Páginas

Viaje onírico a Praga

Los viajes tienen una gran carga onírica. Llegar a un país nuevo se parece mucho a estar soñando —especialmente si el traslado entre un punto y otro se hace en avión—: de repente estás en un escenario desconocido, todo a tu alrededor está funcionando normalmente (“normalmente” para ese lugar) pero vos no conocés las reglas y sabés que puede pasar cualquier cosa en cualquier momento. En un viaje, al igual que en un sueño, todo es impredecible. Yo llegué a República Checa hace poco más de 24 horas y todavía no entiendo muy bien dónde estoy ni qué está pasando.

praga-republica-checa-aniko-villalba-10 Saludos desde Praga…

Les cuento rápidamente cómo es que caí en Praga sin aviso alguno. Hace unas dos semanas me llegó un mail de Czech Tourism, la oficina de turismo de Republica Checa, preguntándome si estaría interesada en realizar un blogtrip (viaje de prensa para bloggers) a su país. Me puse a saltar en una pata y cuando se me fue un poco la excitación les respondí muy profesionalmente que sí, que estaba interesada en conocer su país (iba a quedar muy desesperada si les decía que conocer Europa del Este es uno de mis mayores deseos en este mundo y que estuve a punto de viajar para allá en el 2010 pero finalmente desistí porque no me daba el presupuesto y cambié el destino por Asia pero siempre me quedé con ganas de Europa del Este porque mi mamá nació allá y mis raíces están ahí y que además me encanta Milan Kundera y Kafka también aunque no leí tanto de Kafka pero de Kundera sí y quiero conocer esa ciudad-escenario que tanto menciona en sus obras… Hubiese sido mucho).

Así que armé la mochila y me fui a Ezeiza para tomarme un avión que me depositaría en Praga en la módica suma de 20 horas de viaje (incluyendo una escala en Madrid).

praga-republica-checa-aniko-villalba-1

Los que me conocen bien saben que tengo todo un tema con los sueños (y en este post cuando hablo de “sueños” me refiero a esas imágenes que aparecen en nuestra cabeza cuando estamos dormidos). Siempre tuve cierto fanatismo por el mundo onírico: recuerdo mis sueños de manera muy vívida (algo que no a todos les pasa, y a los que sí apuesto a que son fans de los sueños como yo…), los escribo en un cuaderno hace más de tres años, de tanto en tanto tengo sueños que considero premonitorios o “reveladores” (me anuncian o explican ciertas cosas de mi vida) y hace poco tuve mi primer sueño lúcido (en el que pude controlar todas mis acciones). Además (no sé si esto es “bueno” o “malo”) a veces confundo sueños con realidad: es decir que no sé si algo realmente ocurrió o si solamente lo soñé. Jejeje seguramente se desilusionaron y están pensando que este blog no es más que el delirio de una loca que confunde la realidad con la fantasía. Pero no. Tampoco para tanto. Generalmente lo que no sé si ocurrió o no son pequeños detalles o diálogos.

Y acá me permito poner imágenes de Yellow Submarine, film de alto contenido onírico!

Durante el primer vuelo (Buenos Aires – Madrid) casi no dormí. Como viajé durante todo el día (desde las 12 del mediodía hasta las 12 de la noche) no tuve sueño así que me la pasé leyendo (¿hay algún otro fan de la revista Orsai por acá? Me leí los últimos dos números en el vuelo). El tema es que cuando llegué a España eran las 5 de la mañana (hora local) y mi vuelo a Praga salía a las 10 y 20, así que no sólo se me había acortado la noche, sino que aunque durmiera no iba a poder completar mis ocho horas necesarias de sueño. Iba a tener que dormir en el aeropuerto sí o sí.

