Carta a una futura estudiante

“Hola Aniko. Mi nombre es Micaela, tengo 17 años y soy de la provincia de Córdoba, Capital. Quería contarte que vos me inspiraste mucho a tomar la gran decisión de qué voy a hacer por el resto de mi vida. Para mí vos sos mi modelo a seguir, realmente me encanta lo que hacés y espero que nunca dejes esto que tanto te apasiona. Este año ya termino la secundaria y tengo decidido estudiar Licenciatura en Comunicación Social, con sinceridad es algo que me asusta mucho, pero no voy a dejar que mis miedos o lo que la gente diga me frenen. Quisiera que me aconsejaras un poco sobre cómo debo tomarme las cosas, esto de empezar la facu, seguir mis sueños, hacer las cosas que me gustan.

Te agradezco desde mi corazón por hacer lo que hacés, por amar lo que hacés y sobre todo por compartir con tantas personas esto que hacés. Sos mi modelo a seguir, gracias. Te mando un saludo grande, muchísima suerte.

Mica.”

carta-a-una-futura-estudiante-1

Querida Mica:

Primero quiero decirte gracias: por dejarme compartir tu mail con mis lectores y por inspirarme a escribir este post. Que me veas como modelo a seguir me hace sentir halagada y a la vez me genera cierta responsabilidad. Estoy haciendo lo que me gusta, es cierto, pero no tengo muchos años de experiencia —recién voy a cumplir 30, y solo pasaron siete desde que terminé de estudiar— ni tampoco todas las certezas. Sin embargo, me vi reflejada en tus palabras y sentí que necesitaba escribirte a vos y a mi yo de 17 años. Así que acá van las palabras de alguien que estuvo en la misma que vos y que todavía sigue tratando de descifrar la vida. Espero que te sirvan.

* Es normal estar asustada. Yo también tuve miedo cuando pasé del colegio a la facultad. A diferencia de vos, yo no elegí la carrera, sino que ella me eligió a mí. Como no sabía qué estudiar hice un test de orientación vocacional y me salió Comunicación Social, una carrera que ni sabía que existía. Cuando leí el plan de estudios sentí que encajaba muy bien con mis intereses. Tenía un poco de todo: diseño, escritura, cine, radio, televisión, historia, literatura. Sin embargo, todavía no sabía a qué de todo eso podría dedicarme. No sabés lo nerviosa que me sentí el primer día de clases cuando los profesores nos dijeron que la carrera le daba mucha importancia a la escritura. A mí me encantaba escribir pero no me animaba a mostrarle mis textos a nadie, mucho menos a una clase entera. Pensé: “Ya está, acá es donde voy a descubrir que soy pésima en esto y que tendré que dedicarme a otra cosa”.

"La creatividad requiere coraje"

“La creatividad requiere coraje”

* Comunicación Social es una carrera muy amplia y puede que te sientas un poco perdida. De mi camada, creo que no hay dos egresados que estemos trabajando de lo mismo, y eso es lo lindo: tengo un amigo que se dedica al teatro, otra que escribe en distintos medios, otra que hace la comunicación corporativa de una empresa, otra es editora de una revista, yo viajo. Más allá de las especialidades, la carrera de Comunicación te da herramientas para interpretar la realidad y te enseña a transmitir un mensaje. Vos tendrás que buscar qué transmitir y cómo, pero no te sientas obligada a tener que trabajar en un lugar determinado o a dedicarte a algo específico solo porque tenés el título de licenciada en Comunicación.

"Lo lindo de aprender es que nadie te lo puede sacar"

“Lo lindo de aprender es que nadie te lo puede sacar”. Foto: Skillshare

* Puede que con el tiempo tus intereses vayan cambiando. Quizá entres a estudiar creyendo que te gusta una cosa y después descubras que hay otra que te gusta más. Permitite eso. También puede pasar que durante los cuatro o cinco años de la carrera sientas que no encontrás “lo tuyo”. Me pasó. Sabía que quería escribir pero no quería estar en una redacción ni en una oficina. También me gustaba la parte de diseño e imagen, pero no sabía cómo combinar todo. Al final encontré lo mío después de haber estudiado. Y todavía sigo descubriendo cosas nuevas que me gustan.

Lettering de Sean Wes

“¿Querés ser único? Tenés que hacer lo que otros no están haciendo, y eso da mucho miedo”. Lettering de Sean Wes

* Disfrutá mucho la carrera, ser estudiante es una etapa muy linda, pero no le hagas caso a los que te dicen que después de la universidad se te termina la joda. Me lo dijeron muchas veces: “Aprovechá los dos/tres meses de vacaciones porque nunca más en tu vida los vas a tener”, “disfrutá esta libertad porque después empieza la vida real”. La que define cómo va a ser tu vida real sos vos. Para algunos la vida real es tener un trabajo fijo, un sueldo a fin de mes y 15 días de vacaciones al año: si lo eligieron sabiendo que tenían otras opciones, está bien. Pero que no te hagan creer que esa es la única manera de vivir.

* Tampoco le hagas mucho caso a los que te digan que tu carrera no tiene futuro, que vas a morirte de hambre o que ya hay demasiada competencia en ese rubro. También me lo dijeron. Pero, ¿sabés qué?, somos billones de seres humanos en el mundo, claro que ya hay mucho de todo y es verdad que siempre habrá competencia, pero todos somos distintos y deberíamos enfocarnos en usar nuestros talentos para crear cosas que todavía no existen, para cambiar el mundo y para hacernos más felices entre todos. Sea cual sea tu vocación, combinala con tu personalidad, dale ese toque único que solo vos podés darle. Inspirate en el trabajo de otros, pero siempre proponete encontrar tu propio estilo. Aprovecho para recomendarte un libro que, para mí, debería ser lectura obligatoria en todas las escuelas: [eafl id=”21083″ name=”El elemento” text=”‘El elemento’, de Ken Robinson”]

1111

“Sé vos mismo y poné algo lindo en el mundo”

 

* Tu trabajo no es tu empleo (work is not a job). Cuando estaba estudiando me estresaba pensar en entrar “al mundo laboral” porque, según tenía entendido, trabajar era algo horrible que había que hacer para ganar plata. Es decir: no era algo que diera placer o alegría, y me esperaban por lo menos cuarenta años de eso para poder retirarme y vivir la vida. No me convencía. Si bien mi mamá me educó para que me dedicara a lo que más me gustara, yo pensaba que ella lo había logrado porque tenía suerte —es artista—, pero que no sería mi caso. Después entendí que el trabajo va más allá del empleo de 9 a 5: es ese aporte positivo que solo vos podés darle al mundo, es tu pasión puesta en acción. Lleva tiempo, mucho esfuerzo y perseverancia, pero es posible vivir de lo que a una le gusta: todos podemos convertir nuestra pasión en nuestro trabajo. Es cuestión de creérselo y proponérselo.

david-frost

“No apuntes al éxito. Hacé lo que amás y vendrá de manera natural”

 

* Nunca dejes de educarte, aún cuando termines de estudiar. Esto no quiere decir que tengas que hacer masters y posgrados, hoy hay muchas manera de estudiar a distancia y de seguir aprendiendo en formas no tradicionales. Leé, investigá, sé autodidacta, practicá. Mirá muchas charlas TED: ahí, para mí, está la escuela del futuro. No tengas miedo de empezar a hacer algo solo porque no lo estudiaste en la facultad. Yo no estudié fotografía de manera formal y sin embargo saco fotos. Tampoco estudié diseño —si bien me quedé con las ganas— y es una de las cosas que más me gusta hacer.

* Sé emprendedora. Si no conseguís un trabajo, inventátelo. Si tu trabajo ideal no existe, sé la primera en hacerlo. No esperes a que te llegue la oportunidad perfecta: creala.

do-it-with-passion

“Hacelo con pasión o no lo hagas”

 

* No escuches a los que dicen que los sueños no se cumplen. Todo se puede y cualquier sueño se puede cumplir, pero tenés que proponértelo de verdad y poner muchas horas de trabajo y esfuerzo por detrás. La frase “hacé lo que amás y el universo conspirará a tu favor” es cierta, pero no te olvides de agregarle esto: “hacé lo que amás, poné toda tu energía y dedicación en eso, y el universo conspirará a tu favor”. Tampoco hagas propios los miedos ajenos: mucha gente no se anima a hacer lo que le gusta por miedo.

carta-a-una-futura-estudiante-2

“El único lugar donde el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario”

 

* Escuchá a quienes te aconsejen con amor y con experiencia. La envidia es muy destructiva y siempre habrá gente que querrá desalentarte: muchos no pueden tolerar que otros cumplan los sueños que ellos no se animaron a seguir e intentarán convencerte de nada es posible. Así que aprendé a tomar los consejos como de quien vienen y escuchá a quienes te hablen con el corazón.

