Ayer di mi primera charla TEDx.

Algunos de ustedes sabrán de qué les hablo y muchos de ustedes no. Durante las últimas semanas, cuando le comentaba a mis conocidos que iba a volver a Buenos Aires “para dar una charla TEDx” casi nadie sabía de qué se trataba ni por qué era algo tan importante para mí. Yo, confieso, descubrí estas charlas el año pasado gracias a una amiga lectora de mi blog. Cuando, unos pocos días después, me instalé frente a la pantalla de youtube y vi, por primera vez en mi vida, sin respirar y casi sin parpadear, los 18 minutos de una charla TED, se me abrió un mundo nuevo. Quedé casi en shock. No podía creer cómo me estaba perdiendo algo así.

A partir de ese día me hice fan y adicta a TED, empecé a ver una charla tras otra, me sume a esa revolución de las ideas y me di cuenta de que no era la única. Porque a esa altura TED no era algo desconocido, al contrario, ya tenía millones de adeptos. Pero más allá de las charlas en sí, lo que más me movilizó fue ver que en todo el mundo había personas que se reunían para dar a conocer ideas distintas, innovadoras, revolucionarias, inspiradoras, sorprendentes. Ideas que nos sacuden por dentro. Ideas que nos hacen cuestionarnos eso que consideramos “normal”. Ideas que nos ayudan a despertar. Ideas que nos demuestran que todo es posible. Ideas que nos hacen ver que no estamos solos. Ideas que nos inspiran a mirar hacia adelante. Ideas que pueden cambiar el mundo. Ideas que ya están cambiando el mundo.

***

¿Qué es TED?

TED (siglas de Tecnología, Entretenimiento y Diseño) es una ONG que se dedica a difundir “ideas que valen la pena” (Ideas worth spreading). Esta organización es más conocida por sus conferencias anuales (TEDConferences) y sus charlas (TEDTalks) dedicadas a temas de arte, diseño, política, educación, cultura, negocios, tecnología, desarrollo, entretenimiento, ecología y asuntos globales.

Las conferencias TED se fundaron en 1984 y se realizan en Estados Unidos una vez por año desde 1990. Cada conferencia está conformada por decenas de TEDTalks, charlas en las que el orador tiene que transmitir su idea de la manera más innovadora y atractiva posible en 18 minutos o menos. Las charlas TED son dadas por los grandes pensadores y personalidades de nuestra época, desde presidentes, premios Nobel, científicos y empresarios, hasta músicos, escritores, matemáticos y artistas. Asistir a una conferencia TED en Estados Unidos es carísimo (la entrada cuesta unos 6000 dólares) (debería ser gratis, en mi opinión), pero gracias a la magia de internet las charlas se pueden ver gratuitamente en vivo por streaming y los videos quedan colgados en youtube para siempre. Actualmente hay más de 1000 charlas disponibles en la web de TED y estas ya fueron vistas más de 500 millones de veces y traducidas a más de 80 idiomas, lo que demuestra que TED es un fenómeno global.

***

¿Qué es TEDx?

Ahora bien, yo les dije que di una charla TEDx, y espero que hayan notado esa “x” que viene pegadita a la palabra “TED”. Las charlas TEDx son como los hermanitos menores de TED: son eventos locales, organizados de manera independiente (no por TED), que buscan transmitir y replicar el espíritu TED. El programa TEDx se creó en el 2009 y se realiza en todo el mundo: por eso si buceamos un poco en youtube podemos encontrar charlas TEDxRiodelaplata, TEDxBuenosAires, TEDxParis, TEDx”lo-que-se-les-ocurra”. TED otorga la licencia y pone ciertas pautas (las charlas tienen que ser de 18 minutos o menos, debe haber como máximo cierta cantidad de espectadores, tienen que mostrar videos de TEDTalks entremedio de las charlas, el evento debe durar un día y la entrada tiene que ser gratuita), pero la organización queda en manos del grupo o institución local que haya solicitado la licencia. En dos años se realizaron más de 1500 TEDx en todo el mundo, y esto no para de crecer.