No sé si vieron los asientos de la sala de espera de Barajas: están en fila pero tienen apoyabrazos que los separan y que no permiten que uno se acueste y se estire como la gente. Así que decidí hacerme contorsionista: okupé una fila de cinco asientos, puse la mochila de almohada y apoyé la cabeza en el primer asiento, doblé el torso como para esquivar el primer apoyabrazos, apoyé las rodillas en el tercer asiento, pasé una pierna por encima del siguiente apoyabrazos y la otra por debajo, puse la alarma del teléfono para las 9.30, me lo puse abajo de la oreja y me dormí. A partir de ese momento ya no puedo distinguir qué fue real y qué no.

  praga-republica-checa-aniko-villalba-2

Mientras dormía se me sentaron cinco deportistas argentinos al lado, venían de jugar al tenis. ¿Por qué se sientan justo acá? ¿No ven que solamente quedan dos asientos y ustedes son como cinco? ¿No ven todo el espacio libre que hay en el resto del aeropuerto? Me miraron. “¡Esta sí que sabe contorsionarse! Mirá, está toda enroscada en el asiento”, decían a los gritos. Yo me moví como para darles a entender que escuchaba todo. De repente desaparecieron y yo me levanté. Quise mirar la hora en el teléfono pero no podía abrir los ojos, así que empecé a caminar dormida en busca de la puerta J (desde donde salía mi vuelo), pero era demasiado tarde, había perdido el vuelo. Al rato me desperté. Nueve y media, todavía estaba a tiempo. Por las dudas me apuré y me fui a embarcar.

En el pasillo de la manga, mientras subía con el resto de los pasajeros al avión, escuché la conversación de tres españoles (perdón pero no puedo evitar escuchar conversaciones ajenas y tomar nota mental de las partes interesantes o graciosas). Uno de ellos decía algo así: “(…) esta es la quinta vez que voy a Praga. Tú sabes que nosotros comemos como bestias, bueno pues una vez fui a comprar jamón y la chica me preguntó cuántas lonjas quería y yo le dije cariño, no quiero lonjas, dámelo todo. (…) No sé decir mucho en checo excepto cariño, cerveza y buen día. (…) Ah, hola, yo ya viajé contigo en otro vuelo (—le dice a la azafata—) aunque no recuerdo en cuál porque en lo que va del año ya me tomé 68 aviones”. ¡68! ¡La mier..!

El mundo de los sueños puede ser tan real como el mundo de la vigilia…

Llegué a mi asiento (ventana) en estado zombi y me quedé dormida antes de despegar. El vuelo entre Madrid y Praga duró tres horas que para mí fueron diez minutos. Me desperté con la voz del comandante: “Les habla su comandante, nos estamos acercando al aeropuerto de Praga. Afuera hace 28 grados, es un día espectacular. No hay lluvias como anunciaron. Les deseo buen viaje y que sean muy felices”. ¿De verdad dijo “día espectacular”? ¿De verdad nos deseó que seamos muy felices? Ahí es cuando mi mente no puede distinguir. Yo creo que sí pasó.

Vi las primeras imágenes de República Checa desde la ventana: casitas de techos rojos en medio del campo. Mientras descendíamos la mujer de adelante empezó a emitir un ruido que no sé si era llanto o risa, decía algo así como “aaaaayyy mitíaaa, ayyy mitíaaa” seguido de una carcajada que fácilmente podría haber sido llanto (o viceversa). A mí me dio cierta emoción pensar en lo cerca que estoy de Hungría, de la historia de mi familia, de mis raíces. Le debo un viaje largo a Europa del Este (está entre mis prioridades, aunque no será esta vez). Y cuando bajé del avión sentí que realmente estaba dentro de un sueño, como si alguien me hubiese depositado en un escenario que solamente existe en la imaginación de un cuentista…

   praga-republica-checa-aniko-villalba-4

  praga-republica-checa-aniko-villalba-8

  praga-republica-checa-aniko-villalba-9

Mientras iba al hotel miraba por la ventana intentando absorber todo y mi cabeza no paraba: ah mirá, tienen tranvía, qué lindo, qué romántica es una ciudad con tranvía, esas casitas qué simpáticas, hay empedrado, me gusta eso, ah esos chicos están caminando con los jeans arremangados, qué lindo volver al verano por fin, después de tantos meses, siento nostalgia del presente como en ese poema de Borges, nostalgia del momento que estoy viviendo exactamente ahora, esa sensación de que ni llegué pero ya sé que quiero volver, eso de nunca estuve acá pero ya extraño, como si hubiera caminado por estas calles en otra vida…

   praga-republica-checa-aniko-villalba-6  Hasta tienen un muro dedicado a John Lennon…