*Andá paso a paso, pero no pierdas de vista tus objetivos. Recién estás por empezar a estudiar, así que andá de a poco. Disfrutá la carrera, conocé gente, aprovechá que vas a estar rodeada de personas con tus mismos intereses, pensá proyectos con otros, formá sinergias, hacé contactos. Descubrí qué es lo que te hace sentirte en tu elemento y tené una meta, aunque parezca inalcanzable o sea a largo plazo. La mía, a los 17, era que me pagaran por escribir acerca de otras culturas, que viajar fuese mi trabajo. A muchos les parecía una idea ridícula, típica de una soñadora que todavía no había caído en la vida real. Pero siempre tuve ese objetivo en la cabeza e hice todo pensando en eso. Así que paciencia, puede que los resultados de tu esfuerzo tarden en llegar, pero si tenés una meta sabrás hacia dónde caminar.

gaping-void-inspiracion

“Planeá en décadas, pensá en años, trabajá en meses, viví en días”. Por Gaping Void

 

* Como me dijo una vez un amigo: “Toda experiencia es un éxito”. Depende de vos tomártelo así. Te vas a equivocar un montón de veces, te van a poner notas injustas, te vas a poner nerviosa en algún examen, no vas a llegar a tiempo a una entrega, no te van a dar el trabajo. Miralo como un éxito y vas a ver que de todo se aprende, aunque en el momento dé bronca.

toda-experiencia-es-un-extio-proyecto-calco

* Y por último, no estás sola. Yo también tuve tu edad y también tuve miedo. Lo sigo teniendo, en realidad, pero un poco menos que antes. Pensá que todos empezamos de cero, ningún escritor nació con sus libros bajo el brazo, y lo mismo se aplica a otras profesiones. Lo más difícil es tomar la decisión de dar el primer paso. Después, si le ponés pasión y perseverancia, todo se va dando.

work-hard

Trabajá mucho y sé buena con la gente

 

Una de las cosas que más me gustó de tu mail es que me dijiste que ya sabés lo que vas a hacer el resto de tu vida, pero no me contaste qué. Sea escribir, sea viajar, sea comunicar, lo que me estás diciendo es que tu plan es dedicarte a lo que te haga feliz, así que nunca te olvides de eso, sigas el camino que sigas.

Te dejo una reflexión de Séneca (tené en cuenta que escribió esto en el siglo 1):

Oirás a la mayoría decir: «A partir de los cincuenta me retiraré a descansar, los sesenta años me librarán de obligaciones». ¿Pero quién te garantiza una vida lo bastante larga? ¿Quién dará permiso para que eso salga como dispones? ¿No te da vergüenza reservar para ti los remanentes de tu vida y destinar para el bien espiritual solo ese tiempo que no se puede dedicar a ninguna cosa? ¡Qué tarde es empezar a vivir justamente cuando la vida termina! ¡Qué olvido de nuestra mortalidad tan estúpido aplazar los planteamientos sensatos para los cincuenta o los sesenta años y pretender empezar la vida en un momento al que pocos logran llegar!

Un abrazo y gracias por escribirme,

Aniko

Mapa subjetivo de Biarritz

The ordinary is extraordinary
(Lynda Barry)

 

I.

Escribí: esta va a ser la primera navidad que voy a pasar en invierno. Y enseguida me di cuenta de que no. Pero me gusta la frase y la voy a dejar. Esta va a ser la segunda navidad que voy a pasar en invierno: la primera fue hace tres años, cuando viajé a España y conocí a mi familia asturiana.

Juré que no iba a pasar otro invierno en Europa. Pero uno hace planes y ellos se deshacen solos. También juré que no iba a vivir en Francia y acá estoy.

L. y yo nos vamos a ir a Estrasburgo a pasar las fiestas con su familia. Otro road-trip juntos, esta vez sin cruzar fronteras.

—Las decoraciones de Navidad que hay allá son impresionantes, te va a encantar. Eso sí, va a hacer mucho frío.

—¿Va a nevar?

—No creo.

Sigue pendiente la Navidad con nieve, entonces.

Acá ya está todo decorado.

Acá ya está todo decorado.

biarritz-francia-22

biarritz-francia-27

biarritz-francia-26

Hasta en mi pileta es navidad

Hasta en mi pileta es navidad

biarritz-francia-25

biarritz-francia-46

II.

Mi hábitat: la casa-cueva.

Vivo en una casa que está a menos de dos cuadras del mar. No salgo mucho. Hace frío, llueve bastante y estoy en período de reclusión creativa. Lo de que soy cíclica lo descubrí hace un tiempo. Antes me parecía mal frenar en medio de un viaje, me daba vergüenza, me sentía menos viajera. Ahora sé que es necesario: para mí, al menos, es necesario.

Desde que frené recuperé la felicidad y la inspiración. Es casi una paradoja. Tuve que irme de viaje triste para poder frenar después de un año y volver a estar contenta. Pero si me hubiese quedado quieta en Buenos Aires no hubiese sido lo mismo: necesitaba el proceso.

Estoy rodeada de las cosas lindas que me están mandando por correo.

Estoy rodeada de las cosas lindas que me están mandando por correo.

Me mandaron flores con olor y todo!

Me mandaron flores con olor y todo!

Estoy abusando del buzón y comprando libros por internet. Que alguien me frene porque no sé cómo voy a hacer para volver a Argentina con tanto peso.

Estoy abusando del buzón y comprando libros por internet. Que alguien me frene porque no sé cómo voy a hacer para volver a Argentina con tanto peso.

Me rodeo de cosas que me inspiran. Como los libros de Keri Smith.

Me rodeo de cosas que me inspiran. Como los libros de Keri Smith.

Y los textos de Austin Kleon (fuente: austinkleon.com)

Y los textos de Austin Kleon (fuente: austinkleon.com)

Y miro series que me gustan. (Gracias Bea por recomendarme The Flight of the Conchords, estos chicos son mis nuevos ídolos)

Y miro series que me gustan. (Gracias Bea por recomendarme The Flight of the Conchords, estos chicos son mis nuevos ídolos. Pronto lo recomendaré en mi serie de cosas que me inspiran.)

III.

Cada vez que salgo a caminar por Biarritz tengo los mismos pensamientos:

1. No puedo creer lo lindo que es este lugar.

2. ¿De dónde salió esta arquitectura?

3. No me quiero ir. Sé que en algún momento me voy a ir, pero no me quiero ir.

4. Es la primera vez que me quedo tanto tiempo en un lugar.

5. No sé si voy a volver de visita cuando ya no viva acá, este lugar va a quedar tan lleno de recuerdos que me van a dar ganas de llorar.

Magia pura.

Magia pura.

Al menos, esto es magia para mí.

Al menos, esto es magia para mí.

Hay batiseñales.

Hay batiseñales.

Carteles que dicen la verdad.

Carteles con sentimientos.

Pisos psicodélicos.

Pisos psicodélicos.

Casas que me encantan.

Casas que me encantan.

Mi preferida es esta.

Mi preferida es esta.

Decidí empezar a sacar fotos de los lugares y situaciones normales. Este es un negocio que está frente al correo.

Decidí empezar a sacar fotos de los lugares y situaciones normales. Este es un negocio que está frente al correo.

Un espacio en reparación, frente al mercado.

Un espacio en reparación, frente al mercado.

La librería-papelería en la que compro cosas.

La librería-papelería en la que compro sobres, papel y cosas.

Esta casa está justo enfrente del correo.

Esta casa está justo enfrente del correo.

A veces hago la misma ruta y a veces me pierdo. Siempre encuentro cosas en la calle, como por ejemplo:

– Una llave de auto

– Un espejo retrovisor roto

– Un espejo entero, apoyado contra un auto

– Un auto antiguo

– Una casa que me encanta

– Gatos

– Una tarjeta con la dirección de un coiffeur

– Un guante azul

– Un zapato de bebé

– Paraguas

– Un oso de peluche

Una de mis partes preferidas de la ciudad está acá nomás: es un laberinto de calles angostas y casas de colores. Cuando camino por ahí siento que estoy en un lugar que no existe en la vida real.

Encontré un auto con hojitas de otoño.

Encontré un auto con hojitas de otoño.

Detalles del mismo auto.

Detalles del mismo auto.

Banderín.

Banderín.

Un oso encerrado

Un oso encerrado

Un viajero a pie

Un viajero a pie

Fachadas

Fachadas

Gente en el mar

Gente en el mar

Gatos.

Gatos.

Más gatos.

Más gatos.

Mensajes

Mensajes

Cielos

Cielos

Plantas.

Plantas.

Olas.

Olas.

Barcos.

Barcos.

Surfers que se animan con el frío.

Surfers que se animan con el frío.

Y un invierno inminente.

Y un invierno inminente.

Y más cosas que dibujé acá (este es un ejercicio del libro "Acaba este libro" de Keri Smith)

Y más cosas que dibujé acá (este es un ejercicio del libro “Acaba este libro” de Keri Smith)

IV.

La gente se pregunta (me pregunta) qué hago todos los días en Biarritz, cómo es mi rutina. Creo que se imaginan de todo. Muchos piensan que estoy en París, porque asocian Francia con la capital, y yo estoy casi a diez horas, en el límite con España.

Deberían preguntarme qué hago todos los días en mi casa-cueva, porque mi hábitat ahora es este. Mi rutina acá no es de viajes sino de escritura. Estoy escribiendo otro libro, les digo. Estoy intentando escribir otro libro. Estoy metida en la cueva. Estoy con L. Estoy bien.

Y si tuviese que describir un día cualquiera, o una mezcla de días cualquieras, diría que las cosas que me pasan acá son más o menos así:

Me despierto,
a veces con la alarma,
a veces con la luz del sol,
a veces con la luz del ipad de L.
Estaba soñando, le digo.
Soñaba que para hacer cambios en el php teníamos que bailar y actuar una escena,
soñaba que cruzaba a España para ir a una verdulería muy incómoda, con un montón de escaleras caracol,
soñaba que teníamos vacas en el jardín
y que yo estaba en la proa de una lancha y casi salgo volando.
Leo un rato en la cama,
miro videos,
hago una lista en mi cuaderno,
o me doy vuelta,
me acurruco y sigo durmiendo.
Pero en general no quiero que eso pase,
no me gusta dormir tanto,
después no funciono bien.
Me levanto,
abro la ventana,
si hay sol, digo: hay sol,
si llueve, digo: llueve.
Pongo el agua para el té
y lo tomo sin azúcar
y frío,
yo el té lo tomo siempre frío.
Me preparo tres tostadas,
con mermelada de durazno y queso,
y las como en la cocina.
Después llevo la taza al escritorio y me siento:
tengo que escribir.
Primero voy a responder mails,
tengo varios pendientes,
también chequeo si tengo mensajes en facebook,
retuits en twitter,
likes en Instagram.
Leo los diarios, a ver qué pasa en el mundo,
reviso el buzón,
me fijo si la ropa se secó,
miro por la ventana.
Tengo que escribir,
pero se hizo medio tarde, tengo hambre, ¿vos tenés hambre?
Voy a preparar una tarta.
Mientras se cocinan los puerros, limpio.
“Es día de escritura, por eso la casa está tan limpia”, me dijo G.
Ella también escribe, ella me entiende.
Así que paso la escoba,
saco la basura,
lavo los platos,
ordeno.
Abro la heladera:
qué sucios que están los estantes,
esos cajones están llenos de migas,
eso está vencido.
Limpio la heladera,
la limpio a fondo,
saco todo, paso el trapo, vuelvo a guardar las cosas.
Ahora sí:
tengo que escribir.
Pero primero hay que comer.
Estoy por meter la tarta en el horno y se me cae,
se me caen los puerros sobre la puerta del horno y quiero llorar.
Rescato lo que no tocó el piso,
vuelvo a armarla,
la meto en el horno con cuidado.
La tarta caída pasa a formar parte de mi lista de accidentes domésticos, junto con:
la tortilla que se me cayó sobre el fuego cuando la di vuelta,
el arroz del sushi que cociné mal y se desarmó,
el huevo poché que derribé sobre la mesa,
el papel vegetal que se me quemó con la hornalla,
el medio kilo de azúcar que se me cayó adentro del café.
Comemos.
Tengo que escribir.
Vuelvo a revisar el buzón, por si pasó el cartero.
No hay nada.
Salió el sol,
no puedo estar encerrada,
mudo mi escritorio al jardín.
Llevo mis cuadernos y mis libros de escritura creativa
y me siento con las piernas cruzadas sobre la silla.
Miro la casa de enfrente, sus líneas rectas y diagonales.
“Uno mira las cosas bien cuando las dibuja”.
Dibujo, entonces.
Copio las líneas de la casa en lápiz,
no tengo goma así que no puedo borrar.
Más tarde le muestro el dibujo por skype a mi mamá, que es arquitecta, y se pone orgullosa de ese dibujo tan malo.
Tengo que escribir,
pero me duele la espalda: mejor voy a la pileta.
Nadar y escribir son las dos actividades que mejor me hacen sentir y que más me cuesta empezar.
Nado una hora y me lleno de ideas.
No me las quiero olvidar, así que mientras vuelvo caminando a casa se las cuento al grabador del teléfono.
Paso por el supermercado,
entro,
siempre hace falta algo.
Compro chocolate.
Compro más pan.
Compro verduras.
Compro croissants, a veces.
La pileta me da hambre.
Cuando salgo, los dos hombres que están sentados en la vereda me saludan,
como todos los días:
bonjour mademoiselle !
Bonshur,
les digo,
con mi acento tan argentino.
Vuelvo a casa,
lo abrazo a L.,
nos tomamos un café.
Me llegan noticias por whatsapp:
nació S.,
murió S.,
V. volvió a Buenos Aires,
O. ya tiene celular,
A. se está por casar.
Tengo que escribir.
Pero estoy tan cansada,
la natación me agotó,
mejor me meto en la cama y sigo desde ahí.
Mudo mi escritorio al colchón,
respondo mails, reviso facebook, miro twitter, leo los diarios.
Se me ocurre una idea para el libro,
la anoto en mi cuaderno, prefiero desarrollarla a mano.
Pienso en que quiero volver a tener el pelo corto,
la pileta me lo está destruyendo.
Se me pega una canción,
tengo que mirar el videoclip.
Afuera llueve,
hay viento,
ya es de noche.
El cuarto es como una estufa,
el aire está pesado, calentito.
Tengo que escribir.
Se nos pasó la hora de cenar,
qué tarde que es.
Comamos una pizza.
¿Querés ver una peli?
Dale, a esta hora ya no me da la cabeza para escribir.
Y empieza la pelea por la película,
que al final ni importa porque yo me voy a quedar dormida igual,
a menos que sea Star Trek,
The Lost Room,
o alguna de esas que juegan con la temporalidad.
Antes de apagar la luz agarro unos de mis journals,
que tiene una pregunta por día,
como cuál sería tu trabajo ideal del día o qué comiste esta semana
y la respondo.
Y después me quedo dormida,
y tengo un sueño lúcido con un caballo que entiende lo que le digo
y con un cuarto lleno de heladeras.
Y sé que aunque hoy no escribí nada,
estuve escribiendo todo el día.

Mi vida en Biarritz.

Mi vida en Biarritz.

El lugar que me cura.

El lugar que me cura.

Y más palabras sabias de Austin Kleon.

Y más palabras sabias de Austin Kleon.

* Todas las fotos de este post las saqué con el teléfono. Hay más en mi Instagram.

Cosas que me inspiran (4): películas para viajar

[box type=”star”]Cosas que me inspiran es una dosis quincenal de todos esos videos, libros, autores, películas, canciones, charlas que me ayudan a procrastinar, digo, que me inspiran a pensar distinto a y mirar el mundo con otros ojos. La serie de hoy está dedicada a películas que me hacen viajar. Como digo siempre: puede que conozcan algunas y que otras no les gusten, y puede, también, que una les caiga justo, como si les estuviera leyendo la mente.[/box]

Esta semana me la pasé mirando películas. Tarea para el blog, según yo. Varios de ustedes me pidieron que les recomiende películas de viajes, así que armé una lista de las que había visto y me puse a investigar en internet. Hay un montón, así que este post tendrá segunda parte. Y tercera.

La lista que comparto acá es variada: hay películas acerca de gente que se va de viaje y hay películas que reflejan muy bien un lugar o cultura del mundo. Es decir, en algunas lo central es el movimiento, la acción de viajar, y en otras lo importante es el escenario donde ocurren, el espacio que muestran. No son ni las mejores ni las que tienen que ver antes de viajar ni las top nada. Son películas que me gustan y que me dan ganas de viajar por este planeta. En cada título van a encontrar el enlace para verlas a través de Amazon.

baraka

1. Baraka (Ron Fricke, 1992)

Baraka es poesía en imágenes. Es una película sin diálogo, narrada con fotografías en movimiento, que muestra escenas cotidianas de distintas partes del mundo: naturaleza, tribus, monjes, danzas, celebraciones, vida urbana, lentitud, velocidad, fábricas, trabajo, pobreza. En una hora y media nos lleva a dar la vuelta por muchas culturas y costumbres del mundo.

*

home

2. Home (Yann Arthus-Bertrand, 2009)

“We know that the solutions are there today. We all have the power to change. So what are we waiting for?”

Home es un documental del fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand, conocido por su serie de imágenes La tierra vista desde el cielo. En Home muestra, a través de tomas aéreas filmadas en más de cincuenta países, el daño ambiental que el ser humano le está haciendo al planeta. Esta es una de esas películas que todos deberíamos ver para darnos cuenta de que todo lo que hacemos tiene consecuencias.

*

outsourced

3. Outsourced (John Jeffcoat, 2006)

—What’s with all the tourists?
—Oh, some famous caves.

Cuando el call-center estadounidense que dirige Todd es outsourced (externalizado) a una ciudad de la India, él tiene que viajar para entrenar a su reemplazo. Una película simpática acerca de los choques culturales que puede sufrir un extranjero en India. La fotografía y las escenas callejeras me dieron muchas ganas de viajar a ese país.

*

russian dolls group

4. Trilogía: L’auberge espagnole (2002) + Muñecas rusas (2005) + Rompecabezas chino (2013) (Todas de Cédric Klapisch)

“Urquinaona, which sounded Sioux, was added to the list of once bizarre-sounding names tucked into my brain. Urquinaona slipped in next to Honolulu, Punxsutawney, Piccadilly, Massachusetts, Saskatoon and Machu Picchu. It became normal and familiar.”

Esta es una de mis trilogías preferidas. La historia empieza con El albergue español, cuando Xavier, un estudiante francés, deja a su novia en París, se muda a Barcelona y se instala en un departamento con un italiano, una inglesa, un danés, una belga, un alemán y una española, todos estudiantes de intercambio. Y ahí empiezan las historias de amor y desamor. En Muñecas rusas, todos se reúnen cinco años después en Rusia, para ir al casamiento de uno de ellos. Y en Rompecabezas chinos pasaron diez años, Xavier es papá (y escritor) y decide mudarse de París a Nueva York para poder estar cerca de sus hijos. Si bien el tema central de las películas son las relaciones de pareja, los lugares donde transcurren las historias son tan protagonistas como los personajes.

*

Ben Stiller in a still from The Secret Life of Walter Mitty

5. La increíble vida de Walter Mitty (Ben Stiller, 2013)

“To see the world, things dangerous to come to, to see behind walls, draw closer, to find each other, and to feel. That is the purpose of life.”

Ya la recomendé antes, pero no puedo no ponerla en la lista. La increíble vida de Walter Mitty cuenta la historia de Walter, un hombre que trabaja en la revista Life y se la pasa soñando despierto. Un día, para no perder su trabajo, decide irse a Groenlandia en busca de un negativo fotográfico. Y a partir de ese momento empieza a vivir la vida que siempre soñaba. A mí me inspiró a viajar a Islandia.

*

diarios-de-motocileta
6. Diarios de motocicleta (Walter Salles, 2004)

“No es este el relato de hazañas impresionantes. Es el trozo de dos vidas tomadas en un momento en que cursaron juntas un determinado trecho, con identidad de aspiraciones y conjunción de ensueños.”

Vi esta peli hace un montón, cuando estaba en la facultad, y me impactó. Lo de viajar, para mí, todavía era un sueño lejano. Recuerdo que cuando la película terminó yo estaba con la boca abierta. Le dije a mi amiga Maru: “Yo quiero hacer esto, tengo que hacer un viaje así”. Ese día, la idea de viajar por América Latina se me metió todavía más en la cabeza. Diarios de motocicleta relata el primer viaje de Ernesto Che Guevara por Sudamérica. Si la ven, tengan cuidado: no van a poder pensar en otra cosa que en irse de viaje.

