” text=”Book Depository”]! (el envío es gratis a cualquier lugar del mundo) O leé alguno de mis libros ;)

[wc_fa icon=”pencil” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Pensando en abrir un blog de viajes? Si buscás un hosting, te recomiendo [eafl id=”22613″ name=”Siteground” text=”Siteground”]. Y si querés aprender sobre escritura de viajes, sumate a alguno de mis talleres de escritura y creatividad [/box]

Viajar liviana: el dilema de los cinco kilos

Finalmente, después de meditarlo con mi almohada y de largas noche de insomnio (?), decidí inclinarme una vez más por la mochila.

Valija: no gracias, demasiado grande e incómoda, además por lo poco que llevo sería un karma.

Carrito: mano a mano con la mochila. Ventajas: las rueditas mágicas, no cargo el peso en la espalda. Desventajas: incómodo para llevar por calles de tierra, para subir y bajar escaleras, para andar por la arena, para subir montañas, para ir a la selva (pienso hacer todo eso).

Carrito-mochila: muy buena opción, PERO, los modelos son muy chiquitos o demasiado grandotes, no hay un punto medio (como en todo).

Así que finalmente la ganadora fue mi mochila fiel, la que me acompañó por Latinoamérica y tiene más millas que una azafata. Se las presento: Chaltén, ustedes; ustedes, Chaltén.

Capacidad: 60 litros. Ideal (si quieren más info sobre mochilas, no dejen de leer este post super completo y actualizado al respecto).

Ahora el dilema es: qué llevo y qué no.

Cómo te preparás para un viaje tan largo, me preguntan. Y yo digo la verdad: no hay manera de anticipar lo que pueda pasar de acá a diez meses o un año y tampoco tengo manera de saber qué cosas fuera de lo común voy a necesitar. Supongo que me iré dando cuenta a lo largo del camino.

Así que llevo lo básico, lo que no puede faltar en un viaje de esta índole: ropa, botiquín, un libro, un cuadernito, la cámara, la compu, los documentos, la Lonely Planet. Mi objetivo es no superar los cinco kilos de peso, sé que es algo (extremadamente) difícil, más que nada porque la compu y la cámara juntas ya pesan como cuatro kilos. Pero ellas van en la mochila de mano y esa es otra historia.

Mi plan es llevar poca ropa, allá hace mucho calor, cuando sienta frío, me compraré una campera o lo que necesite. Además llevo un solo libro que pienso intercambiar por otro, y por otro, y por otro, y por otro, y así sucesivamente (¿sabías que hay algo que se llama BookCrossing, y que se trata justamente de liberar libros alrededor del mundo?).

En mi viaje pasado llegué a cargar ocho (8) libros en la mochila, 15 kilos en mi espalda.

Esta vez no, es hora de ir liviana, menos ropa, menos pelo, menos preconceptos.

Escucho sugerencias, si las hay, de cosas que no puedo dejar de llevar o de objetos que puedo dejar en BA.

***Actualización, dos sugerencias interesantes:

A la hora de controlar el peso de tu mochila tenés dos opciones, por un lado ir a tu amigo farmacéutico (y que te mire extrañado) o comprarte una de [eafl id=”22526″ name=”Balanza para valijas” text=”estas minibalancitas para valijas”]. Parece algo tonto, pero si tu idea es encontrar vuelos baratos y viajar liviano, esa pequeña balanza te ahorrará muchísimos problemas (¡gracias Pablo por la idea!)

Germán nos cuenta que su manera de llevar muchos libros sin cargar el peso de estos, es mediante un [eafl id=”22527″ name=”Ereader” text=”eReader”]. Chiquito, liviano, la batería dura mucho (si no abusas del wifi) y tiene una pantalla especial que te permite leerlo con cualquier luz (nota personal: soy lectora fiel a los libros de papel, pero es cierto que al estar viaje sin billete de regreso llevar demasiados libros puede tener incluso un costo físico, así que para aquellos que se animan a dar el salto… ¡es perfecto!)

[box type=star] Algunos enlaces útiles (y descuentos) para que planees tus viajes:

[wc_fa icon=”hotel” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Alojamiento: te dejo [eafl id=”21127″ name=”Airbnb” text=”25 euros de regalo”] para tu primera reserva en Airbnb.

[wc_fa icon=”ticket” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Vuelos: buscá pasajes aéreos al mejor precio con [eafl id=”22601″ name=”Vuelos Skyscanner” text=”Skyscanner”]

[wc_fa icon=”book” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Querés leer algo inspirador antes de viajar? ¿O llevarte un libro o guía a tu viaje? ¡Pedilo por [eafl id=”21091″ name=”Book Depository (general)” text=”Book Depository”]! (el envío es gratis a cualquier lugar del mundo) O leé alguno de mis libros ;)

[wc_fa icon=”pencil” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Pensando en abrir un blog de viajes? Si buscás un hosting, te recomiendo [eafl id=”22613″ name=”Siteground” text=”Siteground”]. Y si querés aprender sobre escritura de viajes, sumate a alguno de mis talleres de escritura y creatividad [/box]

Hacia Asia: preparativos para mi viaje de ida al Sudeste Asiático

Los preparativos de un viaje agotan. No sólo físicamente, sino más bien mentalmente.

La primera pregunta es —suponiendo que pudiéramos viajar a cualquier destino del mundo, más allá de las limitaciones económicas—: ¿A dónde voy? Algunos optan por los lugares “conocidos”, otros por los lugares “seguros” (vaya uno a saber qué significado le da esta gente a estos términos), muchos prefieren ir cerca, algunos buscan lo exótico e impredecible, otros —aunque usted no lo crea— no sienten el impulso ni la necesidad de moverse de los metros cuadrados de La Tierra que le pertenecen (aunque sea una pertenencia efímera). Lamentablemente (para algunos, no para mí), nací con alma nómade y no puedo estar quieta; además, siempre pienso en grande: yo no quiero conocer un país, quiero conocer El Mundo, así, con mayúsculas.