En el hotel me recibió Pavel, uno de los checos de Czech Tourism que nos está acompañando en este viaje, y nos fuimos a encontrar con el resto de los bloggers para hacer un tour por Praga en segway (si no saben lo que es el segway miren la foto que está a continuación). O sea que si hasta ese momento no entendía nada, cuando me subí al segway dije ya está, tengo que aceptar que todo esto es un sueño y listo, que sea lo que tenga que ser, porque yo ya no controlo nada de lo que está pasando acá. ¡En todos los blogtrips me pasa lo mismo, che! Me quedo dormida en el avión y empiezo a imaginar cosas, como cuando me fui a Laponia…

  praga-republica-checa-aniko-villalba-5   El famoso segway, un vehículo que se mueve con el equilibrio y el impulso de nuestro propio cuerpo

  praga-republica-checa-aniko-villalba-7 Con poco más de tres horas de sueño encima, ver esculturas como estas en el medio de Praga hace que mi estado de ensoñación y de confusión de la realidad con lo onírico sea aún mayor…

  praga-republica-checa-aniko-villalba-3  Sí, es exactamente lo que están viendo.

Anduvimos tres horas en segway por Praga (detalles de eso en el próximo post) y yo me sentía no sólo dentro de un sueño, sino también dentro de un film donde todo el escenario era tan perfecto que parecía irreal. Y en una esquina, mientras esperábamos que pasara el tranvía, me acordé: hace más o menos un mes soñé que andaba en segway por una ciudad que parece una maqueta. Se los juro. Y yo nunca había andado en segway en mi vida.

, , , ,

38 Responses to Viaje onírico a Praga

  1. ceci 31/08/2012 at 20:28 #

    Que lindo! No se mucho sobre Republica Checa, me enteraré en el próximo post!! (o en el próximo sueño quizás?)
    Buen viaje!

  2. Imanol Quel 31/08/2012 at 20:30 #

    Excelente Aniko, siempre me dejas con ganas de seguir leyendo! :) Exitos! Un saludo desde guatemala! <3

  3. iara 31/08/2012 at 20:30 #

    Excelente post Aniko! hacía mucho que esperaba que apareciera alguno de viajes de nuevo. Parece increíble ese lugar, ya espero con ansias el próximo relato!

  4. Sergio Martinez 31/08/2012 at 20:36 #

    Maravilloso, como las canciones de Sabina, creo que la sensación ha de parecerse a leer un libro, y que se convierta en tu favorito, por primera vez.

    Me encanta soñar, despierto y dormido… muy pocas veces recuerdo que soñé… pero sé que lo hize ya que tengo en la mente situaciones que nunca pasaron, creo… tal vez algún dia sucedan hahaha.

    Btw, en estos días recibí una postal gracias a postcrossing y recordé que tal vez no mandaste una o se perdió… 8( me gustaría mandarte una, tengo varias que te gustarían :)

    Muchas felicidades y éxito, que bueno que poco a poco te acercas a tus raíces.

  5. Marce 31/08/2012 at 20:39 #

    Aniko..en este relato parece que estás contando un sueño…o soñando despierta,me da esa sensación.Praga es un lugar que sueño conocer,he estado cerca,pero no dieron los tiempos…mientras seguiré viajando a través de tu ensoñación…

  6. Berni 31/08/2012 at 20:48 #

    Leerte es siempre viajar con vos y tus relatos, descripciones y fotos.
    Ya este primer post de Checa (me gusta como suena la palabra “Checa”) fue de excelente nivel, así que espero con ansías los próximos.

    Hablando de sueños, estoy muy cerca de cumplir el mio y todavía no caigo… siempre soñé con conocer Roma por toda su historia, arquitectura, gente, etc y ya tengo los pasajes!! (perdón por escribir algo personal, pero quería compartirlo con viajeros reales como vos Aniko y con viajeros mentales como yo)

  7. Ana 31/08/2012 at 20:48 #

    Aniko! Eso que te sucedió, te lo creo: a mi me ha sucedido. Sueñas con algo y meses despues ese sueño te pasa en la vida real- con los mismos detalles, con los mismos colores, con tus mismas acciones, con la misma arquitectura. Mis amigos dicen que es tan solo un déjà vu ¡Pero no! Yo se la diferencia entre un déjà vu y eso que te sucedió en el segway y son experiencias muy diferentes. Un abrazo desde México!

