la-loca-de-los-cuadernos-2

Adentro mío conviven dos personas:

a) la chica que quiere pasarse la vida viajando

b) la chica que quiere pasarse la vida escribiendo

En general se llevan bien y trabajan en equipo, pero a veces cada cual tiene su ritmo y empiezan los roces. Cuando gana la viajera me voy de viaje largo, cargo lo menos posible y no hay nada que me frene. Cuando gana la escritora me quedo encerrada durante meses en un mismo lugar, acumulando libros y cuadernos. La viajera quiere vivir en movimiento, la escritora prefiere la quietud. A la viajera le encanta conocer gente, a la escritora le encanta conocer autores. La viajera está todo el día afuera, la escritora prefiere encerrarse. La viajera busca un lugar en el mundo, la escritora sabe que su hogar es el papel.

Pero la verdad —y ambas tienen que aceptarlo— es que se necesitan una a la otra.

moleskine-roja-tren-2

Abrí Viajando por ahí en una época en que la viajera era la protagonista de mi vida. Si bien la escritora tenía más años, la viajera era la novedad. Era ella la que estaba por empezar una vida nueva, y la escritora, con timidez, le preguntó si podía acompañarla e ir relatando lo que veía. Hace siete años que viajo y hace siete años que escribo de viajes, y me encanta, pero en realidad son muchos más los textos que escribo acerca de otras cosas —que no tienen nada que ver con nada— que de viajes en sí. Lo que pasa es que están todos en mis cuadernos.

Hace un tiempo me di cuenta de que quería empezar a publicar cosas que acá, por ser un blog de viajes, no encajaban. Es cierto que a veces subo posts que no tienen nada que ver con nada —y me pregunto cuánta gente huye desilusionada de este falso blog de viajes después de leerlos—, pero necesitaba un espacio donde lo central fuese escribir y no viajar, donde no importara si la que escribe es viajera o no. Tengo todo un mundo relacionado con los cuadernos, los libros, las biromes y las bibliotecas que quiero compartir hace tiempo. Y hace un tiempo, cuando se me ocurrió abrir otro blog, me pregunté cómo no me había dado cuenta antes. El empujón final me lo dio el libro «Writing down the bones», de Natalie Goldberg (podrán leer al respecto en mi otro blog).

Empecé mi blog nuevo hace un mes. En ese tiempo lo diseñé, le elegí los colores, la tipografía, lo programé, le subí contenido, lo peiné y lo perfumé para cuando este día llegara. Porque es muy lindo tener un blog pero lo más lindo es compartirlo y poder inspirar, acompañar o al menos llegar a otros. Ahora me toca presentarlo y estoy nerviosa como si tuviese que hablar en público. Les juro que me late el corazón. Este blogcito que están por conocer me devolvió una motivación que había perdido. Así que acá está: se llama escribir.me y es el blog de una escriviviente. Pero esperen: antes de que se vayan de acá y me abandonen por mi otro blog, les cuento un poquito más.

escribirme-aniko

10 cosas acerca de mi nuevo blog:

1. escribir.me no tiene orden cronológico, pueden empezar a leer por donde quieran.

2. Su manifiesto se resume en que todo es escribible: todo lo que nos pasa en esta vida es material para un texto.

3. Está organizado siguiendo los tres consejos de Natalie Goldberg para ser un buen escritor: Leer (nutrirse del trabajo de otros artistas), Escuchar (prestar atención a la realidad) y Escribir (no dejar de mover la mano).

4. Es un blog conector: quiere ser un puente entre todas esas cosas que me inspiran y ustedes.

5. Es un blog disparador: quiere darles ideas para que empiecen a escribir lo que sea.

6. Tiene textos propios, pero eso no es lo central.

7. Como siempre quise tener una papelería, acá me saco las ganas y hablo de cuadernos como quien habla de sus gatos.

8. Detrás de este blog hay un enorme deseo de poder, algún día, dar talleres de escritura creativa en escuelas, de enseñarle a los chicos —y grandes— a ver la escritura como un medio de expresión y autoconocimiento y no solo como algo práctico. Aunque para eso me faltan unos años.

9. Surge, también, de mi necesidad de sentirme acompañada como escritora, ya que este es un oficio muy solitario, así que me encantaría que participen y comenten lo que quieran y que formemos un pequeño espacio de contención.

10. Es un espacio para los escrivivientes: los que necesitamos relatarnos nuestra vida a través de la escritura. Y para potenciales escrivivientes también, acá no hace falta ser escritor sino mirar el mundo con ganas de escribirlo.

moleskine-roja-2

Así que ya está, me desdoblé. Era un paso necesario. Viajando por ahí también seguirá en pie, son muchos años y no quiero cerrarlo porque sé que cuando vuelva a viajar me volverán las ganas de publicar de viajes. Veré cómo lo encaro mientras tanto. Como siempre, les agradezco mucho que estén del otro lado y que se tomen el tiempo de leer los delirios de estas dos chicas que tengo conviviendo adentro mío.

Ahora sí, los invito a pasar: escribir.me

Y si quieren seguirlo por Facebook: www.facebook.com/escribirme.blog