***

TEDxUTN

Cuando en enero de este año, los chicos de la UTN (la Universidad Tecnológica Nacional de Buenos Aires) me invitaron a ser oradora en el TEDxUTN (dicho sea de paso, el primer TEDx universitario de Argentina), quedé gratamente sorprendida. Lo primero que pensé fue “me encantaría hablar pero me va a agarrar pánico, me voy a desmayar arriba del escenario y para evitar las burlas y el ridículo social tendré que cerrar mi blog, clausurar mi facebook y por fin mudarme a Bután (si me dejan entrar) y no reaparecer públicamente nunca más” (exagerando un poco, obvio). Pero enseguida me di cuenta de que tenía cosas que quería contar y que ya era hora de superar mis nervios, mi timidez y mi miedo a hablar en público y hacerlo. Si comparto mis viajes y mi vida en este blog, ¿por qué no hacerlo frente a un público en 18 minutos? Así que dije que sí. Además, participando en el TEDxUTN estaría, de alguna manera, participando en algo más grande, en este movimiento y revolución de ideas que comenzó gracias a TED y que hoy se está expandiendo por todo el mundo. Y eso era algo que no quería dejar de hacer.

El TEDxUTN fue ayer y fue un éxito. Éramos 15 oradores y hablamos de temas tan distintos (y a la vez parecidos) como la gestión del optimismo, los cambios en el paradigma educativo, la necesidad de preservar nuestros bosques, el descubrimiento de nuestro pasado cósmico, ser emprendedor y tomar la primera decisión que cambiará nuestras vidas, entre otras cosas. Mi charla se llamó “Vivir viajando” y hablé acerca de cómo convertí mi sueño de viajar por el mundo en mi modo de vida y en mi trabajo, más allá de las críticas, los miedos y las incertidumbres que tuve cuando recién empezaba. Pero lo que más me gustó de la experiencia fue conocer a gente con la que me siento identificada, gente con ganas de emprender y de luchar por lo que sueña, gente con ganas de cambiar el mundo a través de su ejemplo, sus pensamientos y sus acciones.

 ***

Una vez leí que TED es algo así como “la nueva Harvard” y estoy de acuerdo. Más allá de “TED” y más allá de “Harvard”, creo en el poder de las ideas (y de las acciones que, necesariamente, deben seguir a estas ideas) para cambiar al mundo.

Quiero compartir con ustedes algunos de los videos de las charlas TED y TEDx que más me gustan. Mirenlas (no tienen desperdicio) y, si tienen ganas, compartan también sus charlas favoritas.

1) «School kills creativity» 

(«La escuela mata la creatividad»), excelente charla de Ken Robinson

Parte 2 de esta charla: «Bring on the learning revolution» («Que empiece la revolución de la educación»), dada por Sir Ken Robinson cuatro años después

2) «The power of introverts» («El poder de los introvertidos»), por Susan Cain

3) «A new way to think about creativity» («Una nueva forma de concebir la creatividad»), por Elizabeth Gilbert

4) «Cómo matar al intermediario», por Hérnan Casciari en TEDxRíodelaplata

5) «Looking past limits» («Mirando más allá de los límites»), por Caroline Casey

6) La peor pesadilla de un orador de TED, performance por ImprovEverywhere

***

Viajando por ahí: Blog de viaje, vida, inspiración, creatividad…

Hace tiempo tengo ganas de agregar una sección nueva al blog, o, tal vez, de ampliarlo y hablar también de creatividad y de todo aquello que me inspira. Este post, tal vez, sea el principio de eso. Así como mi vida no es “unidimensional” (hago más cosas además de viajar), mi blog tampoco lo es. No se preocupen, Viajando por ahí siempre hablará acerca de viajes (es su razón de ser), pero también me gusta que se nutra de otras cosas, que crezca, que se expanda, que comparta todo eso que me ayuda a crecer a mí. Así que tal vez debería rebautizarlo y llamarlo “Viajando por ahí, blog de viaje y de vida” :) o Blog de viaje y de creatividad. O Blog de viaje e inspiración. No sé. Pero me gusta que empiece a evolucionar. Además, ya cumplió dos años, no quiero que se estanque. Tiene que volar e ir haciendo su propio caminito.