  8. moni 31/08/2012 at 20:58 #

    hola Aniko!! hace poco que te sigo y ya lei casi todos tus post! :) m sentí plenamente identificada con lo que contas de soñar algo y despues no recordar si habia pasado en realidad o no…una vez me pasó con una amiga de la facultad (llego a la clase y le pregunto:”hoy vendrá el profesor de bigotes y canoso?”, a lo que me contesta : “que profesor de bigotes?!?!?!”…y ahi me di cuenta de que habia soñado una clase entera con un profesor inventado!…me encantan los sueños!todo puede pasar!…te felicito por el blog!sigo recopilando tus recomendaciones para un viaje que haré el año q viene por europa :) gracias!!

  9. Joshua 31/08/2012 at 21:31 #

    ¡¡¡Increible!!!
    Hace poco empece leer tu blog y me parece fabuloso, pero me parecia algo irreal, algo de ensueño … siempre escribias sobre lugares lejanos y nuevos para mi, y ahora estas en Praga y yo en Bratislava (al lado no mas :) )
    Espero con muchas ansias tu siguiente post

  10. José Mendoza 31/08/2012 at 21:32 #

    Ahhh Praga! Hace 2 inviernos que fui, y aun lo recuerdo todos los días por las noches como si fuera ayer, tal como tu lo mencionas, parece sacado de un cuento de hadas, todo parece mágico, no te estropearé el viaje contando mis anécdotas que pasé ahí, lo que si te contaré es que si ahorita te parece fabuloso, deberías ver la ciudad en invierno, fabulosa e inimaginable, como si te transportaras a otra época, una época que solo existe en novelas y leyendas, ver todos esos tejados blancos y las calles cubiertas de nieve… Simplemente genial. Saludos y que padre que estés por allá!

  11. Cristian 31/08/2012 at 21:36 #

    Aniko, por favor hace mención en la próxima entrada de la comida!!!! Exitos

    • Aniko Villalba 01/09/2012 at 17:03 #

      Claro, paciencia! Primero tengo que hacer el trabajo de campo (es decir, comer!)

  12. Elina 31/08/2012 at 22:30 #

    Aniko, que bellas descripciones, hace muy poco que comence a leer tu blog, es hermosisimo. Mucha suerte en Praga, mis hijos estuvieron en abril y quedaron enamorados de esa ciudad, sin duda la conocere en un tiempo. Cariños desde La Pampa.

  13. Carlos 31/08/2012 at 22:46 #

    ¡¡ Que buena entrada !!. La verdad es que no conozco Praga, estuve a puntito de ir en enero, cuando me fui a Polonia, pero lo dejaremos para la próxima vez.

    Lo que me a parecido curioso, es el tema del que hablas de los asientos de los aeropuertos…. jaja, la de veces que he tenido que acostarme en el suelo por no hacer de contorsionista como tu has echo…

    Que lo paséis bien por Praga !!!

  14. chetoba 31/08/2012 at 23:45 #

    Que buen post y que lindo viaje, me gustaría y ir a república CHEca ya por el nombre, porque muchos viajeros se enamoran de Praga y yo lo estaré haciendo con tus relatos. Lo de los sueños mezcla de realidad y fantasia es producto de tu capacidad de moverte por diferentes dimensiones, en una especie de estado alfa. Ssólo los espíritus avanzados y buenos lo pueden hacer y por éso estás viviendo lo que estás viviendo en los últimos años, es tu energia de espiritu libre la que atrae más energía que te generan más viajes, tienes luz propia. Disfruta

  15. martin 31/08/2012 at 23:46 #

    Muy lindo y mucho mas.
    Saludos.

  16. Edgardo 01/09/2012 at 00:44 #

    Estuve en Praga hace 3 años y me gusto la ciudad, la camine por horas durante algunos dias…leyendo tu articulo vienen a mi mente recuerdos de esa visita….espero los proximos posts para seguir recordando la visita a ese pais.
    Suerte con tu blogtrip.

  17. David Monfil 01/09/2012 at 05:05 #

    Jo Aniko…leer este Post de Praga y tus sueños cuando me acabo de despertar…. Es como meterse en los sueños de otro…jajaja.
    Que pases un buen viaje…leíste mi mensaje en Face??
    Saludos,
    David

  18. Alberto (Notas de un viajero) 01/09/2012 at 08:32 #

    Hace un mes estuve en Praga (aunque yo llegué con un vuelo cortito de 3 horas, no de 20 horas, madre mía!!!). Es una ciudad idílica, como sacada de un cuento medieval, es realmente bonita y perderse por sus calles es una gozada.