Esta vez decidí optar por un continente que me atrae hace tiempo: ASIA. No se aceptan las preguntas del tipo ¿Hacia dónde vas? seguidas de una sonrisa que demuestra la supuesta creatividad del juego de palabras. Asia dónde voy querés saber. Fijate.

Una vez elegido el destino, empieza la investigación. A menos, claro, que uno contrate un paquete turístico que incluya, a saber: traslados aéreos, traslado terrestre desde el aeropuerto hasta el hotel (cinco estrellas, of course), alfombra roja hasta la playa, tours en combi con aire acondicionado por la ciudad, botones que lleve las valijas y abanique a los visitantes, espectáculos prearmados, escenografía para fotos típicas, encuentros casuales con los locales en lugares predeterminados, papel higiénico y cepillo de dientes.

Exagero, sí, un poco, pero es más la cantidad de gente que no sabe nada acerca del lugar al que va, que la que se toma el tiempo de investigar algo acerca de la historia, cultura y lenguaje del país o región. Tengo un amigo para presentarles: se llama Lonely Planet. Es una de las biblias de los viajeros  AUNQUE, como todo libro sagrado, no hay que creer todo lo que dice ni tampoco seguir sus preceptos al pie de la letra. Nació como una guía y morirá como una guía, no como un único camino hacia la salvación. Segundo mejor amigo: los foros de viajeros. Y los amigos, conocidos, amigosde, que viajaron y están dispuestos a contar todo.

Bien. Ya sabemos ubicar nuestro futuro viaje en el mapa. Incluso estamos tentados de trazar una linea de puntos de una ciudad a otra, indicando el camino a recorrer. Pero lo más probable es, si hacemos el viaje sin limitaciones de tiempo, que el recorrido se vaya modificando (incluso definiendo) a medida que caminemos.

Caminante no hay camino, dicen.

Ahora empieza la tortura mental.

Es una tortura de esas que no duelen, pero que tampoco conoce horas de descanso.

Una vez que tenemos toda la información necesaria, que sabemos decir hola, gracias, por favor, cómoleva en los quince dialectos del país, que nos aprendimos de memoria los milímetros de lluvia que caen cada mes, que somos capaces de nombrar, sin repetir y sin soplar, los ingredientes de las comidas típicas de cada pueblo, preparense, porque ahí empiezan las preguntas.

Cada noche me voy a dormir con un nuevo dilema existencial: ¿Mochila o carrito? ¿Efectivo, tarjeta o traveller’s checks? ¿Ropa de abrigo? ¿Hará frío en un lugar tan tropical? Seguro que voy y llueve, y yo sin paraguas. ¿Voy lo más liviana posible y me compro la ropa allá? ¿En qué país empiezo el recorrido? Viajando por Latinoamérica tenía un camino, digamos, “lógico”: siempre hacia el norte. Pero ahora, ¿cómo uno esta cantidad de países dispersados que no siguen ningún orden aparente? ¿Tibet o no Tibet? ¿Hablar o no hablar de Myanmar? ¿A la India sola o acompañada? Cada día, una nueva pregunta.

Un lugar por el que hay que pasar obligatoriamente antes de partir: vacuNation.

Según me dijeron, por lo menos diez pinchazos. A los miedosos les digo, lo lamento, pero no pueden abstenerse. La salud ante todo. Es como llenar un álbum de figuritas: Hepatitis A, late, Hepatitis B, late, Fiebre Amarilla, late, Fiebre Tifoidea, late, Polio, late, Meningitis, late, Tétanos-Difteria, late, Rabia, nola, Encefalitis Japonesa, nola (dicen que es la difícil, no se consigue en Argentina). Me faltan dos de nueve, nada mal. Lástima que no son intercambiables, cada cual tiene que completar su propio álbum.

Y después, la tarea más desafiante: hacer la mochila, lo más completa y liviana posible. Dos términos difíciles de conciliar, especialmente por lo de liviana. Pero es así, nada mejor que viajar lo menos cargado posible. Cuantos menos objetos, menos preocupaciones y más lugar para guardar experiencias e historias.

Ya falta poco. A tachar los días nomás.

[box type=star] Algunos enlaces útiles (y descuentos) para que planees tus viajes:

[wc_fa icon=”hotel” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Alojamiento: te dejo [eafl id=”21127″ name=”Airbnb” text=”25 euros de regalo”] para tu primera reserva en Airbnb.

[wc_fa icon=”ticket” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] Vuelos: buscá pasajes aéreos al mejor precio con [eafl id=”22601″ name=”Vuelos Skyscanner” text=”Skyscanner”]

[wc_fa icon=”book” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Querés leer algo inspirador antes de viajar? ¿O llevarte un libro o guía a tu viaje? ¡Pedilo por [eafl id=”21091″ name=”Book Depository (general)” text=”Book Depository”]! (el envío es gratis a cualquier lugar del mundo) O leé alguno de mis libros ;)

[wc_fa icon=”pencil” margin_left=”” margin_right=”” class=””][/wc_fa] ¿Pensando en abrir un blog de viajes? Si buscás un hosting, te recomiendo [eafl id=”22613″ name=”Siteground” text=”Siteground”]. Y si querés aprender sobre escritura de viajes, sumate a alguno de mis talleres de escritura y creatividad [/box]

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google