*

whale-rider

7. Paï (Niki Caro, 2002)

“My name is Paikea Apirana, and I come from a long line of chiefs.”

Vi esta película hace unos días y me pasé la última media hora llorando de lo linda y emotiva que es. Paï cuenta la historia de Paikea, una chica maori de Nueva Zelanda que siente que nació para ser la nueva líder de su tribu. El problema es que la sociedad en la que vive es patriarcal, los líderes siempre son hombres, y su abuelo no acepta el destino de su nieta. Tiene que demostrarle, a la persona que más quiere, cuál es su misión en la vida.

*

before-sunrise

8. Trilogía: Antes del amanecer (1995) / Antes del atardecer (2004) / Antes de la medianoche (2013)
(Todas de Richard Linklater)

“Isn’t everything we do in life a way to be loved a little more?”

Otra de mis trilogías preferidas. Jesse, un viajero estadounidense, y Celine, una estudiante francesa, se conocen en un tren en Europa y pasan un día juntos en Viena. Sienten una conexión muy fuerte, pero a la mañana siguiente Jesse vuelve a Estados Unidos. Nueve años después, vuelven a encontrarse en París, donde Jesse está presentando el libro que escribió acerca de aquel encuentro. Nueve años después, Jesse y Celine están casados, tienen hijos y viven en Grecia. El punto fuerte de estas películas es el diálogo, las conversaciones que tienen los protagonistas mientras caminan por las calles de ciudades europeas.

*

the-darjeeling-limited

9. The Darjeeling limited (Wes Anderson, 2007)

Jack: What did he say?
Peter: He said the train is lost.
Jack: How can a train be lost? It’s on rails.

Me encantan las películas de Wes Anderson: por sus colores, por la fotografía, por los absurdos y por la atmósfera que generan. The Darjeeling limited cuenta la historia de tres hermanos que deciden hacer un viaje en tren por India juntos, después de un año de la muerte de su padre. Los tres sufren depresión y pasaron el último año sin hablarse. Esto pasa cuando comparten vagón.

*

a-map-for-saturday
10. A map for Saturday (Brook Silva-Braga, 2007)

Este documental cuenta la historia de historia de Brook, un productor de televisión estadounidense que decide irse de mochilero por el mundo durante un año. La película muestra la reacción de la gente cuando le cuenta sus planes, fragmentos de su viaje, sus encuentros y charlas con otros viajeros, las preguntas que recibe acerca de su estilo de vida y muchos momentos con los que cualquiera que haya viajado así podrá sentirse identificado.

*

into-the-wild

11. Into the wild (Sean Penn, 2007) 

“When you want something in life, you just gotta reach out and grab it.”

Esta película está basada en la historia real de Christopher McCandless, un estudiante y deportista estadounidense que se deshizo de sus posesiones, donó sus ahorros y se fue a dedo a Alaska para vivir en la naturaleza.

*

midnight-in-paris

12. Medianoche en París (Woody Allen, 2011)

“I can never decide whether Paris is more beautiful by day or by night.”

Las películas de Woody Allen suelen tratar a la ciudad como un personaje más de la historia. Vi Medianoche en París en un avión, la primera vez que volaba a Europa, y supongo que como muchos soñé aún más con conocer la capital francesa. La película cuenta la historia de Gil e Inez, una pareja que viaja a París junto con los padres de ella. Gil es escritor y está un poco trabado con su primera novela, así que sale a caminar por la ciudad. Y todos los días, a medianoche, se transporta a la París de 1920 y conoce a sus escritores favoritos.

*

3idiots-08

13. 3 idiots (Rajkumar Hirani, 2009) 

“Aal izz well.”

Me recomendaron esta película india en Asia, aunque la vi tiempo después en Argentina. 3 idiots cuenta la historia de tres amigos, desde que se conocen en la universidad de ingeniería hasta diez años después, cuando se reencuentran. Otro estudiante, ahora empresario, les había hecho una apuesta: encontrarse dentro de diez años para ver quién de ellos había tenido más éxito en la vida. Esta peli tiene partes musicales (a lo Bollywood), dura casi tres horas y tiene un mensaje final muy lindo.

*

in-bruges-1

14. In Bruges (Martin McDonagh, 2008) 

“Maybe that’s what hell is, the entire rest of eternity spent in fucking Bruges.”

Ray y Ken, dos asesinos a sueldo, reciben órdenes de pasar quince días en Brujas, Bélgica, después de un trabajo que salió mal. Mientras esperan la llamada de su jefe, se dedican a hacer turismo por la ciudad. Ken disfruta las vistas medievales, Ray odia la ciudad. Una comedia negra situada en uno de los lugares más encantadores de Europa.

*

babel

15. Babel (Alejandro González Iñarritu, 2006)

“In the beginning, all the people of the world spoke one language. Nothing they proposed was impossible for them.”

Vi esta película hace tiempo, antes de empezar a viajar, y recuerdo que también me sacudió. Babel cuenta cuatro historias: la de una pareja que viaja a Marruecos, la de una chica japonesa que vive en Tokio, la de una familia marroquí y la de una niñera mexicana. Todas están interconectadas y muestran la globalización y la incomunicación del mundo moderno.

*

Slumdog-Millionaire

Bis: Slumdog Millionaire (Danny Boyle, 2008) 

Jamal: [seeing the Taj Mahal] Is this heaven?
Salim: You’re not dead Jamal.
Jamal: What is it? Some hotel?

Jamal Malik, un huérfano de 18 años que vive en los slums de Mumbai, participa en la versión india del programa de preguntas y respuestas ¿Quién quiere ser millonario? Cuando está a punto de ganar 20 millones de rupias lo arrestan por fraude: un chico de la calle no puede saber tantas cosas, dicen. Pero, como va demostrando a lo largo de la película, todas las respuestas están relacionadas con las historias que vivió mientras crecía en India.

*

Recomiéndenme las pelis que los hagan viajar, así me dan trabajo para el finde. ;)

Cosas que me inspiran (3): cómo procrastinar

[box type=”star”][wc_fa icon=”slack” margin_left=”” margin_right=””][/wc_fa] Una dosis quincenal de todas esas cosas que me inspiran y que me ayudan a procrastinar (con gusto) día a día: videos, libros, charlas, películas, series, citas, personas. Quizá conozcan algunas, tal vez no todas les gusten, pero la idea es compartirlas y que a alguien le caigan en el momento justo. El capítulo de hoy es doble y viene con piñata previa. Lean que hay varios anuncios.[/box]

Mi nuevo hogar en Francia

Mi nuevo hogar en Francia

La parte piñata:

* Piñata viene del latín y significa de acá puede salir cualquier cosa (?).

* Acá en Francia llueve y se viene el invierno, y aprovecho el mal tiempo como excusa para quedarme adentro y trabajar. Así que empecé a escribir mi segundo libro. Lo tenía en la cabeza hace tiempo y volví a sentir, como con el primero, que era momento de hacerlo salir. Pero en qué me metí. A veces creo que escribir es como estar en una lucha con uno mismo: por un lado me divierto pensando en su estructura, las ilustraciones, los posibles títulos, los capítulos, pero cuando llega el momento de enfrentarme a las páginas en blanco y escribir: qué difícil por favor. Ahí es cuando aparece la procrastinación y me pongo a hacer otras cosas: abro la heladera veinte veces al día, limpio la cocina a fondo, preparo tartas, salgo a caminar, hago cambios en mi blog (no sé si notaron el nuevo menú de navegación allá arriba ^) y miro más videos y películas que nunca. Después la inspiración vuelve y me hace escribir durante horas, pero al principio siempre cuesta.

* Estoy pensando en continuar la serie Escribir un libro, tengo varios títulos en mente. Y además de eso, estoy con muchas ganas de ponerle cada vez más trabajo y energía a este blog, cosa que hace un tiempo no me pasaba. Volvió el período de blogamor.

* Novedad: a partir de hoy Viajando por ahí tiene newsletterasí que los invito a suscribirse para recibirla en sus emails. ¿De qué se trata? De ahora en más enviaré los últimos posts por email junto con novedades acerca de mis viajes, adelantos de mis próximos libros, fechas de mis presentaciones o exposiciones de fotos, alguna que otra promoción y cosas relacionadas con los viajes que me parezcan interesantes para compartir con ustedes. Prometo no espamear: haré como máximo un envío por semana y como mínimo uno al mes. Tengo ganas de generar una interacción más directa con ustedes, que puedan preguntarme cosas y sugerirme temas para escribir, y de poder ofrecerles contenido adicional al que publico acá. Así que si se quieren suscribir, pueden hacerlo desde acá (si ya recibían los posts por email, no hace falta que vuelvan a suscribirse). ¡Bienvenidos a la comunidad lectora!

* Tengo buzón y no me da miedo usarlo. ¿Me mandan algo por correo? Una carta, una postal, hojas de árbol, cualquier cosa que entre en un sobre. Prometo llevar todo a Buenos Aires y pegarlo en la pared junto con las postales que ya me mandaron. Pueden pedirme la dirección por acá.

* Habemus comentarios abiertos. Después de un año, decidí reabrir los comentarios del blog. ¿Por qué los había cerrado? Por dos cosas: falta de tiempo para moderarlos/responderlos y mucha necesidad de tener un período lo más offline posible. Pero la verdad que durante estos meses extrañé escucharlos, así que les doy la bienvenida otra vez. El que se atreva que rompa el silencio.

[hr]

Y ahora sí: el Cosas que me inspiran de hoy (también conocido como “Maneras de procrastinar cuando tendría que sentarme a escribir”), capítulo doble:

[highlight]1. #MÚSICA: Monsieur Periné (Colombia)[/highlight]

Tengo que agradecerle este descubrimiento a Lau, que me mandó este tema por chat y me generó la costumbre obse de poner repeat repeat repeat a la misma canción durante tardes enteras. Monsieur Periné es una banda colombiana que se formó en el 2007; sus instrumentos incluyen guitarra, contrabajo, charango, flauta, clarinete, percusión y mezclan géneros como el jazz, el pop, el bolero, el swing. Ellos definen su estilo como suin a la colombiana. Mejor que los escuchen y dejen que el ritmo les alegre el día.