    Un abrazo Aniko

    • Aniko Villalba 01/09/2012 at 18:03 #

      jeje desde Argentina todo queda lejos!!!

  19. Lau 01/09/2012 at 10:39 #

    Jajaja, que esculturas TAN raras! La primera vez q vi un segway fue en un shoppingcito de Nueva Zelanda, en el que una chica de seguridad iba en el. Siempre quise andar en uno! Conta que se siente! jaja (calculo q en el proximo post, como dijiste!)
    Enjoy and have fuN!

  20. Lu 01/09/2012 at 12:56 #

    espero ansiosa el prox post, Praga es realmente un sueño !!!!!! fui en invierno, estoy intrigada x ver como sera sin esa capa de nieve que le da un toque de ciudad magica !
    saludos !

  21. Nadia 01/09/2012 at 16:47 #

    Aniko que lindo leerte nuevamente. No puedo entender como escribís tan bien. Hacés una descripción tan mágica de todo. Levantás el ánimo. Gracias y a disfrutar de una de las ciudades más lindas de Europa del Este.

  22. Claudio 02/09/2012 at 11:56 #

    Bien Aniko, ya hacía rato que esperaba viajar con vos y Praga me parece una elección soñada… Espero tu próximo post y ahora que ya dormiste decime que las esculturas las inventaste vos… sobre todo la segunda: ¡se están meando en la mismísima República Checa!!! Tas soñando, tas…
    Besote desde Palermo, Baires

  23. Nati Bainotti 02/09/2012 at 14:32 #

    simplemente hermoso!

  24. Loreto 03/09/2012 at 09:13 #

    ¡Qué impresionante! A mi me pasa lo mismo con los sueños, salvo que no los escribo todos, sólo aquellos que más me llaman la atención.
    A mi siempre me ha dado la impresión de que llevo una vida paralela en el mundo de los sueños, porque son tan intensos, tan reales que despierto cansada.

    ¡Ah! y sí, los asientos de Barajas son una pesadilla para el viajero necesitado de sueño.

    ¡Disfruta Praga! De ahí nos cuentas cómo sigue el sueño.
    Un abrazo

  25. Anaviajera 03/09/2012 at 11:53 #

    ¡Qué bonito post! Me quedo con las ganas de seguir leyendo…. Es una maravilla que cuentes las cosas como las cuentas, felicidades. Tenía muchas ganas de ir a Praga ahora estoy deseándolo, además de leer tu próximo post. :) Un saludo

  26. Lore Prado | Que memoria la mia 04/09/2012 at 08:24 #

    Hola Aniko, a mi me pasa que cuando viajo me siento en un libro de asimov, te gusta la ciencia ficción? si te gusta, te recomiendo la trilogia de la fundación de Asimov.

    Sigo la revista orsai y la creo capaz de hacer ameno cualquier viaje! jajajaja

    Un saludo grande! hermoso relato.

    Lore

  27. Pedro Alvarez Fotografía 04/09/2012 at 19:29 #

    Un lugar precioso digno de visitar con mucha calma.

  28. Diego 05/09/2012 at 08:17 #

    Como siempre leer tu blog es genial!. Cada vez que lo leo me dan mas y mas ganas de viajar, es increible, yo ahora estoy en Tradate y manana me voy para Roma, en lo que es mi primer viaje por Europa y aunque solo es de treinta y pico de dias y ya me quedan 19 (no es que sean pocos, si no que me gustaria viajar durante mucho mas tiempo) tu blog me ayuda a disfrutar incluso mucho mas los lugares en los que estoy y me gusta mucho pensar los lugares en los que voy a estar. Tal vez pase por Praga despues de ver Paris y Londres por pocos dias claro.. Me cuesta dejar de hablar de mi viaje, tengo 21 nomas si lees el comentario espero que entiendas jaja, espero que Republica Checa te siga sorprendiendo y que puedas contarnos muchas mas cosas, sos la prueba viviente de que con esfuerzo, dedicacion y paciencia se logra lo que sea, te deseo todo lo mejor Aniko, un saludo grande!