Más en mperine.com

[hr]

[highlight]2. #IMPROVISACIÓN: Whose line is it anyway? (1988-1998)[/highlight]

 

Empecé a ver este programa de televisión en los 90 cuando lo pasaban por algún canal de cable que ya no recuerdo. Desde la primera vez que lo enganché me pareció genial y hasta hoy lo sigo viendo y me río con cada chiste. Whose line is it anyway? es un programa de juegos y de improvisación. Hay un conductor (en el caso de la versión inglesa, Drew Carey) y cuatro participantes por programa (actores, en general los mismos), y todo lo que hacen, dicen y cantan durante la hora de programa es improvisado. Algunos de los juegos son: Scenes from a hat (el conductor saca papelitos de un sombrero con pautas para que actúen), Sound Effects (dos actúan una escena, en general ridícula, y otros dos hacen los efectos de sonido), Press conference (uno tiene que dar una conferencia de prensa sin saber quién es ni qué está anunciando, los otros tres lo saben y hacen preguntas al respecto), Infomercials (tienen que vender un producto o servicio usando objetos que van sacando de una caja), entre otros.

No sé si se pueden ver con subtítulos en castellano en alguna parte, porque el show es en inglés y va muy rápido. Pero si les gusta la improvisación, se los recomiendo. Ojo: pueden pasarse tardes enteras mirando videos.

Más videos acá.

[hr]

[highlight]3. #MINI SERIE: The lost room (2006)[/highlight]

 

the lost room

Atención: antes de empezar a ver esta serie asegúrense de tener cinco horas seguidas libres. Confíen en mí: es lo que dura la serie y no van a poder ni querer hacer pausa entre capítulos ni para ir al baño. The lost room es una mini serie de ciencia ficción, pero me cuesta explicarles bien de qué se trata. Digamos que hay una llave de hotel que tiene el superpoder de hacer que cualquier puerta te lleve al cuarto que ven en la foto, y una vez ahí, quien tenga la llave puede elegir en qué parte del mundo aparecer al salir de ese cuarto. ¿Complicado? Se pone mejor. La llave cae en manos de un detective y, cuando se descuida, su hija entra al cuarto y desaparece, así que él empieza a buscarla. Y ahí la trama se complica: aparecen “los objetos”, cosas que alguna vez pertenecieron a quien habitó ese cuarto y que ahora tienen superpoderes al igual que la llave. Y no hablo más porque nada de lo que cuente va a tener sentido. Mejor que la vean. Yo no pude despegarme de la pantalla hasta que terminó.

Más info en IMDb


 

[highlight]4. #SERIE WEB: Tiempo libre (2014)[/highlight]

 

Otra serie, muy distinta a la anterior pero igual de adictiva. “Tiempo libre” es un falso reality show que muestra cómo es la vida de Martín Piroyansky, un actor desempleado y con mucho tiempo libre. Son veinte capítulos de unos diez minutos cada uno, con mucho humor y bizarreadas. También les recomiendo que tengan tiempo porque van a querer ver un capítulo atrás de otro. Me vi la serie con Lau en Islandia, durante esas horas de lluvia en las que no podíamos salir, y volver a verla me trae recuerdos de ese viaje. Ah, y actúa la genia de Pau, una de mis mejores amigas (la que hace de Brenda).

[hr]

[highlight]5. #LIBRO-CUADERNO: 624 things to write about[/highlight]

 

Este libro-cuaderno es una de las mejores compras que hice en años. Pesa como medio kilo y es bastante incómodo para transportar, pero lo llevo igual porque lo quiero tanto. Es, como el título lo indica, un libro (en blanco) con 642 consignas o disparadores para escribir. Por ejemplo: Escribí la reseña de la novela que nunca escribiste, Escribí la historia de un evento dramático de tu vida pero incluí un secreto y una mentira, Escribí la receta para el desastre, Qué puede pasar en un segundo, Escribí algo que nunca le contaste a tu mamá, y así, para entretenerte escribiendo durante horas y años. Para cualquiera que le guste escribir y que necesite inspiración: es casi como un taller de escritura portátil.

[eafl id=”21087″ name=”642 things to write about” text=”Disponible a través de Book Depository (con envío gratuito!)”]

[hr]

[highlight]6. #MENSAJES: Proyecto Calco[/highlight]

 

La consigna de Proyecto Calco es simple: repartir calcomanías con mensajes positivos para reproducir bienestar en las personas. Mensajes como Se puede, Do what you love, Amigate, Soltá todo lo que te tira para abajo, Gracias vida, Confiá, Buscá lo que más querés y muchos otros ya están pegados en los cinco continentes. A veces no hace falta más que una frase para inspirar a miles.

Más en proyectocalco.com y en su página de Facebook

[hr]

[highlight]7. #LUGARES: Shoreditch (Londres)[/highlight]

shoreditch-street-art-london-1

Las cosas que me inspiran no son solo cosas: también son lugares y personas. Para empezar con lugares, elegí Shoreditch, una zona de Londres repleta de arte callejero. Así que están por ahí y necesitan inspirarse, vayan a dar una vuelta. Es como estar en un museo al aire libre: hay obras enormes, otras chiquitas, hay stencils, stickers, murales, frases, retratos, críticas, homenajes. Hay trabajos de los artistas callejeros más reconocidos. Como este tipo de arte me encanta y siempre quiero aprender más, hice un walking tour con un experto en el tema. Se los recomiendo si les interesa, además de ver las obras, conocer el contexto de cada trabajo: Shoreditch Street Art Tours.

[hr]

[highlight]8. #PELÍCULA: La increíble vida de Walter Mitty (2013)[/highlight]

Esta fue la película que me hizo soñar con viajar a Islandia. La vi en enero de este año, en Perú, y me acuerdo que les hice cruzar media Lima a mis amigas hasta encontrar un cine donde la dieran con subtítulos y no doblada. Es que me encanta ver las películas en su idioma original, sea inglés, ruso o chino. La increíble vida de Walter Mitty cuenta la historia de un hombre (Ben Stiller) que se la pasa soñando despierto hasta que un día decide hacer realidad todas esas fantasías y enfrentarse a todo lo que le da miedo. Así que se sube a un avión y se va a Groenlandia. Y a partir de ese primer paso le empiezan a pasar un montón de cosas que le demuestran que está vivo.

[hr]

[highlight]9. #BLOG: Fearful Adventurer, de Torre DeRoche (australiana) [/highlight]

fearful-adventurer

Me encanta leer a Torre por la sinceridad y cercanía con que relata las cosas que le pasan. Me encanta el diseño de su blog. Me encanta su sentido del humor. Ella no me conoce pero soy su fan silenciosa. Pasé muchos momentos tristes leyendo sus posts y sintiéndome reconfortada de que a alguien más le hubiese pasado lo que me estaba pasando a mí. Torre también viaja y escribe, autopublicó su primer libro y cuenta todos los miedos que tuvo entremedio. Una de las frases que leí en su blog y que más me gusta es: “Work tirelessly to make your soul happy” (“Trabajá incansablemente para hacer feliz a tu alma”). Al final creo que de eso se trata la vida.

Más en: fearfuladventurer.com

[hr]

[highlight]10. #FOTÓGRAFO: Henri Cartier-Bresson (1908-2004, francés)[/highlight]

Foto: Henri Cartier-Bresson / Magnum Photos

Foto: Henri Cartier-Bresson / Magnum Photos

Si les gusta la fotografía callejera, si les gusta la fotografía en general, o aunque no les guste ni la calle ni las fotos, tienen que conocer a Henri Cartier-Bresson. Fue uno de los padres del fotoperiodismo, un maestro de la fotografía cándida (esas imágenes naturales, no posadas, que muestran el día a día de la gente de un lugar) y uno de los mejores fotógrafos callejeros de la historia. Lo que más me gusta de él es que siempre trabajó con un solo lente, un 50 mm, lo cual demuestra que no hace falta llenarse de equipos para hacer buenas fotos. Hay que saber mirar y esperar, como decía él, el momento mágico-circunstancial en el que dos casualidades se unen y forman algo con sentido nuevo. Hace unos meses vi una retrospectiva con más de 500 de sus fotos en París y salí fascinada.

Pueden ver más fotos en la web de Magnum y si alguna vez se cruzan con una de sus exposiciones vayan a verla, aunque tengan que hacer horas de fila para entrar.

[hr]

[highlight]#BONUS: “Happy” de Pharrell Williams[/highlight]

Ya sé: esta canción está recontra escuchada. 492 millones de reproducciones en youtube y contando. Pero cada vez que la escucho me genera una dosis inmediata de felicidad. Y me dan ganas de bailar. Y me hace pensar en Barcelona y en el viaje en auto a Budapest. Y me encanta. Hay que celebrar la felicidad.

Cosas que me inspiran (2): creatividad y otras cuestiones

[box type=”star”][wc_fa icon=”slack” margin_left=”” margin_right=””][/wc_fa] Una dosis quincenal de videos, libros, charlas, películas, series, citas, personas y otras cosas que me inspiran. Puede que ya las conozcan, puede que no todas les gusten, pero tal vez encuentren una y digan “ajá! esto me cae en el momento justo”. Es la idea.[/box]

[highlight]1. #CREATIVIDAD: Los libros de Keri Smith[/highlight]

keri-smith

La descubrí en alguna librería de España. El primer libro que vi de ella fue “Destroza este diario” y me llamó la atención. Me gustan mucho los libros que se pueden intervenir, que proponen juegos para nosotros, los lectores, y que hacen que cada copia sea única. Keri Smith, la autora, es una artista e ilustradora canadiense, y todos sus libros tienen algo en común: buscan fomentar la creatividad. Hace unas semanas, en un viaje híper-relámpago por Madrid, pasé por dos de mis librerías preferidas y me encontré con la colección completa. Los miré y pensé no puedo, los quiero todos, ma’sí, ahora que estoy viviendo en un lugar puedo tener libros, cuando los termine los mando por correo. Y me autorregalé estos tres. “Cómo ser un explorador del mundo” propone un montón de experiencias para cambiar la mirada: buscar texturas en la calle, hacer un mapa de sonidos, coleccionar objetos y experiencias, crear ecosistemas. “The pocket scavenger” invita a tomarse la vida como una búsqueda del tesoro y propone encontrar 72 cosas y documentarlas, entre ellas hojas de árboles, papeles escritos, nueve círculos, una pieza de rompecabezas y algo que tenga un agujero. Y “Acaba este libro” nos pide que seamos detectives y llevemos adelante distintas pruebas para poder terminar de escribir ese libro. Más que recomendados.

Web: kerismith.com

[hr]

[highlight]2. #FOTOGRAFÍA: Mitchell Kanashkevich[/highlight]

Fotografía: Mitchell

Fotografía: Mitchell Kanashkevich

Descubrí su trabajo en la web Digital Photography School (que también recomiendo, está repleta de información y tutoriales de fotografía) y me enamoré de sus imágenes. Mitchell Kanashkevich es fotógrafo de viajes y se dedica a documentar la vida de la gente en Asia y Europa del Este. Saca las fotos que a mí me encantaría poder sacar algún día. No les voy a decir más, entren a ver su web. Tiene, además, muy buenos ebooks de teoría y práctica de fotografía.

Web: mitchellkphotos.com

[hr]

[highlight]3. #MÚSICA: Zaz – Je veux[/highlight]

Zaz es una cantante y compositora francesa que mezcla estilos como el jazz, el soul y la acústica. Es conocida por este tema, “Je veux”. Yo lo escucho y me da escalofríos. Lo comparto con subtítulos en español para que puedan leer la lindísima letra que tiene. Y van a ver que no se lo van a poder sacar de la cabeza por varios días.

Quiero amor, diversión, buen humor
no es tu dinero lo que me hará feliz
quiero morir con la mano en el corazón
Vamos, juntos, descubramos mi libertad
olvidemos entonces todos tus prejuicios
bienvenidos a mi realidad

(y en francés suena mucho mejor)

Web: zazofficial.com

[hr]

[highlight]4. #PROYECTO ARTÍSTICO: Pequeños grandes mundos [/highlight]

pequeñosgrandesmundos

Foto: Pequeños Grandes Mundos

Me acuerdo cuando Iván me contó su proyecto: “Me voy de viaje durante casi dos años para dibujar con todos los chicos que me cruce en el camino”. Era una idea simple, sólida y enorme. Me encantó. Hoy, Iván Kerner, ilustrador argentino, está en México llevando adelante su proyecto “Pequeños grandes mundos”. Ya dibujó con chicos de Argentina, Bolivia, Perú, Colombia, Cuba, entre otros países. Y todavía lo esperan Asia, África y Europa. Él es una muestra de que se puede viajar haciendo grandes cosas y que todo, por más enorme que sea, empieza con una idea. Y para lograrlo hay que animarse y trabajar. Nada más.

Web: pequeniosgrandesmundos.org (y miren el video que subió a su Facebook)

[hr]

[highlight]5. #CHARLA TED: “La escuela mata la creatividad”, de Ken Robinson: [/highlight]

Es la charla TED más vista de la historia y seguramente la conocen, pero véanla otra vez, véanla una vez por mes, compártanla con sus amigos, proyéctenla en colegios, muéstrensela a profesores y maestros, muéstrensela a sus hijos y a sus papás y a sus abuelos y a sus hermanos y a cualquier ser humano por el que sientan cariño.

Además de ser un excelente orador, Ken Robinson es uno de los educadores más importantes de la actualidad. En esta charla expone cómo el sistema educativo actual aplaca nuestra creatividad, no nos enseña a equivocarnos, no nos incentiva a usar nuestros talentos y no nos prepara para un mundo que está en cambio y evolución constante. Véanla: es una orden.

Más charlas: ted.com

Viajeros Anónimos
(El primer grupo de autoayuda para adictos a los viajes)

[singlepic id=5375 w=625 float=center]

[singlepic id=5363 w=625 float=center]

Hola todos, me llamo Aniko y soy adicta a los viajes.

Vengo acá porque ya no sé con quién hablar. Hace veinte días toqué fondo. La abstinencia me estaba matando, me sentía mal, me dolía la cabeza, me iba a dormir a cualquier hora, todo me parecía gris… Así que tuve que hacerlo. Una noche estaba chateando con mis amigos bloggers de viaje (sí, porque ahora la mayoría de mis amigos son bloggers y/o viajeros, y con casi todos chateo porque somos muy geeks) y alguno (puede que haya sido yo, puede que no, aunque yo siempre hago estas cosas) propuso aprovechar el feriado del 9 de julio e irnos de viaje todos juntos. Tiramos ideas, alguno dijo Mendoza, otro dijo Uruguay, alguien dijo Tandil. Finalmente decidimos que lo mejor era ir a Uruguay, y la charla siguió así:

(Pongo las iniciales de los involucrados para proteger su intimidad, aunque estoy segura de que cuando lean esto se van a sumar al grupo V.A., que by the way, tiene mis iniciales invertidas)

M:

definamos fecha

S:

Dale 

Aniko:

yo me puedo ir YA

jajajaaj

los espero allá

internada en cabo polonio

vamos lo antes posible

yo necesito mi dosissss (de viaje)

estoy sufriendo la abstinencia

M:

la idea sería el Viernes 6/7 al 9/7

hay precio en la web de colonia desde 98 pesos ARGENTINOS

Aniko:

no pueden quedarse más?

esaaaa

compremos yaaa

M:

salida 9hs y regreso 20:45hs

por si se quiere aprovechar al máximo

S:

Na recien veo q tengo mesa en uade

El viernes

Pero tipo 13 estoy off

Aniko:

yo salgo a las 9

ya fue

pasá el link

así comprooo

S:

Pará nena

Aniko:

jajajaja

me voy igual

si no vienen

S:

Viajandorapidoporahi

JP:

tiene abstinencia!

Aniko:

jajajaja

viajandoporahiconabstinencia

M:

se puso loooooca

Aniko:

no puedo más

no puedo máaaaaasssshfjdhsfjdhsjk

S:

Ponganle clase turista o discovery a ver si se calma

Aniko:

pasame la jeringa que me inyecto un pasaje

M:

na, a todos nos pasa igual

S:

Easy easy aqui tenes una lonely planet

M:

no puedo ver la torre eiffel… no puedo ver nada de Europa que me pongo mal

bueno, me voy a cenar…

me avisan lo que definieron

S:

Aniko ya viajó, esta escribiendo desde el bote

Aniko:

JAJAJJA

transmitiendo en vivo desde el colonia express

ya estoy en pto madero

S:

Bue loco este foro es un quilombo

Aniko:

jejejej

me cago de risa

bueno, vamos?

compramos?

(…)

COMPROOOO

yo me quedo más días

voy con uds y me quedo

estoy sacadaaaaa

S:

Conozco un grupo de gente que te puede ayudar

Aniko:

jajajaja

S:

Los bloggeadores

Aniko:

Viajeros Anónimos?

S:

No, los simuladores del blog

Aniko:

jajajaj

vienen acá y me hacen creer que en realidad estoy de viaje?

me despierto con la casa escenografiada con escenas de machu picchu y la polinesia?

S:

Claro, arman un escenario distinto de tu casa todos los dias

Aniko:

qué lindoooo

S:

Con gente, comida, ruido y olores. Todo el combo

Aniko:

bueno comprooooo ya

no saben la alegría que siento en este momento

me quedo en uru después así que no vuelvo con uds

S:

Jaja, drogonaaa

(de viajes)

Aniko:

siiiii

estoy felizzzz

en un mes estaré en uruguay

listoooo! compré para el 6 a las 9 am

SOY FELIZ

[singlepic id=5372 w=625 float=center] Colonia, allá voy

No pude evitarlo. Una cosa llevó a la otra. Estaba a un click del desastre, y lo hice: compré un pasaje por internet a Colonia. Intenté contenerme pero no pude. Venía bien, casi dos meses sin viajar, pero fue más fuerte que yo, estaba cegada por la abstinencia así que lo compré de una, sin pensarlo. Y lo peor es que ni siquiera respeté la fecha establecida: la idea era irnos todos juntos por cuatro días y yo saqué pasaje para irme 15. Y si saqué ida y vuelta es para estar, por lo menos esta vez, en el cumple de mi hermana. Si no capaz que ni volvía.

[singlepic id=5374 w=625 float=center] Vuelvo por ella :)

El clímax de esa noche fue cuando recibí la confirmación de la compra por mail. Me puse a saltar. A cantar. A gritar. No podía parar de sonreír. Casi lloro y todo. De repente todo dejó de importarme: lo único que sentía era la felicidad de saber que se aproximaba un nuevo viaje (aunque faltara un mes). Ahí fue cuando me di cuenta de que necesitaba ayuda, de que mi adicción había ido demasiado lejos, de que estaba (estoy) atrapada en las garras de los viajes. Pero no quiero dejarlos. No puedo. Ya son parte de mi vida. Además tener un blog de viajes no ayuda: es como ser adicto al chocolate y tener una bombonería. Toda mi vida ronda alrededor de los viajes.