    P.D.: Estoy usando una notebook que tiene tildes para otro lado y la enie no esta por eso la ortografia no es buena.

  29. Angie 13/09/2012 at 23:57 #

    Qué lindo!! no conozco República Checa pero en agosto estuve por Eslovenia, Croacia, Bosnia, Hungria y Montenegro y me encantó, Europa del Este tiene algo especial, la guerra cercana (en lo que es la Ex Yugoslavia), la gente amable y consejera, hay que ir y no dejarse llevar por los que te preguntan: pero vos fuiste a Francia, España… ya?

  30. Ana 25/12/2012 at 14:00 #

    Acabo de volver de la República Checa, la patria de mi madre – como vos, soy argentina y en mi casa y en la República Checa me llaman Anicka (la c lleva un ganchito que no tengo aquí, suena ‘Anichka’).
    Kafka decía que Praga no existe en realidad, que es un estado de ánimo y creo que es la mejor descripción de esa ciudad, y te cierra especialmente cuando estuviste. Y es cierto que por más que te pellizques, en Praga no podés quitarte la sensación de estar soñando.
    Una cosita, Aniko, a los checos, especialmente a los jóvenes, no les cae bien que los metan en Europa del Este. Geograficamente están en plena Europa Central (Praga está al Oeste de Viena), pero además el término “del Este” les trae recuerdos de un pasado muy doloroso y difícil que estan tratando de superar.
    Por lo demás muy lindo tu blog y las esculturas de David Cerny, el “enfant terrible” de Praga.

  31. ana fernández 12/02/2013 at 19:20 #

    ¡Hola Aniko!
    Me has recordado tanto a mafalda en el 2º párrafo! :-) eres fantástica, no dejas de sorprenderme! (y hacerme reír)!
    ¡y qué bueno! yo anoche tuve un sueño revelador… ni fue pesadilla ni un fantástico sueño, sólo algo que ocurría y mi reacción, que no terminaba de comprender. Esta mañana anduve pensando sobre ello, también explicaba tantas cosas!
    Respecto a Orsai soy fan de Casciari desde ‘mujer gorda’ (allá por 2003-04). Un genio! Le tenía perdida la pista, ¡gracias por devolvérmela! :-)
    Divertidísimo post. Te sigo leyendo, petonets! ;-)

  32. Tomás Bruron 19/05/2013 at 21:10 #

    Comencé a leer tu blog hace algún tiempo atrás. Te felicito por hacer relatos y fotografías de la manera que lo haces. Me gusta muchísimo leerte.
    Por cierto, acá hay otro fanático de la revista Orsai. Saludos…

  33. juanma 10/06/2013 at 18:49 #

    me encanta tu blog, y me emocioné al ver las fotos de Praga! Estuve ahi 3 meses y ver en tus fotos sitios por los que pasé mil veces… es una sensación indescriptible jajajja

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 02/09/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Los viajes tienen una gran carga onírica. Llegar a un país nuevo se parece mucho a estar soñando —especialmente si el traslado entre un punto y otro se hace en avión—: de repente estás en un escenario desconocido, todo a tu a…..

  2. Carta abierta a una ciudad | Viajando por ahí | Blog de viaje - 31/01/2013

    [...] Yo te conocí mientras soñaba despierta, después de un largo viaje en avión desde el sur del mundo. Cuando te vi por primera vez, te voy a ser sincera, me sentí un poco abrumada: demasiada belleza, demasiada gente, demasiado movimiento, demasiados estímulos para digerir a la vez. Para empezar a descubrirte te recorrí en segway, ese monopatín posmoderno que avanza, frena y retrocede obedeciendo los movimientos de nuestro cuerpo. ¿Qué sentirás cuando esas dos ruedas avanzan por tus empedrados? ¿Te hará cosquillas? ¿Te molestará? ¿Lo notarás? ¿O seguirás regia e imperturbable como siempre? [...]

  3. Almacén de sueños bonaerenses | Viajando por ahí | Blog de viaje - 12/02/2013

    [...] es como estar soñando, y esta no es la primera vez que lo digo: lo que pasa es que cada vez me convenzo más de lo oníricos que son los viajes. O por lo menos [...]