[singlepic id=5357 w=625 float=center] Viajes en 202

[singlepic id=5378 w=625 float=center] Viajes en burbuja

Cada persona que conozco me habla de viajar. Me invitan a la radio y me entrevistan acerca de mis viajes. Me invitan a la tele y me entrevistan acerca de mi blog (de viajes). Los lectores me escriben mails hablándome de viajes. Me invitan a tomar cafés y hablamos de sus futuros (o pasados) viajes (y a mí me dan más ganas de viajar). Escribo notas para revistas acerca de viajes (lo cual hace que vuelva a viajar a través de las fotos y de las palabras). Tengo una columna de viajes en un programa de radio. Leo literatura y revistas y blogs de viajes. Veo películas de viajes. Escucho música que me transporta a momentos vividos en mis viajes. Me voy a La Plata y hago de cuenta que estoy viajando al exterior (estoy muy mal, claramente). Hago muestras de fotos de viajes. Sueño con viajes. Si no hablo de viajes me aburro. Hasta me deprimo. Además la gente me ve e inmediatamente prende su switch viajero y me habla de viajes. Debo tener un cartel pegado en la frente: VIAJERA. Si cada persona tuviera un hashtag en la vida real, el mío sería #viajes (y soy tan geek que hablo de hashtags en la vida real, pero eso tengo que ir a tratarlo a Ciberadictos Anónimos). Siento que todos los caminos (y todas las personas) me conducen a un viaje.

[singlepic id=5356 w=625 float=center]

[singlepic id=5360 w=625 float=center]

[singlepic id=5354 h=625 float=center] y cada viaje me conduce de vuelta a Buenos Aires…

Cuando recién empezaba a “ser viajera”, cada vez que volvía a Buenos Aires la gente me preguntaba “Y… ¿ya está, no?”, como diciéndome “Ya te sacaste las ganas de viajar, me imagino”. No, cómo explicarles que no, que son ganas que no se van a terminar nunca. O me decían “Hacelo ahora que podés, después viene la familia, las obligaciones, los ruleros, te vas a poner vieja (de “vieja” a “viaje” hay dos vocales invertidas, les cuento), no vas a querer viajar más”. Imposible. Cada vez quiero más. Dudo que pueda frenar. Por eso acepto —hoy 21 de junio, formalmente y frente a este grupo— mi adicción incurable a los viajes. Y confieso también que me volví una fundamentalista de los viajes como educación para la vida. Creo que debería haber una ley mundial que obligue a todos los habitantes de la Tierra a viajar durante un año de sus vidas. Al terminar el colegio, por ejemplo. “Según la Ley V.I.A.J.E.” en algún momento de tu vida te va a tocar y no te va a quedar otra que viajar: como un servicio militar obligatorio pero sin la parte de militar. Un ejército de viajeros. Creo que todos nos conoceríamos muchísimo más (a nosotros mismos) y veríamos el mundo de otra forma, habría menos prejuicios, menos guerras, más felicidad, más entendimiento. El mundo sería un poquito mejor si todos nos dedicáramos, por lo menos durante unos meses de nuestras vidas, a ver y entender cómo viven otros en otras partes del planeta.

[singlepic id=5373 w=625 float=center] Con Alí, un amigo nómada, en el desierto, sacándonos fotos

[singlepic id=5379 h=625 float=center] Mirando el mundo por la ventana…

[singlepic id=5380 w=625 float=center] Así deberíamos ver el mundo, con asombro

[singlepic id=5359 h=625 float=center] En este mundo hay de todo, y hay niños que se hacen los cancheros, como él (muy simpático con su chupete)

[singlepic id=5386 h=625 float=center] Y chicas que se esconden…

No sé si a ustedes les pasa, pero no hay cosa que me genere más rabia que la frase “Bienvenida de vuelta a la realidad”. Es lo que me decían (ahora cada vez menos) muchas personas cada vez que volvía a Buenos Aires después de un viaje. Es la típica frase que sólo es capaz de decir un no-viajero, porque cualquiera que haya viajado sabe que la realidad no es (solamente) esta, que la realidad está allá afuera, en cada pueblito, en cada islita, en cada ciudad, en cada mirada, en cada persona que muestra su lugar a través de sus ojos. La realidad es el mundo entero. La realidad no puede ser solamente Buenos Aires (o la ciudad desde la que me estén leyendo), es muy egoísta creer que la realidad se puede reducir solamente a lo que nos rodea. La realidad es que en este planeta convive gente que vive de mil maneras distintas (y no solamente de la manera que nosotros conocemos y que creemos “única” o “mejor”), todas igual de válidas, pero distintas. Cada vez que veo que muchas personas siguen rigiendo su vida en base al consumo, al querer más para comprar más, al comprar más para ser “más felices”, me desespero. ¡No! ¿no ven que nadie se va a la tumba con objetos? ¿No ven que no importa quién tiene el auto más nuevo, la casa más grande, el sueldo más alto? ¿No ven que tenemos muchísimas menos necesidades de las que nos hacen creer? ¿No se dan cuenta de que lo único que hay que coleccionar en esta vida son momentos? ¿No escucharon esa frase tan sabia que dice “Travel is the only thing you buy that makes you richer”? ¿No ven que lo más valioso son los sentimientos, la conexión con el otro, la felicidad?

[singlepic id=5383 h=625 float=center]

[singlepic id=5381 w=625 float=center]

[singlepic id=5382 h=625 float=center]

[singlepic id=5366 w=625 float=center]

Hace unos meses empecé a sentir que generé un monstruo, que creé algo que creció tanto que ya me supera, que va más allá de mí. Este blog ya no es solo mío, porque ya no soy la única que lo lee ni la única que viaja a través de él. Lo que me parece más loco es que ahora, cada vez que vuelvo a Buenos Aires, la gente que me conoce me pregunta “¿Cuándo te vas?” (en vez del ya pasado de moda “¿terminaste de viajar, no?”). Mi respuesta siempre es la misma —“no sé, en cualquier momento”—, pero lo lindo, en el fondo, es que ya se dieron cuenta de que no puedo quedarme quieta, de que no voy a quedarme quieta. La adicción pegó fuerte y no hay cura a la vista.

[singlepic id=5369 h=625 float=center]

[singlepic id=5371 h=625 float=center] Dos esquinas que me gustan

Lo peor es cuando me reúno con mis amigos blogger/viajeros. Ahí sí me descarrilo. Me vuelvo una máquina de contar y escuchar anécdotas e historias de viajes. Además también hablamos de blogtrips, de wordpress, de plug-ins, de SEO, de posts, de likes, de followers, de check-ins... Son la peor influencia que puedo tener, pero en el fondo no sé qué haría sin ellos. Me contienen. Me hacen sentir menos rara, menos loca. Y cada vez que me meto más y más en esto de los viajes descubro que somos varios los locos que estamos en la misma, lo que pasa es que como buenos adictos que somos, estamos dispersados por el mundo: algunos van en kombi, otros en bici, otros a dedo, otros en barco, van por la Panamericana, por la Ruta 40, por la Ruta de la Seda, por el Banana Pancake Trail, por los caminos de Europa, llegan a Alaska, a Nueva Zelanda, a Kenya. Con muchos no nos conocemos en persona, pero nos sentimos unidos a la distancia (o por lo menos yo me siento unida a ellos). Somos muchos viajeros y nos damos fuerzas: a través de nuestros viajes nos damos fuerza como grupo, como comunidad, como locos soñadores que somos. Porque todos, en el fondo, estamos haciendo aquello que siempre soñamos y que nos hace más felices, y todos sabemos que viajar (como forma de vida) es muy fácil pero que a la vez implica muchos esfuerzos. Pero lo más importante es que estamos siendo felices, y que esa felicidad es compartida.

[singlepic id=5364 w=625 float=center]

[singlepic id=5384 w=625 float=center]

[singlepic id=5370 w=625 float=center]

[singlepic id=5351 w=625 float=center] Con los Rodando Ando y mr. TrancaroLing

[singlepic id=5350 w=625 float=center] (viajaré con ellos en esta foto)

[singlepic id=5355 w=625 float=center] Algunas de las cositas que me mandaron ustedes por correo (o que me dieron por ahí) y que tengo pegadas en mi puerta…

Cuando no estoy con mis amigos bloggers, estoy con gente peor: con los couchsurfers. Argentinos, extranjeros, de todas partes. Ellos son los mayores culpables, los que traen un pedacito de su cultura a mi casa o a mi ciudad y me inspiran a querer irme aún más. Aunque pensándolo bien, creo que no hay nadie que me inspire más a viajar que los que están a punto de irse por primera vez. O, por lo menos, los que tienen planeado un primer viaje “grande” para dentro de unos días, meses o años. Ellos me cuentan acerca de sus planes de dejar todo y empezar a viajar y no se dan cuenta, pero mientras me hablan, sus ojos brillan. Brillan tanto y tan fuerte que puedo ver cómo la ruta que todavía no transitaron se empieza a dibujar en sus pupilas. Mientras los escucho puedo sentir el miedo y la emoción que genera salir por primera vez, puedo sentir la felicidad que significa saber que se acerca un viaje. Y mientras me hablan con ansiedad, con emoción, con miedos y, sobre todo, con certezas, yo sonrío por dentro y pienso: uno más que cae. Cada vez somos más.

Y antes de que empiecen a viajar, quiero decirles una sola cosa: no saben en lo que se están metiendo. Esto es un camino de ida. Sino, mírenme a mí. Ya más de cuatro años y ningún plan de frenar. Ya no puedo frenar. Ni quiero.

[singlepic id=5365 w=625 float=center]

[singlepic id=5367 w=625 float=center]

[singlepic id=5377 w=625 float=center]

[singlepic id=5368 w=625 float=center]

[singlepic id=5358 h=625 float=center]

Bueno, creo que ya hablé demasiado por hoy. Me encantaría escucharlos a ustedes, así que dejo fundado este grupo de autoayuda para que nos descarguemos y hagamos catarsis cuando sea necesario (por eso empecé a escribir yo hoy… por pura necesidad de hacer catarsis). Gracias a todos los viajeros (futuros, potenciales, experimentados, principiantes, soñadores) por existir. Nos vemos en la próxima sesión (o en el próximo viaje).

[singlepic id=5361 w=625 float=center]

[singlepic id=5362 w=625 float=center] (ya tendré mi gatito viajero)

work is not a job (tu trabajo no es tu empleo)

Antes de que termine este primero de mayo, quiero compartir una frase que encontré hace poco en la página workisnotajob.com:

“We believe work is not your 9 to 5 job, it’s how you individually contribute to the world”

Traducido, sería algo así: “Creemos que tu trabajo no es tu empleo de 9 am a 5 pm, sino que tu trabajo es la manera en que contribuís de manera individual al mundo”.

Entonces en este Día del Trabajador brindo por todos: por los que tienen un empleo de 9 a 5 y por los que manejan sus propios horarios, por los que trabajan en un lugar fijo y por los que reinventan su oficina cada día, por los que cobran un salario a fin de mes y por los que cobran cada vez que terminan un proyecto, por los que ganan plata por su esfuerzo y por los que no reciben remuneración económica, por los que disfrutan cada minuto de su trabajo/vida y por los que están en la búsqueda constante de descubrir aquello que los hace felices. Brindo para que todos descubramos nuestro talento, nuestra pasión, nuestro sueño y hagamos de ello un trabajo. Porque creo firmemente que “work is not a job”: tu trabajo no solamente es tu empleo, es aquello que únicamente vos podés aportar al mundo, aquello que te hace feliz, aplicado en beneficio de la sociedad.

Y cuando vivís y trabajás sin sentir que estás “trabajando” (sino que estás disfrutando), entonces no podés pedir nada más.

Feliz día a todos.

“Hacé lo que amás y el resto vendrá solo”

“Sueños + trabajo = éxito”

Y un video que vale la pena:

TED y TEDx: Ideas para cambiar el mundo

Ayer di mi primera charla TEDx.

Algunos de ustedes sabrán de qué les hablo y muchos de ustedes no. Durante las últimas semanas, cuando le comentaba a mis conocidos que iba a volver a Buenos Aires “para dar una charla TEDx” casi nadie sabía de qué se trataba ni por qué era algo tan importante para mí. Yo, confieso, descubrí estas charlas el año pasado gracias a una amiga lectora de mi blog. Cuando, unos pocos días después, me instalé frente a la pantalla de youtube y vi, por primera vez en mi vida, sin respirar y casi sin parpadear, los 18 minutos de una charla TED, se me abrió un mundo nuevo. Quedé casi en shock. No podía creer cómo me estaba perdiendo algo así.

A partir de ese día me hice fan y adicta a TED, empecé a ver una charla tras otra, me sume a esa revolución de las ideas y me di cuenta de que no era la única. Porque a esa altura TED no era algo desconocido, al contrario, ya tenía millones de adeptos. Pero más allá de las charlas en sí, lo que más me movilizó fue ver que en todo el mundo había personas que se reunían para dar a conocer ideas distintas, innovadoras, revolucionarias, inspiradoras, sorprendentes. Ideas que nos sacuden por dentro. Ideas que nos hacen cuestionarnos eso que consideramos “normal”. Ideas que nos ayudan a despertar. Ideas que nos demuestran que todo es posible. Ideas que nos hacen ver que no estamos solos. Ideas que nos inspiran a mirar hacia adelante. Ideas que pueden cambiar el mundo. Ideas que ya están cambiando el mundo.

***

¿Qué es TED?

TED (siglas de Tecnología, Entretenimiento y Diseño) es una ONG que se dedica a difundir “ideas que valen la pena” (Ideas worth spreading). Esta organización es más conocida por sus conferencias anuales (TEDConferences) y sus charlas (TEDTalks) dedicadas a temas de arte, diseño, política, educación, cultura, negocios, tecnología, desarrollo, entretenimiento, ecología y asuntos globales.

Las conferencias TED se fundaron en 1984 y se realizan en Estados Unidos una vez por año desde 1990. Cada conferencia está conformada por decenas de TEDTalks, charlas en las que el orador tiene que transmitir su idea de la manera más innovadora y atractiva posible en 18 minutos o menos. Las charlas TED son dadas por los grandes pensadores y personalidades de nuestra época, desde presidentes, premios Nobel, científicos y empresarios, hasta músicos, escritores, matemáticos y artistas. Asistir a una conferencia TED en Estados Unidos es carísimo (la entrada cuesta unos 6000 dólares) (debería ser gratis, en mi opinión), pero gracias a la magia de internet las charlas se pueden ver gratuitamente en vivo por streaming y los videos quedan colgados en youtube para siempre. Actualmente hay más de 1000 charlas disponibles en la web de TED y estas ya fueron vistas más de 500 millones de veces y traducidas a más de 80 idiomas, lo que demuestra que TED es un fenómeno global.

***

¿Qué es TEDx?

Ahora bien, yo les dije que di una charla TEDx, y espero que hayan notado esa “x” que viene pegadita a la palabra “TED”. Las charlas TEDx son como los hermanitos menores de TED: son eventos locales, organizados de manera independiente (no por TED), que buscan transmitir y replicar el espíritu TED. El programa TEDx se creó en el 2009 y se realiza en todo el mundo: por eso si buceamos un poco en youtube podemos encontrar charlas TEDxRiodelaplata, TEDxBuenosAires, TEDxParis, TEDx”lo-que-se-les-ocurra”. TED otorga la licencia y pone ciertas pautas (las charlas tienen que ser de 18 minutos o menos, debe haber como máximo cierta cantidad de espectadores, tienen que mostrar videos de TEDTalks entremedio de las charlas, el evento debe durar un día y la entrada tiene que ser gratuita), pero la organización queda en manos del grupo o institución local que haya solicitado la licencia. En dos años se realizaron más de 1500 TEDx en todo el mundo, y esto no para de crecer.

***

TEDxUTN

Cuando en enero de este año, los chicos de la UTN (la Universidad Tecnológica Nacional de Buenos Aires) me invitaron a ser oradora en el TEDxUTN (dicho sea de paso, el primer TEDx universitario de Argentina), quedé gratamente sorprendida. Lo primero que pensé fue “me encantaría hablar pero me va a agarrar pánico, me voy a desmayar arriba del escenario y para evitar las burlas y el ridículo social tendré que cerrar mi blog, clausurar mi facebook y por fin mudarme a Bután (si me dejan entrar) y no reaparecer públicamente nunca más” (exagerando un poco, obvio). Pero enseguida me di cuenta de que tenía cosas que quería contar y que ya era hora de superar mis nervios, mi timidez y mi miedo a hablar en público y hacerlo. Si comparto mis viajes y mi vida en este blog, ¿por qué no hacerlo frente a un público en 18 minutos? Así que dije que sí. Además, participando en el TEDxUTN estaría, de alguna manera, participando en algo más grande, en este movimiento y revolución de ideas que comenzó gracias a TED y que hoy se está expandiendo por todo el mundo. Y eso era algo que no quería dejar de hacer.

El TEDxUTN fue ayer y fue un éxito. Éramos 15 oradores y hablamos de temas tan distintos (y a la vez parecidos) como la gestión del optimismo, los cambios en el paradigma educativo, la necesidad de preservar nuestros bosques, el descubrimiento de nuestro pasado cósmico, ser emprendedor y tomar la primera decisión que cambiará nuestras vidas, entre otras cosas. Mi charla se llamó “Vivir viajando” y hablé acerca de cómo convertí mi sueño de viajar por el mundo en mi modo de vida y en mi trabajo, más allá de las críticas, los miedos y las incertidumbres que tuve cuando recién empezaba. Pero lo que más me gustó de la experiencia fue conocer a gente con la que me siento identificada, gente con ganas de emprender y de luchar por lo que sueña, gente con ganas de cambiar el mundo a través de su ejemplo, sus pensamientos y sus acciones.

 ***

Una vez leí que TED es algo así como “la nueva Harvard” y estoy de acuerdo. Más allá de “TED” y más allá de “Harvard”, creo en el poder de las ideas (y de las acciones que, necesariamente, deben seguir a estas ideas) para cambiar al mundo.

Quiero compartir con ustedes algunos de los videos de las charlas TED y TEDx que más me gustan. Mirenlas (no tienen desperdicio) y, si tienen ganas, compartan también sus charlas favoritas.

1) “School kills creativity” 

(“La escuela mata la creatividad”), excelente charla de Ken Robinson

Parte 2 de esta charla: “Bring on the learning revolution” (“Que empiece la revolución de la educación”), dada por Sir Ken Robinson cuatro años después

2) “The power of introverts” (“El poder de los introvertidos”), por Susan Cain

3) “A new way to think about creativity” (“Una nueva forma de concebir la creatividad”), por Elizabeth Gilbert

4) “Cómo matar al intermediario”, por Hérnan Casciari en TEDxRíodelaplata

5) “Looking past limits” (“Mirando más allá de los límites”), por Caroline Casey

6) La peor pesadilla de un orador de TED, performance por ImprovEverywhere

***

Viajando por ahí: Blog de viaje, vida, inspiración, creatividad…

Hace tiempo tengo ganas de agregar una sección nueva al blog, o, tal vez, de ampliarlo y hablar también de creatividad y de todo aquello que me inspira. Este post, tal vez, sea el principio de eso. Así como mi vida no es “unidimensional” (hago más cosas además de viajar), mi blog tampoco lo es. No se preocupen, Viajando por ahí siempre hablará acerca de viajes (es su razón de ser), pero también me gusta que se nutra de otras cosas, que crezca, que se expanda, que comparta todo eso que me ayuda a crecer a mí. Así que tal vez debería rebautizarlo y llamarlo “Viajando por ahí, blog de viaje y de vida” :) o Blog de viaje y de creatividad. O Blog de viaje e inspiración. No sé. Pero me gusta que empiece a evolucionar. Además, ya cumplió dos años, no quiero que se estanque. Tiene que volar e ir haciendo su propio caminito.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google